lahaine.org

compartir

                        

Dirección corta: http://lahaine.org/fF52

Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf
  tamaño texto
Enviar por e-mail  enviar        Versión para imprimir  imprimir

traductor

18/04/2017 :: Estado español

23 de abril: Frente a la mafia monárquica, República comunera

x Izquierda Castellana
Bajo este lema las organizaciones del movimiento popular castellano convocamos a Villalar 2017.

Bajo este lema las organizaciones del movimiento popular castellano convocamos a Villalar 2017. Pero esta doble consigna es algo más que un lema, es una síntesis del programa político que tenemos que poner en marcha en los cuatro próximos años si queremos dar solución a los graves problemas que afectan a nuestra sociedad y construir un futuro de democracia, igualdad y justicia social para nuestro pueblo. Y con ello contribuir a forjar un escenario internacional favorable a la paz -y no a la guerra-, a la soberanía de los Pueblos -y no al imperialismo-, al intercambio comercial y económico justo -y no al neocolonialismo más burdo-, a la democracia -y no al neofascismo-.

El Régimen del 78, el de la mafia monárquica, es el instrumento a través del cual el viejo bloque dominante español -que solo ha sabido organizar su poder a través de dictaduras militares puras y duras o de la monarquía borbónica- ejerce su dominación política y la explotación económicasobre las gentes y los  Pueblos bajo la jurisdicción de su Estado. Este Régimen es además una pieza de imprescindible utilidad para articular a ese bloque dominante español en el Sistema de dominación imperialista internacional, por supuesto de forma subordinada, pero también con un cierto grado de autonomía que no hay que perder de vista y que históricamente ha sido reiteradamente contrastado. Nos referimos a la autonomía que el Sistema Imperialista Global concede al bloque dominante español  para que éste resuelva a su manera los problemas internos. Esa, que nadie se engañe, es una doctrina plenamente vigente. Por supuesto que este planteamiento va ligado a que el Estado español, sea, sin rechistar, un eslabón obediente y eficaz en todas y cada una de las actividades que el imperialismo ordena, especialmente las de su representante hegemónico, los EE.UU.

La implicación de la base de Rota en el último bombardeo de la flota yanqui sobre Siria, de donde salieron los buques de guerra que lo ejecutaron, es toda una expresión de lo que decimos. El incremento en 2.000 efectivos de las FF.AA. y del presupuesto para gastos militares, después de que el actual presidente de los EE.UU., Donald Trump, hiciera un llamamiento en ese sentido, son otro ejemplo del servilismo del Estado español hacia el imperio y los subimperios.

 

El bloque dominante español y su Régimen, el Régimen del 78, aceptan sin rechistar las condiciones económicas y sociales que impuso y sigue imponiendo la UE: desmantelamiento de la agricultura y la ganadería propia; desmantelamiento de una parte sustancial del tejido industrial, entre los que se encuentran sectores tan importantes y tradicionales como los astilleros o el sector industrial asociado a la agricultura, como la producción de fertilizantes; conversión del territorio bajo jurisdicción del Estado en un gran área de servicios, en un gran parque temático, para goce y disfrute del turismo internacional, especialmente europeo. No es de extrañar que desde hace unos años las televisiones no hagan otra cosa que organizar concursos de cocina: hay que promocionar el oficio de chef. La hostelería es casi el único futuro que nos ofrecen los que nos organizan la vida.

No resulta extraño que con ese futuro que nos marcan el fracaso escolar no sólo no sea un problema para ellos, sino una gran bendición. Que el nivel cultural, y todo lo que lleva asociado, sea cada vez más bajo es también una necesidad para sus planes. Lo ideal para ellos es una sociedad de borreg@s, con nula o muy baja capacidad crítica y, por tanto, de organización y rebelión.

Y si esto ocurre en relación con la UE, en relación con el proyecto imperialista global liderado por EEUU, inmerso en una escalada militarista y guerrerista, con gravísimos riesgos para la humanidad, la subordinación y el acatamiento de las ordenes es aún más servil.

Si queremos que nuestra tierra, nuestro Pueblo, tenga futuro; que nuestra economía se articule y desarrolle en base a un equilibrio razonable y sostenible del sector primario, de la industria y los servicios; si queremos tener capacidad de decisión sobre lo que nos interesa a nivel internacional, y muy especialmente el impulso a una política de paz, frente a la política imperialista de guerra; si queremos vivir con dignidad, con progreso e igualdad, no hay otra alternativa que construir la República. La República Comunera.

Alguna gente, cada vez menos, dice que el cambio republicano no tendría repercusión alguna sobre las clases populares; que también en Francia o Italia hay regímenes republicanos. Entre otras cosas importantes se olvidan que en esos países, fueron precisamente las clases dominantes las que proclamaron la república, porque le iba bien a sus intereses. Muy diferente es la historia en el Estado español.

En el Estado español, el bloque dominante se ha opuesto por todos los medios a su alcance al Régimen republicano. Saben muy bien que a pesar de todo su trabajo planificado -en la actualidad muy especialmente a través de los medios de comunicación- de embrutecimiento de la población para convertirla en una masa amorfa y acrítica, incapaz de reaccionar en una línea correcta, no lo han conseguido, ni lo conseguirán; por el contrario, miles de activistas en Castilla, decenas y decenas de miles en el conjunto del Estado, millones de ciudadan@s... están cada día más convencid@s de que sin un cambio de Régimen no hay futuro.

La República Comunera creará las condiciones más favorables para seguir dando pasos en la construcción de una sociedad nueva, porque la proclamación de la República supondrá no sólo un cambio de Régimen, sino un cambio en la hegemonía en la dominación del arcaico bloque dominante español.

En abril de 2021, es decir, dentro de cuatro años, se cumplirá el 90 aniversario de la proclamación de la II República y el 500 aniversario de la Revolución Comunera. Será un gran momento para proclamar la República Comunera.

Empezamos la cuenta atrás para tal cuestión y ello significa tejer todas las alianzas, dinamizar todas las luchas, conseguir la suficiente acumulación de fuerzas para que ello sea posible.

República es futuro para la gente y para los pueblos.

 

Monarquía es mafia, embrutecimiento y negación de todo lo que supone dignidad y civilización.

Castilla a 18 de abril de 2017

 

Izquierda Castellana.

Toda la información sobre Villalar en :



 

compartir

                        

Dirección corta: http://lahaine.org/fF52

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal