7/11/2012 El fracaso de la política neoliberal es evidente con el huracán en Nueva York x James Petras - La Haine    ::    Más articulos de esta autora/or: Más artículos 103 muertos. La falta de preparación, la falta de protección y seguridad es la gran injusticia, emblemática de lo que existe hoy en EEUU

El análisis del sociólogo norteamericano, profesor James Petras (*), de este lunes 5 de noviembre estuvo centrado en las elecciones estadounidenses que se celebraron el martes 6. CX36, Radio Centenario desde Montevideo (Uruguay). www.radio36.com.uy

Efrain Chury Iribarne: Ya estamos en contacto con Estados Unidos, allí está James Petras. Buenos días Petras, bienvenido. ¿Cómo estás?

James Petras: Buenos días. Estamos bien, en el otoño pleno, 0º, nuboso, pero imagino que Ustedes están disfrutando una buena primavera.

EChI: Si, así es, estamos disfrutando ahora de unos lindos días de primavera. Si te parece, podemos empezar con las elecciones que tendrán allí mañana. ¿Lo más saliente es la poca concurrencia a las urnas que se prevé?

JP: Esperan una participación máxima de un 60% que significa un 40% de abstención. Ahora, hay un factor que es difícil calcular, y es que en más de 20 Estados se han creado una serie de obstáculos, particularmente por la necesidad de una foto de identificación, con libreta de conducir, pasaporte o algún documento con foto. Y mucha gente pobre no tiene forma de conseguir siquiera un certificado de nacimiento u otra forma de identificación.

Entonces no tenemos claro cuánta gente que quiere votar está descalificada, o puede ser descalificada. Es un problema para el cálculo, yo por lo menos pienso que habrá un 45% de abstención, pero podemos equivocarnos porque en los últimos días ambos partidos han movilizado todos sus militantes, funcionarios, para ir a todas las vecindades para casi presionarlos o forzarlos a votar. En este sentido, hay un enorme gasto de dinero pagando funcionarios para que vayan puerta a puerta.

Por un lado, entraron tres mil millones de dólares en las arcas de los dos partidos, Algunos capitalistas han aportado a ambos candidatos para garantizarse el acceso a los grandes contratos federales. Y del otro lado, el dinero sale pagando funcionarios para hacer esta campaña. Hay muy pocos voluntarios. A pesar de lo que dicen los medios, la gran mayoría de la campaña la hacen profesionales o gente pagada que recibe un salario y manejan teléfonos y otras formas de publicidad.

Lo que no se ve aquí son pósters o afiches, publicidad callejera, gente movilizándose masivamente. Contrastamos por ejemplo con Venezuela, donde medio millón o un millón de personas sale a la calle a manifestarse. Aquí consideran una gran manifestación si salen quince mil personas, que es lo que puede movilizar un candidato fácilmente en Rocha (departamento del este uruguayo).

EChI: ¿Qué dicen las últimas encuestas?

JP: Las encuestas hablan de dos cosas: Un empate en el voto popular, dan algo así como un 48% a cada uno. Lo que hay es una diferencia favorable a Obama en los electores. Ustedes deben saber que aquí se resuelve el problema a partir de electores y no del voto directo. Cada Estado tiene un número determinado de electores, que dependen del voto en ese Estado. Entonces es posible, y muy factible en esta elección, que el candidato minoritario en el voto pueda conseguir suficiente mayoría entre los electores para ganar las elecciones. Y en este momento, según las encuestas, Obama tiene más electores que Romney.

Además, los que están señalados como votantes de Obama son el 90% de los afroamericanos, los negros; el 75% de los hispanos, un 63% de las mujeres; un 53% de los jóvenes. En cambio, la base de votos entre los republicanos son los evangelistas, cristianos, lo que llaman fundamentalistas, el 60% de los trabajadores blancos y los profesionales en sectores de finanzas, servicios y cámaras de Comercio. Los sindicatos apoyan a Obama pero tienen muy pocos afiliados, un 10 u 11%, y ni siquiera estos afiliados están muy influidos por la burocracia sindical.

Pero lo importante no son estas cifras demográficas. Creo que lo importante es que gastaron 3,2 mil millones en esta campaña tratando de motivar a la gente, porque sin ese gasto era imposible que más del 40% de la población electoral votara. Porque la apatía, el desencanto y otros factores prevalecen en esta elección.

Hay quien dice que acá falta cultura cívica, pero yo creo que hay bastante cultura cívica y se demuestra en el reconocimiento de que ambos candidatos perjudican a la gran mayoría del pueblo. Pero entre la gente del pueblo, muchos tienen miedo por la campaña derechista de Romney y a la vez, por el miedo que ha sembrado Obama sobre el extremismo del campo opositor.

Mientras tanto, mucha gente recuerda cuatro años perdidos con Obama, con guerras, crisis, rescate de Wall Street. Por eso es para mucha gente una opción entre el voto por el mal y el mal menor. En esta campaña no hay entusiasmo en la gran mayoría de la gente. Funcionarios de ambos partidos, siempre obviamente con aplausos y gritos, politizan a sus propios seguidores, pero afuera, el público en general tiene muy poco interés, no se ve en estos días previos a la elección ningún activismo, la gente que va a ir a votar lo hará pero sin ganas.

EChI: ¿Y qué pasa con los partidos pequeños?

JP: Eso es importante porque hay cuatro partidos pequeños que están presentando candidatos. Podemos decir dos de la derecha liberal, que creen que el gobierno republicano es demasiado estatista, demasiado centralista, y buscan un conservadurismo que esté menos metido en el exterior y más orientado a fomentar el mercado libre sin un gran Estado. Este sector puede perjudicar a Romney en algunos lugares como Virginia, donde puede tener algunos seguidores.

En el otro lado hay dos partidos de izquierda, el Partido Verde, que tiene las mejores chances de romper la barrera de un millón de votos. Es un Partido que apoya un Plan Nacional de Salud, salario mínimo para todos los trabajadores de más del 60% del salario mínimo actual; propone incrementar la inversión pública, la obra pública; se manifiesta en defensa del medioambiente; propone recortes en el uso de gases venenosos. Este partido Verde se ha registrado en casi todos los Estados y es el partido que yo voy a votar.

Después hay un Partido Socialista pero muy sectario, sin gran arrastre, que presenta una campaña testimonial, sin posibilidad de conseguir más de cien mil votos, lo que es infinitamente poco.

Estos cuatro partidos juntos, con suerte podrán conseguir dos millones de votos. En todo caso, el Partido Verde ha hecho una buena campaña, ha movilizado a algunos sectores sindicales de base –y no a los líderes nacionales-; tiene arrastre entre los universitarios, tiene algún apoyó en los centros urbanos. Ahora hay un problema: algunas veces, el Partido Demócrata en particular, trata de hacer todo lo posible para perjudicar al Partido Verde. Dicen que es un voto inútil, dicen que los verdes hacen el juego de la derecha, o sea, toda una campaña muy sucia por parte del equipo de Obama para limitar el impacto del Partido Verde. Incluso excluyeron a la candidata Jill Stein de todos los debates. Ella fue incluso desde la audiencia para preguntar y la agarraron y encarcelaron por “provocar disturbios”.

Entonces, hemos visto otra vez unas elecciones muy restringidas desde el terreno de la igualdad de posibilidades. Es un sistema muy rígido que limita la posibilidad de expresión a la oposición, desde posiciones progresistas.

EChI: ¿Qué podemos esperar de ganar Obama o Romney? ¿Qué pueden esperar los países que están en la mira belicista de Estados Unidos?

JP: Creo que en un 90% va a ser la continuación de lo existe actualmente. Con amenazas contra Irán, con el apoyo incondicional a Israel, con la intervención a través de intermediarios en Siria; van hacia el aislamiento en América Latina, continuará la dependencia de China alternando con amenazas de políticas bélicas… No hay mucha diferencia entre los dos al final de cuentas, en la macropolítica ni en la macro economía.

Hasta ahora no han propuesto ninguna alternativa en la política hacia América Latina, siguen el mismo cliché, como discos rotos hablando de la lucha contra el narcotráfico, la lucha contra el terrorismo, cosas vacías, huecas, que no tiene ninguna relevancia para América Latina.

En relación con el mundo árabe, el mundo musulmán, el Medio Oriente, tal vez Romney es un poco más bélico, pero hay que entender que Obama ya tiene los barcos de guerra frente a Irán, está canalizando dinero a los terroristas en Siria; es difícil imaginar que Romney pueda ir más allá porque el pueblo está cansado de las guerras terrestres, es posible que uno y otro candidato aumenten la guerra de los drones y utilicen terroristas y mercenarios para las intervenciones como lo hicieron en Libia o lo hacen actualmente con Siria. Ninguno de los dos tiene propuestas de paz entre palestinos e Israel, siguen en forma totalmente desequilibrada a favor de Israel. En este sentido, a pesar de la demagogia de ambos candidatos en la política exterior, hay un porcentaje mínimo de diferencias.

El status quo es horrible, Estados Unidos ha gastado brillones de dólares en guerras inútiles y es una situación difícil de ver cómo se puede cambiar con estos dos candidatos.

EChI: En su segundo día de gobierno Obama prometió cerrar Guantánamo.

JP: Y sigue abierto, siguen las justificaciones de las torturas… Obama es peor que el anterior presidente, porque ya tiene una lista de personas a asesinar. Es decir, ha asumido el poder de ordenar asesinatos en todas partes del mundo, obviamente que Romney va a continuar con esta política, de tipo mafioso, dando órdenes de asesinar personas sin proceso político, sin proceso judicial, sin consideraciones de habeas corpus.

En ese marco Obama ha abierto el camino para una política de asesinatos que no existía anteriormente como forma de gobernar, forma de hacer política exterior.

EChI: Muy bien, Petras, para irnos, no se si tiene algún otro tema que quiera abordar.

JP: Quiero mencionar el fracaso total del rescate en la recuperación de Nueva York. Hemos visto 103 personas muertas, casi la mitad en Nueva York –una ciudad que supuestamente es la capital del imperio- sin capacidad de proteger su propio pueblo; construyen muros de miles de kilómetros para bloquear los inmigrantes de México y no tiene capacidad de montar barreras en Manhattan por lo menos en 50 km. Tienen drones para matar, pero no tenían drones para rescatar viejos, muchos de los muertos eran viejos que no pudieron salir de sus casa. Tenemos un gobierno que hace política en todo el mundo pero todavía hay 500 mil personas sin electricidad, una semana después del paso del huracán.

El fracaso de la política neoliberal es evidente frente a la gran crisis de Nueva York, a partir del huracán que es un fenómeno natural, pero la preparación, la previsión es un acto humano. La falta de preparación, la falta de protección y seguridad es la gran injusticia, emblemática de lo que existe hoy en Estados Unidos.

Extractado por La Haine

Apoya económicamente a
La Haine


    tamaño texto Versión para imprimir  imprimir Enviar por e-mail  enviar Convertir a PDF  pdf
>> Búsqueda avanzada

Traductor


   Compartir:
barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google

Contactar con La Haine :: Envíanos tus convocatorias y actividades!

  Estado Español  |    Barcelona  |    Euskal Herria  |    Galiza  |    Madrid  |    Salamanca  |    Valladolid  |    Mundo

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social
:: [ Acerca de La Haine ]       [ Nota legal ]        Creative Commons License       [ Clave pública PGP ] ::