lahaine.org

compartir

twitter  facebook  barrapunto  tuenti  Meneame  google  linkedin        
Dirección corta: http://lahaine.org/aV38
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf
  tamaño texto
Enviar por e-mail  enviar        Versión para imprimir  imprimir

traductor

22/03/2007 :: Bolivia

Bolivia: La banca y el millonario encanto de prestar caro

x Gabriel Tabera Soliz
Los banqueros y dueños de las financieras celebran el primer año del presidente Morales con una ganancia líquida de 77,6 millones de dólares, que surge de su habilidad para pagar muy poco por los ahorros de la gente y ofrecer créditos con una elevada tasa de interés

La Paz, marzo, 2007.- Prestar caro y pagar muy poco por los depósitos del público se ha convertido en uno de los negocios más lucrativos en Bolivia. En el 2006, los banqueros, y todos los que manejan con gran lucro los dineros de la gente, lograron una ganancia líquida de 77,6 millones de dólares, la más alta de las dos últimas décadas.

Un informe oficial de la Superintendencia de Bancos y Entidades Financieras detectó que la docena de bancos que opera en el país logró utilidades por 49,7 millones de dólares, en tanto que las mutuales de ahorro y préstamo para la vivienda acumularon 8,7 millones de dólares, los fondos financieros privados otros 13,3 millones y las cooperativas de ahorro y crédito otros 5,9 millones de dólares.

El nivel de ganancias del sistema financiero boliviano, durante el primer año de gobierno del presidente Evo Morales, ha llegado a un nivel "sin precedentes históricos en las últimas dos décadas", dice la Superintendencia.

El negocio de recibir dinero de la gente, pagando un interés casi simbólico y cercano a cero, y luego prestarlo a una tasa de interés que, dependiendo de la modalidad de los créditos, va desde 6 hasta 30 por ciento, ha permitido que los bancos comerciales que operan en el país por lo menos dupliquen las ganancias que habían obtenido el 2005.

Este nivel de ganancias se opera a través de una "competencia autocontrolada" de todos los operadores del mercado financiero boliviano, que permite que tanto los bancos, como las financieras, mutuales y cooperativas puedan convertirse en duros contendientes a la hora de ofertar servicios pero, eso sí, sin llegar a tocar las tasas de interés, en la que casi todos están uniformados para preservar las ganancias crecientes y seguras para todos.

Negocio redondo

Los datos oficiales muestran que en el 2006, la docena de bancos pagaba en promedio 2,47 por ciento de interés por el dinero en dólares que recibía como depósito de los ahorristas y que cobraba un interés de 11,79 por ciento por los créditos que otorgaba a los prestatarios. Esto significa que por cada 100 dólares que recibía y prestaba, la banca retenía para sí casi 10 dólares, con los que cubría sus gastos de funcionamiento y ampliaba sus millonarias ganancias.

Esta diferencia, entre la tasa de interés para créditos y para préstamos, conocida en el ámbito financiero como "spread’, es una de las más altas de Latinoamérica y significa que la banca gana mucho o es muy ineficiente o ambas cosas.

En moneda nacional, el diferencial promedio fue de 8,35, aunque se habían registrado operaciones en los que los bancos otorgaban créditos a casi 20 por ciento de interés, mientras pagaban 5,1 por ciento por los depósitos.

En otros casos, especialmente en los créditos de consumo, cuando se otorgan préstamos sin garantía hipotecaria, los intereses bancarios alcanzaban a casi 30 por ciento, un nivel que está al borde de la usura. No son pocos, por ello, los ciudadanos, especialmente de clase media, que han logrado obtener de la banca comercial 3.000 dólares y que deben devolver, al cabo de tres años, 4.000 dólares.

Más ingresos

Otra fuente significativa de los ingresos y ganancias de la banca son la prestación de servicios (pago de sueldos, cheques, transferencia de dinero, cambio de moneda, etc) y el escrupuloso "uso de la letra menuda", tanto en los contratos de préstamos como en la apertura de cuentas de depósitos. Así, los bancos retienen para sí parte de los depósitos, cuando los ciudadanos tienen en sus cuentas un monto inferior al pactado al abrir su caja de ahorros, o también cuando los bancos no pagan parte de los intereses pactados, cuando el ahorrista retira antes de tiempo su dinero, etc.

Todo ello ha permitido que "al finalizar la gestión 2006, el sistema bancario logró acumular utilidades por un monto de 49,7 millones de dólares americanos, explicado por el comportamiento positivo de todas las entidades bancarias, excepto el Citibank que registró pérdidas. Los resultados generados representan 2,2 veces las utilidades obtenidas el año 2005".

"El aumento de los activos productivos - explicado por el crecimiento de la cartera de créditos y la disminución de la mora-, así como el aumento de la contribución de los ingresos por servicios, la ligera apreciación de la moneda local y la menor asignación de previsiones por riesgos de incobrabilidad de créditos, dado el mejoramiento de la calidad de la cartera, explican el desempeño positivo de la banca en la gestión 2006, sin precedentes históricos en las últimas dos décadas", dice el informe de la Superintendencia.

"Con las utilidades logradas en la gestión, los indicadores anualizados de rentabilidad sobre activos (ROA) y rentabilidad sobre el patrimonio (ROE) registran 1,2 por ciento y 12,3 por ciento, respectivamente, los más altos que la banca logró en los últimos cinco años", agrega el reporte sobre los Banco Nacional de Bolivia, Unión, el fusionado Banco Mercantil Santa Cruz, BISA, Económico, Ganadero, Banco de Crédito, de la Nación Argentina, Citibank, Do Brasil, Solidario y Los Andes.

Mutuales con mucho dinero

Durante el 2006, las ganancias también fueron muy atractivas para las nueve mutuales de ahorro y préstamo que operan en todo el territorio nacional y que lograron una utilidad neta de 8,7 millones de dólares.

Este es el caso de La Primera, La Paz, Guapay, Promotora, El progreso, Potosí, La Plata, Paititíy Pando. Todas ellas obtuvieron utilidades al intermediar dinero, pagando muy poco por los depósitos y prestando mucho más caro. Así, durante la gestión 2006, la tasa efectiva para los depósitos en moneda extranjera se mantuvo alrededor de 2 por ciento, mientas que la tasa efectiva para los créditos se situó entre el 8 por ciento y 9 por ciento, aspecto que se vio influenciado por la competencia de las entidades bancarias, las que están ofreciendo créditos hipotecarios de vivienda a tasas menores que las mutuales.

Fondos al alza

Otros que ganaron, y a manos llenas, fueron los Fondos financieros privados que lograron utilidades por 13,3 millones de dólares. En este registro están incluidas la Caja Los Andes (que ahora ya es un banco, pero que sus ingresos, a efectos de este informe, aún son incorporados en los Fondos por la Superintendencia, al igual que el Banco Solidario), la Financiera Acceso, Fácil, de la Comunidad, Fomento a Iniciativas Económicas, Eco Futuro, Prodem y Fortaleza.

Estas entidades microfinancieras son un negocio muy rentable y son las que más cerca están de la usura. En el 2005 ya habían ganado 10,7 millones de dólares.

Estas financieras otorgan créditos con tasas de interés mayores al 22 por ciento (en moneda extranjera) y más de 32 por ciento (en moneda nacional), pagando por los depósitos apenas 3 por ciento (en dólares) y 6 por ciento (moneda nacional).

Las tasas de interés que cobran estas financieras son las más altas del sistema y tienen gran acogida en la población, especialmente entre quienes no cuentan con garantía hipotecaria y tienen más dificultad para acceder al crédito que otorga la banca. Acá es mucho más fácil obtener el crédito, siendo, sin embargo, lo más difícil pagar el crédito. En algunos casos, los clientes que logran obtener un préstamo de 6 mil dólares, debe devolver en un par de años casi 8 mil dólares.

A modo de compensación, estos fondos pagan, en términos generales, las tasas de interés más elevadas por los depósitos del público, lo que incidió favorablemente en la captación del dinero de la población.

Cooperativas rentables

Otro segmento empresarial del sistema financiero, como son las cooperativas de ahorro y crédito, logró también el 2006 una ganancia de 5,9 millones de dólares.

En este grupo se encuentran las cooperativas Jesús Nazareno, San Martín de Porres, Fátima, san Pedro, Loyola, san Antonio, Pio X, Incahuasi, Quillacollo, San José de Punata, Monseñor Félix Gainza, Educadores Gran Chaco, Chorolque, Comarapa, San Mateo, Trapetrol Oriente, Trinidad, San Joaquín, Magisterio Rural, San José de Bermejo, Catedral, Asunción, Catedral de Tarija y San Roque.

En este sector, el promedio de las tasas de interés efectiva para los créditos en moneda extranjera alcanzó a 15,0 por ciento, en tanto que la tasa efectiva promedio en moneda extranjera para los depósitos fue de 2,8 por ciento.

Econoticiasbolivia.com

compartir

twitter  facebook  barrapunto  tuenti  Meneame  google  linkedin        
Dirección corta: http://lahaine.org/aV38
 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal