lahaine.org

compartir

                        

Dirección corta: http://lahaine.org/cO3

Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf
  tamaño texto
Enviar por e-mail  enviar        Versión para imprimir  imprimir

traductor

16/07/2003 :: Països Catalans

Entrevista a La Haine en el boletín del C.S.A Xaloc

x Centro Social Xaloc
La Haine [El Odio] Proyecto de desobediencia informativa. Extendamos la acción directa y los espacios de poder alternativos.

Es la historia de tres jóvenes, Saïd, Vinz y Hubert, que viven en una ciudad cercana a París, que un día despierta en estado de sitio debido al enfrentamiento entre jóvenes y policías. Los enfrentamientos vienen provocados porque un joven de 16 años se debate entre la vida y la muerte tras las torturas sufridas en un interrogatorio policial.

Es una crónica de la permanente y lógica guerra que existe entre los radicales y desesperados chavales de la periferia de París y las siempre expeditivas fuerzas del orden. Es la evidencia de la soltura y la fuerza narrativa de un director muy joven y muy rabioso, su certeza de que la policía existe exclusivamente para defender los privilegios de los ricos, y su irreconciliable odio hacia los legalizados usuarios de la porra y de las pistolas.

"La Haine somos un colectivo de personas que desde distintos lugares del estado español tratamos de difundir las luchas que se están dando sobre todo en Europa y en Latinoamérica. Además tenemos un interés especial en que la izquierda de este estado abra los ojos y los brazos a la lucha del pueblo vasco, la cual está desestabilizando de una manera muy importante la armonía política y económica de la Unión Europea. En relación a América Latina, sabemos que es una olla a presión, y nuestra simpatía es total con los piqueteros, campesinos, indígenas, guerrilleros revolucionarios, etc, que se levantan contra los gobiernos neoliberales en busca de una sociedad más justa. Y también amamos su historia de rebeldía, que en nuestra opinión es algo que no sólo no se debe olvidar, sino que además es muy necesario reivindicar. "Con estas palabras La Haine explica en su web quienes son y cuales son sus motivaciones. Desde Xaloc hemos querido conocer un poco mejor este proyecto. La idea inicial era traerlos a dar una charla. Al no ser esto posible, pues La Haine es un colectivo estrictamente virtual, hemos optado por hacerles una entrevista para este boletín.

-¿Cuando y porqué nace La Haine? ¿Quién hace La Haine?

Un grupo de personas interesadas en el trabajo contrainformativo creó una herramienta de difusión (la página web) en octubre del 2000. Entendemos los medios de comunicación como instrumentos de lucha de clases, y este proyecto nos permitió fomentar la desobediencia a las imposiciones temáticas del sistema neoliberal español e incentivar el debate acerca de la violencia y la contraviolencia, el terrorismo y el contraterrorismo, la guerra imperialista, la democracia, las nuevas formas de resistencia. Es una forma de contribuir a enfrentar la presión y agresión de los medios corporativos hacia todo debate político- ideológico del movimiento anticapitalista.

A partir de ahí se ha caminado de forma muy abierta fomentando que la gente participe según sus inquietudes. De esta manera se ha conseguido que personas o grupos alimenten activamente la web desde Euskal Herria, Barcelona, Madrid, Sevilla, València. Algunos bajo el nombre de La Haine, otros con sus propios nombres como es el caso de los colectivos valencianos Contrainfos Valencia o Cartelera Libertaria, con quienes habitualmente hacemos coberturas de movilizaciones en directo.

-¿Porqué La Haine? ¿Porqué esa película y esa estética?

Pensamos que La Haine (El Odio) fue una película molesta, en la mayoría de los casos apenas duró unas pocas semanas en cartelera. Es una película referencia para muchos jóvenes en Europa porque describe perfectamente el sentimiento que les provoca la represión cotidiana: odio. El odio policial es respondido con odio social. Desde La Haine no sólo reivindicamos ese sano e impulsivo sentimiento de respuesta, además queremos tender puentes para que los jóvenes rabiosos y rebeldes de hoy se abran camino, de la mano de la reflexión y la comunicación, hacia la creación, fortalecimiento y multiplicación de los espacios de poder alternativos.

-¿Para hacer contrainformación hace falta saber muchísimo de ordenadores?

En absoluto. Lo que hace falta para hacer contrainformación son iniciativa y ganas. Nosotros contamos con un par de técnicos y los demás apenas tenemos unos conocimientos elementales. Cierto es que la parte técnica es esencial porque permite que el proyecto virtual crezca y se incorporen nuevas funciones, nuevas posibilidades de participación, etc. Pero todos tenemos un amigo que nos puede echar una mano en el aspecto técnico en aquellos momentos que sea necesario. Una vez que contamos con esa mínima base técnica lo demás son ganas y creatividad.

Desde La Haine hemos hecho coberturas en directo desde Dinamarca, Suiza, Londres, Grecia, Argentina... y en ningún momento hemos necesitado saber muchísimo de ordenadores. Para las protestas contra la Cumbre del G8 en Evián unos nos enviaban notas por mail, otros traducían del francés, inglés o italiano al castellano la información que aparecía en otros medios, hicimos algunas llamadas de móvil para confirmar las informaciones más importantes... Si os fijaís en todas estas actividades que se engloban en el trabajo de contrainformar no había ni un solo técnico.

Y se pueden hacer muchas más cosas en Internet con conocimientos técnicos mínimos. Se puede informar en directo por radio en varios idiomas, hacer reportajes de video... Y por lo general los conocimientos que se requieren no son técnicos, sino más bien saber idiomas, saber usar una cámara de fotos, saber usar el e-mail, etc.

-Hablarnos un poco de números.

Desde mayo del 2003 estamos contabilizando que aproximadamente unas 3000 personas visitan la web La Haine diariamente. Cerca de 50 colectivos, la mayoría del Estado español, participan colocando noticias en la columna derecha de la web. Esta es la forma más clara de visibilizar la participación política que se desarrolla en el proyecto, si bien hay muchos otros colectivos, como puede ser el caso de Indymedia Euskal Herria o Argentina, intelectuales de varios países, etc, con quienes tenemos un estrecho contacto a pesar de que no hacen uso de la herramienta de autopublicación.

-¿Cómo participan los movimientos sociales en vuestra web?

A nuestro juicio Internet casi no está explotado por los movimientos en lucha. Nosotros siempre estamos imaginando cuánto podriamos hacer con más gente interesada. En este punto también diferenciamos entre "gente interesada" y "participación social". Una cosa es que de vez en cuando aparezca alguien que escriba un articulo, nos contacte para difundirlo y a partir de ahi nazca una relación. Otra cosa es que la gente organizada, el movimiento, los colectivos que diariamente luchan en la calle, tengan a en cuenta La Haine a la hora difundir sus actividades. Si bien hemos avanzado bastante en este aspecto, muchas veces eso no ocurre.

No creemos que la gente participa de un proyecto virtual sin más, la gente tiene muchas cosas que hacer y no dedica tiempo extra a algo que no conoce por mucho que sea "alternativo" y "mundial". Creemos que, en cualquier medio alternativo en Internet, al grupo que ha puesto en marcha la herramienta virtual no le queda más remedio que producir él mismo la información: ir a las manifestaciones con móviles y cubrirlas, escribir artículos, ir a conferencias, hacer entrevistas y subir los audios a la web, sacar fotos, etc... la gente acudirá a esa información porque esa información es interesante, y poco a poco esto producirá participación social, es decir, un intercambio.

Un ejemplo claro de lo que decimos es Indymedia Argentina. El colectivo editorial produce muchísima información, y a pesar de que en Argentina poca gente tiene internet, despacito las organizaciones que en su local tienen un ordenador, o los estudiantes en las facultades, etc, participan en Indymedia que es en definitiva de lo que se trata.

Nosotros valoramos positivamente el "experimento" de nuestra columna derecha de autopublicación con clave. Damos claves a organizaciones, colectivos y personas que realizan trabajo virtual - y que de una u otra forma cuentan con nuestra confianza -, para que ellos mismos difundan libremente información en nuestra página principal.

Para nosotros, un ejemplo de que hemos logrado mejorar la fiabilidad de la información en comparación con indymedia fue la liberación de los okupas valencianos.

A media tarde publicó Kalegorria de Valencia que estaban a punto de ser puestos en libertad; por la noche publicó CNT-Valencia que ya estaban en casa. Ambos son grupos fiables y, de hecho, con capacidad para difundir esa noticia concreta. En un indymedia donde la publicación es anónima, esa misma información habría sido una incógnita durante más tiempo.

Ponemos el eje en Indymedia porque es la más importante red internacional de medios de información alternativa y queremos contribuir a mejorar su función.

-¿Cómo montáis las coberturas de las manifestaciones? ¿en que se diferencia vuestro proyecto de otros sitios de contrainformación como indymedia, rebelión o sindominio?

Con muchos de ellos tenemos numerosas similitudes. Pero quizá entendemos como diferencia relevante que La Haine no sólo pretende informar a través de la web. Nuestro aporte pasa por dar voz a las luchas que tienen lugar en distintas partes, pero además intentamos implicarnos en esas luchas y fortalecerlas. Así, dedicamos muchos esfuerzos a facilitar la coordinación entre organizaciones.

Un ejemplo podría ser (y volvemos al caso) la campaña informativa que realizamos en relación a la detención de 4 okupas valencianos el pasado octubre del 2002. A través de nuestra web hicimos llamados a la participación en la manifestación del 4 de enero de 2003; fuimos contactando organizaciones y difundiendo en la web una lista de autobuses que desde fuera viajarían a Valencia; para la cobertura minuto a minuto de ese día nos coordinamos con Cartelera Libertaria, Contra Infos Valencia y Página Alternativa, grupos de información alternativa de Valencia que aportaron cada uno su dedicación y capacidad. Entre todos hicimos una cobertura muy completa, en varios idiomas, con fotos e información actualizada continuamente. Visibilizamos que entre muchos y trabajando horizontalmente se pueden hacer muchas más cosas que de forma aislada. Creemos que en lo que afecta a La Haine, hicimos un esfuerzo por coordinar a colectivos locales y fortalecer así no sólo la contrainformación en Valencia, sino también la lucha concreta que en ese momento se estaba desarrollando.

Desde La Haine no sólo queremos informar, también participar. Los activistas de La Haine no pretendemos ser meros reporteros que cuentan lo que pasa, además somos militantes conscientes de que el espacio de difusión que desarrollamos debe contribuir en todo lo posible a la transformación profunda del sistema capitalista actual.

En cuanto a avanzar hacia la consecución de este objetivo, nos llama la atención que en el Estado español hay más de 4 indymedias, proyectos de una misma red, y en ningún momento se han coordinado entre ellos para realizar una campaña informativa.

Desde La Haine estamos dando pasos con intención de crear una red de proyectos contrainformativos, pero no partiendo de una ideología, la cual es variada según las tendencias de cada uno, sino a partir de un trabajo conjunto que ya estamos realizando entre varios colectivos. Para las recientes movilizaciones del 19-21 de junio en Tesalónica, Grecia, La Haine se coordinó con Clajadep, Contra Infos Valencia y Alasbarricadas.org, lo que permitió fortalecer nuestra capacidad informativa. La red que estamos creando pretende, desde la independencia y autonomía de cada proyecto, dar forma y consolidar esa coordinación para fortalecer así unas bases del proyecto común de todos: la construcción del polo alternativo de la información.

-¿Cual es el criterio para seleccionar noticias o textos?

Solemos dar prioridad a los textos de análisis y noticias que tengan detrás un trabajo de elaboración y que se pretendan como aportes a la lucha anticapitalista. No solo nos parece importante que se sepa lo que ocurre, sino que además sea difundido con la mayor calidad posible, y que sirva para que la gente reflexione.

Decís que el vuestro es un proyecto estrictamente virtual ¿ en un colectivo no jerárquico se puede realmente funcionar sin conocer a la gente, sin tocarla?

Decimos que nuestro proyecto es estrictamente virtual porque hemos elegido ese espacio para desarrollar nuestra actividad política. Y por supuesto que se puede trabajar en red sin conocer a la gente. Estamos demasiado acostumbrados a controlar a los demás, saber "con quién tratamos"... muchas veces parece que dedicamos más esfuerzos a este tipo de cosas que a la propia lucha, y sin embargo, con todo, no somos capaces de evitar que los policías infiltrados se nos cuelen en las asambleas.

En La Haine no hacemos asambleas presenciales y nuestra coordinación es siempre vía internet. Muchas veces no sabemos con quién estamos tratando, lo que sí sabemos es cuál es el resultado del trabajo: es lo que se ve, la web en sí, la información que diariamente se difunde en nuestras páginas. Sabemos qué concretamente estamos aportando a la transformación del actual estado de las cosas y eso es lo que nos interesa.

Además, esta forma de organización nos ha permitido aumentar el número de colaboradores en poco tiempo. Cualquiera que quiera participar en La Haine solo tiene que escribirnos un mail y aportar según su tiempo y dedicación.

-¿Habéis sufrido censura o represión?

Creemos que para el trabajo contrainformativo que desarrollamos hemos sufrido muy poca represión. Quizá tiene que ver con que al no tener asambleas presenciales no pueden "infiltrarnos" tan alegremente. Algunas veces ha aparecido nuestro nombre en los medios corporativos, vinculándonos con supuestos "radicales violentos" o con "los ideólogos del tiro en la nuca", pero en ningún momento el poder ha realizado un ataque directo contra nosotros. Hemos debatido sobre esto últimamente y, en síntesis, nuestras conclusiones son las siguientes:

Durante las movilizaciones de Génova 2001 el gobierno ataca el Centro de Medios del Foro Social de Génova; en diciembre del 2002, el gobierno danés ataca un servidor con varias webs alternativas que cubrían las protestas contra el semestre europeo en Dinamarca; a finales de marzo del 2003, el centro social desde donde trabajaban activistas de Indymedia Madrid recibe la primera amenaza de desalojo apenas unos días después de que este colectivo realizara una importante cobertura informativa sobre las violentas movilizaciones antiguerra que tuvieron lugar esos días en la ciudad; en junio 2003 el gobierno suizo ataca el centro de medios independientes de Ginebra, que cubría con detalle las movilizaciones contra la Cumbre del G8 a pocos kilómetros de allí, en Evián...

Los ejemplos se suceden. En momentos de grandes movilizaciones, donde las fuerzas represivas se ven obligadas a multiplicar las violaciones de derechos humanos para garantizar el mantenimiento del orden establecido, el poder intenta asegurar a toda costa el monopolio de la información. Para ello, atacan a los medios alternativos.

La Haine no sólo ha participado en todas las coberturas señaladas; además hemos hecho muchas otras coberturas que han afectado los intereses del gobierno español, poniendo como ejemplos el combativo y antifascista 12 de octubre 2002 en Barcelona, el también antifascista 24 de noviembre 2002 en Madrid o las movilizaciones por la libertad de los okupas valencianos, de los detenidos de Torà o del activista JuanRa, todos ellos acusados de terrorismo. Es decir, movilizaciones protagonizadas por supuestos manifestantes "encapuchados" y "violentos".

Estamos convencidos de que la policía nos tiene en el punto de mira y de buen seguro no nos desean un futuro agradable. Tendremos cuidado pero no por ello vamos a dejar de trabajar por lo que creemos justo y digno.

-Una pregunta un poco borde ¿es La Haine comunista? ¿libertaria? ¿abertzale? Porque unos días parece una cosa y otros otra.

La Haine es anticapitalista y en ese campo englobamos a movimientos ya sean comunistas, anarquistas, antiglobalización, independentistas revolucionarios, indigenistas, etc. No entramos discutir si el funcionamiento de cada grupo es jerárquico o no, o si un proyecto político es mejor que otro. Entendemos que todas las formas de lucha anticapitalista son válidas y nos concentramos en que tanto la difusión de la información relacionada con cada grupo como la participación de estos en la web sea lo más horizontal posible.

-Y por último nos gustaría que le dijerais algo a esa personita que lee este fanzine y no le gustan o no conoce los ordenadores y ahora tiene uno conectado al Internet en el C.S.A Xaloc que puede usar cualquier tarde desde las seis hasta que se cierre el local.

Le diríamos que hoy en día la contrainformación es uno de los medios de lucha más temidos por el poder y que internet permite atacar el monopolio de la información de la forma más barata y sencilla jamás vista hasta ahora. Mientras esto sea así hay que aprovecharlo, por lo tanto animamos a todo el mundo a que se acerque al CSA Xaloc y participe en esta telaraña de la resistencia virtual.

compartir

                        

Dirección corta: http://lahaine.org/cO3

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

©2017 by La Haine.

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal