lahaine.org

compartir

                        

Dirección corta: http://lahaine.org/fH1f

Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf
  tamaño texto
Enviar por e-mail  enviar        Versión para imprimir  imprimir

traductor

02/07/2017 :: Argentina, Argentina, AntiMúsica

Cafundó: sobre "el poder" liberador del tambor

x Noelia Leiva
En septiembre gira de Cafundó por el Estado español

Referente del samba reggae que recupera los toques folklóricos de Bahía, la banda presentó su segundo disco y primero en vivo: una versión propia de “Survival” de Bob Marley. Sobre la percusión, que se hace fuerte en su faceta colectiva.

“We’re the survivors, yes. The black survivors!”, canta Bob Marley desde uno de los íconos de la resistencia a las violencias. Sobreviviente y “poderoso” como ese mensaje es, para Cafundó, el tambor en clave de samba reggae. Por eso, su primer álbum en vivo, “Survival”, recoge los orígenes del folklore afro instalado en el sur de América con un aporte propio de percusión y voces, para contagiar a cada cuerpo con el swing del batuque. Se presentó el sábado último en el teatro porteño “Caras y Caretas”.

El hombre de Nine Mile no pisó Bahía, pero las historias de las luchas en sus composiciones sí navegaron el océano hasta Salvador donde otros testimonios se contaban con la misma efervescencia. Esa simbiosis que recuperó Cafundó en su formato de banda a través del samba reggae se plasmó en noviembre de 2016 sobre el mismo escenario donde siete meses más tarde se presentó su primer live set y segundo disco, tras “Cafundó + 10 Orquesta” de 2014. Ezequiel Szusterman, director general del proyecto que ya lleva 9 años, le contó a Marcha sobre los por qué de la idea y los alcances de la percusión que, “sobre todo en momentos difíciles”, convoca a lo colectivo.

-¿Por qué el primer disco en vivo de Banda Cafundó tiene que ver con Marley?

-“Survival” es la unión entre el samba reggae y Bob Marley, que en los ’80 estaba en plena ebullición con la reivindicación de la cultura negra y explotaba en Salvador (Bahía, Brasil). Para eso Bob fue importantísimo, como así para nosotros que estudiamos y nos nutrimos de esta música. El disco se grabó en 1979, el mismo año en que se formó Olodum (banda fundacional del samba reggae).
Nosotros le dimos nuestra manera de tocarlo.

-¿En qué consistió el trabajo musical previo hasta lograr el producto para grabar?

-El proyecto se fue dando.  Queríamos hacer este disco, lo charlamos y el proceso fue el de preparar los arreglos, tocarlos en vivo antes de grabarlo y, cuando sentimos que había que dajarlo, decidir grabarlo. Ese trabajo llevó casi dos años en los que tomamos temas del disco de Bob, los versionamos y los hicimos a nuestra manera (bloque percusivo incluido).

-Si tuvieras que resumir en una palabra cómo percibirse la presentación en sociedad del material, ¿cuál sería?

-Sentimos felicidad, sobre cualquier otra palabra que se pueda mencionar. A diferencia de la grabación, la presentación tiene la ayuda de que ya venís tocando hace más tiempo y no tenés la tensión de que se está grabando, que, por más que lo quieras eludir, existe. Se disfrutó más. Y sentimos una energía muy copada de parte de un público familiar que nos gusta mucho. Cafundó es apto para todo público porque el samba reggae es un género que no divide. Aunque cada vez hay menos géneros que dividen, antes si te gustaba el rock no te podía gustar la cumbia, por ejemplo. Ahora no. Y el tambor es poderoso.

Desde los primeros ‘toques’ de 2008 en una plaza de la capitalina Paternal hasta el presente, la “potencia” que moviliza a los y las integrantes de Cafundó no cambia: “El tambor permite juntarse con otras personas, se puede hacer grupal y rápidamente ser disfrutado”, describió Szusterman.

Las muchas historias que llevan a alguien al ritmo de los surdos y el repique no sólo se encuentran en el escenario sino también en talleres en la Ciudad de Buenos Aires, Monte Grande, San Isidro y La Plata. Además, supieron participar en cursos en barrios populares de la Capital Federal, como Zavaleta. Son cerca de 500 los alumnos y alumnas que concurren y que cierran cada año con una clase abierta y multitudinaria bajo el sol en Figueroa Alcorta y Pampa. Esa diversidad “es tanto social como de edades, de maneras de pensar, de ideologías”, enfatizó el músico. “Cuando suena la música y el tambor se manifiesta, nos unimos todos”, celebró.

-Desde que comenzaron a trabajar hasta ahora, ¿consideras que creció la difusión del sambareggae?

-Sí, sin dudas. Cuando empezamos a tocar en Capital, había dos o tres grupos. Éramos realmente pocos. En los últimos dos años, somos al menos 20, y también hay en los alrededores (a la Ciudad porteña). Queda pendiente unirnos y conocernos más pero seguro que creció exponencialmente.

¿Por qué creés que sucedió?

-Me parece que el tambor en general viene ganando lugar en la sociedad por un montón de factores. La necesidad de cosas que nos junten con otras personas es uno, así como las ganas de hacer música, que muchas personas las usan como manera de canalizar situaciones. El tambor permite tocarse de manera grupal y, a diferencia de otros instrumentos, rápidamente podés sentirte cómodo y disfrutar de sacarle un sonido. Tiene que ver también con algo social: cuando más nos sentimos oprimidos por las cosas que pasan a diario, más necesidad tenemos de juntarnos y hacer cosas que nos hagan bien. Tocar música es algo que muchas personas elegimos para pasar esos momentos duros.

‘Nosotros somos sobrevivientes’, dice Marley desde la versión de Cafundó. Y en esa senda, el arma que rompe las cadenas es una: “El tambor es liberador”.

“Survival” – Ficha técnica

Voz: Eduardo Solís.
Repique: Ezequiel Szusterman y Lautaro Garro.
Redoblante: Nicanor Faerberg y Pablo Belmes.
Surdos: Ramiro Pérez Daveggio, Martina Lafluf, Diego Gosiker, Miguel Villaveirán y Joan Bergunker.
Bolashao: Ariel Morgenlender.
Surdos de fondo: Jonatan Stahl, Rodrigo de la Mano y Joaquín Castán.
Congas, timbal y accesorios: Nicolás Arianna, Ezequiel Malec, Lucas Wilders.
Accesorios, coros y voz 10:  Matías Fernandez Levi.
Guitarra, coros y voz en 09: Martín Lijalad.
Guitarra: Hernán Milstein.
Coros y voz en 11: Ivonne Guzmán.
Coros y voz en 02 y 11:  Virginia Marques.
Coros y voz en 11: Laura González.

Próximas fechas: .Fiesta Cafundó con talleres en vivo y banda invitada – Niceto – sábado 15/7 – 24:00

Marcha

compartir

                        

Dirección corta: http://lahaine.org/fH1f

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

©2017 by La Haine.

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal