lahaine.org

compartir

twitter  facebook  barrapunto  tuenti  Meneame  google  linkedin        
Dirección corta: http://lahaine.org/dM7J
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf
  tamaño texto
Enviar por e-mail  enviar        Versión para imprimir  imprimir

traductor

21/11/2012 :: James Petras, Medio Oriente

En Gaza hay una guerra implacable del terrorismo de Estado

x James Petras - La Haine
No es una guerra contra Hamás, eso es una gran mentira. Es una guerra para la expulsión de un pueblo, el objetivo es la anexión del territorio palestino

Audición de James Petras por CX36, Radio Centenario desde Montevideo (Uruguay). www.radio36.com.uy

Efrain Chury Iribarne: Buenos días James Petras. Bienvenido. ¿Cómo estás?

James Petras: Estamos bien, esperando la llamada de CX36 desde Uruguay para conversar sobre el genocidio de Israel contra los palestinos en Gaza.

EChI: Bien. Me parece muy bien, porque mientras eso sucede y siguen muriendo asesinados niños, mujeres y hombres en Palestina en manos del Estado israelí, del sionismo, en Uruguay el gobierno frenteamplista sigue estrechando lazos con el gobierno israelí. Así que escuchamos tus comentarios.

JP: Bueno. En primera instancia, tenemos cifras preliminares que hablan de más de 93 muertos [es la cifra del lunes, ahora ya son más de 130], la gran mayoría son civiles; hay más de 700 heridos [ahora llega al millar], todos civiles; hay más de mil sitios que están bajo ataque de bombas cayendo a toda hora, con la consiguiente destrucción de infraestructura, destruyendo los centros de prensa internacionales; atacan médicos, enfermeros, a la Cruz Roja musulmana, etc.

Hay una guerra implacable del terrorismo de Estado. No es una guerra simplemente contra Hamás, eso es una gran mentira. Es una guerra contra el pueblo palestino.

La meta está muy clara, el Ministro de Transporte de Israel dijo textualmente que los palestinos deben salir de Palestina e ir al desierto de Sinaí, porque Israel es dueño de todo lo que llaman “Gran Israel”. Y la táctica de terrorismo busca crear una situación inhóspita, que el pueblo no tenga posibilidades de vivir, trabajar, y forzosamente tengan que irse ya que el objetivo es la anexión del territorio palestino.

Hoy están usando misiles para desplazar a los palestinos, pero al mismo tiempo, están usando los buldózer –máquinas topadoras- para tomar tierras en la franja occidental. En todo caso, con misiles o buldózeres, Israel está tomando todo el territorio de Palestina para una limpieza completa.

Lo que permite esta agresión de Israel es la ofensiva imperialista en curso que como hemos notado empezó el año pasado con la invasión de OTAN contra Libia y ahora contra Siria, y mañana tal vez contra Irán.

Dentro de este panorama de agresiones occidentales, Israel aprovecha para avanzar en su propio proyecto que es la anexión y la guerra contra los palestinos. Por eso los países occidentales, como Inglaterra, Francia y Estados Unidos, están apoyando a Israel e inventando la mentira de que Israel debe defenderse. ¿Defenderse con miles y miles de bombas marítimas y aéreas destruyendo un país, mientras no hay ni un muerto –o hay solo tres israelitas- frente a la masacre de los palestinos?

No hay ningún edificio afectado en Israel. No es una guerra, los que hablan de conflicto mienten, no hay ninguna posibilidad de que los palestinos puedan afectar de ninguna manera lo que Israel está haciendo, no tienen fuerza aérea, ni fuerza marítima, no tienen armas que puedan hacer mínimo daño en Israel, los cohetes palestinos caen inefectivos en tierras abandonadas, sin población.

Entonces, debemos anotar que el apoyo de Estados Unidos está neutralizando todos los esfuerzos de buscar una tregua. Aquí en Estados Unidos casi el 99% del Congreso y del Senado respaldan el genocidio israelí. El presidente Obama muestra su política incondicional con los sionistas, declarando su apoyo a Netanyahu y al terrorismo. Y atrás de todo esto están las 52 principales organizaciones judías -religiosas, cívicas y grupos de poder- que como siempre son incondicionales con cualquier crimen de Israel. Esa configuración deja solo la posibilidad de algún apoyo ente los países árabes, pero como los países árabes están comprometidos con las agresiones occidentales contra Siria, Libia e Irán, no tienen ninguna voz independiente.

Hasta ahora no han hecho nada contra Israel, ni boicot ni nada; solamente Egipto ha retirado a su embajador, que es un acto simbólico sin grandes consecuencias. Hay que saber que Egipto no ha abierto su frontera con los palestinos, sigue manteniendo el acuerdo con Israel para bloquear a Palestina. Ese es un gobierno musulmán que muestra más solidaridad con Israel que con los palestinos. Por esta razón no debemos esperar mucho.

El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, hizo declaraciones folclóricas; mientras apoya la lucha armada contra el gobierno legítimo en Siria, no se atreve a levantar un dedo contra Israel. Por tanto, Erdogan o (el presidente egipcio Mohamed) Morsi, personajes que han declarado su apoyo a los palestinos y que dicen defender Gaza, cuando la crisis se agudiza, cuando el genocidio empieza, están muy marginados de cualquier acción significativa.

Ahora, más allá de eso, lo que es muy triste es la declaración del Mercosur, que en vez de denunciar el genocidio, en vez de tomar posiciones contra Israel, se declara “contra la violencia”, pide una “solución negociada”, condena “la violencia de ambos lados”, los miles de muertos y heridos palestinos y los tres israelitas muertos…. Es algo casi surrealista y poco serio, y no se quién es responsable de esto, si es la posición de Dilma Rousseff (Brasil); de Cristina Fernández de Kirchner (Argentina) o del Presidente de Uruguay (José Mujica).

Venezuela tomó una postura bien firme, declaró el apoyo incondicional a los palestinos y condenó a Israel. Pero, cuando se reunieron en el Mercosur, los otros tres países, de alguna forma, diluyeron la declaración inicial del presidente Hugo Chávez. Veremos como se arregló esta posición infame entre países que deben saber mejor que nadie los efectos del colonialismo y del imperialismo.

EChI: No se qué país influye más en Merocsur, lo que se es que Uruguay es pro- sionista, es servidor del sionismo y está haciendo “parques de la amistad” con los sionistas, en actividades muy sonrientes con el presidente José Mujica, con la intendenta de Montevideo, Ana Olivera. No hay dudas que está a favor de Israel en todo lo que hacen, así que en el Mercosur el primer voto a favor de Israel debe ser el uruguayo. Pero quería hacer hincapié en eso que decías de que Israel juega a varias puntas, porque además de atacar Gaza, se acerca para tratar de incidir en una decisión final contra Siria e Irán.

JP: Obviamente, la agresión de Israel contra los palestinos es parte de esa ofensiva de la que hablamos, que llevan adelante los países occidentales. Incluso el gobierno seudo socialista de Francia, de Francois Hollande, ha reconocido a los terroristas sirios como un “gobierno provisional” y ha mandado a un embajador a conversar con los supuestos ‘rebeldes’ mientras canaliza dinero y armas a los terroristas. Y este comentario muestra lo que es el famoso socialismo europeo.

Lo hemos visto en España con el gobierno del PSOE, como llevaron al país al abismo; vimos en Grecia cómo los socialistas fueron los más grandes ladrones en toda la historia griega; y lo vemos ahora, cómo el gobierno del partido Socialista francés es el principal al momento de reconocer a los terroristas sirios como un “gobierno paralelo”, van mucho más allá que el resto de los gobiernos occidentales.

Ahora, ¿cómo entendemos esta política de los llamados socialistas franceses? El tema es que hay una gran discrepancia entre los líderes del Partido francés y sus votantes, y no hay ninguna correspondencia. En la campaña electoral los socialistas plantearon algunas reformas sociales que no cumplen; mientras que en política exterior, están muy pero muy implicados en la OTAN y la política imperial.

En otras palabras, los socialistas franceses son lo que llamamos históricamente socialimperialistas y los grupos supuestamente radicales, como el Partido Anticapitalista, hablan de dar apoyo crítico a los socialimperialistas. Esto es solo un comentario sobre la degeneración de lo que era en una época la izquierda radical, a partir de sus vínculos con la socialdemocracia. Esta infame frase de “apoyo crítico” ha traído al país hacia la política más imperialista de todos los países europeos.

Hay una cosa más antes de terminar hoy que debemos considerar. Frente a esta ofensiva occidental en Medio Oriente, encabezados ahora por el genocidio israelí, hay otra parte del mundo que siente la expansión imperial o la política de confrontación, que es la actual visita de Obama a Birmania, Cambodia y Tailandia.

Supuestamente es una visita diplomática para mejorar las relaciones con Asia. Pero esta visita de Obama es parte de una nueva estrategia, que apunta a extender la influencia y establecer un cerco alrededor de China. Parte de esta política empezó el año pasado con la instalación de bases militares en el norte de Australia, con la intervención de Hillary Clinton en las disputas territoriales entre China y sus vecinos sobre los límites fronterizos; y ahora está Obama en Birmania utilizando la bandera de reforma, de derechos humanos, etc. para debilitar los lazos con China y extender la influencia norteamericana.

Especialmente en estos momentos, cuando hay una transición en China, Washington quiere poner muros sobre la posibilidad china de extender sus influencias y relaciones económicas y comerciales con los países asiáticos.

Esa es la situación que vivimos, un período en el que Washington, con la reelección de Obama, está en una nueva fase de agresividad. Y otra vez tenemos que anotar que la gente en muchos países cree que Obama es un mal menor, pero en la práctica es el peor porque es el político más belicista que hemos visto en los últimos años, es el gobernante que ha lanzado más guerras en Medio Oriente, es un Presidente que sigue extendiendo su agresividad en Asia y es una situación que genera mucho desencanto en todas partes. Pero ¿cómo pensaban que Obama no iba a repetir lo que hizo antes? Y ahora que no tiene que pensar en reelección va a ser más agresivo todavía.

EChI: Para terminar Petras, ¿lo único que queda en Gaza es un horizonte de muerte?

JP: El horizonte es peor que de muerte, es de destrucción total. Es destruir una manera de vivir y de forzar la salida de los palestinos, es limpiar el territorio de los palestinos. Eso lo dijo un Ministro israelí, dijo: “Palestina es nuestra”, en realidad dijo “el Gran Israel es nuestro”. Y con eso justifican la destrucción de la vida y la expulsión de un pueblo.

¿Cómo se puede vivir entre la destrucción de toda la infraestructura, -hospitales, escuelas, caminos, etc.- y el bloqueo económico de todo alimento? Es un plan bien calculado para expulsar a los palestinos.

No debemos quedarnos solo en los muertos, porque la visión estratégica de Israel es crear un desierto en Palestina para que la gente tenga que irse. Es la peor ‘limpieza’ que hemos visto en todos nuestros años.

Extractado por La Haine

compartir

twitter  facebook  barrapunto  tuenti  Meneame  google  linkedin        
Dirección corta: http://lahaine.org/dM7J
 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

©2014 by La Haine.

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal