lahaine.org

compartir

                        

Dirección corta: http://lahaine.org/aT58

Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf
  tamaño texto
Enviar por e-mail  enviar        Versión para imprimir  imprimir

traductor

30/01/2007 :: Asia

India: Salwa Judum y la guerra del gobierno contra su propia población

x Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar
Chhattisgarh, en el centro de la India, es uno de los 13 estados donde el Partido Comunista de India (Maoísta) [PCI (M)] dirige la lucha armada basada principalmente en los campesinos pobres y jornaleros sin tierra, y los adivasíes, los pueblos tribales del país.

El 13 de diciembre, por ejemplo, la agencia noticiosa Reuters informó: "Murieron cuatro policías de heridas de bala cuando aproximadamente 250 rebeldes maoístas atacaron en el centro de la India por la madrugada del miércoles, dijo la policía. El choque ocurrió fuera del campamento de mil refugiados tribales en una aldea boscosa del distrito Dantewada del empobrecido estado de Chhattisgarh, a 480 k al sur de la capital del estado, Raipur. Entre los muertos figuran un alguacil policíaco y tres policías especiales, personas de la localidad reclutadas como soplones, y colaboradores de la policía en la batalla contra los rebeldes. Dantewada ha llegado a ser el centro de la actividad maoísta en la India desde que el gobierno del estado ayudó a establecer un movimiento antimaoísta llamado Salwa Judum (Campaña por la Paz) en el distrito remoto el pasado junio. Alrededor de 50 mil personas tribales de 600 aldeas del distrito se han establecido en los campamentos organizados por Salwa Judum".
Lo siguiente consta de pasajes levemente modificados de un folleto lanzado en la India en abril de 2006 titulado "Donde el gobierno libra una guerra contra su propia población: Un informe sobre las violaciones de los derechos del pueblo durante la campaña de Salwa Judum en Dantewada, Chhattisgarh, India".

Desde junio de 2005, el distrito de Dantewada (antes parte del distrito de Bastar), Chhattisgarh, ha salido en las noticias debido a un supuesto levantamiento de adivasíes contra el PCI (M). La mayoría de los informes de los medios de comunicación y del gobierno describen este movimiento, conocido como Salwa Judum, como una reacción espontánea e independiente a la "opresión maoísta" y lo alaban como un punto de viraje en la lucha contra los naxalitas (tal como se les llama a los maoístas indios). Al mismo tiempo, unos cuantos informes indicaron que grandes cantidades de personas han sido desplazadas y viven en la miseria en los campamentos. Aunque se le atribuyó esto oficialmente a las amenazas y venganzas maoístas contra aquellos que se unen al Salwa Judum, salieron noticias acerca de la forzosa evacuación de aldeas como parte de la política antimaoísta del gobierno y de los excesos cometidos por miembros de Salwa Judum y las fuerzas de seguridad.
Un equipo de 14 integrantes de cinco organizaciones llevó a cabo una investigación entre el 28 de noviembre y el 1º de diciembre de 2005 en las zonas de Bijapur y Bhairamgarh del distrito de Dantewada, con el objeto específico de investigar la violación de los derechos humanos y el impacto en la vida cotidiana de las masas. Las organizaciones son: la Unión Popular por Libertades Civiles (PUCL) Chhattisgarh, la Unión Popular por Libertades Civiles (PUCL) Jharkhand, la Unión Popular por Derechos Democráticos (PUDR) Delhi, la Asociación por la Protección de los Derechos Democráticos (APDR) Bengala Occidental y la Asociación India de Abogados del Pueblo (IAPL).
A partir de la investigación, tres hechos sobresalieron que contradicen las afirmaciones del gobierno. 1) Es claro que Salwa Judum no es un movimiento popular espontáneo, sino una contrainsurgencia organizada por el gobierno. 2) Es mentira decir que en esta situación los aldeanos comunes están atrapados entre los maoístas y el ejército. Los maoístas cuentan con un amplio apoyo y mientras permanezcan las masas en las aldeas, será difícil que el gobierno aísle a los maoístas. En lugar de cuestionar su propia falta de acciones por el desarrollo básico, el gobierno ha acudido al desahucio de aldeas en gran escala. Hoy decenas de miles de personas son refugiados en campamentos provisionales a la orilla de los caminos o viven con parientes con el trastorno total de la vida cotidiana. Existen pocas perspectivas para su regreso. 3) La operación general, en lugar de ser una "misión de paz" como se dice, ha aumentado la violencia por todos lados. Se reconocen sólo los asesinatos por los maoístas, y Salwa Judum y los paramilitares operan con impunidad. El Estado de derecho se ha venido abajo.
El distrito de Dantewada, en el sur de Chhattisgarh, colinda con los estados de Maharashtra, Andhra Pradesh y Orissa. Se divide en cuatro subdivisiones: Bhopalpatnam, Bijapur, Dantewada y Konta. Salwa Judum y las operaciones policíacas nacieron en Bijapur, pero ahora se han extendido a Konta. Los aldeanos del distrito son principalmente pueblos tribales, en su mayoría maria gond y dorla, que representan el 82% de la población rural. Las castas programadas (personas de las castas más bajas) constituyen aproximadamente 3% de la población y el resto está en las comunidades de las OBC (otras castas atrasadas) tales como los sundíes, los kallares, etc. Varios migrantes de otros estados, principalmente comerciantes, pero también funcionarios de bajo nivel, maestros, trabajadores de los servicios de salud, etc., se han establecido en los pequeños pueblos de mercado como Bijapur, Sukma, Konta y Dantewada. Las minas de Bailadilla han empleado poquísimos adivasíes de la localidad, por lo cual el pueblo minero de Kirandul es un enclave no tribal, con poca relación al campo circundante.
Este cuadro de un gran número de aldeas tribales relativamente pequeños y unos pueblos grandes, con hogares no tribales, se apoya en las cifras del censo. De las 1.220 aldeas del distrito, 455 tienen una población totalmente tribal y en 458 la población es de 90% tribal, o sea, el 75% de las aldeas del distrito es casi completamente tribal. Sólo 76 aldeas, o aproximadamente 6% del total, tienen una población de menos de 50% de habitantes tribales. Los pueblos más grandes son mercados regionales y tienden a tener mayores poblaciones no tribales.
Aproximadamente el 38% de las zonas rurales del distrito está fuera de la aldea y parte de las tierras boscosas. El censo de 2001 dice que estos bosques contienen 202 aldeas, de las cuales están habitadas aproximadamente 90. Lo que es llamativo es que estas aldeas no tienen derechos a las tierras y están a la merced de la Dirección de Bosques. (Dantewada tiene un parque nacional, Indravati, y dos reservas de fauna, Bhairamhgarh y Pamed.) Las demás aldeas ocupan el 62% del distrito, pero de nuevo el 46% se designa como bosque. En total, dos tercios del distrito pertenecen a la Dirección de Bosques, por lo menos en teoría. Puede que algunas zonas boscosas antes eran tierras de las aldeas. Por ejemplo, en las zonas bajo los zamindaríes, o grandes terratenientes, de Bhopalpatnam y Kutru, la opresión feudal durante los tiempos coloniales obligó a los aldeanos a abandonar sus aldeas. Después de 1947 y la abolición de los zamindaríes, al volver los aldeanos hallaron sus tierras designadas como bosques.
Los aldeanos dependen fuertemente de la agricultura y los bosques. Del total de las tierras de las aldeas, se cultiva sólo el 29% y como se señaló, casi la mitad se ha designado como bosque y el resto no sirve para cultivos o es inútil. La tierra promedia que tiene una familia es de 1,01 hectáreas. Como casi no hay sistemas de riego (apenas el 2% de las parcelas tiene algún mecanismo de riego), sólo es posible sembrar una cosecha al año. Por eso es común el destierro de las aldeas por razones económicas.
Dada la agricultura de temporal, la recolección y la venta de productos del bosque que no sean madera en los mercados semanales o a los agentes es una fuente importante de ingresos, un hecho que destaca la dependencia de los aldeanos de los bosques y su interacción obligatoria con funcionarios de la Dirección de Bosques y comerciantes.
La tasa de alfabetización es baja en las zonas rurales: 29% para los hombres y 14% para las mujeres, y la tasa general de alfabetización en las zonas rurales es de 21%. Pero eso presenta un cuadro parcial. En Bijapur, por ejemplo, hay sólo 52 aldeas en que más del 25% de la población es alfabetizado y 35 aldeas no tienen ningún alfabetizado. Eso tiene relación con la disponibilidad y la calidad de las escuelas en el distrito: de 1.220 aldeas, 214 no tienen una escuela primaria y, de éstas, en el caso de 107 aldeas la escuela está a más de 5 k de distancia. La presencia de un centro educativo en una aldea no asegura que haya maestros ahí.
La situación es peor en materia de servicios de salud. De 1.220 aldeas, no hay centros médicos en 1161 aldeas. Un centro de salud primario existe en sólo 26 aldeas; un médico practicante particular registrado en 17 aldeas, un médico subsidiado del gobierno en 12 aldeas y un trabajador de salud comunitaria en 122 aldeas. Un comentario diciente acerca de la insuficiencia de la infraestructura de salud y bienestar de la población se halla en los estudios realizados por la PUCL Chhattisgarh en años anteriores.
En 1987, una investigación de repetidos informes de disentería de la sangre en Bastar que dejaba muchos muertos cada año reveló que la población tenía un acceso muy limitado a agua potable. Un estudio de 2004 reveló que la situación no tenía mejoras de importancia en los últimos 18 años.

Los recursos naturales y la propaganda del desarrollo

Aunque los aldeanos de Dantewada son sumamente pobres, las tierras tienen grandes riquezas minerales y boscosas. Cuando el gobierno habla de "desarrollo", al parecer tiene pensado el desarrollo de estos recursos en beneficio de particulares y no del desarrollo por el pueblo. Cuando las organizaciones y movimientos señalan que las dos formas de desarrollo no son la misma cosa, y que la práctica de la minería y otra actividad industrial en el pasado ha dado por resultado el desplazamiento y el empobrecimiento de los pueblos tribales de esta región, se dice que "se oponen al desarrollo".
La explotación de recursos naturales ha cobrado fuerza desde la formación del estado de Chhattisgarh en 2001. El nuevo gobierno estatal ha firmado acuerdos con varias casas industriales tales como la familia Tatas y el grupo Essar con el fin de construir plantas siderúrgicas en tierras arrendadas al estado. Hay planes en marcha para intensificar la minería en que el grupo Essar instalará un ducto para transportar ocho 8 millones de toneladas de compuestos ferrosos acuosos al año al puerto de Vishakhapatnam. Se ha montado una siderúrgica de la Corporación Nacional de Desarrollo Minero ya en la aldea de Nagarnar, Bastar, a pesar de la oposición de la localidad.
Pero las casi seis décadas de propaganda oficial de "desarrollo" han dado pocos resultados. Si bien la tasa de alfabetización y los indicadores de salud son muy bajos, un indicador que crece es el número de delegaciones policíacas. Un breve análisis de la infraestructura de desarrollo muestra que, si bien Dantewada tiene 37 delegaciones policíacas en el distrito para sus 374 consejos, con 33 nuevas delegaciones policíacas en ciernes, hay sólo 26 centros de servicios primarios de salud, 26 escuelas secundarias y cuatro universidades en el distrito.
Se asigna más dinero a los operativos de seguridad contra los naxalitas que al desarrollo. Lo que la oficialidad presenta como desarrollo tienen fines de seguridad. Entre la infraestructura física que se construirá, aparte de las delegaciones policíacas, figuran caminos, puentes, etc. Si bien los caminos, los puentes y la electrificación sin duda beneficiarán a las masas, es evidente que sus necesidades no motivan la participación de la Organización de Caminos Fronterizos en la construcción de los caminos en la región. Una Propuesta de Trabajo oficial de la oficina de Recaudaciones dice que el verdadero propósito de la construcción y ampliación de caminos es expulsar a los maoístas de las selvas y facilitar los movimientos de la tropa en la región.
En resumen, los adivasíes y otros aldeanos de la región tienen pocas posibilidades de desarrollo y están muy conscientes de su condición marginal y explotada. Para la mayoría aplastante en las aldeas, la agricultura no es viable porque las parcelas son tan pequeñas y no hay inversión en el riego, hay restricciones severas sobre el uso de los bosques en parte debido a la creación de reservas, los precios de los productos del bosque los mantienen deliberadamente bajos el gobierno y los comerciantes, y la maquinaria del gobierno los trata con descuido y desprecio. De otra parte, hay una minoría pequeña (principalmente familias de comerciantes, tenderos, burócratas, abogados y otra gente que viven en los pueblos pequeños, y algunos ricos jefes tribales) quienes se han beneficiado mediante la política o la corrupción con la tala ilícita de árboles y quienes quieren grandes proyectos de desarrollo.
En una situación en que el gobierno dice tener derechos a las tierras y para quien aquellos quienes viven en esas tierras son un elemento de poquísima importancia para la economía nacional, una base popular de los maoístas que desafíe este orden representa una amenaza a los planes del gobierno para la industria pesada y las ganancias en la región.
Los movimientos contra el desarrollo dominante y la corrupción desbocada en el gobierno continuaron a lo largo de los años 1980-90, de los cuales muchos tenían un carácter local. Entre ellos figuran el movimiento contra la siembra de pinos para alimentar la Papelera Ballarshah, el movimiento de las mujeres de Asna cerca de Jagdalpur contra el cercado de los bosques y la silvicultura de monocultivo, y la resistencia de los pueblos tribales de Mawlibhata a una propuesta siderúrgica en sus tierras. En los últimos tiempos el desafío más serio al modelo dominante de desarrollo ha provenido de las formaciones del PCI (Maoísta)

El movimiento maoísta

La región de Telengana del estado de Andhra Pradesh, colindante con Dantewada en el sur, tiene una larga historia de luchas campesinas que remonta a los años 1940. En los años 1970 las luchas del campesinado las dirigieron varios partidos marxista-leninistas, tal como el PCI (Marxista-Leninista) Guerra Popular [GP], un precursor del PCI (Maoísta). En 1980 GP formó una organización en la zona del actual distrito de Dantewada, llamada Dandakaranya Adivasi Kisan Mazdoor San-Gathan (DAKMS). Al comienzo abordó la opresión y la explotación por los "forasteros", principalmente las direcciones de bosques y de impuestos, la policía y los usureros. Se movilizaron contra las multas que levantaban los funcionarios de los bosques y las demandas de pagos ilegales en efectivo y en especie por la recolección de productos secundarios del bosque, el uso de las zonas boscosas de las aldeas para cultivos, o la tala de árboles para la construcción de casas. Los empleados tributarios pidieron pagos similares para ampliar los cultivos.
Una segunda iniciativa era la creación de los sangham en las aldeas, cuyo objetivo era reemplazar paso a paso las estructuras tradicionales de autoridad al nivel de aldea, identificar los problemas de las aldeas y resolver disputas. Los sangham existen en muchas aldeas de Dantewada hoy. Hoy son uno de los principales blancos de Salwa Judum porque desafían las estructuras tradicionales de autoridad local, y se identifican con los maoístas. El Recaudador del Distrito dice que "la verdadera fuerza [de los maoístas] estriba en los miembros del sangam quienes provienen de los aldeanos y no son sino las masas analfabetas quienes como otra gente se ocupan de su familia por medio del trabajo cotidiano".
La región tiene una historia de oposición política a los maoístas proveniente de los sectores dominantes de sociedad (tribales y no tribales) en la forma de los Jan Jagran Abhiyans. La adquisición de tierras a los grandes terratenientes y su reparto a los hogares sin tierra por las organizaciones campesinas llevaron al surgimiento de un sector opuesto a los maoístas. La disminución del papel del jefe y del sacerdote debido a la formación de los sangham contribuyó a la reacción negativa. Los comerciantes y contratistas de los pueblos de mercado y centros administrativos de las subdivisiones tales como Bijapur y Bhairamgarh, quienes en su mayoría eran personas no tribales, impulsó la oposición a los maoístas.
En mayo y junio de 2005 se inició otra movilización de las élites adivasíes y no adivasíes de la localidad contra las organizaciones maoístas y las fuerzas del Estado. Mahendra Karma, el legislador del estado del Partido del Congreso, de nuevo estuvo al frente. Esta vez se llamaba Salwa Judum. Salwa es la palabra en gondi que se refiere al agua que se rocía sobre un paciente para expulsar a un mal, y Judum es la palabra que se refiera a la caza colectiva. Por ende, Salwa Judum quiere decir la caza de purificación, o curar a la sociedad tribal del mal maoísta. En los círculos oficiales, esta campaña se refiere a Jan Jagran Abhiyan y a Salwa Judum, lo que probablemente señala las similitudes y diferencias con el Jan Jagran Abhiyan del pasado.
Las diferencias son cruciales: Primero, Salwa Judum abarca una zona más amplia y la aplicación intensiva del poder estatal, y es una parte importante de la política antinaxalita de los gobiernos central y estatal. Dos, los ataques y las masacres son más frecuentes y mucho más brutales, y su impacto en la vida cotidiana es mucho más devastador.

El surgimiento de Salwa Judum

Hay una ambigüedad acerca del origen de Salwa Judum. Hay dos explicaciones un poco contradictorias. Se entiende Salwa Judum surgió únicamente como iniciativa civil antimaoísta nacida de las contradicciones sociales de la localidad, o como una operativo organizado desde el principio como parte de los planes de contrainsurgencia largoplacistas del gobierno. El asunto del origen es secundario. Lo más importante es, primero, la base social de Salwa Judum; dos, la magnitud del patrocinio estatal que hoy recibe como parte de la agenda antinaxalita del Estado indio; y tres, la brutalidad que las masas viven en consecuencia. Salwa Judum no pudo haber alcanzado sus actuales dimensiones sin el gran apoyo del Estado.
Los relatos de las tres fuentes diferentes dan a entender que Salwa Judum surgió al nivel local por una variedad de razones como la oposición a los sangham y el reparto de las tierras de las aldeas. La dirección de Salwa Judum representa a aquellos quienes se consideran víctimas de la violencia maoísta; abarca esos sectores de la sociedad tribal y no tribal a quienes las medidas maoístas han afectado adversamente, por ejemplo, aquellos que ocupan posiciones tradicionales de autoridad en la aldea, cuyas tierras se han repartido, aquellos comerciantes cuyas ganancias han disminuido a causa de las luchas sobre las hojas que los pueblos tribales pizcan y venden a los comerciantes y que a la larga se convierten en cigarrillos, y los productos del bosque, etc. Lakshman Kashyap, un líder de la localidad de Salwa Judum, nos dijo que la dirección de Salwa Judum consta principalmente de a) unos jefes, sarpanches y panches con sus clanes; y b) los migrantes no tribales, ambos grupos quienes se movilizaron contra los maoístas. Los informes oficiales no contradicen esta composición de la dirección de Salwa Judum. Al nivel de base, es claro que los contratistas, transportistas y comerciantes de los pueblos pequeños del distrito de Dantewada, quienes tienen mucho que ganar de la industrialización de la región, tienen un papel prominente en Salwa Judum.
Lo importante es que el gobierno le está sacando provecho a la situación. Es crucial tener claro que Salwa Judum no pudo haber llegado a ser lo que es sin el gran apoyo del gobierno. Por ejemplo, el recaudador del distrito nos dijo que de las 150-200 reuniones de Salwa Judum celebradas hasta diciembre de 2005, el mismo asistió al 75% de ellas. Otras fuentes señalan que el gobierno ha encauzado y propagado enérgicamente la oposición a los maoístas en sectores de la población, lo que ha impulsado Salwa Judum como parte de su campaña antinaxalita nacional.
"Eso es lo que pasó en Bangapal, señor. El 3 de agosto celebramos una reunión en la aldea de Munder. Los aldeanos huyeron a las colinas. El Batallón Naga fue a las colinas, los agarró y los regresó y los obligó a unirse a Salwa Judum. Arrestaron a aquellos quienes no querían unirse. No conozco todos los detalles, no sé a cuántas personas han obligado a unirse ni cuántas arrestaron" (Lakshman Kashyap, líder local de Salwa Judum, en una entrevista).
No existe ningún relato más claro de qué pasa en una reunión de Salwa Judum. A aquellos quienes no se le unen los integrantes de Salwa Judum, la policía y la Brigada de Reserva India Naga (IRB, una unidad del ejército) los traen a la fuerza. Nuestra investigación y un informe anterior (de noviembre de 2005) del Partido Comunista de la India (PCI), revelan un patrón común. Primero, se organizan reuniones de Salwa Judum en las aldeas que se sabe apoyan a los maoístas. Transportan al público a estas reuniones en autobuses contratados o adquiridos por la administración. Los dineros provienen del gobierno central. A menudo, varios políticos se dirigen a las reuniones. Las procesiones, llamadas padyatras, parten de los pueblos más grandes en que se localizan los campamentos y se acompañan de las fuerzas de seguridad y a veces, del Recaudador o de la Policía Especial. En las reuniones, prenden candela a las casas de los miembros de los sangham o de los aldeanos comunes y confiscan su ganado, cerdos, aves y otras pertenencias. Como están dispersas las casas de las aldeas, a menudo los aldeanos no son capaces de resistir colectivamente los ataques. Pero algunas aldeas resisten, con la ayuda de los miembros de su propio sangham y otros maoístas. A veces mueren algunos aldeanos, pero no se registra ningún informe oficial jamás de las muertes por las fuerzas de seguridad. Pero se registran las muertes por los maoístas, y se indemniza a las familias en muchos casos. Después, se obliga a los habitantes de las aldeas derrotadas a ir a vivir en los campamentos, de los cuales la administración dice haber organizado 17. No pueden continuar con sus actividades agrícolas y su vida cotidiana, y se les explica que tendrán que ir a las procesiones y reuniones de Salwa Judum en otras aldeas, tomar parte en otros ataques y espiar a aquellos que se sabe que se asocian con los maoístas.

Ataques por Salwa Judum

A diferencia de Jan Jagran de 1990 y 1998, cuando se movilizaron algunos jefes de consejo contra los maoístas, ahora los ataques de Salwa Judum se llevan a cabo contra las aldeas con la ayuda de la Fuerza de Reserva de la Policía Central (CRPF) y la Brigada de Reserva India Naga (Brigada Naga), acompañados de un contingente pequeño de civiles. Es sabido que la Brigada Naga, temida por los aldeanos, prefiere conducir sus redadas por su cuenta.
Si bien no tenemos ninguna confirmación independiente de este hecho, hay fuertes alegaciones de violaciones por parte de las fuerzas de seguridad y de los activistas de Salwa Judum. Los maoístas han enumerado 31 casos de violación, en los cuales murieron seis mujeres, desde el surgimiento de Salwa Judum en junio de 2005.
También se informa de palizas a niños y personas de tercera edad. Expulsan a la fuerza a los aldeanos y su ganado. En la mayoría de las aldeas atacadas, las hallamos casi totalmente desahuciadas, salvo una que otra persona de tercera edad y en algunos casos mujeres. Por casualidad hallamos aldeas en que los aldeanos finalmente habían decidido "rendirse" después de repetidos ataques de Salwa Judum y las fuerzas de seguridad.
A continuación presentamos unos relatos de un ataque a una aldea de parte de Salwa Judum.

El pueblo de Kotarapal

Kotarapal es un pueblo grande dividido en Joona Kotarapal y Navin Kotarapal, que era una plaza fuerte de los maoístas. Salwa Judum lo atacó cuatro veces, primero el 18 de junio de 2005 después de una reunión de Salwa Judum en Matwada (un pueblo grande donde se realiza el mercado semanal) en que aproximadamente 3.000 personas participaron. Se dirigieron a la reunión, entre otras personas, Mahendra Karma Majhi, el jefe de consejo Korsa Sukulu y Lekam Jilaram. Los aldeanos cercanos a Indravati Sattuva tales como Sattuva, Bail y Dharma también participaron. De la reunión aproximadamente mil personas marcharon al pueblo de Kotarapal, a unos km de distancia. Prevenidos, los aldeanos mandaron fuera a los de tercera edad y los niños; los y las jóvenes se quedaron. Cuando la procesión de Salwa Judum se acercó al pueblo, lo atacaron los aldeanos y miembros del sangham. En la refriega, dos personas (Micha Dashru, de Bandeparre y Mohan Singh, de Naimed) murieron. Los integrantes del sangham detuvieron a 12 personas, de quienes dejaron en libertad a 11. Bhuvneshwar Thakur de Jangla quedó en custodia pero murió el 26 de junio.
Después del incidente del 18 de junio, se celebró una reunión de Salwa Judum en Bijapur, convocada por Mahendra Karma, el ministro a cargo del distrito de Dantewada Kedar Kashyap y Rajendra Pambhoi, integrante de la legislatura estatal. En esta reunión Jan Jagran Abhiyan se convirtió en Salwa Judum. El 1º de julio una fuerza combinada de las Fuerzas Armadas del Distrito y de la CRPF, al mando del inspector general de la región de Bastar, el jefe de policía de Bijapur y Mahendra Karm, un líder de Salwa Judum, atacó por segunda vez a Kotarapal. Como la mayoría de los aldeanos y miembros del sangham habían huido a la selva, los atacantes saquearon e incendiaron las casas y mataron el ganado. Mataron a dos campesinos grandes, Uikay Sannu y Vanjam Mangu, y una mujer grande recibió heridas fatales.
El tercer ataque ocurrió el 11 de agosto, en que los soldados de la Brigada Naga mataron a Lekam Budhram (de 35 años) y Aatam Bodhi (de 30 años), miembros del sangham. Al parecer en este ataque, y en el cuarto ataque el 12 de septiembre, la Brigada Naga se llevó un gran número de personas al campamento de Matwada. Según el informe del PCI, arrestó a 48 jóvenes quienes supuestamente eran miembros del sangham de Kotarapal y los obligaron a rendirse ante Mahendra Karma el 13 de octubre. Desde entonces han estado presos en la delegación policial de Bhairamgarh. Según algunos aldeanos, cuyas familias se habían negado a vivir en los campamentos, su jefe de consejo los había estado presionando para salir del pueblo. Muchas personas ya habían huido a los bosques. La Brigada Naga atacó a las últimas dos familias de este pueblo y se llevó a los hombres a Jangla y los torturó. Hoy el pueblo no tiene ni un habitante.

compartir

                        

Dirección corta: http://lahaine.org/aT58

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

©2017 by La Haine.

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal