lahaine.org

compartir

                        

Dirección corta: http://lahaine.org/fA8P

Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf
  tamaño texto
Enviar por e-mail  enviar        Versión para imprimir  imprimir

traductor

04/09/2016 :: Chile

La estafa de las AFP

x Arnaldo Pérez Guerra
Entrevista con Luis Mesina, vocero de la Coordinadora Nacional de Trabajadores No+AFP

En el país irrumpió la indignación, hasta ahora contenida, contra las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) que en la práctica han secuestrados los ahorros de los trabajadores para colocarlos al servicio de grandes empresas nacionales y extranjeras. El pasado 24 de julio casi un millón de trabajadores y sus familias marcharon en 40 ciudades del país para manifestar su bronca contra el sistema que legaliza el robo a gran escala y condena a los trabajadores a recibir pensiones miserables al final de sus vidas. Las marchas -que sorprendieron a los políticos- fueron convocadas por la Coordinadora Nacional de Trabajadores No+AFP.

Su vocero nacional es el dirigente sindical Luis Mesina Marín, secretario general de la Confederación de Sindicatos Bancarios y de la Federación de Sindicatos del Banco Santander, y presidente del sindicato nacional de ese banco. Fogueado en la lucha social, Mesina estudió en el Instituto Superior de Comercio y en el ex Pedagógico. El año 2000 fue vicepresidente de la CUT, cargo al que renunció denunciando actos de corrupción del entonces presidente, Arturo Martínez (PS). Ha participado en diversos intentos de reagrupación social y política de la Izquierda chilena, como la Fuerza Social y Democrática. La Coordinadora Nacional de Trabajadores No+AFP ha convocado a una nueva movilización para el 21 de agosto.

Mesina dice que la Coordinadora viene trabajando un plan de actividades desde hace tiempo. Pero lo más que había logrado era reunir a unas ocho mil personas. El 10 de diciembre del año pasado la Coordinadora logró movilizar protestas en diez ciudades. “Pero en Santiago no pasó de siete mil personas”, agrega. “Más tarde se tomó la decisión de probar con una protesta familiar. Hubo convocatorias dirigidas a distintos grupos que simpatizan con la Coordinadora, pero que no forman parte de ella. En Arica, Antofagasta, Copiapó, Concepción y Valdivia, los compañeros y compañeras se desplegaron trabajando intensamente. Finalmente, se decidió hacer las marchas un día domingo, el 24 de julio y darle un carácter familiar. Para nuestra alegría comenzaron a surgir centenares de flyers, volantes, etc. y se empezó a difundir la convocatoria por las redes sociales con mucha fuerza. De pronto, se destapó el escándalo de la pensión de Myriam Olate, la ex esposa del diputado socialista Osvaldo Andrade, y se produjo una indignación gigantesca en todo el país que se reflejaba en las redes sociales. Nacieron nuevos grupos y movimientos de indignados con las AFP, que se sumaron a las convocatorias locales, regionales y nacional.

Esos colectivos y grupos hacen su trabajo movilizador por su propia cuenta. Convocan para el día señalado pero con sus propios mensajes y creatividad, impulsados por la presión de las redes sociales. Los indignados presionaron en las redes, por Facebook, Twitter y otras plataformas difundieron fotos, videos, informativos, afiches, algunos con mucho humor. Aparecieron el Movimiento Indignados Anti-AFP y muchos más… Son expresiones diversas de diversos colectivos. A través de Internet se multiplican formas de relación y de unidad de propósitos. Es gente cansada de la corrupción y de la impunidad. Eso se expresó claramente e inundó las redes y generó una explosión de bronca que todavía es imposible dimensionar. Creo que la pensión millonaria de la ‘socialista’ Olate gatilló esa bronca. Pero ocurrieron otros hechos: se difundió que había cambiado la tasa de mortalidad por parte de la Superintendencia de Pensiones, lo que implicaba alargar la expectativa de vida y aumentar los años para jubilar. En la práctica, una rebaja del 2,2% de las pensiones. Una decisión arbitraria, brutal, para una población ya muy castigada. Esto fue echarle bencina a la hoguera. Se agregaron las denuncias de corrupción que afectaron al diputado Iván Fuentes, apareció en el baile el senador Patricio Walker, que representa a esa casta aristocrática y corrupta que se ha adueñado de la política. Muchos chilenos pensaron: ‘¡Ya es el colmo!’”.

Luis Mesina añade: “En Chile se está agudizando la lucha de clases que algunos creen que es un invento marxista. Y la última semana se conoció que 45 directores de las AFP se repartieron 3.200 millones de pesos por concepto de dietas, por asistir a una reunión semanal de los directorios.
Indignante… Todo esto es un caldo de cultivo que ha hecho que los trabajadores reaccionen indignados por la injusticia social que reina en el país”.

La CUT esta como ausente....¿Cuál ha sido el papel en esta protesta de la CUT, la Anef o el Colegio de Profesores?

Ninguno, aunque muchos afiliados a esas organizaciones se sumaron a las marchas y seguramente participarán en las marchas del 21 de agosto. Pero sus organizaciones no son convocantes. Sus dirigentes han estado difundiendo otra cosa en sus redes. Pero la mentira es muy fácil de comprobar. A esta altura esos dirigentes no pueden intentar subirse al carro. Ellos no están en la Coordinadora No+AFP. Sí hay organizaciones de base, dirigentes y sindicatos que pertenecen a la Anef o a la CUT. Lo mismo ocurre con miles de profesores jubilados y activos. Con nosotros participan dirigentes y sindicatos de la CUT en provincias.

Nunca nos habían dado tanta cobertura en la TV, las radios, diarios y medios digitales, como ocurrió después de la marcha del 24 de julio. Aunque la mayoría de esos medios continúan tergiversándonos. Pero el pueblo no se pierde, sabe la verdad, la sufre en carne propia, y sabe muy bien que la CUT no tiene nada que ver con esta enorme movilización. La cúpula de la Central avaló durante mucho tiempo una AFP estatal. Arturo Martínez sigue haciendo seminarios promoviendo esa idea. ¡La burocracia sindical no tiene remedio, no va a cambiar…! Lo que sucedió en la marcha del 24 es expresión de lo que la gente dice en las redes: no queremos a la CUT, no queremos a ningún partido político. La presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, salió apoyándonos. No sabemos si lo hizo de manera oficial pero eso ha generado una confusión muy grande. La gente no quiere nada con esos dirigentes. Asimismo, la reacción contra el senador Alejandro Navarro, que lamentamos, demuestra que la gente no quiere nada tampoco con los políticos. Si a Navarro le hacen eso, hay que imaginarse lo que le harían a los otros políticos que ya no pueden andar por la calle sin recibir insultos”.

¿Hay intentos de robarse el liderazgo del movimiento anti AFP?

Sí, es probable, pero no tienen posibilidad alguna. Los medios pueden levantar una figura, tienen ese poder. Pero el pueblo no les cree, saben que no son los sindicalistas burócratas los que están a la cabeza del movimiento contra las AFP. Hoy aparecen diputados corruptos, dirigentes de la Nueva Mayoría y de la derecha hablando de reformas a la previsión social…Pero ¿quién les va a creer? Todo lo organizamos y lo financiamos nosotros, los permisos, la música… Marchamos más de 750 mil personas en Chile, miles en provincias donde nunca habían protestado contra las AFP.
Devela que el país está cansado de cháchara politiquera. La gente gritaba: ‘¡Chile despertó!’. Sin embargo, la respuesta del gobierno fue estúpida. El funcionario que tienen en comisión de servicio con los grandes empresarios, el ministro de Hacienda Rodrigo Valdés, dijo: ‘No hay plata’. Es el mismo que validó las fusiones truchas de AFP y que permite que el Estado deje de recibir 400 millones de dólares por concepto de tributos. Tenemos un desafío gigantesco: sacar de una vez por todas a quienes no cumplen el rol de funcionarios públicos, sino que son representantes del empresariado enquistados en el aparato público. Hay que acabar con este maridaje espurio de empresarios y políticos”.

¿Qué organizaciones sí participan de la Coordinadora No+AFP?

La Confederación Nacional de Funcionarios de la Salud Municipalizada (Confusam), la Federación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud, la Confederación Bancaria, la Federación de Trabajadores de Walmart, la Confederación de Trabajadores Metalúrgicos, muchos sindicatos grandes de Concepción, como el Sindicato de Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar), el Sindicato de Industrias Chilenas de Alambre (Inchalam), organizaciones del sector público, el Frente de Trabajadores de la Minería, la Unión Portuaria… Los sindicatos de verdad y, lo importante, lo distintivo en este movimiento es que es transversal, que es de hecho, no de derecho, que no tiene dirigentes, sino vocerías. Hoy soy yo, mañana eso cambia. El rol fundamental es responder al planteamiento que nos unifica: No+AFP. Tenemos propuestas, como el sistema de reparto. Si partidos y militantes quieren participar con nuestras condiciones, perfecto. Tenemos un trabajo de años formando opinión contra las AFP y eso nos valida. No tenemos un doble estándar, ni interés por candidatearnos a nada. La Plaza de Los Héroes estaba repleta y de repente me llaman y me dicen que la marcha aún venía más allá de San Isidro. Y nuestro audio no se escuchaba más allá de dos cuadras…

Fue muy emotivo, se cantó la Canción Nacional y ‘El pueblo unido’: a algunos no les gustó porque se identifica con la política, la Izquierda, pero mucha gente lloraba cantando. Al bajar del escenario, se nos acercaba gente a felicitarnos, diciendo: ‘Por fin estamos en la unidad’. Esto tiene dos lecturas: lo importante de la lucha y el que nos demos cuenta que la gente está desesperada. Desolación es lo que hay, y es porque todo se ha traicionado cuando se llega al poder, la gente no cree... No hay construcción colectiva, y es lo que hace falta. Tiene que haber un movimiento, no un sujeto. Hoy tenemos una posibilidad histórica: el pueblo pide a gritos organización y es necesario construirla en todas partes”.

¿Qué viene ahora?

Sumar a la mayor cantidad de gente y cambiarse al Fondo E, porque si una amplia mayoría nos cobijamos en ese fondo, no podrán especular como lo hacen hoy en el mercado bursátil y utilizar esos recursos para colocar directores, financiar a los bancos, Isapres, el retail, etc. Tendrían que invertir en renta fija, en papeles del Estado y, en consecuencia, el negocio de las AFP colapsa de inmediato. Si un 80% de los trabajadores se cambia, colapsan. Esa es desobediencia civil, un acto pacífico de rebeldía.

El 10 de agosto realizaremos una jornada de difusión, educación y propaganda, que va a culminar a las 21:00 horas con una protesta popular, un cacerolazo en las poblaciones y plazas del país.
Tendremos distintas actividades: mitines de propaganda frente a las AFP, para que la gente no se deje embaucar por los cantos de sirena de que que van a modificar el sistema. ¡Pamplinas! El domingo 21 de agosto convocamos a la segunda marcha familiar en todo el país. En las redes se empezó a decir que lo del 10 de agosto es organizado por la CUT. Es falso. La Coordinadora Nacional de Trabajadores No+AFP hace siempre, los días 10 de cada mes, jornadas de propaganda, porque es el día en que los empleadores tienen que depositar en las AFP las platas que descuentan a los trabajadores. Es una fecha simbólica: el día que nos roban”.

Punto Final

compartir

                        

Dirección corta: http://lahaine.org/fA8P

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

©2017 by La Haine.

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal