lahaine.org

compartir

                        

Dirección corta: http://lahaine.org/fE32

Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf
  tamaño texto
Enviar por e-mail  enviar        Versión para imprimir  imprimir

traductor

17/02/2017 :: Mundo, EE.UU., James Petras

Decir que Trump inventó las deportaciones es falso

x James Petras - La Haine
Todos los Demócratas que apoyaron las deportaciones durante 8 años ponen el grito en el cielo, pero hubo más de 2 millones de inmigrantes expulsados por Obama

Análisis de James Petras en CX36, 13 de febrero de 2017. Escuchar: http://www.ivoox.com/analisis-james-petras-cx36-audios-mp3_rf_16980820_1.html

Hernán Salina: California ha sido noticia en esta jornada por masivas evacuaciones que hubo que realizar por el riesgo de una presa, Petras. Comencemos por ahí si le parece.

JP: Sí, podríamos empezar tratando de entender lo que está pasando. Porque las noticias hablan de la presa rota porque ha llovido mucho y hay mucha nieve en la montaña. Pero eso no explica por qué está tan rota, no hay condiciones para retener las aguas.

Tenemos que analizar de fondo el deterioro de la presa y los problemas que tenemos con toda la infraestructura del país. Los ferrocarriles siempre tienen accidentes, los oleoductos, los puentes y demás obras. Dicen que necesitamos por lo menos U$S500.000 millones para poner las cosas en condiciones favorables.

¿Y por qué no nos hemos fijado en los problemas? Porque los gobernantes, Bush, Obama, han gastado todo el dinero en las guerras, las 7 guerras que hemos lanzado en todo el mundo más los apoyos a Wall Street durante la crisis, que regalaron más de U$S 900.000 millones tratando de resucitar a los bancos.

Tenemos que decir que por falta de compromisos con la obra pública tenemos este problema que encontramos ahora frente a las tragedias y las actividades criminales en relación con la infraestructura.

El origen dicen que es la naturaleza, pero los efectos vienen por la falta de inversiones y las otras prioridades que tienen los sucesivos gobiernos. Ahora Trump dice que va a modificar la infraestructura, hay que ver.

HS: Y en este caso estamos hablando de que hubo que evacuar a centenares de miles de personas de varias ciudades.

JP: Sí, la gente busca lo que puede. Otra vez tenemos que enfatizar que el gobierno no tiene programas de defensa civil, no tienen organizado el transporte, cada cual tiene que salir de su casa como puede, tiene que buscar transporte, tiene que ir preguntando a la policía de tránsito cómo salir de este peligro. En otras palabras también falta un respaldo público, un respaldo del gobierno nacional.

HS: Bien, para seguir con el gobierno nacional, venimos de un fin de semana donde se sigue denunciando el proceso de detenciones masivas que están haciéndose, por parte de las fuerzas de seguridad estadounidenses, a inmigrantes como parte de las nuevas directivas de Trump.

JP: No, todo falso. Trump mantiene el ritmo que hubo durante los 8 años de Obama. Terribles las cosas pero debemos ponerlo en perspectiva. Todos los Demócratas que apoyaron las deportaciones durante 8 años ponen el grito en el cielo, pero hubo más de 2 millones de inmigrantes expulsados. Ahora Trump simplemente está siguiendo los pasos de Obama.

Estas denuncias deben dirigirse contra Trump, pero pensar que Trump inventó los crímenes contra los inmigrantes es absolutamente falso. Simplemente está continuando la política, incluso a un ritmo un poco menor que lo hizo Obama. En todo caso son políticas que debemos condenar pero sin tomar partido por el Partido Demócrata.

HS: Correcto. ¿Y qué pasa con las movilizaciones que se generaron al principio, se siguen dando algún tipo de protestas?

JP: Han bajado el ritmo y tamaño pero siguen las protestas, particularmente en los Estados y regiones donde los latinos son mayoría o tienen mucha presencia, y eso influye a los políticos a tomar posiciones favorables. Hay varias grandes ciudades donde se concentran los inmigrantes como Los Ángeles, Chicago, Nueva York y Florida, son lugares donde se dan las principales protestas.

Pero el resto del país, debemos decir que la población simpatiza con los inmigrantes pero no se están movilizando, ya han vuelto al trabajo, han vuelto a los estudios y no hay la misma intensidad. Ahora una parte del sistema judicial ha tomado partido en favor de los inmigrantes y trata de limitar las detenciones generalizadas.

HS: Queremos dedicar algunos minutos, nos parece importante y quizás no ha estado tan jerarquizado en la agenda internacional de estos días, a las elecciones que se vienen el fin de semana próximo en Ecuador, en un país tan importante para nuestra región donde no puede ser reelecto el presidente Rafael Correa. ¿Qué cabe esperar? ¿Qué importancia tienen esos comicios donde además se están votando otras iniciativas propuestas por Correa, como por ejemplo que quienes tienen fondos en paraísos fiscales no puedan ser candidatos?

JP: El gobierno de Correa ha tenido algunos grandes éxitos y algunas fallas. Podríamos decir en todo caso que el país de 'la revolución ciudadana' de Correa tiene una posición favorable a las grandes mayorías por los gastos en Educación, Salud y los otros programas sociales. Incluso postergando y anulando la deuda externa corrupta.

Pero los banqueros están movilizando todas sus fuerzas financieras, están ganando peso y las elecciones parece que van empatadas, no tenemos claro quién puede ganar esta elección. Pero obviamente Lenín Moreno es el representante de centro-izquierda, y los candidatos opositores, los banqueros, reflejan el poder del gran capital y están preparando hacer unas políticas a lo Macri y Temer, de la ultraderecha.

Entonces, yo no quiero decir que el partido de Correa no va a ganar, pero va a ser un triunfo muy estrecho. Las mayorías, las clases populares van a votar por él y su partido y apoyar los referendos positivos que han ofrecido.

Y para la izquierda latinoamericana debemos reconocer que con todo el radicalismo que tenemos las izquierdas deben apoyar el 'mal menor' que es el partido de Correa y dejar el sectarismo en esta situación que tenemos. Porque si no vamos a repetir el voto que hubo en Argentina donde sectores de la izquierda radical votaran en contra de Kirchner y de candidatos minoritarios, y sufren ahora el peor gobierno desde De la Rúa hace 15 años atrás. Debemos ser realistas en las coyunturas que enfrentamos.

HS: Si hubiera que plantearse qué objetivos, qué cosas debería profundizar un gobierno de Alianza País que es la fuerza de Rafael Correa, ya sin Correa presidente, ¿qué asignaturas pendientes tiene para el caso de seguir en el gobierno de Ecuador?

JP: La primera cosa es democratizar. Correa manda demasiado como caudillo y se debe aumentar la participación popular y la representatividad de los sindicatos, los maestros y los trabajadores petroleros. Es una de las fallas.

Lo segundo es profundizar el poder público sobre la economía y poner más los recursos al servicio de las clases populares. Entonces, hay que hacer cambios estructurales más profundos y no simplemente mayores gastos sociales que es un paso positivo pero deja la estructura del poder intacta, principalmente los bancos siguen teniendo mucho peso en la economía y la política.

HS: Bien, Petras, dejamos Ecuador. Una mirada que tiene que ver con nuestro país pero como usted sabrá el presidente uruguayo Vázquez, algunos ministros y decenas de empresarios están de gira por Europa en este momento, ya dejaron atrás Alemania donde parece haber sido bien recibido el impulso que Vázquez quiere darle a un TLC Mercosur - Unión Europea. Hoy está en Finlandia, ya estuvo con el presidente de ese país donde quiere atar la segunda planta de celulosa y luego va rumbo a Rusia. ¿Qué deberían esperar los uruguayos de una gira de estas características, Petras?

JP: El Dr. Tabaré Vázquez es como ese cuento de un lobo disfrazado de oveja. Están en Europa vendiendo el patrimonio nacional de Uruguay a cualquiera que pueda comprar lo que tienen para vender. No tiene un proyecto nacional, popular e integral. Está buscando en cualquier lugar inversiones extranjeras... que contaminan el ambiente. No han lanzado una iniciativa donde los salarios públicos y privados puedan aprovechar de las inversiones que traen. En vez de eso está siempre bajando los salarios, los gastos sociales para atraer al gran capital.

Está bien que esté negociando y hablando con gobiernos en el exterior, pero no sobre la base de repetir la economía como simplemente exportador de materias primas. Tabaré no tiene un programa de industrializar el país, diversificar la economía. Es bueno que diversifique los mercados, pero más importante es el sistema productivo, que deje de ser simplemente un "supermercado" para los capitales extranjeros.

HS: ¿Qué debe de tenerse en cuenta al mirar a un país como Finlandia que están poniendo los gobernantes uruguayos como modelo? Ahora Finlandia se ofreció a trasmitir a Uruguay la experiencia que lo ha llevado a estar alto en esa calificación de las famosas pruebas PISA de educación. ¿Cuánto hay de bueno en Finlandia para que países como Uruguay quieran reflejarse o quieran imitarlos?

JP: Lo que me cuentan los sindicalistas en Finlandia es que los salarios en los últimos 5 años se están deteriorando y no han tenido ningún aumento entre los trabajadores de la madera y otras industrias. Están en una crisis económica, hay una política profundamente neoliberal.

Años atrás podíamos reconocer que el gobierno de coalición socialista comunista tenía medidas sociales beneficiosas para los trabajadores con mucha protección social. Pero en los últimos 20 años han seguido un camino neoliberal y profundamente regresivo.

Es curioso que hablen de Finlandia como modelo. Es un ex modelo, es una experiencia de hace 20 años. Los últimos años no son un modelo para nadie más que para los banqueros y los grandes capitales, una política sumamente negativa según los dirigentes sindicales.

HS: Muy bien, James Petras, para redondear esta columna, algún tema sobre lo que esté trabajando que quiera mencionarnos en el cierre de esta comunicación.

JP: Como estamos hablando de América Latina debemos reconocer la corrupción de los presidentes neoliberales. Últimamente en Perú, los tribunales piden a Trump deportar al ex-presidente Alejandro Toledo, que recibió sobornos del Odebrecht, la enorme compañía brasileña que aparentemente estaba dando sobornos a diestra y siniestra para conseguir contratos.

Y en primera instancia Toledo trató de ir a Israel porque su esposa, la Sra. Karp, tenía doble ciudadanía, Perú e Israel. Y pensaban defenderse desde Israel que no permite las deportaciones de sus ciudadanos, independientemente de qué crímenes cometieron en el exterior. Pero parece que el Sr. Toledo busca alguna forma con Trump de conseguir su estadía en EE.UU. y proteger los U$S 6 millones que son lo que recibió de sobornos. Otra vez lo que fue progresista se convierte en un reaccionario corrupto.

Y finalmente hay dos puntos más que quiero mencionar. El primero es lo que pasa en España con el congreso de Podemos, donde el candidato de centro-izquierda Pablo Iglesias consiguió 89% de los delegados contra Iñigo Errejón, que representaba la coalición con el Partido Socialista antiobrero.

Entonces, podríamos decir que la victoria de Iglesias indica que la gran mayoría de las bases quieren continuar una política independiente de los dos partidos capitalistas. Pero tenemos que ver en qué grado el re-elegido Iglesias podría abrir camino para recapturar los millones de votos que perdió en la última elección.

Lo último que quiero anotar son dos cosas sobre EEUU. Primero, Corea del Norte lanzó una prueba de sus misiles de larga distancia. Enseguida la prensa burguesa, los políticos del Partido Demócrata de Obama lanzaron una campaña exigiendo que Trump lance una ofensiva y alguna política muy peligrosa contra Corea del Norte.

Trump todavía no ha anunciado nuevas sanciones, más allá de las que ya existen. Pero otra vez quiero subrayar que son los del Partido Demócrata que están presionando desde la derecha de Trump, quieren provocarlo para tomar medidas más bélicas y más agresivas.

Y lo mismo pasa con las presiones que ha lanzado el Partido Demócrata contra el jefe de seguridad nacional de Trump. Michael Flynn está acusado de ser "demasiado cercano" al presidente ruso Putin. Otra vez el Partido Demócrata quiere provocar más guerras, más presiones contra Rusia. Y Trump que trata de buscar alguna conciliación con Rusia siente las presiones del Partido Demócrata, los autotitulados progresistas.

Debemos enfatizar en Uruguay y todo el sur de América Latina que es falsa la idea de que Trump es más derechista. Los más derechistas y los más militaristas son los que apoyan a Hillary Clinton, Obama y otros demócratas.

Y si es cierto que debemos criticar al presidente Trump, debemos reconocer también que en primera instancia las peores presiones en el país vienen del Partido Demócrata y sus simpatizantes y no de los votantes populares que eligieron a Trump.

Extractado por La Haine

compartir

                        

Dirección corta: http://lahaine.org/fE32

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

©2017 by La Haine.

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal