Principal ImprimirImprimir | Volver al artículo
03/09/2003 :: Madrid

¿Qué es la Asamblea de La Guindalera?

x La Haine - Madrid

Texto enviado a La Haine-Madrid por la Asamblea de la Guindalera
(visita su nueva web en http://laguindalera.webcindario.com/)

¿Qué es la Asamblea de La Guindalera?

La Asamblea de La Guindalera no somos más que una agrupación de personas que creemos que un mundo más justo y democrático es posible. Hartos de esperar a que l@s polític@s nos arreglen los problemas, hemos decidido tomar la iniciativa para conseguir un barrio en el que tod@s contemos y por el que tod@s podamos trabajar.

La Asamblea no es un partido ni un colectivo político. Es más, discrepamos de los partidos políticos. Pensamos que los partidos políticos en la actualidad, lo único que hacen es hacer difusa la democracia, prácticamente inexistente. ¿Por qué? En primer lugar, siendo democracia "gobierno del pueblo", limitando la participación del pueblo a votar a un partido cada cuatro años, ¿dónde queda el gobierno del pueblo?.

En segundo lugar, un partido político tiene un programa prefabricado, estricto, con una serie de ideas que quiere llevar a cabo, en las que sólo participa el afiliado al partido (y no en todos los partidos es así), es decir, que en vez de haber participación popular, se escoge un programa, como decíamos, prefabricado.

En tercer lugar, el partido que debe gobernar, una vez elegido, hace lo que le viene en gana. En teoría debe llevar a cabo el programa que ha elaborado, pero luego nada le impide, con mayoría, hacer lo que quiera. Aun así, cualquiera que analice la situación , podrá ver que hay partidos de diferente tipo. Unos quieren cambiar esta situación desde dentro del sistema y otros quieren mantenerla. Y otros, lo que es peor, dicen querer cambiarla pero realmente la mantienen. Sin embargo, aun con buenas intenciones, ¿en qué beneficia esta participación? Pensamos que en nada.

La Asamblea, aun sin ser un partido político, si que tiene unos planteamientos políticos. A nadie debería extrañarle esto. Un Estado, un ayuntamiento, un juzgado... son organizaciones con unos planteamientos políticos, con unos principios políticos. Casi toda la población participa en ellos y asume sus principios, sin planteárselos, sin discutirlos. Nos ponen un control tan fuerte, una propaganda tan sistemática y repetitiva que nunca nos planteamos ¿hay tanta justicia, igualdad y libertad como dicen?

Nosotr@s nos lo hemos planteado. La palabra "democracia" significa "gobierno del pueblo". Nos hablan de "soberanía popular", pero lo cierto es que nuestra participación se reduce a lo mínimo, a elegir, cada cuatro años, un gobernante. Rousseau, uno de los padres de la democracia moderna, figura muy manipulada en la actualidad, indicaba que la soberanía popular desaparece cuando aparece el amo y que "no siendo la soberanía más que el ejercicio de la voluntad general, jamás puede enajenarse, y que el soberano, que no es más que un ser colectivo, no puede ser representado más que por sí mismo".

Actualmente, este sistema partitocrático genera unas desigualdades tremendas. Porque la gestión económica es desigual. Aunque tod@s trabajamos
y hacemos un aporte social, lo cierto es que hay un@s poc@s que viven a costa de todos los demás. Y tan cierto es esto a nivel personal como a nivel estatal, ya que también podemos ver como unos pocos Estados del mundo (incluido el nuestro) viven de los bienes que generan otros, cuya población vive en la más absoluta miseria.

Pensamos que este es un problema de raíz. No es un problema de una ley o de un reglamento, es un problema del propio sistema en sí mismo. Por tanto, pensamos que hay que generar otro sistema. No hablamos de tomar el poder, hablamos de crear un poder, el poder de la gente. Hablamos, en definitiva, de democracia. De la más absoluta democracia.

Pensamos que los Pueblos, sin Estados, deben ser regidos por su propia población, desde la base, desde las asambleas en barrios o municipios, federándose entre sí y escogiendo las asambleas a sus portavoces, temporales y con posibilidad de revocación inmediata, desapareciendo así la clase política parásita y siendo esta participación a modo de portavoces nada más que un servicio social, es decir, lo que en teoría es ahora pero no en la práctica, siendo estos portavoces los encargados de llevar la voz de su asamblea a los diferentes estadios (comarcas, provincias...)

Pensamos que una verdadera gestión democrática de los Pueblos, desde la base, es lo que traerá justicia y libertad. El pueblo no es un rebaño, el pueblo es un conjunto de personalidades diferentes, con diferentes opiniones y diferentes voluntades. Al vivir el ser humano en comunidad es necesario buscar el consenso entre las diferentes opiniones (como decíamos, desde la
base), para poder, en definitiva, convivir en paz, sin enfrentamientos, sin nadie por encima de nadie.

Para construir una casa, no se comienza por el tejado, se comienza por los cimientos. Pensamos que un mundo mejor, más justo, democrático, solidario y libre, debe construirse desde abajo. En cualquier pueblo del mundo, la base son sus barrios o municipios (dependiendo del tamaño). Así que nosotr@s, como vecin@s del barrio de La Guindalera, hemos decidido poner el primer ladrillo de esta construcción común que es la democracia sin fisuras.

El Movimiento por las Asambleas de Chile manifiesta "como pueblo no encontramos respuestas en el sistema, es por eso que tenemos que hacer y construir otra historia: la nuestra". No podemos estar más de acuerdo con esta declaración. Como pueblo, tenemos que empezar a formar un mundo diferente al real, es nuestra responsabilidad, sin alimentar a parásitos que sólo especulan con nuestras vidas y sueños.

Si no eres tú ¿quién? Si no es ahora ¿cuándo?. En Argentina necesitaron una profunda crisis económica para darse cuenta de la realidad de estos planteamientos. ¿Necesitaremos nosotr@s lo mismo?.

 

https://www.lahaine.org/mm_ss_est_esp.php/ique-es-la-asamblea-de