Principal ImprimirImprimir | Volver al artículo
30/10/2019 :: Mundo

Los pueblos están muy descontentos y preparados para ir a la calle a luchar

x James Petras - La Haine
El análisis de James Petras en CX36, 28 de octubre de 2019

Escuchar: https://archive.org/details/elanalisisdejamespetrasencx3628oct19

Diego Martínez: ¿Qué nos puede decir del resultado de las elecciones en Argentina? Donde se impuso Alberto Fernández, pero con una remontada de Mauricio Macri en la recta final de la campaña.

JP: Si, pero no mucho. En todo caso hubo un repudio a todo el neoliberalismo, al Fondo Monetario, a Mauricio Macri. Es una expresión de la rebelión de los pueblos. En el caso particular argentino debemos entender que es parte de un proceso mundial, donde podríamos ver desde Líbano y Hong Kong a Irak, en cualquier momento, cualquier resultado es la rebelión. En España estamos ahora ante la movilización de la derecha contra lo que llaman los independentistas.

Es otra cosa que debemos generalizar y decir que el pueblo está muy descontento y preparado para ir a la calle a luchar, pero no siempre desde la izquierda, sino que hay reacciones por la derecha. Por ejemplo en España donde el grupo neofacistas Vox está movilizando a sus seguidores e incluso ayer en Cataluña mismo movilizaron unas ochenta mil personas.

En todo caso estamos entrando a una fase extra parlamentaria, donde los partidos políticos han fallado, no hay capacidad de movilizar y justificar su política. Y eso es algo que debemos estudiar.

Incluso en Uruguay, donde el voto por el Frente Amplio fue muy por debajo de lo que podríamos esperar y con una fuerte pérdida de escaños en el Parlamento; donde podríamos haber anticipado un voto más estrecho. Pero salió el voto en contra en el referéndum para fortalecer la represión. En todo caso hay problemas de delincuencia. Y es que la falta de resolución de problemas sociales es la raíz de estos problemas y estas rebeliones.

DM: En Bolivia también se cuestionan desde la derecha los resultados de las elecciones del fin de semana anterior e incluso la OEA sumándose a la derecha pide segunda vuelta.

JP: El caso de Bolivia es todo invención de la derecha, porque Evo Morales consiguió la mayoría absoluta de los votos contra la derecha y Carlos Mesa. Y ahora buscan sustituir la discusión sobre el margen, o sea, niegan que están debajo del 10%.

En todo caso, creo que sigue siendo un país mayoritariamente de apoyo a la centro izquierda de Evo Morales, pero los medios de comunicación inventan otras cosas, no hablan de mayorías absolutas, dicen que el margen no es tal y tratan de utilizar el margen de derrota de la derecha para justificar una política golpista.

Hay que reconocerlo y no caer en la trampa, porque cuando la izquierda gana por un buen margen simplemente cambian el eje de la discusión al margen de la derrota. Y creo que Bolivia sigue siendo un país de centro izquierda y no van a aceptar las imposiciones de las pandillas y de los vándalos en las calles, que vienen trabajando en Santa Cruz con el apoyo de la derecha y los norteamericanos.

DM: ¿Pero es esperable un escenario parecido al de Venezuela en los próximos meses, con intervenciones a nivel diplomático y que EEUU comience a generar incidentes con colectivos violentos para intentar derrocar por esa vía a Evo Morales?

JP: No está totalmente controlado, pero la situación económica en Bolivia es incomparable, es mucho mejor que en Venezuela.

No hay que olvidar que Bolivia ha tenido el crecimiento más alto de toda América Latina y sigue creciendo, hay pequeños problemas por la acumulación de deuda y otras cosas, pero hay mucho espacio para rectificaciones en Bolivia. No hay que darle tanto peso a Santa Cruz ni acomodarse con los grandes empresarios.

Creo que el caso de Bolivia no puede compararse con el de Venezuela, porque sigue siendo un factor de crecimiento. El capitalismo en Bolivia no tiene el peso que tenía y tiene en Venezuela, es un hecho que debemos reconocer. De todos modos, yo creo que van a seguir montando líos, provocando al gobierno y presionándolo para que haga más concesiones. Es un error de Evo Morales acomodarse a la derecha porque cuanto más concesiones da aumentan las presiones.

DM: Otro país que está viviendo momentos de decisiones es Chile, a partir de las masivas protestas que fueron brutalmente reprimidas.

JP: Creo que Chile es un ejemplo de la publicidad, de los grandes medios, que hablaron muchos años del modelo chileno, del crecimiento, del éxito chileno, pero no para el 65% de la población. Esa inmensa mayoría sufre una de las mayores desigualdades de América Latina, se eliminaron los planes de Salud de la época de Salvador Allende; han perjudicado la Educación, siguen con la Constitución de Pinochet. Entonces, la transición en Chile no fue un éxito en términos de los estándares de vida del pueblo.

Creo por esa razón que la lucha del pueblo chileno va a seguir por un tiempo, porque un recambio de Ministros no es la solución, Lo que ofrece el presidente Piñera no es suficiente. Incluso comentaristas y expertos han dicho que Piñera tiene que ir más al fondo de las cosas, aumentar la igualdad, cambiar todo el sistema educativo y de salud; cambiar los sistemas de pensiones; dejar de lado los capitalistas como factor de fuerza motor del crecimiento.

Piñera es incapaz de cumplir con lo que el pueblo exige, en todo caso la lucha va a continuar, se va a profundizar y Piñera va a tener que irse del poder.

Hernán Salina: ¿Hay otros temas que quiera mencionar?

JP: Bueno, podríamos empezar con Uruguay. Creo que el Frente Amplio enfrenta un desafío muy profundo, porque la oposición -Partido Nacional, Partido Colorado y Cabildo Abierto- si juntan sus votos, es muy posible que ganen la Presidencia. Daniel Martínez no es un candidato fuerte para movilizar al pueblo y ese es un factor que debemos tomar en cuenta. El Frente Amplio tiene que estar unido profundamente; y cuestionar la política de acomodo con los intereses capitalistas.

El otro factor que queremos comentar es sobre los incendios en California, que se repiten cada año y son cada vez peores sus consecuencias. Las grandes ciudades como San Francisco, se quedan sin luz para evitar otras explosiones que pueden quemar la ciudad misma. Estamos viendo que en las grandes ciudades están evacuando a cientos de miles de personas, y no hay preparación, no hay antelación cada familia, cada comunidad en peligro tiene que actuar por su cuenta. Es una falta de preparación de los gobiernos, de preparación política, de liberales y conservadores, de republicanos y demócratas, no se cuida al pueblo, entonces tenemos cada año la quema de bodegas, de tiendas, de casas, de autos. Y hemos visto que no hay respuestas, las respuestas son simples como apagar el fuego, pero no para solucionar el problema de fondo que es fundamental para entender cómo enfrentar a largo plazo la situación medioambiental.

Extractado por La Haine

 

https://www.lahaine.org/mm_ss_mundo.php/los-pueblos-estan-muy-descontentos