Principal Imprimir | Volver al artículo
08/04/2012 :: Andalucía

Contra la explotación animal, por la abolición de los circos con animales

x Almeria Info
Ayer abría sus puertas el “Gran Circo Alaska”, y lamentablemente las seguirá abriendo hasta el lunes

Ayer, junto al Parque Comercial “Gran Plaza”, abría sus puertas el “Gran Circo Alaska”, y lamentablemente las seguirá abriendo hasta el próximo lunes. Si bien en otras ocasiones hemos mostrado, desde nuestra asamblea local, el rechazo a la apología del terrorismo contra los animales de la que hace gala el Ayuntamiento de Roquetas con su apoyo a la tauromaquia, esta vez también tenemos que alzar la voz para denunciar de nuevo la esclavización y el uso de animales en los circos.

La mayoría de las personas, cuando asisten a un circo en el que se utilizan a animales, se ríe y divierte con los trucos a los que les obligan hacer, o la vestimenta con que los visten. Pues bien, para los animales no es divertido. No es divertido que los priven de su libertad, capturándolos en su hábitat, separándolos de su familia y sus semejantes, de su entorno natural. No es divertido que los encadenen y los metan en jaulas de las que sólo salen para las actuaciones. No es divertido que sean agredidos y torturados por sus “adiestradores”, los cuales, para “enseñar” al animal y que obedezca, utilizan diversas armas y golpes para someterlos. No es divertido porque se ha demostrado a través de investigaciones que tanto física como psicológicamente los animales sufren múltiples trastornos debido a la privación de libertad y su utilización como objetos de reclamo para un espectáculo bochornoso.

Los animales utilizados en los circos malviven encadenados/as en jaulas donde beben, comen y hacen sus necesidades. Durante el transporte de los animales de una ciudad a otra, en la que se recorren cientos de kilómetros, los animales tienen que sufrir estos viajes sin poder moverse en espacios cerrados sin apenas ventilación, padeciendo innumerables problemas y en muchas ocasiones la propia muerte.

A causa de la falta de socialización, ejercicio y actividad, los animales esclavizados por los circos sufren con normalidad distintos trastornos mentales que les lleva a, por ejemplo: moverse de lado a lado de manera repetitiva, morder los barrotes, golpearse la cabeza o automutilarse, estos son los síntomas más comunes de desórdenes psicológicos que se manifiestan debido al encierro y el trato recibido por sus explotadores en los circos.

Quienes pagan una entrada para ir a esos circos están legitimando y haciendo posible que todo esto suceda. Están permitiendo que los animales sean privados de su libertad, su familia, entorno y hasta de su vida. Debemos de cambiar y rechazar cualquier acto de maltrato o explotación animal por injusto, inmoral e innecesario. Los tigres bengala que son utilizados en el “Gran Circo Alaska” no son nuestra propiedad, no tenemos ningún derecho para explotarlos y dominarlos como si fuésemos superiores a ellos. Ellos, como nosotros/as, los humanos y humanas, merecemos ser libres, vivir en una sociedad basada en la justicia, la igualdad y la libertad, y no en este Sistema Capitalista que oprime y explota a todo aquello que puede sacar un beneficio.

Hay muchos estados a lo largo y ancho del mundo que prohíben los circos con animales por fomentar el tráfico de animales: India, Bolivia, Canadá, Suecia, Costa Rica e incluso en el propio Estado Español está prohibido en Barcelona y en el conjunto de Cataluña. Y además, también hay circos que deciden ganarse la vida sin explotar a animales no humanos, como el Cirque du Soleil (Circo del Sol) uno de los circos con más prestigio internacional y en los cuales cualquiera puede acudir para disfrutar del espectáculo sin con ello subvencionar la agresión, el acinamiento y la muerte de animales no humanos.

Creemos que tanto con la tauromaquia como contra los circos de animales, hay que concienciar a la juventud trabajadora roquetera acerca de la necesidad de mostrar nuestro enérgico rechazo a estas prácticas terroristas contra los animales. Y decimos terroristas porque sólo podemos llamar terror a lo que se provoca a los animales en los circos y en las plazas de tortura. No hay otra palabra para la esclavización, tortura y asesinato de animales. No hay cabida para eufemismos. A diferencia de la especie humana, de la clase trabajadora a la que pertenecemos y por la cual luchamos, los animales no humanos no pueden luchar por sí mismos, es por ello por lo que todas y todos tenemos que defender su vida, su libertad e integridad, porque sin nuestra lucha ellos están destinados a una existencia caracterizada por el dolor físico y psicológico.

En Roquetas, a 7 de abril de 2012

Asamblea local de JIRA – Roquetas de Mar

http://jiraroquetas.wordpress.com/2012/04/08/contra-la-explotacion-animal-por-la-abolicion-de-los-circos-con-animales/

 

https://www.lahaine.org/mm_ss_est_esp.php/contra-la-explotacion-animal-por-la-abol