Principal Imprimir | Volver al artículo
31/07/2021 :: Brasil

Terezinha Sabino, del MST: Volvamos a ocupar las calles

x Geanini Hackbardt
A desarrollar nuestras luchas y tomar tierras

En entrevista, la lideresa del Sector Salud del MST de Minas Gerais relata cómo el movimiento ha abordado las perspectivas de pandemia y posvacunación.

Terezinha Sabino de Souza, de 65 años, nació en Quartel do Sacramento, un distrito del pequeño pueblo de Bom Jesus do Galho, en Vale do Rio Doce. Hija de trabajadores rurales, creció viendo cómo sus padres eran explotados por los agricultores y desde temprana edad se involucró en actividades sociales relacionadas con las Comunidades Eclesiales Básicas (CEB), participó en la vida sindical rural y ayudó a crear el Partido de los Trabajadores de la ciudad. En 1993, conoció al MST, en un acto llamado Grito da Terra Brasil, según lo indicado por el equipo de liturgia de la Iglesia Católica de Quartel do Sacramento.

Al año siguiente participó en el trabajo de base, convirtiéndose en líder en la lucha por la tierra. El 23 de agosto de 1994, organizada junto con otras 28 familias, participó en la ocupación de la antigua Fazenda Ministério, actualmente denominada Asentamiento Oziel Alves Pereira, donde se asienta. Actualmente, Terezinha es una cuidadora popular y líder del Sector de Salud del MST en Minas Gerais.

En entrevista, Terezinha relata los desafíos de combatir la pandemia en las áreas de asentamiento y campamento, así como las formas de atención construidas en las comunidades. “Creemos que los hábitos alimentarios y las condiciones para producir alimentos sin pesticidas contribuyeron a la inmunización de los órganos, dando fuerza para la recuperación”, enfatizó.

¿Cómo evalúa el sector salud la propagación de la pandemia en Minas Gerais?

La pandemia de Coronavirus nos sorprende cada vez más. Mata a nuestros familiares, amigos y seres queridos. El Sector Salud del MST ha jugado un papel muy importante en estos tiempos difíciles. Reforzamos siempre todas las precauciones, como usar correctamente la mascarilla, cubrirse la boca y la nariz, la higiene de manos y el uso de alcohol en gel y homeopatía para fortalecer la inmunidad.

Sabemos que esto no es suficiente, los casos siguen empeorando cada vez más y los gobiernos no toman las medidas necesarias para garantizar las condiciones para que la población se quede en casa o se vacune más rápido.

El dolor causado por la pérdida de nuestros amigos y familiares, las personas que amamos, es irreparable. Cuando esperamos que llegue el hospitalizado y recibamos una foto y un aviso de defunción, como sucedió con el padre Nelito o el Dr. Arnoldo, aquí en Governador Valadares, dejando solo el recuerdo de pequeños gestos de cariño y cariño, las lágrimas fluyen como un navaja en la cara. El dolor de la pérdida es como mover el cordón que conecta el corazón con el cuerpo desde el pecho, afectando el alma y la mente.

¿Cómo ha abordado el Movimiento en Minas la pandemia en sus zonas? ¿Cuáles son las formas de afrontarlo?

Para el Sector Salud del MST de Minas Gerais, la tasa de propagación del virus fue alarmante, considerando la cantidad de casos, personas infectadas y muertes, sin contar aquellos casos que no ingresaron al indicativo de las cifras. Consideramos no solo los números, sino los cuerpos que se han ido y estamos seguros de que estos se han convertido en semillas para que podamos continuar la lucha en defensa de la vida.

En Minas Gerais, las plantas medicinales se han utilizado como recurso terapéutico, una forma de afrontar el Covid 19, como refuerzo para una buena inmunidad. Por ejemplo té de limón, té de jengibre, té de ajo, té de lavanda, para calmar la mente, té de albahaca, para no dejar que la tristeza ocupe el espacio de la alegría, manteniendo así la salud mental. Y en este momento histórico, el Sector Salud ha ido fortaleciendo cada vez más los lineamientos y recomendando la siembra, conservación y uso de plantas medicinales, que tradicionalmente son utilizadas por las familias del movimiento debido a los conocimientos tradicionales campesinos y las dificultades para acceder a la salud pública.

Sabemos que su uso es importante, pero también es necesario cuidar la alimentación. Es por ello que el movimiento ha realizado acciones de solidaridad en los 24 estados del sindicato desde el inicio de la pandemia, donando alimentos a quienes pasan hambre. Nos dimos cuenta de que la búsqueda de alimentos ha aumentado mucho con los absurdos niveles de desempleo que enfrenta el país. Afirmamos cada vez más nuestros lazos entre trabajadores, residentes de las afueras de ciudades, campamentos y asentamientos.

¿Los asentamientos y campamentos han sufrido mucha contaminación?

Los campamentos y asentamientos del MST en Minas Gerais sufren la contaminación de Covid -19. Nuestras zonas no son islas cerradas, hay movimiento de personas, visitas de familiares y vecinos y mucha gente de la ciudad que busca el campo para dejar sus apartamentos en las grandes ciudades.

A pesar de los diversos casos de contaminación la gran mayoría de nuestra gente se recuperó rápidamente. Creemos que los hábitos alimentarios y las condiciones para producir alimentos sin pesticidas contribuyeron a la inmunización de los órganos, proporcionando fuerza para la recuperación.

¿Cuáles son las perspectivas posteriores a una pandemia?

La expectativa después de la pandemia, después de la vacuna, es que sigamos cuidando, produciendo alimentos y fortaleciendo el Movimiento.

Volvamos a ocupar las calles, pelear nuestras luchas y ocupar tierras. La naturaleza del Movimiento Sem Terra es la ocupación y el Sector Salud es parte de esta lucha diaria.

La salud es la capacidad de luchar contra todo lo que nos oprime.

MST / Resumen Latinoamericano

 

https://www.lahaine.org/mm_ss_mundo.php/terezinha-sabino-del-mst-volvamos