Principal ImprimirImprimir | Volver al artículo
22/03/2019 :: Mundo

No comparto lo de "ni Maduro, ni Guaidó". Yo no soy neutral

x Mario Hernández
Entrevista con Eduardo Lucita, de Economistas de Izquierda (EDI). Muchos fondos de inversión desarmaron su posicionamiento en países como Argentina y se fueron hacia China

- Leemos en Clarín "El endurecimiento del contexto externo en las últimas semanas caracterizado por la apreciación del dólar a nivel mundial, desaceleración de las economías denominadas desarrolladas y rebalanceo de índices accionarios emergentes a favor de China afectó a toda la región provocando un proceso de cobertura que hizo caer el precio de bonos y de las monedas de los países de América Latina". Una nota referida también a la situación que vivimos con relación al aumento del tipo de cambio, la caída de las acciones y el incremento del riesgo país en la Argentina.

- La situación internacional se está complejizando, hay elementos políticos y económicos, entre los políticos tenés el Brexit, el ascenso de la ultraderecha en Europa, una política norteamericana de la administración Trump que muchas veces es impredecible, tenés el caso de Venezuela que agita las aguas internacionales también y una posibilidad de guerra entre India y Pakistán. Por otro lado la reunión tan promocionada de Trump con el líder norcoreano que iba todo bien hasta que Trump se levantó de la mesa y se retiró, a lo que Norcorea respondió diciendo que están preparando un nuevo misil para tirar. Todo esto tiene su reflejo en el plano económico.

Ahora, hay variantes, por ejemplo la economía norteamericana viene creciendo y muy bien, incluso está creciendo por arriba de su potencialidad, lo cual implica un recalentamiento de la economía. En el segundo y tercer trimestre del año pasado creció casi un 5%. Para una economía del tamaño de la norteamericana es una barbaridad. Ahora, es un crecimiento con una tasa de inflación de 1.8%, con una ocupación que no se conocía desde hace 30 años, la tasa de desocupación es muy baja. Y todo eso da una situación de fortaleza, sin embargo, hay muchos indicadores que dicen que podría caer en una recesión. Al mismo tiempo la desaceleración de la economía china, dicho en palabras de Christine Lagarde es más rápida de lo que pensaban. Es muy rápida la caída china. Alemania está retrotrayéndose y otros países europeos también. Ahora se conocieron dos datos sobre el leitmotive de Trump que era reducir el déficit comercial, no lo cumplió, incluso no solo es mayor con China sino también con la UE.

El comercio chino se está desacelerando, sus exportaciones cayeron un 5% pero sus importaciones cayeron un 20%. Al mismo tiempo EEUU levanta las tasas de interés, entonces hay un fortalecimiento del dólar. Todo eso hace que haya un corrimiento del dinero de los países emergentes a los países centrales. Peor, especialmente hacia China. Hay muchos fondos de inversión que desarmaron su posicionamiento en países como el nuestro y se fueron hacia China. Todos los países, como dice ese artículo que acabás de leer, fueron afectados. No sé si ese artículo además dice que Argentina fue mucho más afectada que todos los demás, lo que significa que además de un contexto internacional que no le es favorable, hay razones endógenas que explican esta situación.

- El Peso fue la moneda más afectada.

- Claro. En esos días el Peso se devaluó un 4% y el Real un 1%.

No es neutral para nosotros lo que suceda en Venezuela

- Mencionaste a Venezuela y te quiero preguntar: ¿Jaqueo estadounidense, deterioro de la infraestructura o impericia? Me estoy refiriendo al apagón.

- Yo no estoy en condiciones de afirmar nada. No me extrañaría que hubiera un jaqueo cibernético, pero tampoco me extrañaría que hubiera un problema de falta de mantenimiento por la situación de crisis que vive Venezuela desde hace muchos años. Aparentemente hubo un ataque cibernético, por lo menos es lo que se dice oficialmente y lo que trasciende, incluso hay expertos que lo explican. Pero puede ser que sucedan las dos cosas. Impericia no sé, pero sí sé que, la hayan atacado o que haya falta de mantenimiento, es la central hidroeléctrica que produce el 80% de la energía en Venezuela.

- Es la segunda más grande detrás de Itaipú.

- Exactamente. Así que tiene el impacto que tiene. Si fuera un ataque cibernético no sé si se puede corregir rápidamente. Si es un tema de mantenimiento tal vez se explique por qué la continuidad de este apagón. Pero no me animo a afirmar nada. Que EEUU utilice cualquier táctica de agresión, al estar casi completamente cerrada la posibilidad de agresión militar, no me extrañaría nada.

- Mencionaste el Brexit, un nuevo traspié de Teresa May.

- No le aprobaron el programa a Teresa May y todo indica que se va a prorrogar la fecha de definición porque a nadie le interesa que esta aventura enloquecida se profundice, pero cada vez se acerca más la posibilidad de un nuevo referéndum, algo que May no quiere. Pero aparentemente no le va a quedar otra salida.

- Me gustaría preguntarte más allá del tema puntual del apagón, cómo ves el panorama venezolano.

- Lo veo como todos, muy difícil, complejo, donde se van acumulando una serie de contradicciones que se arrastran desde hace bastante tiempo. Eso eclosiona porque la derecha vernácula venezolana, en alianza con el imperialismo, han dicho "este es el momento de producir un caos para derrotar a Maduro". Sin embargo, Maduro se mantiene, no han logrado que las FF AA se rompan, hasta donde sé no es cierto que es multitudinario el apoyo a Guaidó. Es cierto que lo apoya mucha gente y que por primera vez hay sectores populares apoyando a la derecha, producto de la crisis interna que hay. Pero también Maduro y el gobierno bolivariano tienen un apoyo muy fuerte. Lo que nosotros vemos es en Caracas, pero la situación es muy diferente en el interior. Al mismo tiempo tengo amigos en el Centro Miranda, otros que hacen tareas de educación y me cuentan que la vida continúa, no es un caos en donde está todo parado y la gente está en la calle manifestándose. La vida continúa.

Ahora se ha conocido que en el famoso puente de los festivales lo de la quema de alimentos, y se sabe por una investigación del 'New York Times', que fueron ellos los que los incendiaron. Y también se sabe que esa caravana de alimentos era el Caballo de Troya para otra jugada. La intención del imperio está muy clara, lo que pasa es que hay un giro a la derecha en toda América Latina, las 'fake news' y la posverdad se expanden por todos lados, no dan todas las versiones. Porque uno puede certificar que Maduro tiene cierta incompetencia, que hay cierta impericia en los manejos del gobierno, que el famoso "Golpe de Timón" de Chávez nunca se puso en práctica. Hay que explicar por qué. La boliburguesía cómo juega, los problemas de corruptela, etc. Todo eso está, pero también está claro que la derecha y la agresión del régimen imperial no tienen que ver con la impericia de Maduro, sino conque Venezuela sigue siendo uno de los reservorios petroleros más grandes del mundo, que tiene coltán, oro y una serie de materias primas que el mundo requiere y EEUU también.

También es cierto que con esta agresión norteamericana también están jugando China y Rusia, entonces Venezuela hoy es un punto de disputa de centros imperiales. Habría que agregar lo que señala Claudio Katz en su último artículo, que con la situación de Venezuela se está definiendo lo que suceda en toda la región. No es neutral para todos nosotros lo que suceda en Venezuela. De ahí que no comparto la posición de algunos sectores de izquierda anticapitalista que son neutrales, "ni Maduro, ni Guaidó". Yo no soy neutral.

El movimiento de las mujeres es un viento de aire fresco que nos ilumina a todos

- Exacto. Yo tampoco. Hay dos situaciones sobre las que me interesa que compartas tus opiniones, una de ellas es lo que ha significado el 8M, la movilización internacional de mujeres y creo que el otro fenómeno importante, que ya lleva más de 3 meses, es el de los chalecos amarillos de Francia.

- En este cuadro general mundial de corrimiento a la derecha, de un ciclo derechista en América Latina, de la reverberación de los movimientos de extremo nacionalismo en Europa, especialmente en Italia, Polonia, Hungría, Holanda, Suecia, donde también crece la derecha más allá del "lepenismo" en Francia, creo que el movimiento de mujeres, más allá de la profundidad de su contenido, es un viento de aire fresco que nos ilumina a todos, nos alienta. Porque no es solo un problema de ciertas reivindicaciones, es un movimiento que está condicionando, impugnando el orden establecido. Las manifestaciones en Argentina son de reconocimiento mundial, en España, en México, en Chile. He visto también movilizaciones en Pakistán. Aunque en París donde en los años '70 surgió muy fuertemente el movimiento feminista, hoy no esté pasando nada. Pero esto se está extendiendo.

En Argentina la capacidad que tiene el movimiento de mujeres, que en realidad es un movimiento de movimientos, porque alberga en su seno una cantidad de movimientos específicos sobre aspectos puntuales que tienen la capacidad de reunirlos a todos en un país donde lo que prevalece es la división, las disputas estériles, el movimiento de mujeres ha dado una respuesta a este fenómeno. Vamos a ver en su desenvolvimiento. Nace en un momento de auge de la derecha, la pelea por el aborto legal seguro y gratuito lo muestra claramente. El problema de la violencia de género es un problema que a pesar de este movimiento que ya lleva varios años, no se detiene, está en crecimiento. Entonces a medida que el movimiento crece la respuesta también es más dura, por lo tanto, hay una confrontación muy fuerte pero es alentadora.

Y sobre todo lo del aborto legal va a jugar un papel en el proceso electoral argentino y las mujeres van a tener una definición. Es cierto que esta es una disputa que atraviesa transversalmente a todos los partidos, y en la medida que se trabaje con listas sábana es más difícil. Pero de todas maneras va a haber cuestionamientos muy serios. Me parece que es un proceso muy alentador y nosotros los varones, productos de esta sociedad patriarcal, tenemos que apoyar ese movimiento y tratar de que se desenvuelva con total independencia como lo viene haciendo hasta ahora.

En cuanto a los chalecos amarillos, es un proceso muy interesante que muestra que en Francia hay una situación larvada interna de mucha conflictividad, porque explotó por una sola cosa, un impuesto, con el argumento del régimen de Macrón de que eso iba a ser para apoyar la política verde.

- Medio euro de aumento a las naftas.

- Y sin embargo explotó, porque en el interior profundo de Francia, el automóvil es fundamental porque casi no tienen otra forma de desplazarse, entonces explotó por ahí pero ahora cuestiona todo. Hay sectores claramente de derecha, no en vano Salvini de Italia le dio el apoyo, pero hay sectores anticapitalistas, entonces hay una dinámica social muy interesante que ya lleva varios meses y no ha decrecido; sobre todo con un gobierno donde aparecía Macrón como la figura nueva e impoluta de Francia y su popularidad está por el suelo ahora. Así que es un proceso muy interesante también el de los chalecos amarillos en Francia.

- ¿Has hecho alguna evaluación de la elección en Neuquén [Argentina]?

- No todavía. Yo no le he dado tanta importancia porque el electorado de Neuquén es el 1% del total nacional. Yo creo que los que le dan tanta importancia son los polos de la grieta. Tanto el macrismo como el kirchnerismo, porque la importancia era hacia el interior de esos partidos y no en cuanto a la política nacional. Se da la situación de que el macrismo festeja que haya ganado otro, no ellos, pero que haya perdido el kirchnerismo. En el kirchnerismo ahora están enojados, hay quienes dicen que a Cristina le vendieron carne podrida, que este Rioseco no era tan río, que era más seco; pero hay que tomar nota de que Sobisch sacó el 10% de los votos por fuera del MPN [Movimiento Popular Neuquino]. Eso sí es preocupante porque es un tipo de derecha.

- Responsable del asesinato del maestro Carlos Fuentealba, que el próximo 4 de abril se cumple un nuevo aniversario.

- Exacto. Entonces, lo que te puedo decir es eso, es una situación que no incide en la política electoral nacional, que Macri festeja el triunfo de otro a pesar de haber perdido como en la guerra el candidato de su alianza. Que el kirchnerismo se siente defraudado y que la derecha sacó un 10% de los votos que no es poca cosa.

La Haine

 

https://www.lahaine.org/mundo.php/no-comparto-lo-de-ni