lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fS4L

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

23/05/2020 :: Pensamiento

"A los sectores populares y a la clase obrera solo le queda la opción de organizarse y luchar"

x Andoni Baserrigorri / Quim Boix
Conversación con Quim Boix, dirigente sindical de la Federación Sindical Mundial, sobre las consecuencias del Coronavirus en las condiciones de la clase obrera

Hablar de Quim Boix es hablar de una referencia, tanto humana, como sindical como comunista. Ahora que tanto se habla de honradez, honestidad y otros valores que forjan a un comunista, sin duda esos valores los atesora Quim, comunista inclaudicable desde los años 60 y a este hombre a buen seguro no le regala esos calificativos ni la derecha ni el estado capitalista español

Tuve la suerte de conocerle en los años 80. Ha llovido. Mis caminos se separaron de los caminos que ha recorrido el compañero Quim, pero sin duda nos une la fidelidad a la causa de la clase obrera, a la causa del Comunismo.

Consecuente con su fidelidad a la clase obrera es miembro y dirigente de la FSM, Federación Sindical Mundial. Pienso que la FSM tendrá mucho que decir de lo que acontece en los últimos meses a cuenta del coronavirus y que consecuencias tendrá para la clase obrera.

Por eso “me he buscado la vida” para lograr su contacto y poder hacerle algunas preguntas

 Lo primero compañero y aunque quizás sea una pregunta complicada….¿ Piensas que tras esta y otras pandemias tiene influencia el estilo de vida que nos impone el capitalismo?

Evidentemente, la actual destrucción ambiental es producida por la necesidad del capital de "naturaleza barata", más producción que en seguida se hace inservible, más mercancías para paliar que cada una sale con menos valor, más recursos gastados, más energía despilfarrada, más residuos y desechos…; el Capitalismo (que yo siempre pongo en mayúscula, pues solo hay uno, el de la explotación de la mayoría de las personas por cada vez una elite más reducida, aunque para confundir ideológicamente le llamen neoliberalismo u otro nombre) es un sistema nefasto para la Humanidad. El Capitalismo es la versión moderna de la esclavitud, en la que, aparentando libertades, lo fundamental está decidido en sus centros de poder (FMI, BM, Clubs como Davos y Bilderberg, etc.) por la continua necesidad de acumular capital (es la ley básica interna del Capitalismo que le lleva a la autodestrucción). Su objetivo es el máximo beneficio, para los que tienen el poder real (hoy las multinacionales). Y a ello se subordina todo: 1) Medio Ambiente; 2) Sanidad, cuidados no remunerados y Servicios Sociales; 3) Cultura (incluida Educación y Ocio); 4) Urbanismo; 5) Transporte; 6) Producción de bienes innecesarios, pero vendibles como negocio improductivo de bienestar, en la Sociedad de “Consumir y Tirar”; y, no menos importante, 7) De forma genocida, las guerras imperialistas para robar las riquezas naturales de los países ex coloniales. Guerras dirigidas por la genocida OTAN de la que el estado español debería salir cuanto antes, y destinar lo que pagamos a la OTAN a gastos de bienestar social.

Para resumir, el capital en su desarrollo extermina las dos principales fuentes de riqueza: La Naturaleza y la fuerza humana de trabajo (como bien nos explicó Carlos Marx).

Sin el Capitalismo las personas no se concentrarían en grandes metrópolis; el urbanismo primaría la convivencia de las personas con la naturaleza; se consumirían los productos de proximidad; se gastaría menos energía en transporte; se contaminaría menos; habría solo Sanidad, Educación y Transportes públicos, gratuitos y de calidad; no se gastaría en guerras y armamento las sumas astronómicas que hoy son obligatorias para los países que están en la OTAN (que pagan sin rechistar socialdemócratas como los de Podemos); la vida y los cuidados estarían en el centro valorados, apoyados, compartidos y pagados; la investigación no estaría liderada por la rentabilidad y por los objetivos militares, sino que tendría como único objetivo el bienestar colectivo;la tercera edad sería respetada, cuidada (como un gasto público que merecen las personas después de décadas de producir para la colectividad), y escuchada (como la voz de la experiencia, que es la que salvó a La Humanidad en la mayoría de sus crisis).

 Fidel ya aviso hace tiempo que la especie humana esta “cargándose” el planeta….¿Piensas que hemos tomado nota de sus palabras y empezado a actuar en consecuencia?

Solo hemos tomado nota, de las acertadas palabras de Fidel, los que queremos construir el Socialismo, es decir los que vemos que sin destruir al Capitalismo ninguno de los males del Planeta se resolverán. El Capitalismo no puede compatibilizar el egoísmo del beneficio a corto plazo, y para cada vez más pocas personas, con el bienestar general. A los pro capitalistas, que hoy toman las decisiones en la mayoría de países, les da igual que la gente sufra o se muera. Con el COVID-19 han llegado a escribirlo (antes solo lo había dicho oralmente Christine Lagarde, cuando era Presidenta del FMI): “las personas no productivas son un lastre y un gran costo inútil para la sociedad”. (Así han dejado morir a muchísimas personas ancianas en lugar de dejarlas ingresar en los hospitales. En concreto en el estado español el PP, Ciudadanos y Vox, junto a la patronal, lo han practicado sin esconderse de ello).

 El capital tiene una avaricia sin límites…históricamente ha solucionado sus crisis mediante guerras…¿Piensas que podría haber alguna implicación del capital en esta pandemia para solucionar otra de sus crisis? Aunque la pregunta parezca conspiranoica….

La actual crisis del Capitalismo, que ahora se explica como consecuencia del COVID-19, ya estaba anunciada desde mediados del año 2.019 (y antes) por los principales economistas. El Capitalismo morirá después de la última de sus crisis. Karlos Marx ya lo teorizó con acierto, el Capitalismo se autodestruye por las crisis sistémicas que él mismo genera (sin poder evitarlas). Por ello les llamamos crisis estructurales y sistémicas. Incluso en la reunión de Davos de enero de 2.020 se habló con claridad de este tema, sin que después publicaran sus conclusiones.

Las crisis y las guerras siempre, desde la Antigüedad, han servido para incrementar el poder de los ya poderosos (obligando a los más desfavorecidos a ser la carne de cañón de dichas guerras), y para robar riquezas a los países conquistados.

No es una pregunta nada conspirativa, los dirigentes del Capitalismo hoy no tienen ningún remordimiento matando a miles de personas cada día: 1) por falta de agua potable; 2) por falta de alimentos; 3) por falta de Sanidad y medicamentos; 4) por vivir demasiado cerca de las fuentes de energía o minerales que quieren robar las multinacionales; 5) Etc..

Es más, los dirigentes del Capitalismo han mentido sin descaro siempre que les ha parecido oportuno: Recordemos a Bush, Blair y Aznar diciendo que Irak “tenía armas de destrucción masiva” y luego, sin ningún coste ni castigo para ellos, ya sabemos que fue una gran mentira.

Quizás dentro de 20 años sabremos (o sabrán los que sigan con vida) que el COVID-19 ha sido una “demostración de eficacia, del armamento construido en los laboratorios militares”. Todo fabricante, antes de vender su producto (y las fábricas de armas igual, incluso con las atómicas) hacen pruebas de sus productos para poder venderlos con el correspondiente “certificado de garantía y eficiencia”.

Hoy el Capitalismo es una sociedad basada en las mentiras, recordemos algunas: 1) la usada para destruir Irak; 2) las promesas electorales de los partidos pro capitalistas; 3) el no cumplir las leyes los poderosos, usando paraísos fiscales consentidos; y otras muchas más. A ello hay que añadir los engaños por no decir la verdad, como la no transparencia a todos los niveles: contabilidades de empresas y administraciones públicas, aunque a veces aparenten lo contrario; decisiones de la diplomacia internacional; espionajes; etc..

 La mayor parte de los estados han optado por militarizar sus países y crear estados policiales…..¿Que piensas de ello? Pensamos que tales medidas no solucionan pandemias….

No son los militares los que deben resolver un problema sanitario, pero resulta que, en el Capitalismo, los ejércitos tienen mejores equipos de emergencia que los hospitales. La burguesía da privilegios a los militares, son su fuerza de choque, y les da los mejores recursos. Así en caso de revuelta popular, el ejército podrá mantener a los poderosos en sus puestos de poder (como ha hecho siempre la burguesía).

Además, usando a los militares, de forma excepcional, para dar un servicio positivo, por una vez, a la población, consiguen que el ejército sea visto como algo útil. Y a su vez demuestran que es la fuerza lo que la burguesía sabe usar, acostumbrando a la gente a obedecer y a transigir con el ejército en las calles. Y acostumbran a la gente a obedecer al ejército. Este es el principal objetivo (pues en realidad tuvieron mucha presencia en las TV, incluso arropando a los ministros de la socialdemocracia del PSOE + Podemos, pero no llegaron con su actuación más que a un número muy limitado de lugares que necesitaban las desinfecciones).

La verdadera solución de la pandemia hubiera sido que los equipos especiales que tienen los militares los tuvieran, desde hace tiempo, todos los hospitales y residencias de ancianos del país. Para dar un par de ejemplos: 1) el gobierno español (tanto el del PP, como el actual de PSOE + PODEMOS) siguen gastando los 12.843 millones de € (lo que cuestan 25 hospitales) en el programa de compra de aviones militares tipo EUROFIGHTER, modelo EF2000, que se aprobó en 2.018; 2) hace pocos días el PSOE + PODEMOS han decidido la compra de tanques blindados por 2.800 millones de € equivalente a 100.932 respiradores que son necesarios en los hospitales públicos.

 Con la excusa de la pandemia y tras las medidas de 2008 en la anterior crisis el capital vuelve a estrangular a la clase obrera con más medidas retrogradas y recortes…¿Qué pensáis como sindicalistas de ello? ¿Hasta dónde crees que pueden llegar con esas medidas?

Cierto, la pandemia (como he citado antes) ha permitido enmascarar la nueva crisis cíclica del Capitalismo. Los dirigentes burgueses solo saben superar estas crisis incrementando la explotación de la clase obrera, y para ello buscan la ayuda de los sindicatos amarillos (los creó la propia burguesía comprando a dirigentes sindicales dispuestos a traicionar a la clase obrera para sacar un exclusivo beneficio personal).

En el estado español conocimos los Pactos de la Moncloa, como el primer gran Pacto Social que (en este caso firmado solo por partidos políticos) apoyó el hasta aquel momento sindicato de clase, CCOO. Después le siguieron Pactos Sociales menores en importancia pero que han ido introduciendo todas las medidas que la patronal ha reclamado para seguir enriqueciéndose a costa de la clase obrera. Así se ha llegado, gracias a CCOO y UGT, a casi la libertad y gratuidad de despido, a la precariedad laboral como norma, a salarios diferentes por igual trabajo, en particular por diferencia de género, etc., todo justificado con el falso y repetido argumento de que así se creaban nuevos puestos de trabajo más falaz en el caso de las mujeres que en las crisis son devueltas a las labores del hogar.

 En definitiva, para la patronal explotadora (ayudada por CCOO y UGT, que ya no hacen asambleas decisivas, con voto de los asistentes, y firman Pactos Sociales sin ni reunir a sus órganos de dirección colectiva, como hicieron el pasado 11 de mayo al firmar un nuevo Pacto Social en La Moncloa), se trata de individualizar a cada trabajador, negando la condición de clase, para situar el precio de la fuerza de trabajo por debajo de su real valor.

 Ahora la patronal CEOE publicó un largo documento con sus “reivindicaciones”, justo una semana antes del nuevo Pacto Social firmado en la Moncloa el 11 de mayo de este año. Y el Pacto ha recogido la mayoría de lo reclamado por la CEOE en su estrategia publicada cinco días antes. Son documentos públicos que hemos comparado los sindicatos de clase del estado español.

Estas medidas llegarán hasta donde no las frenemos con la lucha de clases. Ya se está hablando de la nueva Huelga General necesaria, que no convocarán los sindicatos amarillos y traidores a la clase obrera: CCOO y UGT, pero que pueden convocar las decenas de sindicatos de clase nacidos, en el último período, por rupturas diversas de CCOO. Estos sindicatos, concretamente 29 de ellos, ya sacaron en julio de 2.018 un documento conjunto (propuesto por la FSM, Federación Sindical Mundial) criticando el Pacto Social que en aquel año firmaron los amarillos y la patronal (el denominado IV AENC, Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva).

  ¿Consideráis en la FSM que el capital quiere llevar a la clase obrera a los tiempos anteriores a la II guerra mundial cuando apenas había conquistas y estábamos en una semi esclavitud?

En la Federación Sindical Mundial (FSM) sabemos que el Capitalismo se basa y sustenta en la explotación de las personas trabajadoras, y que ésta se da en función de la correlación de fuerzas de la lucha de clases en cada momento. El Capitalismo siempre intentará, mientras exista, incrementar sus beneficios a base de pagar menores salarios y menores impuestos para los costes sociales.

El Capitalismo solo se frenará en estos intentos si encuentra enfrente a la clase obrera organizada. Y los dirigentes capitalistas lo saben, por ello han intervenido en la lucha sindical creando los sindicatos amarillos. Lo explico.

La FSM (que hoy agrupa a 330 sindicatos de clase, que actúan en 130 países de los 5 continentes, sumando entre todos ellos más de 100 millones de trabajadores afiliados), nació precisamente al final de la Segunda Guerra Mundial. Nuestro Primer Congreso culminó en París el 3 de octubre de 1.945, y desde entonces los sindicatos afiliados a la FSM han sido los que más victorias han conseguido para la clase obrera: mejoras de salarios, vacaciones, derecho a pensiones de jubilación, sanidad pública y derecho a cobrar durante los embarazos y las enfermedades, educación pública universal, y en especial el derecho a la negociación colectiva (que es donde la lucha de clases se concreta en convenios que la patronal intenta siempre no cumplir). La FSM se autodefine como organización mundial anti capitalista y anti imperialista (la mayor hoy existente, y más implantada en los 5 continentes, con dichos objetivos), dos conceptos que resumen perfectamente los objetivos de toda nuestra lucha sindical.

El intento de debilitar las luchas encabezadas por la FSM, se inició con la aparición de la CIOLS en 1.949, como pequeña escisión de la FSM, de los sindicatos amarillos, subvencionados por la patronal y los gobiernos capitalistas (como ahora lo son CCOO y UGT en el estado español). Así nació la Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres, hoy CSI (Confederación Sindical Internacional), que cogió este nuevo nombre al añadirse, en 2.006, a la CIOSL la CMT (Confederación Mundial de Trabajadores).

Para que el lector lo entienda, la CSI es la que hoy sigue apoyando incondicionalmente al Capitalismo y es capaz de felicitar públicamente al G20 (la Secretaria General de la CSI afirmaba a finales de abril de este año: La cumbre del G20 da muestras de liderazgo mundial”) y es la que apoyó públicamente a Pinochet en Chile cuando impuso las AFP (Administraciones de Fondos de Pensiones) llevando a la ruina a los pensionistas de este país (en realidad la CSI, y en el estado español CCOO y UGT, siguen apoyando los negocios capitalistas de los Fondos privados de Pensiones, pues sus dirigentes sacan muchos millones a cambio por sus puestos en los Consejos de Administración de dichos Fondos).

 Personalmente pienso que muchas de las conquistas de la clase obrera del siglo XX en parte se deben a la existencia de la URSS y del campo socialista y por ello el capital “tuvo que hacer concesiones”….no se si estás de acuerdo….

Estoy de acuerdo, solo en parte, pues en realidad el Capitalismo no hizo concesiones, hubo que arrancárselo luchando. Esta realidad no la reconocerán jamás los dirigentes del Capitalismo (y por eso la esconden, ya que de hacer manipulación de la información son unos grandes expertos) pues sería tanto como reconocer que en el Socialismo y Comunismo la mayoría (por no decir el 99 % de la población) vivía y vivirá mejor.

Las concesiones las hicieron debido a que los derechos conquistados, con la exitosa Revolución Bolchevique de octubre de 1.917, por los habitantes de la URSS, y luego más países que construían el Socialismo, fueron pronto conocidos por los asalariados del resto del planeta (gracias al trabajo de información que hicieron los Partidos Comunistas y los Sindicatos de Clase, los afiliados a la FSM). Fue después de la Segunda Guerra Mundial, cuando la FSM ya existía y ya era activa, cuando las grandes luchas obreras (impresionantes huelgas que el Capitalismo silencia) fueron arrancando, país a país, nuevas leyes favorables a la clase obrera.

 Estamos en horas bajas en cuanto a sindicalización de las y los trabajadores ¿Cómo piensas que se puede revertir esta situación?

Una de las victorias recientes del Capitalismo es su incidencia en la educación y formación de las personas. Lo consigue con los canales de TV embrutecedores y falsificadores de la realidad, ídem con los otros principales medios de comunicación de masas (que controlan los dirigentes del Capitalismo, excepto Telesur y los mass media de los pocos países que hoy construyen el Socialismo).

Antes hubo los Ateneos Populares, las escuelas obreras, la propaganda de las organizaciones que defendían el Socialismo y el Comunismo, etc. Hoy ya no quedan estos centros de formación, al menos en una dimensión capaz de influir en los asalariados. Incluso la formación sindical que CCOO empezó clandestinamente como clases de marxismo, ahora la dan profesores pagados por nuestro enemigo de clase (por los gobiernos y la UE). Profesores que, como el que paga manda, explican cómo hacer sindicalismo amarillo. Es decir cómo aparentar defender a los trabajadores haciendo lo que manda el burgués.

La pérdida de prestigio de los Partidos Comunistas que aceptaron el eurocomunismo, y de parte de los sindicatos, se debe al éxito de la implantación de la corrupción en ellos (las tarjetas Black son solo un ejemplo, que ha llevado a la cárcel por corruptos a banqueros junto con dirigentes políticos que se autodefinieron como comunistas, más a dirigentes de CCOO y UGT).

El eurocomunismo impulsado por el traidor Santiago Carrillo (otro similar al Gorbachov), más Berlinguer y Marchais, hizo cambiar las propuestas realmente anticapitalistas (como la nacionalización de la banca y la reforma agraria), por “otras” más suaves y aceptables para el Capitalismo (el que remató esta tarea en el estado español fue Julio Anguita. Yo soy protagonista directo de ello, pues el 27-1-1989, Anguita, sin debate colectivo en ningún órgano, expulsó al PCPE de la coalición IU, y poco después quitaba del programa de IU las dos grandes reivindicaciones citadas en el paréntesis anterior).

La pérdida de prestigio de los partidos (eurocomunistas incluidos) y de los sindicatos cada vez más amarillos, ha llevado a su pérdida de afiliación y apoyo popular. La burguesía lo “ha arreglado” regalando dinero a unos y otros (en realidad dinero de los contribuyentes) a través de todo tipo de subvenciones.

Para revertir esta situación solo hay un camino, la lucha, la explicación de la realidad, la honestidad en los dirigentes obreros y populares, el trabajar día a día a la cabeza de todas las luchas populares y obreras justas, educando en las reuniones y asambleas a los que participen en ellas, como hicimos bajo el franquismo. Solo así los dirigentes sindicales y políticos, partidarios del Socialismo y del Comunismo, es decir los únicos partidarios de acabar con el Capitalismo, recuperaremos el liderazgo que es necesario para hacer el cambio revolucionario. Pues destruir al Capitalismo es la real Gran Revolución pendiente.

  Ante esto que desde el capitalismo llaman “nueva normalidad” creo que a los sectores populares y al proletariado solo nos queda luchar….¿Piensas que estamos preparad@s para ello? ¿No crees que en este escenario el fascismo sea el que realmente “saque tajada”

 En parte ya he respondido a esta pregunta, y ahora lo completaré. No habrá normalidad (en su sentido correcto, es decir de ser lo normal y racional) mientras haya Capitalismo. No se trata de volver a la situación de antes del COVID-19, ni de antes de cualquiera de las crisis del Capitalismo. Se trata de llegar a una vida “normal”, es decir racional, con coherencia en todas las decisiones de los órganos del poder colectivo (que para ser democrático deberá excluir a los explotadores).

Evidentemente a los sectores populares y a la clase obrera solo le queda la opción de organizarse y luchar, mientras en el poder estén los burgueses explotadores y cada vez más egoístas.

El estar preparad@s depende de nosotr@s, de que primero tomemos conciencia, segundo nos organicemos (para arrebatar el poder a los burgueses, sin ello no habrá cambios sustanciales), y tercero que luchemos hasta llevar adelante y victoriosa la transformación revolucionaria, que no puede ser otra que la construcción de la sociedad socialista en primera etapa y comunista después.

La burguesía, nuestro principal enemigo, no para de potenciar todo tipo de plataformas capaces de retrasar nuestra lucha y de crear confusión ideológica.

Ahora la Unión Europea, con ayuda de los sindicatos amarillos agrupados en la CSI (CSE en Europa), están paseando a Lula por diferentes países para que promueva “un Capitalismo bueno”, con menos apariencias de explotador. También los dirigentes del Capitalismo están ayudando a Varufakis, Chomsky, Naomi Klein, Correa y otros, a promover la Internacional Progresista, una nueva organización multinacional que promete bondades dentro del Capitalismo.

Ni uno ni otros quieren acabar con el Capitalismo. Mientras haya libertad de mercado, es decir mientras los mercados manden, mientras el dinero pueda comprar voluntades y hacer aprobar leyes que permitan la explotación (camuflada o no camuflada), será el 99% de la población la expoliada a diversos niveles y de formas diferentes.

Y como escribí en un texto (criticando la asunción de la ideología burguesa por parte de CCOO) hace pocos años, el fascismo va ganando terreno gracias a estas posiciones de FALSAS IZQUIERDAS (incluyo aquí al sindicalismo amarillo). Si no se denuncia la causa real y principal (el Capitalismo) de los graves problemas actuales de La Humanidad, se facilita la propagación de la ideología que ayudó a Hitler, a Mussolini y a Franco, a llegar al poder.

 Una última pregunta, tampoco deseo abusar de su tiempo….como comunista que eres desde hace más de 50 años…¿Qué diagnóstico haces del actual estado de salud de las ideas marxistas? ¿Cómo piensas que el comunismo puede reilusionar a la gente en estos años del siglo XXI

El Comunismo gozó de un buen estado de salud hasta que la burguesía se infiltró en nuestras filas (así, históricamente, se han ganado muchas guerras). Se infiltró con el eurocomunismo que fue el inicio de la pérdida de prestigio y capacidad de la opción comunista. Aún me acuerdo cómo en el primer congreso legal de los comunistas en el estado español, una vez muerto el dictador (me refiero al V Congreso del PSUC, enero de 1.981), al ser elegido yo portavoz de la opción NO AL EUROCOMUNISMO, expliqué a dónde nos iba a llevar esta propuesta de disolución de la lucha de los comunistas. No tenía ninguna bola de cristal para adivinar el futuro, pero acerté dado que era la consecuencia racional de las propuestas que Santiago Carrillo estaba impulsando en aquellos años.

Las ideas marxistas van a volver a tener mucha fuerza, cuando se expliquen dónde deben ser explicadas: en los lugares de trabajo. Así lo hicimos los fundadores de CCOO, y así éstas pudieron desarrollarse con fuerza a pesar de la represión franquista (8 despidos, 11 detenciones y 3 torturas, padecí yo por defender el marxismo. Y no fui de los más represaliados, demasiados pasaron más años de cárcel que yo, se exiliaron o perdieron la vida).

La reilusión se obtiene fijando objetivos, ganando pequeñas y medianas batallas (camino de la victoria final), en los barrios y en los centros de trabajo. Basta con situar con claridad cual es el enemigo principal: EL CAPITALISMO.

Pero al caduco Capitalismo no lo critican, ni Podemos, ni Lula, ni Varufakis, ni Correa, ni ninguna de las personas antes citadas, que “venden” opciones de nuevas sociedades, que no son más que prolongaciones de la explotación.

Debemos desenmascarar definitivamente a la socialdemocracia, sea quien sea que la promocione, y dejar claro que Capitalismo ES Y SERÁ BARBARIE siempre, mientras exista, aunque cambie en sus apariencias.

El Socialismo, como primera etapa, dando a cada cuál según su aportación a la sociedad, y el Comunismo, como etapa posterior, dando a cada cuál según sus necesidades, son el real e ilusionante futuro por el que vale la pena luchar. Y sin lucha no llegaremos a ellas.

 Bueno, Quim, es la segunda conversación que tenemos…una en los 80, está casi 35 años después y de verdad igual que aquel día de 1987 en Barcelona….un gustazo!

 Nota de Quim Boix

Por si lo consideras oportuno, añado el comentario que (referente a esta entrevista) he recibido desde la Argentina, del veterano sindicalista al que de forma privada le pedí opinión antes de enviarte mis respuestas:

 <<Camarada Quim, tus respuestas son de un profundo análisis marxista, materialismo dialéctico e histórico, con creatividad en la realidad concreta y las perspectivas. Me siento totalmente consustanciado y considero que con el texto final debemos difundirlo, no solo para conocimiento, sino para hacer o incorporar a talleres de análisis marxista en la realidad de cada país. 

Quim, has hecho un verdadero aporte con las definiciones sobre el rol de la clase trabajadora en la lucha por el Socialismo y Comunismo. Al rol de la FSM con estos contenidos en la concepción de internacionalismo proletario basado en la experiencia soviética y del campo socialista.

En esta etapa, tan importante para avanzar en la construcción de la fuerza política de la clase, capaz de vincular la lucha reivindicativa con la política, para que la labor ideológica de desentrañar la esencia explotadora del Capitalismo, se desarrolle con la concepción de disputa y conquista del poder para que la clase trabajadora destruya el Capitalismo construyendo el Socialismo y el Comunismo. La validez histórica y permanente actualidad de la experiencia de la Revolución de Octubre, del rol político de la clase en la conquista del poder y en la construcción del Socialismo, con los extraordinarios logros y errores, para avanzar en una nueva calidad en la construcción del Socialismo y el Comunismo

 Camarada Quim, te agradezco el envío, y te transmito estas reflexiones, afirmando todo lo expuesto en tu respuesta al reportaje.

Un fuerte abrazo, Marcos Wolman>>

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fS4L

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal