lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/gB1F

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

12/06/2022 :: Estado español, Mundo

Argelia congela todas las domiciliaciones bancarias procedentes de España

x M. Menaya
La ruptura argelina tras la metida de pata de Sánchez con el Sáhara provoca las primeras repercusiones económicas sobre las empresas y la burguesía española

Quienes, como el Ministro de Asuntos Exteriores Manuel Albares, calculaban que la ruptura argelina iba a tener escasas repercusiones sobre la economía española, se están llevando sus primeros desengaños. Este mismo jueves la Asociación de Bancos y Entidades Financieras argelinas ha dado instrucciones para que sus bancos congelen de forma inmediata la totalidad - reiteramos, la totalidad- de las domiciliaciones bancarias del comercio exterior con España. Incluido, naturalmente, el gas. Si no se produjera ninguna rectificación a esta política la economía española podría entrar en los próximos meses en default.

Según se desprende de informaciones provenientes de fuentes próximas al Ministerio de Asuntos Exteriores que dirige José Manuel Albares, el Ejecutivo de la llamada "coalición progresista" está evaluando la posibilidad de "denunciar a Argelia ante la Unión Europea" por su decisión de "romper" con España .

En opinión del titular del Ministerio citado, la congelación unilateral argelina de sus intercambios comerciales con España "podría vulnerar el Acuerdo Euromediterráneo de 2005, que estableció un régimen de asociación preferente de Argelia con la Comunidad Europea".

Con este recurso a la UE, el gobierno sanchista pretendería presionar al Ejecutivo argelino con las repercusiones que en su propia economía tendría la aplicación en cascada de medidas económicas que parece tener previstas contra España, que no sólo afectarían al suministro del gas, sino igualmente a otros importantes rubros de las relaciones comerciales entre ambos países.

¿PRIMEROS EFECTOS EN CASCADA?

Y es que apenas transcurridas unas horas después de que se produjera el anuncio de la ruptura del Acuerdo de amistas entre España y Argelia, la noticia de que la Asociación de Bancos y Entidades Financieras argelinas había enviado instrucciones a todos los bancos de su país comunicándoles la congelación inmediata de la totalidad de las domiciliaciones bancarias de las operaciones de comercio exterior de bienes o servicios procedentes o dirigidos a España, ha provocado un auténtico "temblique" en los medios empresariales españoles con intereses y negocios en ese país del Magreb.

Que en los difíciles momentos que está viviendo Europa, el ministro Albares se atreva a demandar la "solidaridad" de sus socios de la Unión Europea frente a la decisión argelina no puede interpretarse más que como un inútil brindis al sol. Y es que, en efecto, el calado de las contradicciones existentes entre países integrantes de la Unión Europea ante el devastador "efecto boomerang" provocado en sus economías por las sanciones aplicadas contra Rusia ha alcanzado tal envergadura que una buena parte de ellos se inclinan más por un prudente "¡sálvese quien pueda!", que por expresiones efectivas de solidaridad con España en sus buscadas tribulaciones con el trinomio Marruecos-Argelia- Sáhara occidental.

LAS PRIMERAS REPERCUSIONES

Con todo, el Canciller español insistió en continuar "brindando al sol" cuando este jueves reiteró que España estaba preparando una respuesta "adecuada, serena y constructiva, pero firme", en defensa de "las empresas e intereses españoles" afectados por la decisión argelina.

Sin embargo, apenas habían transcurrido un par de horas desde el "brindis al sol" ministerial, cuando se conoció la noticia de que la Naviera española Baleària, una empresa marítima con actividad regular entre los puertos de Valencia y Mostaganem, vio retenidos 5.000.000 EUR como primer y automático efecto de la decisión argelina. Ni que decir tiene que la noticia corrió como si de pólvora se tratara en los gabinetes de la prensa española y en las oficinas de numerosas empresas con negocios en Argelia.

Según el presidente de la citada Naviera, Adolfo Utor, la cuantía "bloqueada" se corresponde con la venta de billetes de la línea Valencia-Mostaganem para los próximos meses. Según manifestó Utor, "miles de clientes que han comprado sus billetes y han programado sus vacaciones podrían verse afectados".

Las consecuencias derivadas de la decisión rupturista argelina podría adquirir tal magnitud que difícilmente, en las actuales circunstancias, podría resistir la economía española un embate de esas dimensiones.

La gravedad de la decisión argelina estriba, además, en que la circular de su gobierno no establece ningún tipo de excepcionalidad en relación con el tipo de transacciones de que se trate. Entre ellas se encuentra las relativas a la venta de gas. Más del 90% de las importaciones desde Argelia a España son combustibles. Ello nos puede dar una idea de la importancia que puede tener este "choque de trenes".

Y es que, tal y como expresara el pasado martes Amar Belani, responsable argelino de temas relacionados con el Sáhara Occidental y el Magreb: "Quienes se empeñan en calificar esta ruptura como 'un enfado temporal de Argelia' no tienen ni idea de lo que están diciendo".

Aunque en principio nadie en España parecía haberle dado crédito a sus palabras, ahora se está demostrando que el funcionario argelino no estaba hablando en vano.

canarias semanal.com

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/gB1F

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License ::

Principal