lahaine.org

compartir

                        

Dirección corta: https://lahaine.org/eQ8Z

Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf
  tamaño texto
Enviar por e-mail  enviar        Versión para imprimir  imprimir

traductor

30/04/2015 :: Estado español, Carlos Presente, Madrid

Dossier público relativo al asesinato de Francisco Javier Romero Taboada "Jimmy"

x Comisión de Autodefensa - Coordinadora Antifascista de Madrid
Dossier público relativo al asesinato de Francisco Javier Romero Taboada "Jimmy" y las semejanzas con el asesinato de Carlos Javier Palomino "Pollo

Para quienes son más jóvenes, quizás no recuerden o no sepan exactamente cómo transcurrieron aquellos acontecimientos de 2007, simplemente sabrán que un compañero fue asesinado por un militar neonazi cuando nos dirigíamos a mostrar nuestro rechazo hacia una manifestación de carácter claramente racista en pleno barrio obrero de Usera. Efectivamente esto es lo que ocurrió, pero dicho asunto no acaba ahí, sino que la prensa decide durante semanas (y nos atreveríamos a decir que meses) bombardear la figura de Carlos Palomino con informaciones completamente tendenciosas y manipuladas o sacadas de contexto con un único objetivo:

Quien llorara a Carlos - alias Pollo – debía saber que estaba llorando a un delincuente. En otras palabras, se lo merecía.

Con el asesinato de Jimmy hemos revivido la violencia más cruel del sistema, la que no palpamos con nuestras manos pero nos repercute a todas las personas de manera más sutil, pero no por ello menos peligrosa, la que generan los medios de comunicación y que hacen mella en todo el mundo, en nuestro entorno y fuera de él- donde no siempre va a haber personas con un grado de conciencia y formación que quisiéramos que tuvieran,- haciendo que sea precisamente nuestro entorno quien nos provoca el mayor ataque hacia nuestra lucha.

Nos explicamos: el sistema heteropatriarcal capitalista y fascista tortura, golpea, humilla, se burla y nos mata, pero éste no avanza sin el consentimiento del pueblo, y es a éste al que van dirigidas las noticias que vemos en televisión, prensa o revistas. Hemos sufrido un machaque constante que las personas más cercanas (trabajo, centros de estudios, hogares) nos han lanzado con total convic ción (guiadas éstas por la malintencionada y premeditadísima información ofrecida sobre el asesinato de Jimmy en particular).

Cuando asesinan a Carlos los medios dicen que ha sido una reyerta, que había cientos de personas de “los dos bandos” (despolitizando dicha agresión y tildándola de enfrentamientos entre extremos), en otras palabras: que nos lo hemos buscado por saber a lo que íbamos. Por si fuera poco, y aún quedaran quienes sintieran rechazo hacia la legalidad de la que gozaba la manifestación neonazi (que fue el verdadero origen de todo), aprobada por la Delegada de Gobierno Soledad Mestre (PSOE), los medios tratan constantemente de sacar información personal de la víctima -¿quién es su novia? ? ¿Y sus amistades?- acudiendo tanto al tanatorio, al funeral, como a los demás actos que pudiera haber reservados para las personas allegadas, y aprovechando allí para increpar, a quienes podían, con preguntas morbosas y sin ningún tipo de empatía emocional por la situación sufrida. Hay que recordar que Carlos solo tenía 16 años en el momento en el que Josué decidió asestarle una puñalada en el corazón, que acabó con su vida. Afortunadamente otros compañeros heridos de gravedad aquella mañana siguen a día de hoy presentes.

Cada vez que sale la noticia en los medios aparecen fotografías de Carlos con diversas camisetas de grupos antifascistas, a los cuáles no dudan en criminalizar inmediatamente: Carlos ha pasado de ser un pobre niño de 16 años al que han matado, a ese chico delincuente, violento y lleno de maldad que ha fallecido en una pelea en la cual él sabía a lo que iba. Tiene esto especial relevancia, cuando tratamos de justificar los asesinatos de las personas antifascistas con el argumento de que ellas mismas se lo han buscado, queriendo combatir el racismo, el fascismo, el sexismo, etc. Nuestra opinión es la que defiende que si se desviven por vendernos que vivimos en un estado del bienestar en el que no hay tales discriminaciones, y para lograrlo además cuentan con los cuerpos de seguridad y orden a servicio del estado, no entendemos cómo se pueden justificar las agresiones fascistas con el criterio de que esa persona – antifascista agredida- había decidido involucrarse voluntariamente en ellas por querer combatirlo. Dicen que desde los movimientos sociales de izquierdas rechazamos constantemente a La Policía, y nos preguntan qué haríamos sin ella, pero nuestra conclusión a raíz de nuestra experiencia es que ella nunca ha estado para protegernos, sino para reprimirnos.

Proseguimos:

En noviembre de 2014 Frente Atlético mata a Jimmy, pero esto solo lo saben quienes tienen un sentido crítico con los medios, o bien quien pueda tener relación con su familia y amistades, el resto de la población del Estado Español piensa que Jimmy es un hombre que ha ido de Galiza a Madrid a pegarse y que, lógicamente y como ya se sabe, en las peleas a veces se gana y otras, se pierde. Nos cuentan que Jimmy tiene más de 40 años, y además es padre, por supuesto la opinión pública en cuanto al mal ejemplo de Jimmy como figura paterna no se hace esperar, así como mientras tanto nos van ofreciendo información sobre sus supuestos antecedentes (a veces simplemente policiales, ni siquiera penales), de nuevo se obvia por completo el carácter político de dicha agresión, ocultando con absoluto descaroque en nuestro estado a día de hoy sigue habiendo asesinatos con carácter ideológico fascista.

De nuevo nos preguntamos dónde quedan las críticas a la labor policial (nula) en este asesinato, presenciado por personas que incluso tienen tiempo de grabar vídeos, como hemos podido comprobar en la televisión. Afortunadamente se comenta que la Delegada de Gobierno sí debía tener conocimiento de dicho partido y de posibles agresiones por parte de Frente Atlético (que tiene a sus espaldas más asesinatos a antifascistas), pero esto parece pasar inadvertido para las masas.

Efectivamente tanto con la muerte de Jimmy como con la de Carlos el eje sobre el que gira el bombardeo de noticias consiste es la reciprocidad y consentimiento de ambas partes (Carlos y el militar, Jimmy y Frente Atlético) y por tanto no es un problema para el pueblo. Con la criminalización de Jimmy separan el sentimiento que tienen las personas de miedo y rechazo al pensar que ellas nunca querrían que las pasara lo mismo que a él, y acaban asumiendo que es imposible que las pase porque no son ultras, es decir, se limita el asesinato fascista al ámbito futbolístico de rivalidad, y no como una realidad política.

A pesar de este mecanismo, seguimos sin entender como en el estado español es posible llevar a cabo una emboscada a un grupo de personas seguidoras de un equipo de fútbol, acabar asesinando a una de ellas, y que la respuesta del estado en vez de asumir su responsabilidad por no haber impedido dicho suceso sea la simple estrategia de aceptar que era una quedada previa (sin pruebas). Nos preguntamos de nuevo para qué sirve la policía de la que tanto presumen si en estos casos son capaces de renegar de sus obligaciones por ser un asunto teóricamente como dicen “pactado”.

Para muchas personas el asesinato de Jimmy y sus consecuencias ya ha finalizado como noticia de actualidad, sin embargo esto no es del todo cierto; se aprovecha la muerte de Jimmy para nada más y nada menos que - aparte de criminalizar al asesinado- criminalizar asimismo a los grupos ultras del estado español, en concreto los antifascistas. Como siempre, nos recuerdan que Bukaneros estaba en la mal llamada reyerta (sin pruebas de nuevo) y se aprovecha ya sea para llenar minutos o bien para seguir manipulándonos, a bombardear el prestigio de dicho grupo.

Frente Atlético como grupo sale impune, y a palabras de su entrenador e incluso su presidente “serán bien recibidos siempre que se porten bien”. Parece ser que la vara de medir para unas no es la misma que para otras, o que tenemos un concepto de portarse bien bastante más amplio que el de quienes siguen aceptando gente en su estadio con la condición de que no asesinen a nadie (más).

Por otro lado Riazor Blues es sometido a multas desorbitadas que les hipotecará de por vida por el simple hecho de haber ido a Madrid a animar a su equipo, todo ello tras haber estado en los calabozos momentos después de que asesinaran a su compañero Jimmy.

Por si esto no fuera poco Bukaneros tampoco sale indemne, ya que a pesar de no haber tenido relación con los hechos ni haber estado presente en los mismos- como se reiteró en su rueda de prensa - se les condena igualmente. A partir de ese día Javier Tebas, presidente de la LFP (Liga de Fútbol Profesional) comienza una serie de medidas para supuestamente eliminar la violencia de fútbol. Lo que parecía un mero maquillaje dados los trágicos sucesos acontecidos, va más allá y aunque no tiene el objetivo de frenar la violencia como tal, pretende despojar al movimiento antifascista de su espacio en los estadios: Fuera bombos, pancartas, simbología del nombre del grupo... ¿Es acaso la animación incondicional el peor de los problemas de la LFP? Parece que sí.

Para ir finalizando, queremos sacar a la luz y resumir cómo los medios actúan (que no es por falta de información o poco rigor periodístico) de manera continuada al ofrecer información de los asesinatos o agresiones a las personas antifascistas, lo cual es vendido falsamente a las masas como:

• Enfrentamientos acordados entre la víctima y quien asesina, para que sintamos que si no pactamos previamente nunca podremos sufrir una agresión fascista.

• Exponer información de delincuencia (real o no) de la persona asesinada/agredida para desprestigiarla como víctima llegando a criminalizarla (“se lo merecía”).

• Criminalizar el entorno de dicha víctima si pertenece a grupos de ideología de izquierda para cubrir a éstos del carácter violento de la agresión en vez de sobre quien la agrede o asesina.

• Despolitizar la agresión para encubrir el carácter fascista del estado español y tratarlo como un mero tema de bandas opuestas y extremas/radicales.

Es por ello por lo que gritamos que la historia se repite, que este sistema está perfectamente bien estructurado para que cada persona esté donde tiene que estar, no hay errores o fallos de atención. Los medios de comunicación manipulan día tras día para que tus amistades, vecindad e incluso tu familia llegue a pensar que tú eres la persona que violenta este sistema, la que no se adapta no porque no quiera sino porque es agresiva y problemática, que tu grupo, tu colectivo, tu asociación son entidades llenas de violencia que perturban la paz que el sistema te ofrece. Sabemos que no es cierto, pero existen personas que asumen lo transmitido por la prensa como una verdad absoluta, y queremos desde aquí decirlas que despierten, que el sistema las quiere dormidas y engañadas, ya que gracias a su fe en este sistema, éste puede seguir explotándolas y oprimiéndolas.

Llamamos a la concienciación por la lucha anticapitalista, antifascista, feminista y antirracista. Creemos en el pueblo y sólo él podrá cambiar este orden que nos ha sido impuesto. No queremos más asesinatos a manos de fascistas, pero mucho menos vamos a consentir que a las mismas víctimas se las criminalice incluso después de muertas.

¡NO PASARÁN!

¡JIMMY HERMANO, NOSOTRAS NO OLVIDAMOS!

COORDINADORA ANTIFASCISTA DE MADRID

compartir

                        

Dirección corta: https://lahaine.org/eQ8Z

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal