lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fP7I

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

18/11/2019 :: Andalucía

El Pueblo Trabajador Andaluz nada puede esperar del Estado español

x Nación Andaluza
Nación Andaluza emplaza a la clase trabajadora andaluza a no dejarse engañar y a estar atenta a las nuevas medidas que adopte el ejecutivo

En los momentos en que la crisis más aprieta a las clases populares, es cuando la burguesía se parapeta en la socialdemocracia a modo de dique de contención de las protestas sociales, con el objetivo de minimizarlas o retardarlas. Esta nueva crisis del capital que se avecina, como es habitual en el Estado español, viene acompañada de una grave crisis de legitimidad del Estado y la oligarquía en Catalunya, al exigir el pueblo catalán su derecho de autodeterminación.

Los resultados de las elecciones del 10N, avalan la opción socialdemócrata para tiempos de crisis, y nuevamente el PSOE, al igual que en otras muchas ocasiones, se dispone a hacer de guardián de los intereses oligárquicos agrupados en torno al Régimen español del 78, heredero del franquista golpe de Estado del 36. En esta ocasión, va a contar con el apoyo entusiasta de Unidas Podemos, con sus líderes, Pablo Iglesias y Alberto Garzón ocupando sillones ministeriales. Tanto Podemos como Izquierda Unida y el PCE, han acudido al llamado de la burguesía a socorres al PSOE para que este garantice la estabilidad que los beneficios empresariales requieren. Y no es la primera vez, ya en la denominada “transición”, el PCE acudió a la llamada del franquismo para blanquear una Dictadura y pintarla de democracia.

Una de las características de estas elecciones ha sido el ascenso de la extrema derecha, el franquismo sin careta, porque el franquismo con careta nos lleva gobernando desde el 78. Esto ha sido posible gracias al apoyo mediático y a la ayuda de la derecha “normalizada”, PP y Cs (el franquismo con careta) que se han servido de Vox para gobernar algunas instituciones, haciéndolo ver como una posibilidad de gobierno normalizada y democrática, a pesar de los planteamientos ultraespañolistas, ultraconservadores, ultracatólicos, centralistas y ultraliberales.

Los medios de comunicación han jugado con el miedo a Vox para fomentar el voto útil antifascista que posibilitara el triunfo electoral de la socialdemocracia y amortiguara la previsible abstención que tanto miedo produce en las esferas de poder burgués.

En este marco político de un posible gobierno socialdemócrata de PSOE y Unidas Podemos, con apoyos para la investidura de otras fuerzas políticas diversas, nos esperan nuevos recortes a las clases trabajadoras y populares, pero maquilladas de políticas progresistas, apoyadas más en acciones sentimentales sobre algunos de los “iconos” de la “izquierda española” que sobre necesidades reales de la clase trabajadora. Las leyes laborales, represivas y sociales, solo se van a ver alteradas en sus aspectos más formales, sin cambios de calado que pudieran beneficiar a los más necesitados tal y como ha ocurrido en Portugal, o en Grecia recientemente.

El Pueblo Trabajador Andaluz ya hemos sufrido un gobierno PSOE-IU(cuyo heredero político es Unidas Podemos) en el periodo 2012-2015 que aplicó los recortes y políticas neoliberales con la misma mano de hierro que lo hubiera hecho la derecha. Nada podemos esperar de este gobierno nuevo español que, como cualquier otro, va a continuar afianzando la opresión nacional y social de Andalucía y fomentando su creciente españolización.

En cuanto a la cuestión territorial, y expresamente a la situación política en Catalunya, ya han anunciado que la Constitución del 78 es inegociable y por lo tanto el derecho de autodeterminación impracticable de manera pacífica. Se va a seguir manteniendo la represión policial y judicial sobre el independentismo catalán. No existe posibilidad de solucionar el enfrentamiento político entre España y Catalunya dentro de la Constitución española. Siendo imposible la modificación de esta por imposibilidad numérica de diputadas y senadoras, además de por carencia de voluntad política de los partidos que posiblemente formen gobierno, nos espera un escenario de confrontación entre el Estado español y el pueblo catalán.

En este contexto político, desde NACIÓN ANDALUZA manifestamos nuestro posicionamiento de oposición frontal al nuevo gobierno y a sus partidos. De la misma manera, denunciamos a los partidos que van a conformar el gobierno como partidos enemigos de la clase trabajadora andaluza y de las clases populares. Como enemigos del Pueblo Trabajador Andaluz, a estos partidos hay que expulsarlos de los espacios de lucha: el PSOE por su larga lista de agravios a la clase trabajadora: desindustrialización, reformas laborales, reformas de pensiones, OTAN, UE, casos de corrupción como Filesa o los EREs…y a IU, Podemos y el PCE, por su complicidad imprescindible para que este nuevo gobierno continúe con las políticas de austericidio.

NACIÓN ANDALUZA emplaza a la clase trabajadora andaluza a no dejarse engañar y a estar atenta a las nuevas medidas que adopte el ejecutivo contra los intereses de las trabajadoras y a participar junto a las organizaciones políticas, sindicales y sociales contra el capitalismo y sus portavoces políticos tanto en las calles como en los tajos de trabajo.

Permanente de la Comisión Nacional de NACIÓN ANDALUZA.

Andalucía, 15 de noviembre de 2019.

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fP7I

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal