lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dG1x

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

30/04/2012 :: Pensamiento

El transplante.

x Asociación Cultural Candela
La historia arranca cuando Debbie Stevens, divorciada y madre de dos hijos, decidió donar su riñón al saber que Jackie Brucia necesitaba un transplante.

Según informó The New York Post, la jefa de la denunciante, responsable de un concesionario de Atlantic Automotive Group, se llama Jackie Brucia, y tiene 61 años. La historia arranca cuando Debbie Stevens, divorciada y madre de dos hijos, decidió donar su riñón al saber que Jackie Brucia necesitaba un transplante. Aunque su órgano no era plenamente compatible con su entonces jefa, Stevens decidió donar a la reserva nacional para que Brucia adelantara puestos en la lista de espera, como así fue. De esta manera, Stevens cedió un riñón para un paciente de St. Louis, y gracias a ello la espera de Brucia se acortó drásticamente logrando recibir un órgano compatible de otro donante de San Francisco. Ahora, tras haber sido despedida a los pocos meses de su gesto caritativo, Debbie Stevens está convencida de que su jefa "utilizó su poder para manipularme". De acuerdo a la queja presentada por Stevens a la División de Derechos Humanos del Estado de Nueva York, Brucia habría comenzado a acosarla laboralmente poco después de que donara su riñón izquierdo en otoño de 2010, y finalmente apoyó su despido en abril de 2011.
Debbie deambulará por las calles de Nueva York como la mujer que ayer mismo a la salida de la estación de Atocha se me abrazó tambaleando y llena de alcohol fijó su mirada en mí con la mano abierta suplicando unas monedas para “llevarse algo a la boca”. ¡¡Me duelen los dientes y los riñones!!, decía con esa media lengua que se te queda cuando ya nada tienes que explicar y sólo tu sombra y la mano impulsan la dignidad de tu hambre.
Ahora nos queda, a quienes todavía estas noticias nos sacuden un golpe de estómago que impulsan el vómito, pasar a la acción. ¡Haremos , Jacquie Debbie, que esa puta acosadora te devuelva tu riñón. Y le diremos: señora le quitamos el susodicho como acto de restitución. Lo sentimos mucho, señora, que sea sin anestesia, pero no tenemos haberes para ir a quirófano. Nos lo robaron ustedes!!

x Gonzalo Romero*



*Gonzalo Romero es miembro de la Asociación Cultural Candela
(Botón de muestra emitido el 28 de abril de 2012 en El Candelero, RVK, 107.5 FM)
www.nodo50.org/candela

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dG1x

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal