lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fM0J

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

12/11/2018 :: Estado español

Entrevista a Álex García: "No pienso arrepentirme de algo de lo que me siento orgulloso"

x Aníbal Malvar / Público
Le piden dos años de cárcel por entrevistar a personajes “peligrosos” en sus documentales. Está acusado de enaltecimiento del terrorismo.

Juicio al documentalista Áex García

Fotograma del vídeo de Resistencia Films sobre la situación de Alex García

Este lunes arranca en la Audiencia Nacional uno de los juicios más folclóricos de los inspirados por la ley mordaza. El reo, Álex García, 24 años y cineasta, está acusado de enaltecimiento del terrorismo sin haber abierto la boca, quemado banderas ni tuiteado ningún chiste. Sencillamente, la Fiscalía considera que grabar y difundir en YouTube las opiniones de determinadas personas “peligrosas” —así las califica el magistrado instructor— puede ser constitutivo de delito. Entrevistar a un ex miembro del Grapo, por ejemplo, no es delito si lo hace un periodista en un medio convencional. Yo lo he hecho varias veces.

A Álex García le piden dos años y un día de prisión, 10 de inhabilitación absoluta y una multa de 2.400 euros por varios trabajos documentales producidos por Resistencia Films y difundidos en redes.

¿Con qué ánimo se afronta este proceso de Kafka? ¿Como afecta en lo personal?

Te afecta porque tienes que parar tu vida. Ves esa posibilidad de entrar en prisión durante dos años. Tu vida se congela y ya todo se centra en cómo vas a replantear tus planes vitales cuando se resuelva el juicio.

A veces, uno piensa que la sociedad en general no es consciente de la gravedad de estas persecuciones. ¿Te sientes apoyado socialmente?

Cada vez hay más apoyo y cada vez la gente va despertando, poco a poco, del sueño. Pero todavía hay demasiada gente que aun está en proceso de darse cuenta del problema que supone esto. No es un problema aislado que cae sobre determinada persona. Es algo que nos acecha a todos. Si no ponemos freno, está históricamente demostrado que vamos a terminar con muchos presos y con menos libertad y menos derechos para todos. Es necesario que nos organicemos para detener esto. La gente tiene que ser consciente de que cada vez somos más los que estamos en peligro de caer en un proceso de este tipo.

La cosa se está disparando. Lo estamos viendo con el asunto de Dani Mateo, acosado por sonaarse con una bandera española en un chiste televisivo. Parece que cada vez apuntan más arriba. El caso de Mateo no ha ido a los tribunales, pero sí han reaccionado empresas, eliminando su patrocinio a El Intermedio, y la gente de la calle, boicoteando y obligando a cancelar un espectáculo del cómico. Por no hablar de las redes… ¿Tenemos una sociedad tan inquisitorial como algunos de nuestros jueces?

No creo que la sociedad sea inquisidora. Yo creo que la sociedad responde a un Estado que fomenta todo esto a través de la manipulación. Nos llevan a pensar, muy hábilmente, que las personas que sufrimos estas situaciones somos radicales, gente muy mala en potencia que necesita ser castigada de alguna forma. Pero lo que le están quitando a esa persona te lo están quitando también a ti, aunque no te des cuenta.

¿Ayuda en algo que estos asuntos empiecen a salpicar hacia personajes de cierta relevancia pública, estrellas catódicas como Dani Mateo o Wyoming?

Va a ayudar por lo que te dije antes: la gente se va a dar cuenta de que esta amenaza es sobre todos. No podemos dejar que el fascismo avance, porque después resulta muy difícil reconquistar derechos.

Lo que está sucediendo con la libertad de expresión en España, ¿es algo aislado o tiene tintes más globales?

Lo que está sucediendo en España no es algo nuevo. Viene sucediendo desde siempre. El régimen fascista del 39 no permitió la libertad ni el pensamiento crítico. Después parece que todo se relajó un poco, pero era porque la gente ya tenía mermada su capacidad de pensamiento crítico, dejó de opinar y abandonó la política en manos de los partidos. Ahora la gente ha vuelto a opinar y a señalar las injusticias, por eso el Estado vuelve a activar los mismos mecanismos, la misma represión de siempre.

Eso casi me suena a que el 15-M fue, paradójicamente, el inspirador de esta ley mordaza.

Sin duda. Desde el 76 hasta el 90 fueron constantes los casos de represión. Después se moderaron bastante. Pero con el surgimiento del 15-M vuelve a haber un auge. Tenemos, a lo mínimo, 20 o 30 acusados cada año en la Audiencia Nacional por delitos de expresión.

¿Qué esperas encontrarte este lunes? ¿Que estrategia te sugiere tu abogado?

Espero encontrarme lo mismo que me encontré en la primera declaración: un juicio político donde la jueza y la fiscalía van a intentar atacar o sonsacar mi inclinación política. Mi estrategia, y la de mi abogado, va a ser la de defender que tengo derecho a pensar, a creer y a expresar lo que sienta. No admitimos como legítimo este juicio ni reconoceremos ninguna condena que salga de él.

Tu estrategia, te das cuenta, puede resultar suicida.

Sí, seguramente. Pero desde luego no estoy dispuesto a reconocer el haber cometido ningún delito. Ni pienso arrepentirme de algo de lo que me siento orgulloso.


Desde la nueve de esta mañana de lunes, habrán una concentración de apoyo a Álex García ante la Audiencia Nacional.

https://www.publico.es/sociedad/juicio-documentalista-alex-garcia-no-pienso-arrepentirme-me-siento-orgulloso.html

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fM0J

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal