lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bK7n

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

22/06/2008 :: Pensamiento

¿Quiénes controlan el precio del petróleo?

x F. William Engdahl
El precio de petróleo hoy no tiene ninguna relación con el suministro, la demanda y la oferta. El 60% del precio de petróleo es pura especulación manejada y controlada por el mercado financiero así como por las mayores compañías de petróleo.

Para el autor el precio no tiene nada que ver con los convenientes mitos y rumores que se crean. Tiene que ver con control de petróleo y su precio. Los especuladores comercian sobre el rumor no el hecho, sentencia el autor. Además, en un informe reciente comité de investigación del Senado de EEUU dice que “hay evidencia sustancial que apoya la conclusión que la gran cantidad de especulación en el mercado actual ha aumentado significativamente los precios”. El informe del Senado fue ignorado en los medios de comunicación. Claves para entender el porque del precio del petróleo hoy.


El precio del crudo de petróleo hoy no se atiene a ninguna relación tradicional entre oferta y demanda. Está controlado por un complicado sistema del mercado financiero, así como por las cuatro principales compañías petroleras angloamericanas. El 60 % del precio actual del crudo es pura especulación conducida por los grandes bancos y los hedge funds [fondos de inversión privados]. No tiene nada que ver con los convenientes mitos del Pico del Petróleo. Tiene que ver con el control del petróleo y de su precio. ¿Cómo?

En primer lugar, el papel de los intercambios internacionales del petróleo en Londres y Nueva York es crucial para este juego. Nymex en Nueva York y ICE Futures en Londres controlan actualmente los precios globales de referencia del petróleo, que a su vez fijan la mayor parte de los cargamentos libremente negociados del petróleo. Lo hacen así por medio de contratos futuros del petróleo a través de dos eslabones del crudo: el West Texas Intermediate y el Brent del Mar del Norte.

Un tercer mercado de petróleo bastante nuevo, el Dubai Mercantile Exchange (DME), que negocia el crudo en Dubai, es más o menos un hijo de Nymex, ya que el Presidente de Nymex, James Newsome, se sienta en el consejo de administración de DME y la mayoría del personal clave son ciudadanos británicos o americanos.

El Brent se usa en los contratos a corto y a largo plazo para valorar cuánto petróleo crudo se produce en el mercado del petróleo global cada día. El precio del Brent es publicado por una revista privada de la industria petrolera, Platt's. Los principales productores de petróleo, incluidos Rusia y Nigeria, usan el Brent como un punto de referencia para poner un precio al crudo que producen. El Brent es una clave cotidiana para el mercado europeo y, en cierta medida, para Asia.

Históricamente, WTI [West Texas Intermediate] no ha sido más que una cesta del petróleo crudo estadounidense. No sólo se usa como la base para los futuros de petróleo comerciados en EE UU, sino que también es un punto de referencia clave para la producción estadounidense.

"La cola que menea al perro"

Todo esto está bien y es oficial. Pero el cómo se determinan los precios actuales del petróleo funciona por un proceso tan opaco, que sólo unos pocos de los principales bancos que comercian con petróleo, como Goldman Sachs o Morgan Stanley, tienen idea de quién compra y quién vende futuros de petróleo o contratos derivados que fijan los precios del petróleo físico en este nuevo mundo extraño del "petróleo de papel".

Con el desarrollo durante la década pasada de derivados internacionales no regulados que comercian con futuros de petróleo, se ha abierto el camino para la actual burbuja especulativa de los precios del petróleo.

Desde el advenimiento del comercio de futuros del petróleo, y con los dos mercados principales de contratos de futuros del petróleo en Londres y Nueva York, el control de los precios del petróleo ha abandonado a la OPEP y se ha ido a Wall Street. Esto es un caso clásico de "la cola que menea al perro".

Un informe de junio de 2006 del Subcomité Permanente de Investigaciones del Senado de los EE UU sobre "el Papel del Mercado Especulativo en los precios crecientes del petróleo y el gas", indicó que "hay pruebas sustanciales que apoyan la conclusión de que la gran cantidad de especulación en el mercado ha aumentado considerablemente los precios".

Lo que el equipo del comité del Senado documentó en el informe era que había un agujero tan profundo en la regulación por parte del gobierno de los Estados Unidos de los mercados derivados del petróleo, un agujero tan enorme que por esos mercados podría caminar una manada de elefantes. Eso precisamente parece ser lo que han estado haciendo con los precios de petróleo escalando hasta la azotea en los últimos meses.

Los medios de comunicación y el Congreso no se dieron por enterados del informe del Senado.

El informe señaló que la Comisión de Comercio de Futuros en Materias Primas [Commodity Futures Trading Commission - CFTC], un regulador de futuros financieros, había recibido el mandato del Congreso de asegurar que los precios del mercado de futuros reflejen las leyes de la oferta y la demanda, y no las prácticas manipuladoras o la especulación excesiva. El Acta de Comercio de Materias Primas de los EE UU (CEA) [US Commodity Exchange Act] afirma: "la especulación excesiva sobre cualquier materia prima en los contratos de venta de tal materia para la futura entrega ... que cause fluctuaciones repentinas o irrazonables o cambios injustificados del precio de tal materia prima, es una carga excesiva e innecesaria sobre el comercio entre los estados."

Es más, la CEA ordena a la CFTC que establezca los límites al comercio "que la Comisión encuentre necesarios para disminuir, eliminar o prevenir esa carga". ¿Dónde está la CFTC ahora que necesitamos esos límites?

Parecen haberse alejado deliberadamente de sus responsabilidades de supervisión conferidas por mandato en el comercio de la materia prima más importante del mundo: el petróleo.

Enron rió el último

Como subrayaba aquel informe de Senado estadounidense:

"Hasta hace poco, los futuros de energía estadounidenses se negociaban exclusivamente sobre intercambios regulados dentro de los Estados Unidos, como el NYMEX, que está sujeto a la supervisión extensiva del CFTC, incluyendo la supervisión durante los procesos, para descubrir y prevenir la manipulación de precios o el fraude. Sin embargo, en los años recientes, hubo un enorme crecimiento del comercio de contratos que parecen estructurados, y están estructurados, como contratos de futuros, pero que se negocian en mercados electrónicos no regulados de tipo OTC [OTC: "Over-the-counter": instrumentos financieros negociados directamente entre dos partes, sin salir al mercado y sin informar de ellos]. A causa de su semejanza con los contratos de futuros, frecuentemente se les llama "parecidos a futuros" ["futures look-alikes"]."

La única diferencia práctica entre los contratos "parecidos a futuros" y los contratos de futuros es que los parecidos se negocian en mercados no regulados, mientras que los futuros se negocian en mercados regulados. El comercio de materias primas energéticas por parte de grandes empresas en los negocios electrónicos OTC quedó eximido de la supervisión de la CFTC por una provisión insertada, por petición de Enron y otras grandes empresas de energía, en la Commodity Futures Modernization Act of 2000 [Acta de Modernización de Futuros en Materias Primas de 2000] en las horas bajas de la legislatura del 106º Congreso.

El impacto sobre la supervisión del mercado ha sido sustancial. A los que comercian en el NYMEX, por ejemplo, se les requiere guardar los registros de todos los tratos e informar de los grandes tratos a la CFTC. Estos Informes de Grandes Contratos [Large Trader Reports], junto con los datos de comercio diarios que proporcionan información del precio y el volumen, son los instrumentos primarios de la CFTC para calibrar el grado de especulación en los mercados y descubrir, prevenir y perseguir la manipulación de los precios. El Presidente de la CFTC, Reuben Jeffrey, declaró recientemente: "El sistema de información de Grandes Negocios de la Comisión es una de las piedras angulares de nuestro programa de vigilancia y permite detectar las posiciones concentradas y coordinadas que uno o varios comerciantes podrían usar para intentar la manipulación."

En contraste con los negocios realizados en el NYMEX, a los que comercian en OTC electrónicos no regulados no se les exige que guarden registros ni que archiven Informes de Grandes Negocios en la CFTC, y esos negociantes están exentos del protocolo de supervisión de la CFTC. En contraste con los negocios realizados en mercados regulados de futuros, no hay ningún límite al número de contratos que puede realizar un especulador en un mercado no regulado OTC electrónico, no hay ninguna supervisión de este comercio en sí mismo, y no hay ningún informe de la cantidad de contratos excepcionales (el "interés abierto" [número total de contratos que todavía no han sido liquidados por compensación o entrega]) al final de cada día."[1]

Entonces, al parecer para asegurarse de que el camino estaba totalmente abierto a la manipulación del precio de petróleo potencial del mercado, en enero de 2006, la CFTC de la Administración de Bush permitió al Intercontinental Exchange (ICE), el principal operador de negocios electrónicos de la energía, que usara sus terminales de comercio en los Estados Unidos para el comercio de futuros de petróleo crudo estadounidense en el mercado de futuros del ICE de Londres - llamado "Futuros del ICE". [ICE Futures]

Antes, el mercado de Futuros del ICE de Londres había negociado sólo en materias primas energéticas europeas: el petróleo crudo del Brent y el gas natural del Reino Unido. Al ser un mercado de futuros del Reino Unido, el mercado de Futuros del ICE está regulado únicamente por la UK Financial Services Authority [Autoridad británica de Servicios Financieros]. En 1999, el mercado de Londres obtuvo el permiso de la CFTC para instalar terminales de ordenador en los Estados Unidos que permitieran a comerciantes de Nueva York y de otras ciudades estadounidenses negociar materias primas energéticas europeas a través del mercado de Futuros del ICE.

La CFTC abre la puerta

Luego, en enero de 2006, el mercado de Futuros del ICE de Londres comenzó a negociar un contrato de futuros para el crudo de West Texas Intermediate (WTI), un tipo de petróleo crudo que se produce y se entrega en los Estados Unidos. Futuros del ICE también notificó a la CFTC que permitiría a comerciantes de Estados Unidos que usaran terminales del ICE en los Estados Unidos para negociar su nuevo contrato de WTI en el mercado de Futuros del ICE de Londres. Futuros del ICE también permitió a comerciantes de Estados Unidos que negociaran gasolina estadounidense y futuros de petróleo combustible en el mercado de Futuros del ICE de Londres.

A pesar de que los comerciantes estadounidenses usan terminales comerciales dentro de los Estados Unidos para negociar contratos de futuros de petróleo, gasolina y fuel estadounidenses, a fecha de hoy la CFTC no ha querido afirmar ninguna jurisdicción sobre el comercio de estos contratos.

Las personas de los Estados Unidos que quieran negociar materias primas energéticas claves de EE UU --petróleo crudo, gasolina y combustibles estadounidenses-- tienen la capacidad de evitar toda la supervisión del mercado americano o las exigencias de informes al encaminar sus negocios por el mercado de Futuros del ICE de Londres en vez de por el NYMEX de Nueva York.

¿Verdad que es elegante? El regulador de futuros de energía del Gobierno de los EE UU, la CFTC, abrió el camino a la actual especulación no regulada y sumamente opaca de futuros del petróleo. Puede ser sólo una coincidencia que el presidente actual del NYMEX, James Newsome, que también está en el Dubai Exchange, sea ex presidente de la CFTC de EE UU. Las puertas de Washington giran suavemente entre bisagras privadas y públicas.

Un vistazo al precio de futuros del Brent y del WTI desde enero de 2006 indica la notable correlación entre los rampante precios de petróleo y el comercio no regulado de futuros del petróleo del ICE en los mercados americanos. Tenga presente que el mercado de Futuros del ICE de Londres es propiedad de, y está controlado por, una empresa estadounidense radicada en Atlanta, Georgia.

En enero de 2006, cuando la CFTC permitió la gran excepción a ICE Futures, los precios del petróleo se negociaban en la gama de 59-60 dólares el barril. Hoy, aproximadamente dos años más tarde, vemos que los precios tocan los 120 dólares y tienden hacia arriba. Esto no es un problema de la OPEP, esto es un problema regulador del gobierno de los Estados Unidos, de negligencia maligna.

Al no exigir al ICE que archive diariamente los informes de los grandes contratos de materias primas energéticas, [el gobierno] no puede descubrir e impedir la manipulación de los precios. Como señaló el informe del Senado, "la capacidad de la CFTC de descubrir e impedir la manipulación del precio de la energía sufre huecos críticos en la información, porque los que comercian en los mercados electrónicos OTC y en el ICE Futures de Londres actualmente están exentos de las exigencias de informar a la CFTC. Los informes de grandes negocios también son esenciales para analizar el efecto de la especulación sobre precios de la energía."

El informe añadía: "los registros del ICE con la Securities and Exchange Commission y otras pruebas indican que su mercado Over-the-counter electrónico realiza una función de descubrimiento de precios --y con ello afecta a los precios estadounidenses de la energía -- en el mercado en efectivo para las materias primas energéticas negociadas en ese mercado".

Hedge Funds y Bancos conducen los precios del petróleo

En la más reciente carrera de subida de los precios de la energía, grandes instituciones financieras, hedge funds, fondos de pensiones y otros inversores han estado metiendo miles de millones de dólares en los mercados de materias primas energéticas para tratar de aprovechar los cambios de precios o protegerse contra ellos. La mayor parte de esta inversión adicional no ha venido de los productores o los consumidores de estas materias primas, sino de especuladores que procuran aprovechar estos cambios de precios. La CFTC define a un especulador como una persona que "no produce ni usa la materia prima, sino que arriesga su propio capital comerciando con futuros de esa materia prima con la esperanza de obtener ganancias de los cambios de los precios".

Las grandes compras de contratos futuros de petróleo crudo realizadas por los especuladores, en efecto, han creado una demanda adicional del petróleo, haciendo subir el precio del petróleo para la entrega futura de la misma manera que la demanda adicional de contratos para la entrega de un barril físico hace subir hoy el precio del petróleo en el mercado sobre el terreno. En lo que concierne al mercado, la demanda de un barril de petróleo que resulta de la compra de un contrato futuro por un especulador, es tan verdadera como la demanda de un barril que resulta de la compra de un contrato futuro por una refinería u otro usuario del petróleo.

Quizás el 60 % de los precios del petróleo es en la actualidad especulación pura

Goldman Sachs y Morgan Stanley son actualmente las dos principales firmas que negocian con energía en los Estados Unidos. Citigroup y Morgan Chase JP son actores importantes y financian numerosos hedge funds que también especulan.

En junio de 2006, el petróleo estaba en los mercados de futuros a aproximadamente 60 dólares el barril, y la investigación del Senado estimó que unos 25 dólares de ellos se debían a pura especulación financiera. Un analista estimó en agosto de 2005 que los niveles de existencias del petróleo de EE UU indicaban que los precios del crudo en el WTI debían estar alrededor de 25 dólares el barril, y no 60 dólares.

Esto significaría que al menos 60 o 70 dólares de los 130 dólares el barril de hoy se deben a la especulación de hedge funds y las instituciones financieras. Sin embargo, dado el equilibrio inalterado en la oferta y la demanda global del petróleo durante los últimos meses en medio de la subida explosiva de los precios de futuros del petróleo negociados en los mercados Nymex y ICE en Nueva York y Londres, es más probable que tanto como el 60 % del precio de petróleo actual sea pura especulación. Nadie lo sabe oficialmente excepto el puñado diminuto de bancos que comercian con energía en Nueva York y Londres, y ellos seguro que no hablan.

Al comprar en gran número contratos futuros, y al hacer subir así los precios de futuros a niveles aún más altos que los precios actuales, los especuladores han proporcionado un incentivo financiero a las compañías petroleras para comprar aún más petróleo y almacenarlo. Una refinería comprará petróleo extra hoy, incluso si cuesta 130 dólares por barril, si el precio del futuro es aún más alto.

Como resultado, las existencias de petróleo crudo han ido creciendo regularmente durante los dos últimos años, haciendo que las existencias de crudo de EE UU sean ahora más altas que en cualquier momento de los ocho años anteriores. La gran afluencia de inversión especulativa a los futuros del petróleo ha conducido a una situación en la que tenemos tanto altas provisiones de crudo como altos precios de crudo.

Las evidencias también indican que los factores geopolíticos, económicos y naturales, a menudo citados, no explican que la subida reciente de precios de energía se pueda enfocar en los datos reales sobre la oferta y la demanda de crudo. Aunque la demanda haya aumentado considerablemente durante los últimos años, las provisiones también lo han hecho.

Durante los dos últimos años, la producción de petróleo crudo global ha aumentado de forma acorde con los aumentos de la demanda; de hecho, durante este período, las provisiones globales han excedido a la demanda, según el Departamento de Energía de EE UU. La Energy Information Administration (EIA) [Administración de la Información de la Energía] del Departamento de Energía de EE UU recientemente pronosticó que en los próximos años la capacidad de producción global de excedentes seguirá creciendo hasta entre 3 y 5 millones de barriles por día hacia 2010, y así "engrosando considerablemente el colchón de excedentes de capacidad."

El eslabón entre el dólar y el petróleo

En medio de la disminución de la economía de EE UU y del dólar decreciente, para los especuladores y los fondos de inversión ordinarios desesperados por inversiones más provechosas ante el desastre de solvencia de EE UU, una estrategia de especulación común es tomar posiciones de futuros vendiendo el dólar "a corto" y el petróleo "a largo".

Tanto en Estados Unidos como en la Unión Europea, para los enormes fondos de pensiones y los bancos desesperados por conseguir ganancias después del derrumbe de sus ingresos desde agosto de 2007 y la crisis de bienes inmuebles de los EE UU, el petróleo es una de los mejores vías de conseguir enormes beneficios especulativos. El decorado teatral que apoya la actual burbuja del precio del petróleo es el malestar continuo en Oriente Medio, en Sudán, en Venezuela y Pakistán, y la firme demanda de petróleo en China y en la mayor parte del mundo fuera de EE UU. Los especuladores negocian sobre los rumores, no sobre los hechos.

A su vez, desde que las principales petroleras y refinerías de Norteamérica y los países de la Unión Europea comienzan a acumular petróleo, las provisiones aparecen incluso como menores, prestando así apoyo de fondo a los precios actuales.

Como los mercados de energía over-the-counter (OTC) y el ICE Futures de Londres no están regulados, no hay cifras exactas o fiables en cuanto al valor total en dólares de los gastos recientes en inversiones en materias primas energéticas, pero las estimaciones están consistentemente en la gama de decenas de miles de millones de dólares.

El aumento del interés de los especuladores en las materias primas se ve también en la popularidad creciente de los fondos de índices de materias primas, que son fondos cuyo precio está ligado al precio de una cesta de varios futuros en materias primas. Goldman Sachs estima que los fondos de pensiones y los fondos mutuos han invertido un total de aproximadamente 85 mil millones de dólares en fondos de índices de materias primas, y que las inversiones en su propio índice, el Goldman Sachs Commodity Index (GSCI), se ha triplicado durante los últimos años. Es notable el hecho de que el Secretario del Tesoro [equivalente al ministro de economía y hacienda] de EE UU, Henry Paulson, es ex Presidente de Goldman Sachs.


Notas


[1] United States Senate Premanent Subcommittee on Investigations, 109th Congress 2nd Session, The Role of Market speculation in Rising Oil and Gas Prices: A Need to Put the Cop Back on the Beat; Staff Report, prepared by the Permanent Subcommittee on Investigations of the Committee on Homeland Security and Governmental Affairs, United States Senate, Washington D.C., June 27, 2006. p. 3.




Fuentes: Web Personal de F William Engdahl / Paz Digital - 11.05.2008 – 21.05.2008. Traducción para Paz Digital por Vance

*F. William Engdahl es economista y escritor. Autor de: “A Century of War: Anglo-American Oil Politics and the New World Order,” y de “Seeds of Destruction: the dark side of gene manipulation”. info@engdahl.oilgeopolitics.net

Revista Realidad Económica. Traducción revisada por La Haine

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bK7n

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal