lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/eL7n

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

04/11/2014 :: Andalucía

La Marcha a Rota que “nunca existió” para el españolismo

x Juanfe Sánchez, militante de Nación Andaluza
La actitud del PCE-IU ante las marchas siempre ha sido con un interés claramente oportunista , partidista y electoralista, y no de unidad popular andaluza

Este año sería la XXX edición de la marcha a Rota y no la XXIX como se anuncia oficialmente. La Marcha a Rota es una de las señas de identidad aún viva y prolongada en el tiempo de la izquierda nacional y de clase más combativa de Andalucía, y cuya primera edición que se conozca data al menos de diciembre de 1978. Aquel 1995, se dieron una serie de conjunciones que ya venían a señalar los caminos de unos y otros, por si ya no habían quedado claro muchos años antes.

Ocurrió que el PCE se negó a convocar unilateralmente junto a sus satélites la marcha de ese año y ciertamente no se saben muy bien a ciencia cierta cuáles fueron las razones aludidas para no convocar ese año pues no hay constancia escrita de ello. Según un militante de Nación, que participó aquel año y fue testigo: “En las diversas actas de reuniones tanto de NA, como del SUAT, y preparatorias de la Marcha, se puede intuir que el motivo para no convocarla por parte del conglomerado que hasta entonces la organizaban en primavera (Acción Alternativa, IU-CA, CEPA), es el miedo que en esos momentos tienen por el auge de Nación Andaluza. (…) El 94 fue uno de nuestros mejores años. En la Marcha a Rota de ese año, los españolistas (IU) quedaron retratados al insultar a Jon Idígoras (HB) y éste ser arropado por el cortejo de Nación Andaluza. Luego vinieron las autonómicas con los 10000 votos independentistas de NA; numerosas apariciones en prensa; el 4D en Sevilla de NA y CUT, el más multitudinario desde el 77; el fuerte desarrollo en aquellos momentos de NA en las comarcas de Cádiz que culmina con la batalla de Astilleros, etc.”

“Por una Andalucía Soberana sin bases militares”

Ante la postura claudicante y vergonzosa de la izquierda españolista y reformista y parte de la que se reivindica también como soberanista, muchas organizaciones, tanto a nivel nacional andaluz como de ámbito local o comarcal, deciden, ante el riesgo de que ese año no haya marcha,  convocar doblemente dos efemérides nacionales y populares: una, convocar la marcha a la Rota, como todos los años para el 3 D. en el Puerto Santa María (Bahía de Cádiz), así como la Conmemoración del 4 de Diciembre, Día Nacional de Andalucía, con una Marcha a Rota bajo el lema “Por una Andalucía Soberana sin bases militares”. Nación Andaluza y el PCPA fueron los máximos impulsores de esta singular “Marcha a Rota” convocada por 23 organizaciones. Además de las mencionadas están (según orden del cartel de la época):  Liberación Gay de Andalucía, Kolectivo Kórdoba Okupa, SUAT, Kolectivo Anti-militarista de Kampillos,  Yama'a Islámica de Al-Andalus – Liga Morisca Córdoba, Colectivo Juvenil El Zorro (San Pedro Alcántara), Kolectivo de Objetores-Insumisos (Málaga), así como muchos más que se pueden visualizar en la documentación de este artículo.

Participaron unas 400 personas, según recogen no solo los medios independentistas que existían entonces como el boletín Independencia (de Nación Andaluza) o Andalucía Reberde, así como el País y algunos otros.
Una nutrida asistencia que vino a demostrar la dignidad y el camino de no someterse a las jugarretas de nadie. Asimismo acudieron numerosos representantes de organizaciones de otros pueblos, como HB, Catalunya Lliure o MDT…

El PCE y sus satélites no reconocen esta marcha porque pone en evidencia que si no pueden instrumentalizar o acaparar una protesta popular no les interesa lo más mínimo (gran respeto ese por la autoorganización popular…), porque puso y pone en evidencia que ese año como no les interesó sacrificaron uno de los mayores símbolos que poseía (y posee) la izquierda andaluza. O eso, más bien, creían. Porque al final la Marcha se acabó celebrando y además doblemente: celebrando el Día Nacional de Andalucía también. ¿Había mejor ocasión?. Y sobre todo porque pone en evidencia que su interés no está en la Libertad de Andalucía. En todo esto, la actitud de la CUT y el SOC fue la de ignorar la Marcha ya que no convocaron ni aparecieron para no indisponerse con sus socios de IU del PCE. Aunque ese “feo” supusiera indisponerse no con NA (que también), sino con Andalucía y el cómo avanzamos para la Liberación Nacional y Social.

La actitud del PCE-IU ante las marchas siempre ha sido con un interés claramente oportunista , partidista y electoralista, y no de unidad popular andaluza, que como vemos, ahora no asumen cuando están en el gobierno de la Junta de Andalucía, como Valderas en estos momentos, el cual ya no recuerda siendo Vicepresidente de la Junta el Referéndum que proponía para las bases. Su comportamiento desde siempre, difamando, mintiendo, queriendo marginar a la izquierda independentista andaluza y aprobar discursos en clave española de la Plataforma Andaluza contra las Bases, en los que no se hacía (ni se sigue haciendo) mención a la cuestión de las bases como un tema de exclusiva soberanía nacional andaluza y de enorme impacto socialmente en las comarcas. Un tema de Dignidad andaluza y popular prioritario. Pero no.

Contexto de la Marcha

También hay que entender cómo y porqué se produjo esta marcha en su contexto, en un auge claro del independentismo revolucionario andaluz, como muestra el testimonio del principio. De una parte, el crecimiento que había experimentando un año antes NA, tanto en las luchas sociales y en la calle en todos los ámbitos, así como en las elecciones andaluzas de 1994 convirtiéndose en la quinta fuerza política de Andalucía por orden de importancia en número de votos y poniendo un techo electoral de unos nada despreciables 10.000 votos, no superado después por ninguna otra organización nacional y de clase en unas elecciones andaluzas. Algo que a todas luces era alarmante para el estado español, ya que casi multiplicaba por diez el número de votos (poco más de 1000) obtenidos cuatro años antes por el FAL (Frente Andaluz de Liberación) en 1990.
Suponía un crecimiento del voto independentista del 1000% en ese corto espacio de tiempo.

De otra parte, hay que entender que meses antes NA experimentó un importante protagonismo en las luchas que mantuvieron los astilleros de Cádiz contra el estado y sus esbirros. 1995, 14 al 22 de Septiembre.
Bahía de Cádiz: según nos cuentan testigos de aquellos sucesos revolucionarios:  “La reconversión naval desencadena una batalla campal en Cádiz, que llega también a Puerto Real, San Fernando y Sevilla. (…) Puente de Carranza cortado, barricadas ardiendo en las vías del tren, asalto a Cajas de Ahorros y oficinas bancarias, macetas lanzadas desde los balcones contra la policía, Ayuntamiento apedreado, sedes de partidos españolistas asaltadas y quemadas, etc. A Cádiz le sale el trasfondo anarco-cantonalista que Fermín Salvoechea le dejó dentro.” “Si cierran Astilleros, nos tienen que matar”. Recorte del "Diario de Cádiz" del 15-9-95. Andalucía estaba alzada de nuevo y rebelada en las calles. Y Cádiz entera la despertaba del letargo. En la sección de anexos hay muestras gráficas de todo ello.

Son unas breves pinceladas que nos ayudan a entender el porqué de una Marcha, pero sobre todo el porqué de una Lucha y el porqué de una Dignidad: la Obrera y Andaluza. Deberían tomar nota todos aquellos sectores españolistas e incluso algunos que se reclaman soberanistas.
Por el bien de Andalucía. Por su Liberación Nacional y Social. Y por la Verdad. Empezando porque ésta no es la XXIX Marcha a Rota, sino la XXX y terminando porque no habrá una Andalucía sin bases, en paz y desnuclearizada hasta que no recobremos nuestra Independencia nacional; se tienen que comprometer de una vez por todas todos los andaluces/zas  para acabar con la vergüenza y la ocupación de bases militares extranjeras en clave de soberanía nacional y popular, si o si. Sin entender esto, la Marcha a Rota (o a Morón) no tiene mucho sentido. Al igual que no tiene sentido cuestionar la presencia militar imperialista yanqui o británica sin cuestionar la presencia de bases españolas. Sólo con la Independencia y el Socialismo podremos garantizar una Andalucía sin bases, soberana y anti-imperialista, negándonos a ser verdugos de los demás y víctimas también de los mismos rapiñadores y asesinos que asolan la Humanidad.

NI YANKIS NI INGLESAS NI ESPAÑOLAS: FUERA BASES MILITARES EXTRANJERAS DE LA NACION ANDALUZA

POR LA REPÚBLICA ANDALUZA DE TRABAJADORES Y TRABAJADORAS

 

Juanfe Sánchez, militante de Nación Andaluza

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/eL7n

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal