lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/cH0f

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

10/05/2010 :: Pensamiento

Los ejes del mal según Clinton-Obama

x Antonio Maira Rodríguez
El embajador de EE.UU. no sólo entró de lleno en la ?dirección efectiva? del gobierno Zapatero, sino que abordó directamente el control político de Falsimedia

Preámbulo sobre colonias y vasallajes

Hace más de tres semanas –el día 7 de abril- que el recién llegado embajador de Obama en Madrid era el invitado especial de un desayuno, “organizado ex profeso” por Europa Press, para que los periodistas de los grandes medios, los intelectuales del sistema y los políticos del “arco parlamentario” conociesen al ilustre personaje.

La ocasión para dirigirse a la Falsimedia española y lanzar consignas desinformativas, que se transmitirían después por la estructura mediática hasta determinar el “contenido de toda la maquinaria de fabricación de la opinión pública”, no podía ser más oportuna. Se trataba de incidir directamente en el “gran debate” de los “derechos humanos en Cuba”.

Alan Solomont la aprovechó a fondo.

Anunció públicamente y con la mayor naturalidad (el descaro es lo “natural” en el lenguaje de los los embajadores de EEUU) lo que Washington esperaba del gobierno español: Zapatero debería impulsar la Posición Común de la Unión Europea como “presidente de turno” de la misma y también como presidente del gobierno español. Así pues, el diplomático de Obama recordaba claramente al “Zapatero-Cándido” y al “Moratinos-Pangloss”, que gobernaban una provincia del Imperio sometida a la obediencia y la lealtad a Washington. El parloteo febril y nervioso del “presidente súbdito” se inició inmediatamente.

Zapatero -cuya policía estaba golpeando brutalmente a los trabajadores y trabajadoras en paro que osaban protestar contra la precariedad, la implantación del “contrato libre”, la eliminación de todo derecho laboral y social, y la total indigencia familiar-; salió de su pasmo habitual, adoptó la pose “responsable-mefistofélica” de su guión de personajes mediáticos, y dirigió gestos y palabras airadas contra Cuba. Los ángulos de las cejas se agudizaron hacia el cielo mientras los ojos de Rajoy giraban enloquecidos.

Lloró Zapatero por las “damas de blanco” mientras las policías de toda Europa, la suya incluida, repartían brutales palizas y pateaban sin clemencia a los manifestantes.

El ilustre embajador no sólo entró de lleno en la “dirección efectiva” del gobierno y de la oposición, sino que abordó directamente el control político de Falsimedia.

Señaló los argumentos que deberían “utilizar al unísono y difundir con presteza los medios de comunicación” -y la “carga emocional” con la que tendrían que abordarlos-; en la reactivada campaña contra Cuba .

Solomont, dignísimo representante del lobby sionista que señala líneas de gobierno en Washington, impávido y frío, conoce bien la importancia de los factores emocionales en la fabricación de enemigos y la divulgación de la propaganda de guerra. Ya antes de llegar a Madrid, en las sesiones de confirmación de su cargo de embajador por el Congreso de los EEUU, el futuro jefe de la delegación en España había expresado un nulo respeto por la soberanía del país ante el que presentaría sus credenciales.

Desde Washington –“vociferando por la conexión Atlántica, a miles de millas náuticas del país vasallo”-; este personaje de serie, etiquetado en la frente y el trasero con el “made in USA”, había criticando ásperamente la decisión de Zapatero (forzada por un creciente runrún de protesta que le llegaba desde abajo) de retirar las fuerzas españolas de Kosovo.

El mismo tunante que había promovido, financiado y diseñado la campaña del candidato Obama: Unite for change, Yes we can!, afirmaba ahora, iracundo: “la falta de sorpresas es un buen principio para la diplomacia internacional” y “la decisión se tomó sin consultar con los aliados”.

El nuevo embajador -un empresario del lobby judío que se había distinguido como recaudador de fondos para la campaña del partido demócrata- sustituía a Eduardo Aguirre -un norteamericano de origen cubano, “exiliado-niño” de la brutal y paranoica Operación Peter Pan diseñada por la CIA en los primeros años de la revolución cubana. Tal para cual.

Alan Solomont , bajo la apariencia de una convocatoria de agencia de noticias, estaba poniendo en práctica las técnicas de “diplomacia civil” del Departamento de Estado. El desayuno de Europa Press había sido planeado minuciosamente en la sede madrileña de la embajada. El lobbyista profesional seguía cabildeando y presionando al gobierno español, tal como lo hacía en los Estados Unidos con los legisladores y en defensa de los grupos de intereses oligárquicos.

Días más tarde de todos estos sucesos, a través de su embajada en España, el gobierno de Cuba denunciaba la escandalosa injerencia y el vasallaje de la Unión Europea y del Gobierno Zapatero a las consignas “nada nuevas” que contra Cuba, su pueblo, su gobierno y su revolución promulgaba Obama.

Carta abierta a los intelectuales de Falsimedia con motivo de la manifestación realizada en Madrid el día 25 de abril bajo el lema: “Cuba no está sola”

1.- Como todos ustedes saben, o ignoran voluntariamente, Cuba no es Guantánamo, ni Abu Ghraib, ni Wagram, ni los vuelos de la CIA en aviones civiles y militares; ni los hangares, hoteles y aduanas de los aeropuertos europeos, en los que se realizaron durante años las “entregas de terroristas” y se continuaron las torturas de los “combatientes enemigos”.

A partir de la muerte por huelga de hambre del “disidente” Orlando Zapata; las grandes empresas transnacionales de la información (Falsimedia), han detectado la “oportunidad de fundamentar” sus denuncias continuas sobre la supuesta brutalidad del sistema carcelario cubano y sobre la represión política en la isla; y han convertido a Cuba en un referente poco menos que diabólico del incumplimiento de los derechos humanos.

El Eje del Mal -que está redefiniendo a toda prisa (y “a toda PRISA” en el ámbito hispano parlante), Washington- ha colocado uno de sus apoyos, el del extremo occidental, en un punto equidistante entre Caracas y La Habana.

2.- En realidad todo eso es propaganda de guerra para orientar el “terrorismo mediático”, y también la “diplomacia civil” de Washington. Lo que están haciendo los estrategas militares del Pentágono y los estrategas civiles del Departamento de Estado, es construir un segundo Eje del Mal para “fabricar” una nueva zona de conflicto regional en torno a los recursos petroleros, gaseros, de agua potable y biológicos de los países del ALBA.

3.-En este contexto regional (la otra gran zona de guerra sería la del Gran Oriente Medio) la base estadounidense de Guantánamo es el centro operacional situado en el extremo este de Cuba, y al mismo tiempo el punto central de un “círculo de acoso” que incluye las bases continentales en territorio de los EE.UU y las de Honduras, Panamá, Colombia, Pequeñas Antillas y Puerto Rico.

La resucitada IV Flota le proporcionaría a ese inmenso aparato militar una proyección móvil hasta cualquier punto del continente, sus aguas territoriales (Canal de Panamá, Golfo de Maracaibo) y sus “aguas dulces” (los estuarios del Orinoco, del Amazonas y del Río de la Plata ).

4.- Los movimientos estratégicos que han configurado una guerra de gran intensidad, que puede ser terrible en costes humanos (un genocidio todavía más espantoso que el de Irak), económicos y ecológicos; se han producido a la vista de todos y son muy significativos. Los más importantes de los últimos meses, “vinculados” ya a la “administración Obama”, son los siguientes:

-Intensificación del bloqueo a Cuba y Venezuela.

-Intentos de desestabilización continua de Venezuela, Cuba, Ecuador, Bolivia y Nicaragua.

-“Golpe de estado constitucional” en Honduras contra el presidente Zelaya. Comienzo de la guerra sucia, de los escuadrones de la muerte, y asesinato de opositores al golpe y de periodistas que mantienen posiciones de rechazo al nuevo “presidente de facto”. Reactivación inmediata y reforzamiento de la base estadounidense de Palmerola.

-Establecimiento de siete nuevas bases estadounidenses en Colombia.

-Tratado secreto sobre reutilización de las antiguas bases en el Canal de Panamá, tras los acuerdos de privatización y ampliación, y la recuperación efectiva de la Zona por EEUU .

-Ocupación efectiva de Haití tras el terremoto, con miles de soldados estadounidenses que han permanecido allí después de la retirada del buque hospital, creando una base de infiltración a pocas millas al oriente de Cuba y muy cerca de la base yanqui de Guantánamo. La coartada es la misma que utilizan las leyes Torricelli y Helms-Burton contra Cuba: “evitar una “crisis migratoria”, y que ya utilizaba la Enmienda Platt para negarle la soberanía a la república surgida de la primera independencia.

-Resurrección y refundación de la IV Flota (con el mayor equipamiento militar que se haya conocido jamás) y realización de maniobras de la OTAN en el Caribe y Golfo de México. Varios miembros de la OTAN tienen bases militares en las Pequeñas Antillas y en Guayanas: Reino Unido, Francia, Holanda, etc. Otros han enviado contingentes permanentes de tropas a Haiti.

-Todos estos hechos constituyen el desarrollo de un “proyecto estratégico " de dominación sobre América Latina que han seguido todas las administraciones demócratas y republicanas en los EE.UU bajo la dirección de las instituciones permanentes: el Pentágono, el Consejo de Seguridad Nacional, el Departamento de Estado, diversos órganos de conexión entre las secretarías de Defensa y Estado (como la Comisión para la Asistencia a una Cuba Libre) y los Comités de Asuntos Exteriores del Congreso. Su expresión conceptual más elaborada es la Nueva Estrategia de Seguridad Nacional de los EEUU.

5.- La doctrina contenida en ese documento fue presentada por Bush pero elaborada, en gran parte, con conceptos que habían sido divulgados por Madeleine Albright durante la administración de Bill Clinton y en preparación de la guerra contra Yugoslavia.

6.-El documento sobre “estrategia de seguridad nacional de los EEUU” –que contiene conceptos como “guerra preventiva”, “uso del arma nuclear”, “el Presidente de los EEUU está autorizado para usar todo el arsenal de armas disponibles (incluyendo, claro, las nucleares tácticas y todo el abanico de armas de destrucción masiva)”, “derecho de los Estados Unidos a mantener la superioridad militar frente a cualquier país o grupo de países del mundo (considerando casus belli la amenaza a este derecho)”, “estados delincuentes”, “estados fallidos”, “intervenciones militares al margen y aún en contra de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU siempre que lo aconsejen los intereses generales y, con mayor énfasis, los intereses vitales de los Estados Unidos”, “riesgo de proliferación nuclear”; está totalmente vigente con pequeñas modificaciones coyunturales de Obama.

7.- Toda la doctrina militar de los EEUU que promueve una “guerra permanente e ilimitada contra los estados y los pueblos que se oponen a esa dominación” está publicada en Internet, en páginas oficiales de la Secretaría de Estado , con su traducción oficial al castellano.

Ningún intelectual (que no se sitúe expresamente al lado de la barbarie que contiene y representan estos documentos) puede alegar desconocimiento. Ninguna ética puede sostenerse en la repetición, la divulgación o el apoyo -por ignorancia u obediencia-; al proyecto imperial de los EEUU.

8.- En ese escenario regional del mismo Eje del Mal que señaló Bush (acompañado de Colin Powell y de Condoleezza Rice, dos afroamericanos en los puestos clave de la Secretaría de Estado y del Consejo de Seguridad Nacional); y que ahora señalan en un abrazo fraternal los Clinton y Obama (el de los países del ALBA), no pueden oírse los “gritos enjaulados” de los prisioneros muertos en huelga de hambre o bajo tortura, o alimentados a viva fuerza, en la base de los Estados Unidos en Cuba.

9.- Tampoco se han podido ni se pueden escuchar en ningún lugar de Cuba, Venezuela, Ecuador o Bolivia, los rugidos de los reactores de los gigantescos aviones militares de transporte que desde Abu Ghraib, Wagram y decenas de bases en el mundo han trasladado miles de prisioneros anónimos –encadenados como animales-; para alimentar la red de cárceles secretas del Imperio.

10.- Los vuelos civiles secretos han circulado con uno o dos pasajeros por los aeropuertos y hangares de toda la Unión Europea (desde los puntos de partida en Gran Oriente Medio hasta Barcelona o Canarias, pasando por Alemania, Italia, el Reino Unido, la República Checa , Polonia y otros países). España, país de la OTAN , país fronterizo y avanzada de las rutas atlánticas hacia Guantánamo; ha proporcionado territorio y cobertura en la red de bases militares permanentes y en la red de vuelos civiles .

11.- Ni Orlando Zapata ni Guillermo Fariñas son “combatientes enemigos sin derechos”.

Los argumentos de la campaña contra Cuba no resisten el más mínimo análisis

El sistema sanitario y los médicos cubanos hicieron todo el esfuerzo posible para disuadir al huelguista Zapata de que no perseverara en su actitud, y para evitar su muerte. Las peticiones del preso Zapata desbordaban las condiciones de seguridad y de equidad del sistema penitenciario cubano y de cualquier sistema penitenciario del mundo. Su tratamiento en prisión no estaba condicionado ni fue agravado por su carácter de “disidente”:

Zapata –juzgado y condenado varias veces-, estaba en la cárcel por la realización de delitos comunes graves y fue convertido en “disidente ad hoc” para proyectar y potenciar la campaña contra Cuba. Todos los datos sobre su historial delictivo y sobre su huelga de hambre figuran en los archivos judiciales y han sido publicados por el gobierno y los medios de comunicación cubanos.

Fariñas no está ni siquiera detenido. Su huelga de hambre está impulsada por las organizaciones “disidentes”, algunas delegaciones diplomáticas europeas, y por la Sección de Intereses de los EEUU en La Habana .

Son los estrategas e impulsores de la huelga de hambre de Zapata, especialmente los funcionarios de la SINA o lo que es lo mismo la Secretaría de Estado de los EEUU, y la CIA , los que en realidad deben rendir cuentas por su muerte.

El “ayuno de Fariñas” –totalmente voluntario-; está vinculado nada menos que a la “petición de un referéndum sobre los presos políticos en Cuba”.

Una fantástica lección de derechos humanos que nos llega de quienes han provocado cientos de huelgas de hambre en la base estadounidense de Guantánamo, exterminado a un número desconocido de prisioneros no registrados ni procesados en decenas de bases secretas, alimentado a la fuerza a centenares de huelguistas, y han experimentado con la tortura prolongada en condiciones de aislamiento, “privación sensorial total” y “enjaulamiento” .

12.- La participación directa o encubierta en todas las guerras del Imperio –Yugoslavia, Afganistán, Irák, Palestina-; con la articulación de esas redes genocidas ha sido la principal Posición Común de Europa en el escenario global.

En el latinoamericano la Unión Europea ha aplaudido el renacimiento de la IV Flota y el establecimiento de una nueva red de antiguas y novísimas bases militares: Colombia, Panamá, Honduras, Puerto Rico, pequeñas Antillas, que intentan restablecen la doctrina de la seguridad hemisférica y del patio trasero.

Golpes de estado de nuevo tipo, apoyados por una enorme red de miles de “bases para el terrorismo mediático” y procesos de desestabilización apuntan a la preparación de un conflicto regional de grandes proporciones que tendría consecuencias devastadoras.

13.- La Posición Común de la Unión Europea y sus estados miembros con relación a Cuba es hipócrita y violadora de los derechos humanos elementales de todo el pueblo cubano . La inmensa mayoría de los países de Europa votan anualmente en contra del bloqueo a Cuba en la ONU , pero apoyan a Washington en todas las medidas particulares que pretenden terminar con la revolución y asegurar la reconversión de Cuba en una colonia-protectorado de los EEUU.

14.- En un escenario global marcado por una depresión económica catastrófica, por la ilimitada brutalidad militar del Imperio y sus aliados, por la emergencia pública en “occidente” de oligarquías gobernantes totalmente corruptas, y por el deterioro irreversible de las supuestas “democracias representativas”, la campaña permanente contra las revoluciones cubana y bolivariana ha alcanzado nuevas cotas de falsedad y de cinismo sólo posibles en una situación de absoluto monopolio informativo.

15.-Cuba no es el terror genocida del Imperio: Cuba no es la “nueva guerra fría”.

El “terrorismo mediático” –el uso de la propaganda y la desinformación como instrumento de poder por Falsimedia-; ha convertido los ataques a Cuba en un “lugar común” al que orientar la información y el interés público cuando otros sucesos ensangrientan, deterioran o embadurnan hasta un hedor insoportable, el paraíso neoliberal que nos presenta Falsimedia.

16.-Cuba es una pantalla, una cortina de humo perfecta, para ocultar los verdaderos desmanes. Para decirlo con absoluta claridad: el país ejemplar en la universalización de los derechos humanos para su población y en el apoyo a la realización de esos mismos derechos en otros pueblos del mundo, Cuba, está siendo difamado por un país que quiere “blanquear” un historial realmente genocida, los EEUU.

Frente a tales hechos que marcan el enfrentamiento radical entre la dignidad y la barbarie, la Unión Europea ha ejercido –como ya es habitual y para vergüenza de sus ciudadanos- de cómplice fundamental y de vasallo incondicional de Washington.

17.- En una situación como ésta, los profesionales de los medios de comunicación no pueden alegar ignorancia o mirar hacia otra parte.

Frente a la absoluta manipulación informativa convertida en instrumento de guerra mediática al servicio del Imperio; frente al “terrorismo mediático” de las transnacionales de la incomunicación; sólo resta la revuelta y la lucha por la recuperación de la dignidad profesional individual y colectiva .

Epílogo sobre la Ética y los límites del “terrorismo informativo” en Falsimedia

El pasado 9 de abril del 2010, el diario español El País -bandera mediática “en papel y en Internet” del Grupo Prisa -; que se presenta en cabecera como “El periódico global en español”, publicaba un “refrito” infame sobre un intercambio de preguntas y de “cartas abiertas” entre Silvio Rodríguez y Carlos Alberto Montaner.

El “intercambio” se había publicado completo en el diario digital cubano Cuba Debate.

El “reportaje” de El País, firmado por la falsimédica Maite Rico [N de La Haine: Aquella coautora del infame libelo sobre, o contra, el zapatismo "Marcos, la genial impostura"], desde Madrid, puede servir de texto de referencia en cualquier cursillo de manipulación informativa financiado por la NED, la USAID, la SIP (Sociedad Interamericana de Prensa), RSF (Reporteros sin Fronteras), o la propia CIA.

El texto –a cinco columnas, en la página 6 de la edición del 9 de abril- va seriado como “INTERNACIONAL. Los derechos humanos en Cuba” y aparece encabezado por el titular: “Encontrémonos un claro en la historia” y el subtítulo: “El cantoautor Silvio Rodríguez y el escritor exiliado Carlos Alberto Montaner abren, desde posiciones antagónicas, un inédito intercambio epistolar sobre Cuba”.

El “reportaje” incluye “fragmentos” de una “carta inédita” de Montaner, y hace referencia a un encuentro por sorpresa (para Silvio) en una cena preparada por un “amigo común”.

Maite Rico recuerda en las intenciones a Andrés Oppenheimer y su “La hora final de Castro” (1992), que tantos premios honoríficos -generosisimamente pagados-; y tantos millones le daría al autor.

Oppenheimer, argentino, es el editor para América Latina y columnista de The Miami Herald; analista político de CNN en Español y conductor del programa de televisión “Oppenheimer Presenta”. Ganó un Premio Pulitzer compartido, El Premio Ortega y Gasset del periódico El País de Madrid en 1993, y El Premio Rey de España otorgado por la agencia EFE y el Rey de España en 2001.

La diferencia entre los dos casos es que detrás de la trampa y del abuso de confianza está una tecnología avanzada que permite deformar la realidad y fabricar un escándalo mediático o un golpe de estado. Los reportajes sobre el golpe del 11 de abril del 2002 en Venezuela: “La revolución no será televisada” y “Llaguno, claves de una masacre”; lo demuestran exhaustivamente a quienes quieran aproximarse a la verdad en lugar de “cotorrear” las versiones de Reporteros sin Fronteras (con mucha influencia mediática en España, y muy potenciado en estos momentos por el obediente Zapatero y El País de Falsimedia).

* Antonio Maira, analista político en los medios alternativos. Milita en el movimiento político y social Corriente Roja.

Entorno

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/cH0f

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal