lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fW0B

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

02/01/2021 :: Andalucía

Nación Andaluza ante los festejos de la conquista de Granada '2 de enero ¡nada que celebrar!'

x Nación Andaluza
La necesidad de justificación histórica del Estado español ha desplegado una historia basada en unos “mitos fundacionales” que dan cobertura ideológica a la conquista

A pesar de las restricciones de movilidad impuestas por el Covid-19, el Ayuntamiento de Granada (PP, Cs y Vox) va a continuar con la celebración del 2 de enero, aunque este año con una versión reducida pero con el mismo significado. La celebración tendrá lugar en el interior de la Capilla Real donde los más rancio del españolismo, políticos a sueldo de la oligarquía, curas y militares volverán a ser protagonistas de esta infamia contra el Pueblo Andaluz. Por ello creemos necesario expresar nuestra posición con respecto a estos festejos que organiza el Ayuntamiento.

Hemos de recordar que este día se celebra la entrada de los Reyes Católicos en la ciudad de Granada en el 1492. Este hecho se pudo producir por las “Capitulaciones” firmadas entre los reyes católicos y el Rey nazarí de Granada. Las capitulaciones son unos acuerdos entre dos Estados independientes y en base a estos acuerdos Boabdil (oficialmente Muhammad XIII) reconocía vasallaje a los reyes castellanos y aragoneses a cambio de que el reino de Granada conservara sus administraciones, su lengua, costumbres y religión.

El incumplimiento de los acuerdos entre los dos estados independientes trajo consigo las restricciones de movilidad de la población, impuestos abusivos, la conversión forzosa de la población nazarí al catolicismo, la prohibición de las lenguas propias, de costumbres, vestimentas, tradiciones y religión. En general todo un reordenamiento socio-económico que provocó un empobrecimiento progresivo en la población nazarí, lo que motivó los numerosos levantamientos que se produjeron tras la conquista. Unas sublevaciones que buscaban sacudirse la dominación castellana y quebrar la ordenación político-económica impuesta, engarzando así con las rebeliones andaluzas contemporáneas.

También hemos de recordar que la población granadina no era extranjera a pesar de no ser mayoritariamente católica. La continuidad poblacional durante las distintas civilizaciones desarrolladas en Andalucía es una de las características de nuestra historia, tal y como está reconocida por numerosos investigadores. Los mitos sobre el carácter “extranjero” de la población andalusí ha sido uno de los pilares sobre los que se basa la “fiesta”.

La necesidad de justificación histórica del Estado español ha desplegado una historia basada en unos “mitos fundacionales” que dan cobertura ideológica a la conquista y sometimiento de Andalucía, así como a la construcción del Estado español sobre unos valores de conquista y de imposición cultural, política y económica.

Durante el franquismo se impulsó esta fiesta con el objetivo de alienar y asimilar a la población andaluza a las ideas que afianzaban el régimen: unidad política del Estado, unidad religiosa, lingüística y cultural. Por estos motivos, la fiesta del 2 de enero es de suma importancia para la derecha española y por esos mismos motivos el fascismo español la toma como suya.

Pero esta fiesta se viene manteniendo porque refleja los valores continuistas del Régimen del 78 respecto del Régimen franquista tras la capa de pintura democrática que le dieron el PSOE de González y Guerra y el PCE de Carrillo y Dolores Ibarruri. El silencio cómplice de la izquierda española nos muestra la coincidencia en aspectos fundamentales con la derecha y extrema derecha. Las protestas contra la Toma ponen en tela de juicio la “unidad de España” y los “mitos fundacionales” sobre los que se ha construido el estado español en todas sus versiones. Los intereses económicos de la burguesía española dependen en gran medida de que la población acepte esos mitos para mantener la “unidad económica, fiscal y legislativa” del territorio y seguir disfrutando de los privilegios que el Régimen del 78 otorga a sus élites.

Por todo ello, para la militancia de Nación Andaluza este 2 de enero no tenemos nada que celebrar. Dada la situación sanitaria y la reducción del ceremonial no nos movilizaremos este año, pero seguimos rechazando estas celebraciones, aunque sean en un formato reducido, de la conquista y colonización de Granada y Andalucía entera.

¡2 de enero, nada que celebrar!

Permanente de la C.N. de Nación Andaluza.

Granada, 1 de enero de 2021.

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fW0B

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal