lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: http://lahaine.org/aX0H

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

12/05/2007 :: Pensamiento

Puedo prometer y prometo. Breve historia de las campañas electorales heterodoxas

x Ángel Luis Lara, Isidro López y Karim Sambá
¡La campaña electoral ya ha comenzado! Una sensación de tedioso déjà vu se apoderará de nosotros mientras vemos desfilar a tipos familiares escenificando el habitual sainete de promesas y acusaciones. Pero la democracia formal no siempre ha sido sinónimo de tostón irrelevante. Para demostrarlo, LDNM ha recuperado la historia de varios héroes electorales un tanto singulares...

Un hippie, un voto

A finales de los años sesenta, la alianza entre política y contracultura dio lugar en EE UU a algunos de los experimentos políticos más peculiares (léase geniales o rocambolescos) jamás vistos. Un fenómeno del que no se libraron las campañas electorales. Uno de los ejemplos más conocidos lo protagonizo el gurú del LSD Timothy Leary. En 1969, Leary decidió disputarle el puesto de gobernador de California a Ronald Reagan. Para la ocasión, Leary contó con la inestimable ayuda de John Lennon que compuso su canción de campaña: "Come Together".

Finalmente, Leary retiraría su candidatura tras ser acusado de posesión de marihuana y Lennon retocaría ligeramente la letra de la canción para incluirla en uno de los discos de los Beatles (Abbey Road). Obviamente, el discurso pasado de rosca de Leary difícilmente podía haberle llevado a gobernar California; no obstante, otros iconos contraculturales de la época llevaron a cabo campañas de gran calado político que hicieron temblar los poderes locales estadounidenses.

Hunter S. Thompson: Poder Gonzo

El padre del periodismo Gonzo -mezcla de observación participante y alucinación contracultural- fue uno de los pioneros de las campañas electorales heterodoxas. En concreto, el autor de Miedo y asco en Las Vegas orquestó la campaña de 1969 del partido del Poder Freak a la alcaldía de la ciudad de Aspen, un pueblo de las Montañas Rocosas convertido gracias a la especulación inmobiliaria en una enorme estación de esquí de lujo, en donde se instalaron también con sus caravanas y tipis hordas de hippies, desplazados por las subidas de los alquileres y el mal rollo generalizado en los barrios bohemios de San Francisco.

Según escribió Thompson en su artículo sobre la campaña ("Poder Freak en las Rocosas", incluido en su libro A la caza del gran tiburón), el programa electoral del Poder Freak tenía como objetivo "joder a los cerdos y arrastrarlos por el barro" (siendo los cerdos los promotores inmobiliarios y sus cómplices, mayormente cowboys cegados por la pasta fácil y exiliados nazis que se habían refugiado en el negocio del esquí). Salvando unas cuantas propuestas sobre la gratuidad de las drogas y el control público de su calidad, Poder Freak presentó un programa con un contenido (las formas son otro cantar) que no desentonaría en ninguna propuesta ecologista de izquierdas de hoy día. Igualmente, Thompson identificaba en el artículo uno de los talones de Aquiles de este tipo de campañas: las dificultades estructurales para movilizar electoralmente al underground recalcitrante, que van desde el déficit crónico de atención política hasta la creencia en que en las oficinas de registro del censo electoral habita el demonio ("la política es una mierda, tío"). Estos impedimentos se superaron en gran medida mediante una campaña tipi a tipi, tugurio a tugurio, y alguna ayuda adicional el día de las elecciones: grupos de Ángeles del Infierno vigilaron que los melenudos, amenazados por las fuerzas vivas de Aspen, pudieran ejercer su derecho al voto. Finalmente, Poder Freak se quedó a sólo seis votos de hacerse con la alcaldía. Según Thompson, entre las causas de la derrota destacaba tanto la unión oficiosa entre demócratas y republicanos, aterrorizados ante la posibilidad de un triunfo electoral de los piojosos, como el hecho de que unos cuantos hippies fueran incapaces de llegar a la oficina electoral por estar, ay, "demasiado fumados". Una de las propuestas más pintorescas del Poder Freak era la de convertir a todos los policías de Aspen en barrenderos y encargados de la flota municipal de bicicletas. Pero los ciudadanos de bien de Aspen no tenían de qué preocuparse: el hueco policial sería cubierto por el propio Thompson que, en pleno subidón por el espectacular resultado electoral del Poder Freak, decidió presentar su candidatura a sheriff del distrito en 1970. La posibilidad de que Thompson, gran aficionado a las armas, se convirtiera en el primer sheriff de EE UU apologista de la mescalina no debió gustar mucho a los dos grandes partidos que volvieron a unir sus fueras para impedir que el escritor, que consiguió un 40% de los votos, se hiciera con el puesto.

El doble filo de la guasa

Una de las características de los programas electorales heterodoxos es su habilidad para combinar lo serio con lo delirante en sus propuestas políticas. Esta tendencia ha provocado algunas confusiones: en una reciente entrevista con LDNM el ex cantante de los Dead Kennedys Jello Biafra se quejaba de que su campaña electoral a la alcaldía de San Francisco en 1979 no se hubiera tomado suficientemente en serio: "Fue una gamberrada, pero no una broma. Se trataba de ridiculizar la campaña del alcalde de entonces, otro demócrata de derechas. Algunas partes del programa tenían perfecto sentido; sigo creyendo que a los policías los debería elegir la gente del distrito donde van a trabajar. Así se puede evitar que maten a tantos chavales negros. Legalizar la okupación también es una buena idea. Sin embargo, los medios de comunicación comerciales estadounidenses se fijaron más en otras propuestas, como la que propugnaba una ley que obligara a los hombres de negocios y a los banqueros a vestir trajes de payaso (...). Utilicé el humor como arma y conseguí el voto de protesta: quedé cuarto de entre diez participantes". Aunque esto podría hacer pensar que las propuestas humorísticas restan atención a las serias y frenan las posibilidades electorales, otros ejemplos de campañas electorales guasonas, como el extraño caso del candidato Coluche, indican lo contrario.

Coluche: la broma pesada

El 30 de octubre de 1980, el conocido humorista francés Coluche declara que, harto de que le censuren en todas las emisoras de radio y televisión de Francia, se va a presentar a las elecciones presidenciales de 1981, en las que se augura una histórica victoria del Partido Socialista Francés (PSF) de Francois Mitterand. El programa de Coluche se abre con una identificación de su base social y una declaración de intenciones:

"Llamo a los vagos, los sucios, los drogados, los alcohólicos, los maricones, las mujeres, los parásitos, los jóvenes, los viejos, los artistas, las bolleras, los presos, los aprendices, los negros, los peatones, los árabes, los franceses, los melenudos, los locos, los travestis, los ex comunistas, los abstencionistas convencidos, todos los que no cuentan para los políticos, a votarme, a inscribirse en su ayuntamiento y a difundir la noticia. TODOS JUNTOS CON COLUCHE PARA DARLES POR EL CULO. ¡El único candidato que no tiene motivos para mentir!"

También lanza su eslogan de campaña: "Hasta hoy Francia estaba partida en dos. Conmigo estará partida de risa [plie en quatre]"

La campaña de Coluche no parecía más que una pequeña guasa hasta que el 14 de diciembre se hace público un sondeo que le otorga un 16% de la intención de voto. El pánico se desata entre los políticos profesionales y Coluche decide relanzar seriamente su candidatura desde la izquierda independiente. Recibe muchos apoyos de sectores a la izquierda del PSF y de comunistas hartos de Marchais, el apolillado candidato oficial. Se forma un Comité de Intelectuales por Coluche presidido por Felix Guattari y en el que también figuran Pierre Bourdieu y Gilles Deleuze. El semanario político más leído de Francia, Le Nouvel Observateur, dedica su portada a Coluche la misma semana en la que Mitterand anuncia su candidatura.

Pero obtener un 16% de los votos en una elección presidencial francesa no es tan sencillo. Mitterand no está dispuesto a que un bufón arruine su cita con la historia y manda a varios emisarios para convencer a Coluche de que su programa tiene perfecta cabida en el PSF. Por su parte, el entonces presidente, el derechista Giscard d’Estaing temía que Coluche, a diferencia del resto de candidatos, se atreviera a utilizar la campaña electoral para denunciar el asunto de los diamantes, una "pequeña" dádiva que el celebre dictador caníbal africano Bokassa entregó a Giscard cuando éste era ministro de economía.

La verdadera campaña comienza entonces: el Ministro de Interior da orden de espiar a Coluche y airear sus trapos sucios. Paradójicamente, lo que encuentran no hace sino reforzar la posición de Coluche: en 1980 tuvo que pagar una multa por desacato a la autoridad. Más grave fue la muerte de su colaborador René Gorlin (posiblemente relacionada con la candidatura) y las amenazas de muerte que recibió de la extrema derecha. Visto lo visto, en marzo de 1981 Coluche afirma que la campaña está empezando a cargarle y se retira de la carrera presidencial, no sin antes anunciar que "si Giscard sale reelegido me exilio en Bélgica". Uno de sus más ardientes defensores, Pierre Bourdieu, resume así lo sucedido: "Todo el campo mediático político se movilizó dejando de lado sus diferencias, para condenar la barbarie radical de poner en cuestión un presupuesto fundamental: sólo los políticos pueden hablar de política".

La irreverente ironía de okupas e insumisos

En ocasiones, el objeto de burla de las campañas alternativas no parece limitarse a los políticos profesionales sino que se extiende a las campañas electorales en sí mismas. Qué decir si no de las campañas protagonizadas por candidatos improbables. Durante los años ochenta, los movimientos sociales más radicales de nuestro país, ligados a la okupación de casas y a la insumisión al servicio militar y a la Prestación Social Sustitutoria, promovieron diferentes candidaturas electorales claramente paródicas. En pleno desencanto generalizado, con una izquierda en el gobierno capaz de los estragos más despampanantes, entre reconversión económica a marchas forzadas y terrorismo de Estado, y con medio planeta agitándose al ritmo neoliberal, estos movimientos se esforzaron por reclutar como candidatos a los mejores exponentes de la caspa y la eficacia gestora, capaces de competir con el tecnócrata más pintado. Angela Chaning, despótica diva de la serie Falcon Crest, fue propuesta para la presidencia del gobierno en unas elecciones generales. Copito de Nieve, el afable gorila-estrella del zoológico de Barcelona, fue promovido como candidato al Ayuntamiento de la Ciudad Condal. Pero la candidatura que gozó de mayor credibilidad por aquel tiempo fue la de Nadie, fruto de las mentes calenturientas de los afiliados al Partido de la Gente del Bar (PGB). Muchos barrios de nuestro país se llenaron de carteles electorales en los que se nos invitaba amablemente a votar a Nadie, asegurándonos que Nadie iba a resolver el problema del paro, Nadie iba a darnos vivienda, Nadie iba a bajar los impuestos o Nadie iba a mejorar la sanidad y la educación.


Las elecciones como laboratorio

Otras candidaturas heterodoxas parten de colectivos o movimientos que, aunque plenamente políticos, no funcionan como partidos, ni dependen de los resultados electorales para evaluar los resultados de su acción. En estos casos la candidatura heterodoxa utiliza las elecciones como forma de hacer visibles aspectos de la política que pasan desapercibidos a unos medios de comunicación concentrados fetichistamente en las urnas.

Los ciudadanos motivados de Toulouse

¿Hay vida después de una campaña electoral heterodoxa? Parece ser que sí. Ahí esta el caso del "éxito" electoral de los ciudadanos "motivados" de Toulouse. Las elecciones municipales de 2001 vieron nacer una nueva manera de vivir la representación política y la práctica democrática en Francia. En la ciudad de Toulouse apareció la Liste Motivé-e-s (Lista Motivado-a-s), una candidatura ciudadana surgida de los movimientos sociales y culturales más dinámicos del municipio. Pronto la iniciativa se extendió por diferentes ciudades francesas.

Motivé-e-s es un movimiento político-asociativo promovido desde dos espacios fundamentales de la creatividad social local: el Taktif Collective y el grupo de música Zebda. La primera es una legendaria asociación de barrio que gestiona un centro social, una radio y un importante festival de música, siempre con la autoorganización y la autonomía por bandera. Zebda es un conocido grupo de música del país vecino que, hasta su disolución en 2003, fue un referente fundamental del compromiso social desde el mundo de la cultura.

La lista Motivé-e-s, definida por sus protagonistas como un OPNI (Objeto Político No Identificado), obtuvo en los comicios locales de 2001 el 12,4% de los votos y en la actualidad cuenta con varios concejales. "Estamos motivados por la idea de borrar la frontera que existe entre elegidos y electores. Queremos un espacio para criticar, informarse, elaborar, decidir y controlar la gestión de nuestra ciudad (...). No se trata de caer en el apoliticismo, sino de permitir a los vecinos de la ciudad reapropiarse de la política, redinamizándola desde el punto de vista local".

Italia: el candidato sin rostro

Entre los candidatos improbables más vistosos de los últimos tiempos destaca el Candidato Sin Rostro italiano. En 2005, con vistas a las elecciones generales del año siguiente, L"Unione (coalición mayoritaria que agrupa a los partidos italianos de centro e izquierda) declara su voluntad de celebrar unas elecciones primarias para designar a su candidato. El 13 de octubre, en medio del proceso de selección de candidatos, salta la sorpresa. Simultáneamente en doce ciudades del país hace su aparición el Candidato Sin Rostro quien, ataviado con un pasamontañas con los colores del arco iris, declara su intención de competir en las primarias. Es la manera que inventan los movimientos ligados a la izquierda autónoma y a los centros sociales okupados para irrumpir en el proceso electoral. En palabras del propio Candidato Sin Rostro, "se trata de una incursión en lo que algunos han llamado la "zona roja" de las primarias, en la ciudad prohibida de la Política, sin por ello legitimarla, sino, al contrario, intentando sacar a la luz la falsa promesa de la participación. Los "sin", los muchos, son irrepresentables. Por eso nosotros presentamos un (no)candidato sin-rostro: precario, mujer, mestizo, okupante de casas, gay, niño, lesbiana, inmigrante, anciano, etc."

La Otra Campaña zapatista

El Ejército Zapatista de Liberación nacional (EZLN) ha saltado este año al ruedo de las campañas electorales heterodoxas aprovechando las peculiares (por decir algo) elecciones generales celebradas en México hace unos meses: "Vamos a ir a escuchar y hablar directamente, sin intermediarios ni mediaciones, con la gente sencilla y humilde del pueblo mexicano y, según lo que vamos escuchando y aprendiendo, vamos a ir construyendo, junto con esa gente que es como nosotros un programa nacional de lucha (). Vamos a tratar de construir o reconstruir otra forma de hacer política". Era el pistoletazo de salida de una iniciativa de autoorganización social más allá de los partidos políticos y que se iniciaba con la salida del Subcomandante Marcos de la selva Lacandona, en un viaje que le está llevando a recorrer todo el país en la llamada "Otra Campaña", un movimiento social que está abriendo un espacio de lucha democrática de nuevo cuño.

Por una transición a la democracia

Texto: Redacción LDNM / http://www.ladinamo.org

LDNM ha decidido presentar su propio programa electoral para las próximas elecciones autonómicas y municipales. Se trata de un primer esbozo. Tanto la elaboración del programa como la búsqueda de candidato (estamos en negociaciones con un peso pesado) se pueden seguir a través de www.ladinamo.org/blog

Programa de 30 puntos para reflotar Madrid

PARTICIPACIóN CIUDADANA

1. Participación no es colaboracionismo. Cierre de todas las oficinas de participación ciudadana. Promoción de la creación de mesas de colectivos sociales y vecinales con poderes ejecutivos a escala de distrito.

VIVIENDA Y URBANISMO

2. Redistribución del espacio habitable. Expropiación de viviendas vacías durante más de un año. Legalización de la okupación de viviendas vacías durante más de un año. Las viviendas secundarias que no sean compartidas serán masacradas a impuestos.

3. Pinchazo de la burbuja inmobiliaria y aterrizaje forzoso. Moratoria indefinida en la edificación y en la creación de nuevo suelo edificable. Programa de incentivos para el que quiera largarse de Madrid y no se vaya a una vivienda de obra nueva. Alquiler a precios regulados por las administraciones públicas.

4. Molestemos a los ricos. Se legalizarán como zonas-botellón El Viso, El Parque Conde de Orgaz y La Moraleja. Se fomentará el traslado de bares de copas a estas zonas.
5. Espe a Villaverde. Los cargos electos estarán obligados a vivir en los distritos de Madrid con menor calidad de vida.

TRANSPORTE

Sin carreteras, ni coches, los atascos caerán por su propio peso

6. Cierre de la M30 a los coches, reutilización de las vías para un anillo de tranvías, un carril bici circular y tramos peatonales allí donde no haya túneles asfixiantes. Conversión progresiva de las vías de gran capacidad en carriles bici.

7. Moratoria en la construcción de carreteras. Con el gigantsco presupuesto que se liberará se financiará el transporte público gratuito.

8. Prohibición de la publicidad automovilística. Propuesta de ley para convertir la conducción en una actividad humillante: los usuarios de coches particulares tendrán que llevar orejas de burro mientras van en su vehículo.

9. Bloquea tu calle. Dado que nadie quiere que los coches pasen rápido por su calle, se dará a los vecinos libertad para colocar barreras al tráfico y pronto se producirá una peatonalización espontánea.

ECONOMÍA

No disfrutamos en el paro, ni disfrutamos trabajando

10. Madrid será la tumba del trabajo. Jornada laboral máxima de 20 horas semanales, incremento del salario mínimo hasta 1.300 euros y renta básica universal de 700 euros. Perdón de la deuda hipotecaria.

11. Acuchillemos el parqué. Cierre y demolición de la Bolsa de Madrid (no es que sea muy efectivo, pero nos reiremos un rato). Todo aquel que obtenga beneficios de la especulación financiera deberá ir vestido de payaso.

12. Madrid será la tumba del consumo. Creación de un Instituto Madrileño de Investigación de la Opulencia y el Despilfarro dedicado a denunciar la delincuencia de los ricos, su estilo de vida y su escasa moral. Todos los comercios de la Comunidad estarán obligados a adjuntar a cada producto un informe crítico que exponga lo innecesario, caro y estúpido que resulta.

13. ¿Qué hay de lo nuestro? La financiación de la provisión de bienes y servicios municipales se apoyará en un amplio programa de reforma fiscal que gravará los daños sociales no pagados hasta ahora y los que las actividades económicas generen en el futuro. - Reforma del IBI: se gravarán las viviendas secundarias y vacías, así como las viviendas de lujo. - Impuestos sobre el consumo de energías no renovables y consumo suntuario de agua - Circulación: se gravarán las emisiones de CO2; impuesto de circulación progresivo (muy progresivo) según cilindrada del vehículo; multas de tráfico proporcionales a los ingresos. - Tasas e impuestos para las empresas con sede en Madrid que hagan cosas feas en algún otro lugar. - Subida de impuestos para las grandes superficies comerciales y cadenas que utilicen masivamente trabajo precario. - Se gravará a los ricos en general: restablecimiento con (muchas) creces del impuesto sobre herencias que eliminó Esperanza Aguirre. ¡No más bebés millonarios! - Creación de miles de plazas en el cuerpo de inspectores de hacienda.

SEGURIDAD CIUDADANA

No nos temblará la mano

14. Tolerancia cero con los todoterrenos y vehículos de alta cilindrada (acabemos con la mayor amenaza a nuestra integridad física). Implementación masiva de sistemas electrónicos de multado automático y destrucción de los coches infractores.

15. Se promoverá el cumplimiento íntegro de penas para delitos económicos y el fraude fiscal y se promoverá la reforma legal pertinente para que este tipo de delitos no prescriba nunca. Los condenados por delito económico que residan en Madrid deberán realizar, además, horas de trabajo comunitario (recogida de cacas de perro, arbitraje de los partidos conflictivos de las ligas municipales, etc.).

16. Tratado de extradición con Alemania para deportar a los cabezas rapadas. Planes de reeducación para todos los pitbulls (y sus dueños): conversión de chuchos asesinos en perros lazarillos, atrapadores de pelotita, lamedores de cara, etc.

17. Más policía en parques y plazas. La policía municipal pasará a denominarse "Cuerpo de Jardineritos Municipales". Las armas de fuego serán sustituidas por botes de fertilizante y, bajo riguroso control, tijeras de podar.

18. Atajemos el delito desde sus fuentes. Instalación de un sistema de videovigilancia en las comisarías de la policía y, muy en especial, en las salas de interrogatorios. También serán obligatorias las cámaras de vigilancia en los consejos de administración y en las reuniones de patronal y sindicatos.

INMIGRACIóN

¡Ni un solo empresario sin papeles!

19. Deportación a las minas de sal de Siberia a los empresarios que no declaren a sus trabajadores inmigrantes.

20. En vista de que no se puede acabar con ellas: institucionalización de las mafias que trafican con hombres, empezando por el sector de la construcción y el de agricultura.

21. Políticas de integración: la asignatura Bailes del Mundo (reggaetón, salsa, break, etc.) sustituirá a la Religión como asignatura obligatoria y evaluable en la ESO.

CULTURA

Basta de despilfarro, mandemos a parar

22. Moratoria de dos años en la producción cultural de la CAM: que se lo piensen dos veces antes de seguir editando, exponiendo, representando y patrocinando.

23. Las cuentas y presupuestos de las grandes instituciones y eventos culturales se expondrán en carteles gigantes a la entrada de cocinas económicas, albergues para indigentes y salas de espera de la Seguridad Social.

24. Madrid será la tumba del star system: acabemos con la aristocracia cultural. Prohibición de la actuación en Madrid de artistas con rentas mensuales superiores a diez veces el salario mínimo interprofesional.

25. Apertura de las bibliotecas veinticuatro horas al día, 365 días al año.

26. Paquete de medidas en favor del conocimiento libre:
- Banda ancha, wireless y teléfono gratuito para todos los madrileños.
- Creación de una editorial de la Comunidad que publicará con licencia copyleft ediciones críticas de los grandes clásicos de la cultura occidental.
- Prohibición del uso de sotware propietario en la Administración.
- Obligatoriedad de la licencia copyleft de cualquier revista, libro, obra de arte o, en general, conocimiento financiado por la Administración Pública.

EDUCACIóN

Mi niño no es ninguna mercancía

27. Fin de la figura del colegio concertado. Expropiación de todos los centros privados y apertura en ellos de guarderías públicas de calidad. Prohibición de cualquier referencia en los programas educativos a términos como "mercado", "formación", o "salidas" de los estudios.

28. Los colegios no son guarderías. Reducción a la mitad de la jornada escolar y aumento correlativo de las horas de estudio. Permisos laborales para padres, madres o cualquiera que quiera cuidar de un niño.

29. ¿España no era una? Obligatoriedad para todos los niños madrileños de aprender las lenguas estatales: castellano, gallego catalán y euskera.

30. Anexo: Vota no

La CAM creará una plataforma para promover el voto negativo y la reforma de la ley electoral.
Habría que estar ciego para no ver que la intención de votar negativo crece de manera imparable. Ha llegado la hora de dar realidad política a esta demanda social y otorgar a la ciudadanía el derecho a decir no. Este derecho se articularía ofreciendo al votante la posibilidad de elegir entre una papeleta positiva, con la que apoya a un candidato, y otra papeleta negativa, con la que resta un voto a la lista más odiada. Es decir, seguiríamos siendo respetuosos con la tradición -un hombre un voto-, pero con la posibilidad de anular el voto de algún majadero de pocas luces.

Ventajas:

Se acabaría con el problema de la abstención por motivos políticos y el ganador tendría la verdadera legitimidad, la de ser la lista menos odiada por sus conciudadanos.
Desaparecerían los mítines o se volverían extraordinariamente complejos y matizados. Lo mismo vale para la manipulación informativa.

El abandono de la lógica de "quien no esté con ellos tendrá que estar conmigo" y la incapacidad probada de los grandes partidos para reconocer nuevos escenarios políticos, nos darían una dinámica duradera de mutua anulación entre PP y PSOE.

compartir

                          

Dirección corta: http://lahaine.org/aX0H

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal