lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bE0b

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

31/12/2007 :: Andalucía

Sevilla: Resurge el movimiento estudiantil en la Hispalense y Olavide

x Roberto Xpectrvm
Después del relativo éxito de la 1ª movilización del 12 de Diciembre, en Sevilla, contra la mercantilización del actual modelo universitario y de enseñanza, a través de un sistema de reformas basado en golpes de decreto a puerta cerrada,...

entre las sombras de las altas instituciones, comienza a dibujarse el camino hacia una nueva oleada de luchas estudiantiles desde las cuales poder obstaculizar su avance, hasta obligar a frenarlas.

Su propósito inmediato es la derogación del Real Decreto del 29 de Octubre -2007-, que, por vez primera, bajaba a tierra, de forma clara y contundente, las líneas generales del Proceso de Bolonia y su marco legal en España, la L.O.U., con consecuencias muy perjudiciales para el futuro de los estudiantes y de las rentas medias y bajas, de forma oficial y unitaria para todo el territorio del Estado.

Sin embargo, el movimiento estudiantil, aún varado por la falta generalizada de interés e implicación en lo que atañe a todo tipo de cuestones socio-políticas, económicas y gubernamentales, reducido aún a la parte más consciente y alarmada de su alumnado universitario, se topaba con un gran obstáculo: la falta de información; sobre qué eran tales reformas, sobre en qué les afectaban, sobre sus características.

Ésta era, sin lugar a dudas, la principal ventaja, procurada, con que partían el gobierno, la patronal y sus sectores afines y lacayos, en el propio ámbito de la universidad —instancias burocratizadas en torno al corporativismo de Decanos, Vice-Decanos, Delegaciones estancas, CADUS, Juntas de Facultad y por supuesto el Rector—: EL SILENCIO INFORMATIVO y MEDIÁTICO; puesto que las reformas habían sido redactadas durante el período vacacional de verano, y aprobadas apenas recién iniciado el curso, sin siquiera el menor eco de debate o novedad en los sectores, medios y organismos dominantes de la sociedad; reduciéndose su análisis crítico a sectores marginales de la misma, que ni si quiera cuentan con respaldo institucional o un altavoz, que les permita hacerse oír entre las masas.

1. Quebrantando el muro del silencio. Los Grupos de Trabajo.

La principal tarea a la que disponerse era romper el muro del silencio y la desinformación en que la comunidad universitaria, incluido, en su mayor parte, también el personal docente, se sumía.

Es así como toda esa vanguardia grupuscular de estudiantes alarmados, pero dispuestos a implicarse, a participar, comenzaba a organizarse de manera semanal en distintas facultades, por grupos, unas veces contando con apoyo del personal comprometido de alguna Delegación de Alumnos, el cual pasaba a apoyar su mismo bando uniéndose a sus filas, pero muchas otras chocándose con su desdén, su desprecio o indiferencia, toda vez que entraba en juego la traición por otros intereses, el oportunismo o el burocratismo rancio.

Al principio, estos grupos de estudiantes comprometidos surgían de forma irregular y espontánea; sin embargo, poco a poco iban ganando en eficacia, consistencia y periodicidad. Comenzaban a surgir y a repartirse en sus reuniones y debates todo tipo de propuestas, de ideas y de tareas pendientes, que no tardaban en comenzar a materializarse en hechos, en acción: octavillas y panfletos, listas de correos, mesas informativas, carteles y propaganda, consignas, pasaclases programados, intervenciones en Asambleas de Estudiantes, charlas-debate, actos, vertebración y apoyo de listas alternativas en la lucha por un puesto de representación efectiva y digna en esta o aquella Delegación traidora... Cartas a profesores, a directores de institutos, en petición de ponencias o debates...

De este modo es como surgen los llamados Grupos de Trabajo, constituyéndose en verdaderos organismos de poder de los estudiantes, sin mayor intermediario que ellos mismos, y sin mayor objetivo que fortalecer y defender la conquista de sus intereses y derechos pisoteados, a través de la simple acción. Y es así como poco a poco va creciendo el nivel de lucha y compromiso y poco a poco se extiende, a medida que otros sectores de la universidad, de enseñanzas superiores y medias, de estudiantes, docentes y empleados comienzan a comprender las dimensiones y el alcance de este ataque institucional en forma de textos legales, el nivel de sus consecuencias, del efecto dañino y perjudicial que sobre las aspiraciones y calidad de vida y formación de su sector social tendrán sus repercusiones, y la importancia de plantarles RESISTENCIA y OPONÉRSELES por todo medio posible.

2. Doce de Diciembre, ¡estalla la movilización!

El nivel de movilización activa y de conciencia desatado, logrado durante la famosa concentración del último Miércoles, 12 de Diciembre, a tan solo poco más de un mes de haberse aprobado el último Decreto de Universidades, es consecuencia directa de esta constante de trabajo y lucha. En ella se congregaron en torno a más de dos millares de estudiantes —muy por encima de lo esperado—, frente a las puertas del Rector, que marcharon por las avenidas de Sevilla hasta la Subdelegación de Gobierno, interrumpiendo el paso del Tranvía,*[1] alzando voces y cantos con consignas de protesta:

«Contra la mercantilización de la educación»*[2], a manos del capital empresarial y la banca, el encarecimiento de tasas de matriculación y la desaparición de becas sustituidas por créditos bancarios —«queremos becas, y menos hipotecas»—, de las titulaciones sustituidas por carísimos másteres privados, o de clases magistrales sustituidas por tutorías, por horas de biblioteca, de internet y de trabajos, de prácticas en empresas: jornadas pseudo-laborales, en síntesis, por las que, lejos de remunerársele el estudiante ha de pagar una cuota —sin poder compaginarlo, además, con un posible empleo—;

Contra la universidad privada o convertida en empresa —«la 'uni' privada es una 'cabronada'»—. «No a»l Proceso de «Bolonia, el Decreto y la L.O.U.»;

Contra el gobierno y sus ataques —«por qué nos dan 'por culo', si somos el futuro»—, contra sus mecenas patronales de la Banca y el "Santander" —«los bancos pa' sentarse, no pa' hipotecarse»; «fuera los bancos de la universidad»— y sus partidos: PSOE, PP e Izquierda Unida*[3].

3. Comienzan a conspirar desde las sombras...

Sin embargo, frente a este panorama no sólo aumentan las espectativas, es decir, las posibilidades de avanzar hacia los objetivos inmediatos, sino también la hostilidad y virulencia de los sectores afines a las altas instancias, la patronal y el gobierno, amparados por un sistema de instituciones y leyes hechas siempre a su medida, sustentado en burocracias, en la impunidad que les otorga y en la multitud de trabas e impedimentos con que se blindan por ley. Amparados por tal marco, se comienzan a operar nuevos ataques. El muro de silencio y desinformación que persiste en los medios, les sirve de tapadera.

Los medios son propiedad de empresas que forman parte de la patronal, que se beneficiará de estas reformas y respaldan, en función de su interés, la acción de determinados gobiernos y partidos. Es evidente, que las reformas del Decreto entran dentro de sus planes, y darles impulso mediático sólo contribuiría a poner en evidencia toda su contradicción, que es su mayor punto flaco. Por tanto, su posición en todo esto no sólo queda claro que no es limpia, sino que mucho menos puede sernos objetiva y neutral.

4. ¿Cómo responder?

No podemos deternos, así pues, sino continuar centrando esfuerzos en nuestras siguientes citas a la movilización, a la lucha, conforme éstas vayan surgiendo y perfilándose a partir de sucesivas Coordinadoras de Grupos de Trabajo de Estudiantes, que periódicamente se reúnen convocando a participantes de los distintos grupos a nivel provincial, a medida que su iniciativa ha ido creciendo en popularidad y extendiéndose a las distintas Facultades y Campus. Por ello empieza a hacerse necesario:

- Fomentar una mayor asistencia y representación, dándoles a sus convocatorias y medidas la mayor difusión posible, sin dudar en recurrir a esfuerzos de publicitación y propaganda como los ya empleados hasta el momento, en cada Campus y Facultad, como de charlas, carteleo, panfletos, mesas informativas, octavillas, pasaclases... listas de teléfono y correo, intervenciones en Asambleas, etc. Tratando, con el tiempo, de hacerlo extensivo a Institutos de enseñanza superior e incluso media, a quienes las reformas y nuevas leyes —como la L.O.E.— también terminarán afectando.

- Trabajar más la coordinación entre los distintos organismos, como Grupos de Trabajo, Asambleas de Estudiantes y Delegaciones afines, haciéndolos extensivos a lugares donde aún resulten ajenos, a nivel tanto provincial como interprovincial, se convierte en nuestro próximo reto. Medidas como la organización de actividades o tareas conjuntas —como charlas-debate—, o el apoyo de las que se organicen desde otros Grupos y sitios, sin duda ayudarán a una labor semejante.

También es necesario contactar con todo individuo interesado en la articulación de tales Grupos o en la lucha por un puesto en su Delegación, desde el que promoverlos o comprometerse con la causa, en su facultad respectiva, o hablar con otras delegaciones vigentes con el fin de evaluar hasta qué punto se nos muestran favorables.

- Continuar organizando actos esporádicos tanto de boicot como de simple protesta ante los diversos abusos institucionales y actos simbólicos, de manipulación cara a la opinión pública, que por parte de superiores instancias pudieran sobrevenir.*[4]

5. La importancia de la lucha por una Delegación de Alumnos democrática*[5].

Cada Delegación de Alumnos favorable, con personal implicado con los Grupos de Trabajo entre sus filas, nos sirve de potencial altavoz cara al grueso de los estudiantes, gracias al derecho de anunciación por clases y convocatoria de Asambleas, o destinando a la labor de publicitación y de panfleteo una parte de su presupuesto y sus recursos. Asimismo es un baluarte institucional que puede sernos favorable y cercano, desde el que presionar a superiores instancias o, de manera combinada, presentarse y aspirar a puestos de representación al CADUS (máximo organismo de representación estudiantil de universidad, con alto presupuesto y peso mediático). Se deduce de ahí la importancia de hacer ver y pelear por su potencial conquista, así como de exigirle cuentas, apoyando a través de la actividad de Grupos, petición o anunciación en Asambleas, la articulación, presentación, campañ
;a y difusión de listas alternativas y comprometidas, con representación amplia de estudiantes, cara a elecciones, como alternativa a delegaciones hostiles, indiferentes, estancas, oportunitas o burócratas y poco democráticas.

Así, nuestra pelea más inmediata viene siendo por la Delegación de Filología, para lo cual ha sido fundamental y se necesita y espera un mayor apoyo por parte de los compañeros y Grupos tanto de la nuestra como de otras facultades, pues aún no ha terminado tal pelea, desde sus inicios plagada de traiciones, juego sucio, manipulación, trabas burocráticas, mentiras y falsedades, siendo el caso del pucherazo electoral la más reciente y controvertida, aunque muy probablemente no la última.*[6] Este tipo de sucesos nos llevan a plantearnos, como objetivos a un mayor plazo, la conquista de derechos democráticos tan básicos y necesarios como el de la revocación, control y reelección INMEDIATA de Delegados por mandato de Asamblea, reduciendo toda suerte de trámites burocratizantes a un nivel puramente efímero.

6. Espectativas: Extensión del movimiento estudiantil. Principales Retos.

A medida que se consolide y reconstruya el movimiento estudiantil sevillano, con una mayor capacidad de actuación conjunta, de eficacia y contundencia, de claridad de ideas y unidad de acción, crecerán las espectativas a la hora de centrar esfuerzos en hacerlo extensivo y conjunto a nivel de varias otras provincias o incluso de comunidades. Caben mencionar, como medidas clarísimas y concretas, que comienzan a apuntar en tal sentido, la primera Coordinadora de Grupos de Estudiantes a nivel de Andalucía, prevista para el 12 de Enero del año entrante, o la campaña de movilización a nivel estatal, con parones universitarios y encierros, planteada para los días del 3 al 6 ó 7 de Marzo —a las puertas de Elecciones Generales—.

Al mismo tiempo es de vital importancia comenzar a extender esta lucha a otros sectores del personal universitario, subrayando el papel de profesores y el favor indiscutible, cara a las huelgas, encierros y parones universitarios, de conserjes y empleados, tendiendo un brazo así, a su vez, al movimiento obrero y popular, lo que contribuiría a unificar las luchas, aumentando su poder de acción y logrando un mayor apoyo de sectores de la sociedad que cada vez sean más amplios. Ellos también se ven perjudicados por las reformas, por lo que es necesario explicarles de qué forma van a verse afectados una vez esté implantado el Real Decreto. El apoyo de profesores, como elemento más consciente y comprometido con el valor de la cultura y de un sistema de enseñanza pública de calidad, basado en conocimientos y no sólo en "competencias" y "habilidades", sin duda puede ser clave; gracias a su posición
de peso, autoridad y prestigio, dentro del ámbito académico, universitario y escolar, podemos catapultarnos hacia un sector mucho más amplio tanto del alumnado como del ámbito profesional, cultural y formativo. En este sentido, han sido de destacar tanto la iniciativa como el apoyo por parte de la Plataforma de Profesores Universidad por el Conocimiento, particularmente crítica, cuando no opuesta al rumbo actual del modelo de enseñanza según las directrices de "Bolonia" *[7].

Mientras tanto son ya de destacar el potencial de movilización estudiantil en universidades como las de la Facultad de Ciencias Políticas de Santiago, o la de Barcelona. Mientras escribo, un servidor yace a la espera de lograr hacer contactos con su sector más activista.

Nos enfrentamos a un Goliat, con medios y capacidad desiguales, pero de nuestro ingenio y nuestra habilidad para blandir con precisión y agilidad nuestras propias armas, dependerá que logremos asestar con nuestra humilde honda, cual David, el tiro de gracia en el mismísimo entrecejo del gigante que arremete y pretende aplastarnos.

El gigante son "Bolonia", los Gobiernos y la patronal multinacional y bancaria, con todo su entramado legal, "su" sistema. El 'David' somos los "sinvoz", los perjudicados, los estudiantes de a pie, de familias trabajadoras y humildes; los de siempre. Sin embargo, en nuestras manos está la posibilidad de dar una salida a semejante futuro, tan negro. Así lo ha demostrado ya la experiencia de los compañeros griegos*[8], y está más presta a hacerlo, cada día, la de los franceses.

Ante un ataque semejante, nosotros, sencillos estudiantes, simplemente nos defendemos; nuestra fuerza está en la unión, y su potencial, en una visión clara y consciente de la realidad a que nos enfrentemos: una visión de conjunto de la lucha; teniendo muy presente siempre el objetivo en torno al cual tal lucha deberá seguir girando, en su transcurso, para no descarrilar en los vaivenes que el camino suele dar:

"¡Todos a una: Decreto tras decreto a la basura!"
"¡El hijo del obrero a la universidad!"


Notas

*[1] Lema de la pancarta que encabezaba el acto, con el sublema "no al Decreto, la L.O.U. y 'Bolonia'".

*[2] Recientemente inaugurado por el ayuntamiento del PSOE, impulsor de las reformas, con respaldo de IU, a escasos días de la elección municipal —en que fue reelecto—, como parte de su anterior campaña política.

*[3] Coalición de la que el PCE es una de las principales fuerzas dominantes, a pesar de un sector importante de individuos críticos y comprometidos contra los planes, en su Unión de Juventudes Comunistas —UJCE— y en las propias bases de IU, cuya fundamental labor y participación en los Grupos de Trabajo viene siendo de elogiar y desde aquí celebro y destaco, en constante y permanente contradicción con su política reformista, burócrata, traicionera y pro-gubernamental, y el nivel de democracia interna, inexistente, cuando no muy cuestionable.

*[4] Un ejemplo paradigmático de ello fue la atronadora y significativa acción de protesta organizada en la Universidad Pablo de Olavide, en respuesta a la visita del presidente autonómico, Manuel Chaves —principal líder del PSOE en Andalucía, al que le sería otorgada una medalla—, con motivo de su décimo aniversario, y acompañado por un séquito de catedráticos y funcionarios, entre los que se encontró el Rector. Dicha acción fue convocada por su correspondiente Asamblea o Grupo Estudiantil, y llevada a cabo por más de un centenar y medio de estudiantes, entre gritos de protesta en contra de Bolonia, la LOU, el Decreto y la actitud e implicación de Gobierno, banca y empresarios; con la participación y asistencia de algunos de los miembros de los Grupos de Trabajo de Historia y Filología —entre los cuales se hallaba el autor—.

*[5] La Delegación de Alumnos es el principal organismo de representación estudiantil a nivel de Facultad, surgido a raíz de importantes luchas estudiantiles durante los años 80, principalmente en las Universidades de Sevilla y Valladolid. Tales luchas terminaron por alcanzar un cariz bastante duro, saldándose con varias cargas policiales y enfrentamientos con la propia policía.

*[6] Después de ser expulsadas o vetadas, por presiones del correspondiente Decano, las únicas voces críticas de la candidatura oficial, y confirmado el plazo de inscripción de toda candidatura adicional a menos de un día, ante el mayoritario rechazo asambleario, la única lista alternativa que tuvo ocasión de presentarse y anunciarse, radicalmente opuesta y combativa frente a las reformas, y abiertamente comprometida con la defensa activa de los derechos e intereses de los estudiantes de la Facultad, así como de una Universidad pública accesible, gratuita, democrática y laica, que contó con un respaldo popular y asambleario significativo, fue impugnada, con el correspondiente fallo favorable por parte tanto del CADUS como de la Junta de Facultad. Las razones: algún defecto de forma y la no figuración de uno de sus miembros en el censo, por motivos burocráticos concernientes a la
tramitación de su matrícula; quedando así nombrada como vencedora virtual la candidatura oficial,
al ser la única. Queda así de manifiesto, una vez más, en favor de qué bando juega la llamada "democracia" del papel, de la oficina y de los sacos de dinero.
Pero varias son las medidas a que en respuesta hemos recurrido, como la denuncia pública y la recogida de firmas, lo que aumenta el grado de movilización, sin descartar medidas de boicot futuras.

*[7] Desde aquí quisiera mostrar mis más sinceros agradecimientos a todos aquellos profesores que, sin tener por qué pertenecer a la mencionada plataforma, nos han brindado su colaboración y apoyo, a la hora de ayudarnos a informar, movilizar y propagar la voz entre el alumnado; y en particular al profesor Pablo B.

*[8] En Grecia, tras un agitado año de protestas, huelgas, parones universitarios y encierros, los estudiantes de un país europeo lograron paralizar, en su conjunto, las reformas del Proceso de Bolonia. En Francia, mientras tanto, las movilizaciones y ocupaciones de centros se prolongan en la Universidad, sin terminar de dar tregua.»

La Haine

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bE0b

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal