lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fM43

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

25/12/2018 :: Andalucía

[Video] Conmemoración de los 450 años de la Rebelión de la Alpujarra, liderada por Aben Humeya

x Centros andaluces del pueblo
Como una metáfora, el tronco principal está talado, pero de ese mismo pie arrancan ramas crecidas hasta conformar otros olivos, fuertes, sanos y jóvenes.

Manuel abre la cancela de su finca a medio centenar de andaluces, sonriente estrecha la mano de todos y cada uno, que le agradecen su desinteresado acogimiento, y les conduce, entre gallinas, alcachofas y patatas tempranas, hasta el “Olivo del Moro”, que es como “toda la vida de Dios” ha sido conocido en Narila, un pequeño núcleo de población del término municipal de Cádiar (Granada) el pasado 23 de diciembre.

El “moro” no era otro que Fernando de Córdoba y Valor, quien cambió su nombre e hizo valer su linaje para encabezar la sublevación morisca contra el incumplimiento de las Capitulaciones firmadas con los Reyes Católicos. Esta Nochebuena hará 450 años del levantamiento de lo que el historiador almeriense Valeriano Sánchez Ramos denomina “nación morisca”, cuando los “moriscos de paz” no pudieron aguantar más injusticias y humillaciones y estallaron contra los colonos castellanos.

Las diputaciones de Granada y Almería han organizado a lo largo de este año que acaba, una serie de eventos conmemorativos de aquel hecho histórico, y en concreto la almeriense inició los actos el 14 de junio, con una conferencia del historiador Valeriano Sánchez Ramos a la que siguieron ponencias, rutas, jornadas y exposiciones por toda la provincia organizadas por el Instituto de Estudios Almerienses en colaboración con los Ayuntamientos de Berja, Vera, Huécija, Canjáyar y Ohanes, y con títulos como “La rebelión de los moriscos en tierras almerienses. Un conflicto del Siglo XVI con una difícil convivencia”, “El alzamiento de la Baja Alpujarra y la cruenta batalla de Berja” y “La guerra morisca en la Axarquía almeriense. El cerco de la ciudad de Vera por Abén Humeya”. Igualmente se ha editado un recetario y se ha hecho una exposición con vestimenta de la época.

Al margen de estas convocatorias oficiales, también la Asociación de Amigos de la Alcazaba ha ido realizando su propio programa de charlas para divulgar este acontecimiento histórico cuyo origen está a caballo entre las dos provincias andaluzas.

También al margen de lo oficial, el Centro Andaluz del Pueblo de Almería (CAP) Javier Verdejo y los de otras provincias andaluzas, como el de Huelva o el de Granada, han querido tener un recuerdo para un momento clave en la historia, y lo han hecho acudiendo al lugar donde todo comenzó.

Manuel lleva a sus invitados hasta el Olivo, al final de la finca, al borde de un balate que linda con otra varios metros más abajo, lo que permite ver las raíces agarradas a la misma tierra de hace cuatro siglos y medio. Como una metáfora, el tronco principal está talado, pero de ese mismo pie arrancan ramas crecidas hasta conformar otros olivos, fuertes, sanos y jóvenes.

Fernando de Córdoba y Válor había nacido cristiano en Granada, hijo de una noble familia andalusí que se convirtió tras la Conquista castellana, y llegó a ser Caballero veinticuatro de la ciudad de Granada, es decir miembro del cabildo municipal. Cuando Felipe II decide romper las Capitulaciones suscritas por el rey Boabdil con Isabel y Fernando, y después de unos intentos de evitar esa ruptura con la legalidad, acabó estallando una insurrección en toda la Alpujarra, pues los moriscos de paz eran desprovistos de sus propiedades, pero también se les conminaba a la conversión forzosa o la expulsión, por lo que Fernando se unió a la sublevación, abjurando de las creencias cristianas y tomando el nombre de Muhammad ibn Umayya (que ha pasado al castellano como Abén Humeya), como descendiente de los Omeya.

Según la historia, fue en este olivo de Narila donde de Aben Humeya fue proclamado rey de Andalucía. Finalmente resultó asesinado en su palacio de Laujar de Andarax el 20 de octubre de 1569, aunque la rebelión, que llegó a contar con 25.000 combatientes, se mantuvo.

Carlos Ríos, miembro del CAP Blas Infante de Granada, participante en el acto, llamó la atención sobre la falta de interés de las administraciones públicas por poner en valor un lugar tan emblemático como este, y que tengan que ser entidades independientes quienes lo hagan. Del mismo modo vinculó aquellos sucesos al devenir de la historia andaluza, la desposesión de la tierra, y la alienación cultural, entre otras cuestiones, siendo un hito “en la lucha del pueblo andaluz contra las injusticias y las humillaciones”.

La representante del CAP almeriense, Mariví Colomina, hizo un recorrido por la biografía de Aben Humeya y los hitos más importantes de la rebelión alpujarreña, relacionándolo con el “complot de Tablada” del que fueron víctimas Blas Infante y su candidatura en la II República, calificándolos como “intentos de recuperar la soberanía” y enmarcó este acto en el “homenaje a los moriscos como parte de la lucha por la liberación del pueblo andaluz”.

El acto fue cerrado con el himno de Andalucía y el grito de Tahia Al Andalus Horra (Viva Andalucía Libre).

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fM43

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal