lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/aW5q

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

30/04/2007 :: Estado español

1º de Mayo. Elecciones: Ni municipales ni sindicales. ¡No votes!

x CNT-Valladolid
Con este lema la CNT de Valladolid hará incapié este año en la farsa electoral para este 1º de Mayo.

Otro año más la CNT sale a la calle este día de conmemoración y homenaje a los trabajadores de Chicago, que tal día iniciaron la huelga en defensa de sus derechos. También es un día de lucha, para hacer oír nuestra voz. Y ya sabemos cuales son los temas para alzarla, siempre son los mismos: eres, convenios firmados a espaldas de los trabajadores, muertos en los tajos todos los días, PRECARIEDAD. Una precariedad en los puestos de trabajo en crecimiento continuo, con origen en la codicia del empresariado y una gran ayuda en las sucesivas reformas laborales. Por que son estas reformas sucesivas, diseñadas por el empresariado y aprobadas por el gobierno que toque con la bendición de los sindicatos amarillos, las que marcan los márgenes legales que permiten esta situación de precariedad. Todos ellos temas recurrentes en estos tiempos de ultraliberalismo económico. Y la voz no solo la alzamos hoy, no hemos dejado de hacerlo de un año a acá: Mercadona, Convenio Metal, etc... No como otros, que solo de acuerdan de todos estos problemas cuando toca, cada año en este día, o cuando les interesa, es decir, cada cuatro años, cuando hay elecciones..

Porque es tiempo de vendernos la burra. Es tiempo de elecciones. Es tiempo de cumplir como buen ciudadano / trabajador y participar de la fiesta de la democracia. Es tiempo de elegir "representante" con patente de corso, infalibilidad absoluta y muy poca vergüenza. Es tiempo de renunciar a nuestros derechos políticos, por otros cuatro años, a favor de diversos y obscuros intereses envueltos en dogma de partido o sindicato. Y lo vamos a hacer por partida triple: municipales, autonómicas y sindicales (estas últimas en marcha desde el año pasado). Para que el mal trago pase antes. Estamos en campaña!!. Y lo estamos, a nuestro pesar, casi permanentemente. Campañas transparentes y cercanas a los los problemas del ciudadano, por supuesto. Da igual lo que se vote, hablareis de lo que yo diga. Que los ayuntamientos de los más variados signos políticos están hasta arriba de corruptelas y chanchullos inmobiliarios; las obras no finalizan a tiempo o se paralizan por que son ilegales; nuestros barrios son cada vez más insoportables a causa de la contaminación, hacinamiento, precariedad, y especulación inmobiliaria... pues... hablemos del gobierno. Que se hable de cualquier tema de "Estado" ahora es lo que interesa. Los partidos políticos matan dos pájaros de un tiro: hacen una campaña visceral y sanguínea, que es lo que vende; y desvían la atención del déficit asambleario (y superávit en corrupción) de aquellas instituciones supuestamente más cercanas al común que son municipios y autonomías. Esto en cuanto a parlamentarismo político.

También tenemos al parlamentarismo en la empresa y sus elecciones sindicales y todo lo que estas conllevan: clientelismo y burocracias sindicales, despidos aceptados por comités de empresa a cambio de mantener privilegios, firma de convenios nada favorables para los trabajadores, las sucesivas reformas laborales en absoluta armonía con patrones y estado... en definitiva ese sindicalismo pactista, apoltronado y servil que sufrimos y del que hoy, y siempre, nos apartamos por completo. El sindicalismo de los llamados mayoritarios, CCOO, UGT y otros muchos del más variado pelaje; el sindicalismo desmovilizador; el sindicalismo de jefe, liberado y comité y no el de la asamblea y la sección sindical. Ante ese sindicalismo al trabajador que le queda? Le queda el anarcosindicalismo; la acción directa, sin delegados ajenos a los tajos como intermediarios; la organización en sindicatos verdaderamente libres y autónomos como la CNT; el apoyo mutuo entre los compañeros; la democracia directa de la asamblea y no el autoritarismo del comité. Le queda desmarcarse de la línea marcada por el sindicalismo institucional, y un paso es la abstención activa, consciente y militante a las elecciones sindicales. Y esto mismo la CNT cree también valido para municipales y autonómicas, todas ellas nudos de la misma cuerda institucional que nos ata. Si nadie trabaja por ti, que nadie decida por ti.

ELECCIONES: NI MUNICIPALES NI SINDICALES ¡¡¡NO VOTES!!!

Image Hosted by ImageShack.us

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/aW5q

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal