lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bO0W

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

30/09/2008 :: Estado español

Crónica del San Matao Antirrepresivo 2008 celebrado en el barrio de Pajarillos (Valladolid)

x La Haine - Valladolid
Este 27 de setiembre, sábado, hemos desarrollado una serie de actividades enmarcadas en la celebración del San Matao Antirrepresivo que en los últimos años venimos celebrando en el barrio obrero de los Pajarillos.

Este año presentamos una variación ya que se habló de la importancia de poner en el punto de mira el racismo, verdadera serpiente frente al proletariado allí donde se encuentre. Por esta razón se convocaron los actos enmarcados en un “festival antirracista” y antirrepresivo.
Por la mañana, nos juntamos casi cincuenta personas a jugar al futbito en uno de los Institutos del Barrio, el IES Leopoldo Cano, instituto tradicional del barrio en el que últimamente, ante la total falta de interés de las autoridades educativas de la Junta de Castilla Y León, estamos asistiendo a una grave degradación del ambiente educativo. En un barrio con un quinto de población gitana, el instituto presenta niveles de menos del 50 % de payos en los primeros cursos lo que lleva a padres gitanos y payos a sacar a sus hijos de allí, con el consiguiente deterioro. Esta política de abandono viene precedida por las ya famosas movilizaciones contra el narcotráfico que todavía hoy siguen desarrollándose en los Pajarillos cada semana.

En el Mundialito Antirracista participamos 6 equipos, 2 de los Pajarillos (LFC y PKP), 3 de Valladolid (CNT, Mil, FG) y 1 equipo de La Comarca (el ya mítico “Estrella Roja”) que finalmente se llevaría la victoria tras una maratoniana jornada de cruces múltiples.

Tras esto, se celebró una Comida Popular en el Antiguo Mercado central (hoy Plaza del Biólogo Valverde) en las puertas del Centro Cívico Zona Este: un salmorejo para chuparse los dedos y una buena (un poco sosa) paella vegetariana por 2 ebros hicieron las delicias de futboleros y no tanto.

Debido a la celebración de una concentración Antifascista en la Plaza de la Antigua (v. noticias anteriores) las actividades no se reanudaron hasta las 8 y media de la tarde, cuando el grupo de RAP palentino “Hijos del Odio” repaso sus temas comprometidos ante los más de 200 asistentes que ocupaban la citada plaza. Tras la actuación de HDO, el Doctor Ciruelo nos hizo troncharnos de risa con sus inolvidabobinables cuentos. Siguió el grupo de punk punkcelano Debakle para cerrar de nuevo el rap de Pisuerga Fat Fishes.

Agradecer la presencia de gentes de los diversos colectivos que luchan por el barrio y en Valladolid mismo tanto en la comida como en las actividades de la tarde-noche, así como la de todos los “inmigrés” que se han acercado a compartir su tiempo con nosotros.

SALUD Y ANTICAPITALISMO.

PDTA:

Todas las actividades se han realizado sin ningún ánimo de lucro, el precio de la paella ayuda a pagar los gastos de comida, bebida para grupos, gasolina del generador, etc. Si hubiera algún beneficio se destinaría a la lucha contra el capitalismo.
Adjuntamos el comunicado que se ha repartido en dicha jornada.

CONTRA EL RACISMO, ANTICAPITALISMO

La situación social se está deteriorando prácticamente en todo el mundo. Las diferencias económicas, los problemas medioambientales y la crisis económica que golpea al corazón de la economía capitalista están llevando al mundo y al ser humano mismo a una de sus últimas oportunidades. Ahora o nunca: o la revolución social de los trabajadores de todos los países o la barbarie y la destrucción capitalista de la tierra, de la vida y del humano mismo.

En este contexto social, empiezan a proliferar los "salvapatrias": fascistas, nacionalsocialistas, liberales, evangélicos, católicos… todas las miserias de la ideología burguesa y de su falta de sentido ante la realidad circundante son sólo la máscara del ansia de beneficio y la perpetuación de este sistema de opresión y miseria. Estos agitadores profesionales (pagados por la iglesia, el gran capital, la burguesía más rancia y todos los conservadores de este mundo o simplemente imbéciles y demagogos ) invierten gran parte de su tiempo en hablar de sí mismos o de su público y se atreven a insultar a los movimientos antifascistas y antirracistas con argumentos de colegio.

Somos antifascistas y anticapitalistas porque:

El fascismo es la última defensa de la burguesía contra la revolución social. Con la bandera de la nación (española) pretende frenar a la revolución social internacional y separa, de hecho, a los trabajadores de los distintos países, pueblos y culturas en paquetes al servicio de su burguesía nacional respectiva. El fascismo es la ideología del capital monopolista reaccionario.

El internacionalismo es la respuesta proletaria frente a los esfuerzos desplegados por los diferentes capitalistas para sujetar a los explotados "a la economía nacional" y enviarlos a asesinarse detrás de las banderas respectivas.

Al combatir resueltamente toda opresión o privilegio de una nacionalidad sobre otra, ponemos en primer plano la exigencia de la más completa unión de los obreros de todas las nacionalidades contra el Estado común y las estructuras internacionales del dominio capitalista (UE, ONU…), en todos los terrenos, organizativo, político, laboral, educativo, etc.

En este sentido, el racismo y el fascismo son dos enemigos declarados de la clase trabajadora. Cualquier medida económica tendente a mejorar las condiciones de la vida de los trabajadores a partir de la defensa de la economía nacional sólo conduce a mayores sufrimientos. La producción capitalista entraña condiciones que nada tienen que ver con la buena o mala voluntad de nadie, y que sólo momentáneamente consienten una prosperidad relativa para la clase trabajadora, prosperidad que es siempre, por otra parte, un pájaro agorero de tormenta. El capitalismo está condenado a las crisis recurrentes y las guerras imperialistas.

La lucha contra el capital es la lucha de los trabajadores. La identidad de un pueblo es algo legítimo y todo pueblo tiene derecho a su independencia política, pero la lucha por una identidad nacional o cultural no puede ser la lucha con los explotadores que se amparan en las distintas banderas nacionales. Debemos luchar contra nuestra propia burguesía y su idea de nación. Sólo la revolución social podrá liberar a la clase trabajadora y con ella, a los distintos pueblos, razas y culturas que formamos la comunidad humana.

SOLIDARIDAD DE CLASE.
DE AQUÍ O DE FUERA, LA MISMA CLASE OBRERA
LUCHA POR TU CLASE, NO POR TU PAÍS.

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bO0W

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal