lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/cW0G

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

06/07/2011 :: Madrid

Empiezan los Despidos Masivos en la Biblioteca Nacional

x CNT-Madrid (Oficios Varios)

En nuestro último comunicado informábamos del anuncio que la Directora de la Biblioteca Nacional hacía en una entrevista publicada en Europa Press – aludiendo a la contratación de empresas externas – en el que afirmaba que "este año ya hemos recortado esos contratos y si mejoramos los procesos podremos ir recortando los servicios que se externalizan". Recordamos que lejos de sorprendernos, esta amenaza para los más de 400 trabajadores y trabajadoras subcontratados/as de la Biblioteca Nacional, no hace sino confirmar una realidad que venimos sufriendo desde hace más de un año cuando se inició la política de recortes motivada por la crisis en esta institución.

Tan solo unos días después de que denunciáramos este injusto anuncio de despidos masivos en la BNE, el Gabinete de Prensa de esta institución lanzaba otro comunicado (desde la Intranet de la institución) en el que se desmentían nuestras afirmaciones, a la vez que se reiteraban en sus engaños con afirmaciones tales como: “los contratos con empresas externas están destinados a cubrir servicios externalizables”. Cualquiera que trabaje en la BNE sabe que el personal externo no cubre servicios externalizados (que no externalizables, porque los servicios se externalizan o no se externalizan) sino servicios con funciones fundamentales de la institución en los que se trabaja codo con codo con el personal funcionario o laboral, como es el caso de la catalogación. Y tanto es así que esto no es una mera percepción de los/as trabajadores/as, sino que así ha sido certificado por las diferentes Inspecciones de Trabajo de algunas de las trabajadoras que han demandado por cesión ilegal.

Por nuestra parte, debemos desmentir de nuevo otra de las afirmaciones de ese “estupendo” comunicado que se ha elaborado la Dirección General para salvar la poca dignidad profesional que pueda quedarle por su política antiobrera. Tampoco es cierta la afirmación que “la determinación de sus condiciones laborales (la del personal externo) quedan fuera del ámbito competencial de este Organismo” y tenemos como prueba no sólo las actas de las múltiples Inspecciones de Trabajo que se han redactado sobre las prácticas de cesión ilegal de trabajadores, sino las sentencias judiciales (favorables y desfavorables) de las trabajadoras que han demandado cesión ilegal en las que se dan como hechos probados las funciones que realizaban, que coinciden con las del personal funcionario y laboral, y que son mandatadas por personal funcionario y laboral y no por supuestos coordinadores de empresa.

En cuanto a la afirmación “La obligación de la BNE es adecuar sus políticas a las medidas de austeridad que marca el Gobierno” debemos añadir que si bien es cierto que la Administración impone medidas de austeridad, la Biblioteca Nacional como Organismo Autónomo que es, puede y debe considerar todos los factores que contribuyen al ahorro del gasto público sin perjuicio de los derechos de los/as trabajadores siempre que sea posible y, una manera de hacerlo, sería reducir en un 40% el gasto en personal externo mediante la contratación fija directa de este personal, que no sólo supondría un ahorro de millones de euros anuales sino que además garantizaría el óptimo desarrollo de las funciones que tiene encomendadas sin prescindir de la mitad del personal que las realiza.

El mandato de austeridad no es un mandato de explotación laboral, ni de despidos masivos, ni de cambios de condiciones laborales, ni de represalias. El mandato es un mandato de ahorro, de racionalidad en la gestión, de cuidado de lo público y de freno del desvío de dinero público a manos privadas. Nosotros/as defendemos lo público, la Dirección General defiende con su práctica la privatización de los servicios públicos que tiene la responsabilidad de gestionar.

Por último, tampoco es cierto que la Biblioteca Nacional de España acate “escrupulosamente las sentencias de los Tribunales de Justicia sin perjuicio de presentar los recursos que legalmente procedan, en cada caso.” Acatar escrupulosamente es acatar sin presentar recursos que poco pueden prosperar, en la mayoría de los casos basados en argumentos tan débiles como que las actas de la inspección de trabajo adolecen de falta de datos y faltan a la verdad. Los recursos que presenta la BNE, utilizando también en este caso el dinero público (que podría ahorrarse siguiendo el plan de austeridad del gobierno), son una estrategia más para alargar en el tiempo una decisión judicial favorable que en el momento que sea firme, podría beneficiar a todos/as los trabajadores/as que interpusieran demanda después. Es tan clara la estrategia que, en este largo tiempo de procesos judiciales, la Dirección General se ha propuesto despedir al mayor número posible de personal externo antes de que haya alguna sentencia firme favorable que les obligue a contratar directamente, lo que supondría darnos la razón en nuestras demandas y provocar un efecto contagio entre el personal externo que, a día de hoy y por miedo a perder su puesto de trabajo, permanece silenciado por las represalias a la espera de los resultados.

Desde la Sección del Personal BNE de la CNT de Madrid, entendemos que todavía estamos a tiempo de parar esta locura, ahora todos y todas sabemos que lo que anunciábamos hace meses será en breve un hecho consumado: la Dirección de la Biblioteca Nacional prepara despidos masivos de personal externo, puesto que los “servicios externos determinados que van a ser recortados” sabemos que afectará a una gran parte de los/as más de 400 trabajadores/as subcontratados/as. Muchos/as trabajadores/as van a ser despedidos/as y los primeros ya han llegado, los/as 16 trabajadores/as del Departamento de Música que han recibido ya su carta de despido. Al parecer, los/as próximos/as despidos se harán efectivos en el Departamento de Bellas Artes. Entre los trabajadores/as de Música, por poner un ejemplo y humanizar un poco lo que se presenta como un hecho “inevitable”, está nuestra compañera Lidia que después de 9 años de trabajo en la Biblioteca Nacional va a ser despedida junto a sus 15 compañeros/as. ¿Cómo se puede continuar afirmando que estos contratos externos son para servicios determinados? ¿Qué servicio determinado tiene una duración de 9 años? ¿Qué servicios determinados necesitan de más de 400 trabajadores/as para realizarse?

Compañeros y compañeras, hay que organizarse para parar estos despidos y para conseguir las mejoras que todos/as merecemos. Nuestra contratación fija directa es difícil, pero podemos hacer fuerza para alcanzar nuestros objetivos laborales. Somos 400 trabajadores/as externos/as que tenemos algo que decir en todo esto, no dejes tu futuro y el de tu familia en manos de quien no le preocupa ni tu futuro ni el mantener los servicios públicos. Organízate y, como siempre decimos, hazlo de la manera que creas conveniente, pero hazlo. Acude a la Asamblea de Trabajadores/as, encuentra a tus iguales y defiende tu puesto de trabajo desde una posición de fuerza.

ACUDE A LA ASAMBLEA DE TRABAJADORES/AS

Domingo, 10 de julio a las 11h30

Plaza Tirso de Molina, 5. 2º piso

SI NADIE TRABAJA POR TI, QUE NADIE DECIDA POR TI.

Sección Personal BNE de la CNT de Madrid

Sindicato de Oficios Varios

¡ SI TOCAN A UNO/A, NOS TOCAN A TODOS/AS!

personal.bne@cnt.es

www.facebook.com/NOprivatizacionBNE

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/cW0G

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal