lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dL6g

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

21/10/2012 :: Madrid

Vamos al futuro

x Asociación Cultural Candela
El sol de la mañana en Madrid empezaba a calmar los primeros augurios del invierno...

El sol de la mañana en Madrid empezaba a calmar los primeros augurios del invierno. Una camioneta que arranca humo negro y un extraño letrero grabado en su lateral: “No vamos al colegio, vamos al futuro”. Un afamado colegio hiperprivado de donde han salido gente tan brillante como Aznar o Zapatero. Los colegios para la competición, el éxito y los mejores. Como el señor que el otro día se tiró desde la estratosfera dando tumbos a punto de partirse en pedazos a la velocidad de un Airbus. Para batir un record y pasar al libro de los vencedores más vencedores. Millones de espectadores le vieron. Cualquier ser humano inteligente ante tal noticia se preguntaría: Y esto, ¿para qué? Un somero repaso por la noticia, da con la clave: patrocinador de la hazaña: Red Bull. La bebida- marca del toro rojo, tiene como público a jóvenes y deportistas, dos segmentos atractivos que han sido cautivados por el estímulo que causa la bebida. Gente honesta de Francia y Dinamarca lo acaban de prohibir por ser un cóctel de muerte, debido a sus componentes químicos altamente peligrosos. Fue desarrollado por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos durante los años 60 para estimular la moral de las tropas acantonadas en Vietnam. Actuaba como una droga alucinógena que calmaba el estrés de la guerra. Pero sus efectos en el organismo fueron tan devastadores, que fue retirado ante el alto índice de casos de migrañas, tumores cerebrales y enfermedades del hígado que mostraron los soldados que la consumieron.
Malik Yaqub, saxofonista estadounidense que regalaba su talento en la boca del metro de Callao, falleció el miércoles pasado a causa de un enfisema pulmonar. Estuvo preso en Egipto, donde, decía, sólo pasó frio. “tocaba en la calle porque no podía soportar a los dueños de los clubes y alguna vecina que le denunciaba porque hacía ruido”. Ahora, unos cuantos niños lloran y llenan de flores la esquina de ese metro. No van en furgoneta al cole ni estudian el futuro. Lloran el presente y se preguntan: ¿por qué?

x Gonzalo Romero*



*Gonzalo Romero es miembro de la Asociación Cultural Candela
(Botón de muestra emitido el 20 de octubre de 2012 en El Candelero, RVK, 107.5 FM)
www.nodo50.org/candela

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dL6g

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal