lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fP67

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

07/11/2019 :: Madrid

Otoño libertario: La familia Grossi y la Revolución… + La industria cinematográfica...

x CNT - Madrid
Os ofrecemos el programa del 4º fin de semana del Otoño libertario de CNT-AIT Madrid (Pl. Tirso de Molina 5):

Os ofrecemos el programa del 4º fin de semana del Otoño libertario de CNT-AIT Madrid (Pl. Tirso de Molina 5):

-> Viernes 8 de noviembre (19h.) Coloquio "La familia Grossi en la Revolución y en la Guerra de España (1936/1939). El antes y el después".

Ponente: Silvia Grossi (militante de CNT Vigo)

En 1926, la familia Grossi formada por el abogado penalista y activista socialista libertario Carmine Cesare Grossi, su compañera Maria Olandese, la soprano dramática con quien compartía su vida, su activismo y tres hijos: Renato de 10 años, Ada de 8 y Aurelio de 7, escapan de Nápoles, abandonándolo todo, perseguidos y amenazados de muerte por los “squadristi” (los “camisas negras” del fascio). Llegan al puerto de Buenos Aires y reconstruyen sus vidas de la mejor de las maneras, no obstante el padre, la madre y los hijos, desde la adolescencia, engarzan su aparente bienestar con la propaganda activa contra el creciente fascismo (y el nacimiento y asentamiento del nazismo en Alemania) y la lucha clandestina en favor de cuantos represaliados de cualquier nacionalidad y procedencia van apareciendo en sus vidas de una u otra forma.

El 11 de agosto de 1936, abandonan, una vez más, todo lo que habían conseguido en Buenos Aires y, zarpan, vía Amberes, con destino a Barcelona, consiguiendo cruzar la frontera por Portbou el 30 de septiembre de 1936.

Carmine Cesare Grossi, más conocido como Cesare, y su hija Ada montarán la emisora “Radio Libertà” que alcanzaba Italia con las noticias que venían desde los frentes de toda España, desatando la ira de Mussolini y de los jerarcas fascistas; Renato y Aurelio combatirán en el Ejército Popular en unidades formadas mayoritariamente por miembros de CNT; María Olandese irá por distintos hospitales de Barcelona a cuidar a los milicianos heridos, a las víctimas de los bombardeos y organizará junto a Ada conciertos para todos ellos, para los que habían quedado inválidos, así como para los que regresaban a Barcelona de permiso del frente.

Así, día a día, y mucho más, hasta el 26 de enero de 1939, cuando con la entrada del ejército fascista por Montjuich, escapan a pie desde Barcelona a Francia.

Después, la deportación a los campos de concentración; las cárceles; la imposición, ya en esa Francia “democrática” de 1940, de ingreso de Renato en el manicomio de Lannemezan (Altos Pirineos) y de ahí a la Italia fascista, de un manicomio a otro, lo que destruirá su vida.

“Los Grossi no son una familia. Son una célula de combate”, la frase de la OVRA (Organización para la vigilancia y la represión del Antifascismo, o sea la policía secreta del Reino de Italia, bajo el régimen de Benito Mussolini durante el reinado de Vittorio Emmanuele III) que siguió sin tregua a los Grossi en Argentina, Europa (incluida España) desde su fundación, en 1927, y hasta su disolución, en 1943, marcando a fuego a la única familia extranjera (italiana) que, al completo, luchó voluntariamente en/desde Barcelona (y, que se sepa, en España) desde los inicios de la Revolución hasta el final de la Guerra.

->Sábado 9 de noviembre (19h.)

Coloquio "La industria cinematográfica en la II República y en la Revolución española".
Ponente: Rafa Toba (Militante de Unión Anarcosindicalista de Coruña)

La proclamación de la II República el 14 de abril de 1931, trajo algunos cambios en la sociedad española. Uno de los catalizadores de estos cambios vino desde la cultura de masas, con un aumento de los espectáculos públicos y en especial, con las producciones y exhibiciones cinematográficas. La llegada del cine sonoro aumentó las producciones y facilitó la creación de una industria con miles de trabajadores. La mayoría de estos trabajadores estaban afiliados en el SUEP (Sindicato Único de Espectáculos Públicos) de la CNT.

Las consecuencias históricas de esta presencia anarcosindicalista en la industria de espectáculo, en la España anterior al golpe fascista de 1936, son un hecho único a nivel mundial. La posterior Revolución española del 19 de julio será filmada por los propios revolucionarios, demostrando al mundo la eficacia y la capacidad constructiva de los trabajadores cuando son ellos quienes controlan la industria.

Un análisis de este periodo será el objeto de esta charla, repasando las principales producciones, directores y guionistas, así como el funcionamiento interno de la industria del cine revolucionario. La charla estará dividida en cuatro partes de unos 20 minutos cada una. Y de forma cronológica:

II Republica, “La edad de oro” del cine español. (1931 a 1936) Revolución, Contrarrevolución e intervención soviética. (1936 a 1937) Cine de guerra y propaganda, “La otra guerra”. (1937 a 1939) Epílogo. (1939 a 1945)

Más información en: https://otono.cntmadrid.org/ 

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fP67

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal