lahaine.org

compartir

                        

Dirección corta: https://lahaine.org/fL2S

Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf
  tamaño texto
Enviar por e-mail  enviar        Versión para imprimir  imprimir

traductor

01/08/2018 :: Països Catalans

Tancada Antigua Massana: Apoyo a la lucha del Taxi

x Organizaciones de Migrantes y Refugiadas

La huelga del Taxi es una lucha justa


Estos días las principales capitales del Estado Español están colapsadas por la huelga de taxistas. Son los días en los que la gran afluencia de turistas significaba una importante recaudación para el taxi; sin embargo, prefieren ir a la huelga porque ven claramente su trabajo en peligro.


Y tienen razón. . Las grandes multinacionales Uber y Cabify quieren hacer desaparecer un servicio de transporte público como es el taxi por un alquiler privado de coches con conductor, convirtiendo en beneficios propios el dinero que hoy sirve de sustento a pequeños propietarios y asalariados. Quieren hacer pasar a la historia poder coger un taxi en la calle en una urgencia y encarecer el transporte adaptado. En este conflicto los trabajadores de Cabify y Uber sufren las consecuencias sin ser culpables de la actuación de las empresas en las que trabajan.


No es el único caso. El capitalismo pretende convertir en negocio privado todos los servicios públicos y para ello cuenta con el apoyo de todas las Administraciones. Los Ayuntamientos privatizan la gestión del Servicio de Atención Domiciliaria y la de los Centros Cívicos.
La Generalitat privatiza los Centros de Día y las Residencias para mayores o personas con discapacidad, al tiempo que subvenciona a la escuela privada. Y el Estado central mima los fondos privados de pensiones mientras precariza las pensiones públicas. Así el Estado permite que una licencia de Taxi alcance los 140.000€ y una de VTC 48


Es el mismo comportamiento que tiene con la inmigración. Permite la explotación por parte de patrones privados de miles de trabajadores y trabajadoras sin papeles en la economía sumergida, mantiene a las trabajadoras del hogar y del cuidado (mayoritariamente inmigrantes) en un régimen discriminatorio ahora hasta el 2023. Es el capitalismo depredador el que está acabando con el estado del bienestar y además criminalizando a los y las inmigrantes acusándoles de ello.


Dicen que el gobierno ha cedido a la presión de los taxistas, pero estos no se fían. Y hacen bien en no confiar en un gobierno cuya política solo se diferencia de la del PP en gestos y posturas para la galería. ¿Por qué han de esperar a setiembre para cambiar la regulación del transporte urbano?. No será que esperan a que la huelga afloje. Los inmigrantes ya hemos pasado por esas fases. Estos mismos días desde el encierro migrante, hemos sufrido la anulación de nuestra negociación con la Delegación del Gobierno y la postergación sine die de las reuniones previstas.


Los taxistas defienden un modelo con un precio regulado, con subvención de los ayuntamientos para la movilidad reducida, un modelo que está dando trabajo a gente migrada. Su lucha es conjunta de trabajadores migrantes y autóctonos, con sus propias organizaciones, codo con codo; aunque como tantas otras veces, los trabajadores migrantes sufren discriminación en cuanto a los requisitos para poder acceder a la profesión (niveles de conocimientos de idioma superiores al resto).

La lucha del Taxi es también la nuestra, es la lucha por los derechos de los y las trabajadoras contra la sobre explotación. Si gana el taxi ganamos todas.

compartir

                        

Dirección corta: https://lahaine.org/fL2S

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal