lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dC9A

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

04/02/2012 :: Uruguay

Desobediencia civil un llamado desde el fondo de la historia

x Semanario Alternativas
Crónicas de Luna

El Estado, pues, nunca confronta a conciencia la razón de una persona, intelectual o moralmente, sino sólo su cuerpo, sus sentidos. No está equipado con un ingenio superior o una honestidad superior, sino con fuerza superior. Yo no nací para ser forzado. Respiro a mi manera. Ya veremos quien es el más fuerte. ¿Qué fuerza tiene una multitud? Sólo me pueden forzar los que obedecen una ley más alta que yo. Quieren forzarme a que me vuelva como ellos. No escucho a quienes han sido forzados por las masas a vivir así o asá. ¿Qué vida es ésa? Cuando un gobierno me dice, “la bolsa o la vida”, por qué tengo que correr a darle mi plata? Pueden estar en apuros y no saber qué hacer: lo siento mucho. Ellos verán qué hacen. Que hagan como yo. No vale la pena lloriquear por eso. Yo no soy responsable de que la maquinaria de la sociedad funcione. No soy hijo del ingeniero. Sólo veo que cuando una bellota y una castaña caen juntas, la una no se queda inerte para hacerle campo a la otra, ambas obedecen sus propias leyes y germinan y crecen y florecen lo mejor que pueden, hasta que una, quizás, eclipsa y destruye a la otra. Si una planta no puede vivir de acuerdo a la naturaleza, se muere; lo mismo el hombre. Henry Thoreau. (1 - voir lazo en fin de articulo)

Muchos son los temas que se agolpan en este verano y que nos concierne a todos en tanto que sociedad y justamente los políticos mantienen una acelerada agenda, cuestión de allanar lo más rápidamente el camino a fin de alejar toda amenaza de respuestas por parte de los sectores concientes de nuestra sociedad.

Entre estos temas vamos a reseñar dos que nos parecen los más prioritarios entre otras cosas por sus consecuencias directas en nuestras vidas.

La educación es uno de ellos.

Primero es lo primero, acuerdos entre gobierno y oposición partidaria; una vez alcanzado este acuerdo negociación con la cúpula sindical. ¡Ahí estamos ¡

¿Y los directamente concernidos? Bueno sobre ellos-(nosotros), es que se aplicarán las medidas adoptadas, las reformas pactadas y el que no obedezca solo recibirá represión, es decir exclusión.

Resultan curiosas las declaraciones del Presidente Mujica, al afirmar que “nadie es dueño del país” ¿Cómo? ¿Acaso no son los grandes propietarios y las transnacionales que mandan? ¿Acaso los planes de reformas educativas en los distintos países no están dictados por las leyes del mercado? A fin que la enseñanza esté al servicio mercantil de las empresas. Más adelante en su discurso dice que hay que acercar las posiciones y lograr una ¿armonía? ¿Una armonía en un mundo desarmónico creado por la sociedad mercantilista? Pero……. ¿Será que por causa de llevar anteojos de sol en ciertas ocasiones, le impiden ver con claridad las cosas al Presidente Mujica?

Nosotros acá solamente nos vamos a limitar a referenciar las últimas decisiones del Congreso de la _Educación Julio Castro, como forma de recordar y actualizar todo lo ya recorrido como camino por parte de quienes tienen entre sus manos la formación de los jóvenes en nuestro país.

Pero como no creemos en la buena fe de ningún gobernante ni de ningún estado y además vemos, constatamos, la celeridad con que se adoptan las medidas; pensamos que solo resta en pensar, imaginar y crear las vías de acceso de una resistencia popular que mucho tendrá que ver con una cierta forma de desobediencia civil.

Tema Tierra

Más arriba de esta nota señalamos el tema tierra como otro de los temas cruciales en nuestra realidad actual.

Hoy todavía comemos, pero ya comemos mal, hoy todavía tenemos agua pero en algunos lugares escasea, hoy todavía hay pequeños productores que resisten a la expulsión de sus tierras y trabajadores rurales que ocupan tierras para poder alimentar a sus familias. Hoy todavía es tiempo de actuar, frente al despojo, que sí o sí terminará teniendo consecuencias graves en cuanto compromete nuestra soberanía alimentaria, nuestra salud y nuestra dignidad.

Las tierras uruguayas pertenecen a los grandes capitales extractivitas y sojeros; hoy pequeños productores rurales están siendo expulsados de sus tierras por testaferros al servicio de las mineras. ¿A esto se le llama país productivo, a esto se le llama progreso?

La tierra para quien la acapara parece ser la nueva consigna.

Pero más allá de hechos puntuales como esos, lo que importa al país es una definición política acerca del futuro del agro uruguayo. Lo que hoy tenemos es una política de hecho, no explicitada claramente en algún documento oficial, que privilegia al capital por sobre lo social y lo ambiental.

Los resultados de esa política están a la vista:

1) Concentración de la tierra
2) Extranjerización de la tierra
3) Expulsión de la población rural
4) Degradación ambiental

La “reforma agraria” es por supuesto un concepto que requiere ser puesto al día a la luz de las actuales realidades, que incluyen temas que no preocupaban a sus impulsores de ayer, pero que son hoy componentes esenciales para el futuro agropecuario. Si bien la distribución de la tierra es el punto de partida, lo que se busca es un mejoramiento sustancial de la calidad de vida de la población rural y la producción de alimentos sanos y diversos que aseguren la seguridad y soberanía alimentaria del país. Ello implica un cambio total del actual modelo, incluyendo la sustitución de los actuales monocultivos industriales por una producción animal y vegetal altamente diversificada; la sustitución de los agrotóxicos por sistemas agroecológicos para el control de plagas; el uso de abonos orgánicos en vez de fertilizantes químicos; la eliminación de los cultivos transgenicos por cultivos naturales adaptados a los distintos ambientes del país; la generación de miles de puestos de trabajo de calidad, que reviertan la migración rural. Poco o nada de todo esto parece estar en el pensamiento del directorio de Colonización, a estar por las recientes declaraciones de su director (1). http://www.rapaluruguay.org/organicos/articulos/Reforma_agraria_en_Uruguay%20_

Increible_amnesia_de_la_izquierda.htm

En otros tiempos cuando la izquierda tenía principios y era digna de ese nombre la tierra era un punto fundamental de su plataforma y estaba planteada en los términos de Reforma Agraria y expropiación al latifundio. Esto sigue vigente solo que ya no está más en el debate público. Hacer visible este tema e instalar un debate en nuestra sociedad acerca de las consecuencias sobre nuestras vidas que tiene la actual política entreguista del gobierno es algo que deberíamos asumir sin más dilatorias.

La tierra no se vende es un bien común de todos, preservarla es nuestro derecho; nuestras vidas dependen de ella.

Luna 01 02 2012

1) ( http://thoreau.eserver.org/spanishcivil.html)

http://www.nodo50.org/moc-carabanchel/documentos/cambiar_marea/cambiar_marea.htm

http://www.utu.edu.uy/webnew/modulos/utu/ATD/ATD_ABRIL_30_2008/2_

Congreso_Julio_Castro.pdf

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dC9A

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal