lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/zD7

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

31/01/2019 :: Colombia, Colombia

ELN: "Más tarde o más temprano debemos volver a las conversaciones a buscar la paz con cambios"

x Insurgencia Urbana
Entrevista con el Comandante Antonio Garcia

Después de realizada la operación militar sobre la Escuela de Cadetes General Santander el pasado 17 de enero de 2019, el gobierno nacional toma la decisión de romper la mesa de diálogos entre el gobierno y el ELN, e incumplir los protocolos de ruptura pactados entre las partes y acompañado por los países garantes. No es la primera vez que el gobierno pretende desconocer lo acordado y presionar a la comunidad internacional para que respalden sus políticas guerreristas.

Interesados por conocer las posturas del Comandante Antonio García al respecto de la situación política actual, el equipo de comunicaciones del FGUN realiza un encuentro corto con el Comandante para llevar a cabo esta entrevista.

1. Insurgencia Urbana: Cómo recibe el ELN la ruptura de los diálogos de paz llevada a cabo por el Gobierno de Iván Duque?

Comandante Antonio García: No sabría cómo responder esta pregunta, pues según el gobierno no rompe ningunos diálogos, ellos dicen que el gobierno de Duque nunca los abrió formalmente. Hay una confusión en el gobierno con lo que implica los instrumentos de una solución política; por ejemplo, cuando Juan Manuel Santos quería iniciar los diálogos con el ELN en 2012, envió una delegación a conversar de manera confidencial y ahí colocó unas condiciones. En este caso pudo hacerse lo mismo. Pero Duque se inclinó por el micrófono, se confundió, pues ya él no era candidato de campaña, sino el Presidente, y no se trataba de inclinar la opinión de unos votantes, sino de gobernar, de ejecutar políticas de Estado. Por eso, ¿qué puedo responder yo? que en materia de paz Duque estaba equivocado desde antes de empezar a gobernar. No se sabe si no quería dialogar o quería dialogar de otra manera, y en eso un gobernante debe ser claro.

2. De qué tratan y cuál es la importancia de los protocolos de ruptura de los diálogos firmados por el gobierno y el ELN en 2014?

Cuando estábamos construyendo la Agenda discutimos los riesgos sobre una ruptura, sobre todo antes de llegar a acuerdos sustanciales, donde la Guerrilla sigue siendo un sujeto político ilegal, que no acata ninguna juridicidad del Estado colombiano, esa es la realidad. Yo les coloqué los ejemplos de lo que aconteció con los Vascos en Argelia y luego en República Dominicana, que el Estado Español negoció con dichos gobiernos y no dejó regresar a los Etarras. Un protocolo de ruptura es un seguro técnico. Al no haber acuerdos, a la guerrilla se le debe garantizar un retorno de manera segura así como salió a dialogar; es un pacto de caballeros, unas reglas para garantizar el retorno de la delegación. Es necesario tener en cuenta que no hay ninguna cláusula en el acuerdo de agenda que diga que existe un acuerdo inicial donde establezca que “de entrada la guerrilla deja de ser guerrilla para negociar”, que es la gran confusión que tiene este gobierno y se maneja en la matriz mediática. Es interesante el tema, pues incluso en Caracol Radio hay diferencias; por ejemplo, Darío Arizmendi es defensor de esa matriz mediática; en cambio, Diana Calderón en Hora 20 ha manejado con mucho profesionalismo este asunto.

De otro lado, lo acontecido ha modificado posibles escenarios a futuro, ¿qué hubiese pasado si la mesa hubiese estado en Colombia? Casi que nadie querrá negociar en tierra colombiana, y a lo mejor ni en el exterior. También se está invalidando a cualquier gobierno que quiera oficiar de Garante. Es un mal ejemplo para otros gobiernos.

3. Entre los argumentos del gobierno para romper las negociaciones están las consideraciones de que la paz no es una política del gobierno actual y no está obligado por una política pública de paz anterior y que el Consejo de Seguridad de la ONU reconoce la operación militar en la Escuela de Cadetes en Bogotá como un acto terrorista, y en consecuencia hay que sancionar los responsables. Cómo entender los cambios de los gobiernos de turno en relación con la construcción de la paz en Colombia?

Todo acuerdo que firma un gobierno donde esté presente otro gobierno, oficiando como facilitador, testigo o Garante, tiene carácter de Estado, pues ningún delegado de país alguno asiste a estos eventos como persona, sino que asisten como delegados de Estado, por lo general son embajadores o personas en funciones diplomáticas.

Lo que diga el Consejo de Seguridad de ONU, de si es no una acción terrorista habría que mirar cómo ellos han catalogado otras acciones militares en el mundo, cada cosa se mira desde el ángulo de los intereses. Ya sobre el carácter de la acción es un asunto pendiente a discutir, a analizar.
Para eso debemos revisar si es o no una Academia Militar, hay que mirar el pensum, lo que estudian y las prácticas que realizan, los rangos que reciben desde que ingresan los futuros oficiales.

Desde otro ángulo, si estamos negociando es porque hay reconocimiento de la existencia de un conflicto armado, y por tanto nosotros somos la contraparte del Estado y también tenemos instalaciones y en algunas de ellas también impartimos formación a varios niveles, desde que inician los combatientes hasta niveles superiores. Por eso no es extraño decir que podemos llegar a establecer acuerdos para respetarnos mutuamente algunas instalaciones. Lo que no está bien es que una parte pueda atacar lo que considere y la otra tenga restricciones, eso sería una pelea de tigre contra burro amarrado.

4. Cómo considera pueden afectar las medidas equivocadas del gobierno Duque con la mesa de diálogos, el proceso de paz en Colombia?

De no continuar las conversaciones quedaría seriamente afectada la credibilidad del gobierno, pues no se introdujo con sabiduría en darle continuidad a la mesa que se traía con el anterior gobierno. Quiso diferenciarse tanto de Santos que terminó no haciendo nada en estos 6 meses de gobierno que lleva, a lo mejor no tenía una política clara, se notó que estaba improvisando y el mismo Comisionado se inhabilitó ya que no tenía claros sus roles; por ejemplo, qué hace un Comisionado que considera que la legalidad está por encima de la solución de un conflicto, cuando el conflicto no se ha negociado? Es lógico que piense que la guerrilla debe someterse a dicha legalidad, y por ese camino de entrada niega cualquier negociación, pues considera que debe haber sometimiento.

5. Cuáles son las perspectivas del proceso de paz en Colombia? tendrá el pueblo que esperar un nuevo gobierno para discutir abiertamente y construir alternativas políticas en torno a la paz?

La historia se manifiesta como tragedia y como comedia. Luego de la ruptura de los diálogos en Tlaxcala, México, en 1992 con el gobierno de Gaviria, seguimos intentando por medio de facilitadores. Luego en el gobierno de Samper, fue nombrado Comisionado de paz el actual Canciller, Carlos Holmes Trujillo, cuando eso fungía como demócrata y hasta recuerdo hablamos por radio de comunicaciones tratando de reanudar los diálogos y le recibimos dos emisarios que envió el gobierno. Con el gobierno de Samper no pasamos de intentos.

Luego, Andrés Pastrana siendo presidente se niega a firmar el acuerdo en 2000 en la Habana, y los diálogos no prosperaron por la falta de seriedad del gobierno. En 2002 el entrante presidente Uribe también envió emisarios a Cuba para reanudar conversaciones y se instalaron en diciembre de 2005, anduvimos un trecho y luego el gobierno rompió el proceso en diciembre de 2007, cuando desconoció el papel del Presidente Chávez y de Venezuela.

En agosto de 2012 el presidente Santos envió emisarios para explorar unos posibles diálogos con el ELN y se abrió un proceso que dio como resultado una agenda y otros logros. Al llegar el nuevo gobierno amenaza con una evaluación que nadie conoció, no hubo empalme entre gobiernos y más que prestarse a conocer los desarrollos se precipitó por la vía del micrófono a colocar condiciones al ELN, tratando que una guerrilla antes de sentarse a dialogar, renuncie a ser una guerrilla rebelde.

Esta es la historia y, por tanto, más tarde o más temprano debemos volver a las conversaciones para buscar la paz con cambios para la gente y bien del país. La guerra eterna no es un objetivo para ninguna sociedad. La fuga debe ser hacia adelante y no hacia atrás como se está haciendo.

www.insurgenciaurbana-eln.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/zD7

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal