lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dF5N

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

17/03/2018 :: Mundo, Asia, EE.UU.

Fin de la hegemonía de EEUU, nuevo equilibrio militar con Rusia y China

x Alfredo Jalife-Rahme
Las consecuencias geoestratégicas del espectacular punto de inflexión que reajusta el equilibrio nuclear entre las superpotencias atómicas

Antes del trascendental e histórico discurso del zar Vlady Putin sobre el Estado de la Unión ante el Parlamento ruso, Global Firepower Report había clasificado que EEUU/Rusia/China eran las más poderosas fuerzas militares del planeta, lo cual no era nada creíble ya que a nivel de fuerzas convencionales, Rusia supera de lejos a EEUU y en el rubro de armas nucleares Rusia posee incluso un mayor número de ojivas atómicas.

Después del asombroso anuncio del zar Vlady Putin –si es que no se trata de un bluff como alega el New York Times, controlado por el comglomerado financiero de George Soros que abomina tanto a Putin como a Trump–, Rusia dejó tirado a EEUU en la carrera armamentista que desató mediante la colocación de un asfixiante cerco de misiles antibalísticos de "defensa" (THAAD, por sus siglas en inglés) en las fronteras de Rusia y hasta la misma China.

Antes expuse la exhibición de la nueva musculatura militar de Rusia y su nueva panoplia de armas de alta tecnología donde destacan misiles hipersónicos que parecen ser invencibles –que el mismo EEUU no posee– y son capaces de horadar cualquier tipo de defensa de EEUU en cualquier rincón del planeta.

Ahora me abocaré en las consecuencias geoestratégicas del espectacular game changer (punto de inflexión) que reajusta el equilibrio nuclear entre las dos superpotencias atómicas (EEUU/Rusia) y China, la superpotencia geoeconómica, considerando que no se trata de un vulgar bluff al estilo de Trump, sino de una advertencia de Putin al complejo militar de EEUU a quienes conminó a escuchar, cuando pusieron oídos sordos a su primera alerta en la Conferencia de Seguridad de Múnich de 2007.

Es probable que hace ya una década, Putin sabía del avance de su I&D (Investigación y Desarrollo). Bastaba seguir la seriedad del proyecto con los temerarios tuits de Dmitri Rogozin: viceprimer ministro, vicejefe de la Comisión Militar Industrial y “enviado especial (sic)” del presidente. ¡Los tuits de Rogozin vencen a los de Trump!

Seraphin Hanisch, colaborador del portal británico The Duran, deduce que ahora los militares de EEUU tienen que alcanzar a Rusia, que anunció la operabilidad de sus sistemas de armas hipersónicas, el mismo que los funcionarios del Pentágono aseveran que tal programa se encuentra en la fase de investigación, además de estar subfinanciados.

Vale la pena exhibir los infogramas de las nuevas armas hipersónicas, explicadas por Vladimir Korolyov, comandante en jefe de la Armada rusa (abajo, en inglés).

Seraphin Hanisch afirma que después de las impactantes reverberaciones del anuncio hipersónico de Putin, Rusia, China y EEUU (nótese el orden) han regresado al equilibrio del poder cuando Putin aboga la restauración de la paridad geoestratégica y del equilibrio militar de poder como clave para preservar la paz. ¡Vaya jugada de ajedrez!

Seraphin Hanisch juzga que desde hace mucho Putin ha criticado los movimientos de EEUU para establecer lo que equivale a una hegemonía, mientras Rusia se ha reconstituido como superpotencia.
Arguye que Putin insiste que el objetivo de Rusia no es conquistar y menos atacar a quien sea y que ha expresado la esperanza que EEUU regrese a la mesa de negociaciones para encontrar una solución que proteja a todo el mundo del horror de tal conflicto nuclear. Eso es lo razonable.

Mientras EEUU anda inmersa en el espantapájaros del Rusiagate, en sus múltiples balaceras estudiantiles y en los Óscares, el analista británico Alexander Mercouris, editor del portal The Duran, sopesa las repercusiones del discurso hipersónico de Putin.

Según Alexander Mercouris, “El as en el paquete ruso es su alianza militar con China además de las relaciones amigables de Rusia con India”. Especifica que con China, Rusia tiene una “integral asociación estratégica (léase: “alianza de facto”), mientras que con India, Rusia mantiene una especial relación estratégica privilegiada.

Alexander Mercouris se pregunta si la edificación naval china en el océano Pacífico, en complementariedad con la construcción de las armas estratégicas rusas y sus fuerzas terrestres en Europa, persuadirán a EEUU a modificar su conducta, ante lo cual expone su escepticismo.

Para Alexander Mercouris, la Revisión de la Postura Nuclear del Pentágono busca perpetuar el dominio de EEUU cuando el Pentágono admite que concluyó el momento unipolar de EEUU. Hoy EEUU busca desprender a Rusia de China mediante presiones incrementadas, en particular, las asfixiantes sanciones económicas y el desplome del precio del crudo.

Alexander Mercouris juzga que ha regresado la competencia de las grandes potencias y con ello, el concepto de equilibrio de poder. Considera que de nuevo “estaremos hablando de esferas de influencia. Alega que el teatro de batalla en el océano Pacífico, donde colisionan EEUU y China, hoy exacerbado por las amenazas de guerra comercial de Trump, desnudará la alianza de Rusia y China que saldrá de las penumbras. Esta frase es seminal cuando el oficial Periódico del Ejército de EEUU concede a Rusia su victoria en Siria. ¡Uf!

El comentarista iraní Mostafa Azerian –jefe del Centro de Investigación Estratégica sobre Rusia– declaró a Sputnik que Rusia demostró al mundo entero que el periodo del mundo unipolar y de la hegemonía de EEUU concluyeron. Juzgó que EEUU se ha anclado en una mentalidad de guerra fría cuando al haber aprobado su nueva doctrina nuclear, EEUU demostró una vez más su abordaje unilateral, que socava la estabilidad estratégica y la seguridad de un buen número de países. Mostafa Azerian comentó que hoy las medidas tomadas por Rusia, para contrarrestar el unilateralismo del Pentágono, buscan conservar la seguridad internacional, en clara alusión al nuevo equilibrio tripolar de Rusia/China/EEUU.

En Turquía, miembro de la OTAN con una base de EEUU en Incirlik, el experto militar turco Beyazit Karatas juzga que, sin contar las nuevas armas tecnológicas hipersónicas de Rusia, el país otomano se puede retirar de la OTAN en forma tranquila para que Ankara obtenga garantías de parte de Rusia con el fin de contrarrestar las amenazas a su seguridad.

En la semana del anuncio hipersónico de Putin, Alexander Sherin, vicepresidente del Comité de Defensa de la Cámara Baja, sentenció que la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (CSTO, por sus siglas en inglés) –que incluye a Siria, Irán, Norcorea, China y Turquía– son hoy más que nunca socios de Rusia que está lista para apoyarlos en caso de un posible ataque nuclear.

Conforme se enteren de los alcances del game changer hipersónico de Putin, los países relevantes del planeta irán ajustando en consecuencia sus nuevas alianzas. ¡Asistimos a una recomposición global a gran escala!

Blog Bajo la lupa. Extractado por La Haine

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dF5N

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal