lahaine.org

compartir

                              

Dirección corta: http://lahaine.org/uZ3

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

29/12/2017 :: Mundo, Mundo

Perú: El indulto a Fujimori

x César Zelada
PPK superó a las justas la moción de vacancia de su gobierno ( 79 a favor, 19 en contra y 21 abstenciones)

Nadie de la Academia vislumbró este desenlace, pero ahora PPK debe estar arrepintiéndose de seguir en Palacio (al menos que haya sopesado que su renuncia o vacancia era peor teniendo en cuenta los nuevos destapes que pueden venir del affaire Odebrecht).

Y es que ya se hizo obvio que hubo un pacto de impunidad con Kenyi Fujimori para lograr la libertad de su padre preso, a cambio de 10 votos que impidieron la caída de su administración, lo que ha generado movilizaciones ciudadanas en medio de las fiestas de fin de año, la renuncia a su bancada de tres connotados congresistas (Vicente Zevallos, Alberto De Belaunde y Gino Costa), la de algunos ministros como el de Cultura (Salvador del Solar), el consejero presidencial (Máximo San Román), Hugo Coya a la jefatura de IRTP (Televisión peruana), y funcionarios de alto nivel como Roger Rodríguez, titular de Derechos Humanos, Juan Carlos Cortés Carcelén, presidente ejecutivo del Consejo Directivo de la Autoridad Nacional del Servicio Civil (SERVIR), entre otros (y vendrán varios más).

PPK pierde más credibilidad

“… ¿Qué porvenir espera a un presidente que regala a sus conciudadanos la peor Navidad de su vida? La pregunta es pertinente para juzgar el futuro de Pedro Pablo Kuczynski luego de la traición a sus electores…PPK otorgó el indulto a un condenado por asesinato, calificado como delito de lesa humanidad en la misma sentencia, corrupción, robo, interceptación telefónica, compra de parlamentarios y de la línea editorial de periódicos y canales de TV para reelegirse. Al indulto, PPK añadió una gracia presidencial, que es una especie de indulto por adelantado, que perdona un delito de Fujimori, que es materia de un juicio en curso, por el asesinato de los campesinos de Pativilca por el grupo Colina…”, redactó el analista Nelson Manrique (La negra navidad de PPK, La República, 26/12/17).

Y en efecto, con este indulto express, PPK no solo pierde a los aliados que evitaron su vacancia (como Nuevo Perú, APP, AP y dos congresistas del APRA), sino a los organismos supranacionales de justicia y dd.hh. PPK pasará a la historia como uno de los presidentes que más polarizó al país por dar un indulto político a uno de los dictadores más siniestros de la historia contemporánea.

Un indulto cuestionado legalmente

Lo curioso es que la elaboración del vídeo con el paisaje de fondo donde PPK le da el indulto a Fujimori pareciera expresar los nervios de inseguridad del momento que pasaba el presidente (https://peru21.pe/politica/indulto-fujimori-ppk-dara-mensaje-nacion-noche-389616).

A esto cuestión hay que agregar que el indulto humanitario requiere de ciertas condiciones como la de estar sufriendo una enfermedad terminal o que la cárcel ponga en peligro la vida del reo. Pero este no es el caso de Fujimori, quien bien suelto de huesos salió en un vídeo “pidiendo perdón por defraudar a algunos compatriotas” (http://larepublica.pe/politica/1162570-alberto-fujimori-publica-video-tras-recibir-el-indulto-de-ppk-video).

“En todo proceso social hacia la reconciliación, el reconocimiento de las víctimas y sus familiares es un elemento central. No poner la situación de las víctimas al centro de estas decisiones desvirtúa el camino avanzado por el Estado peruano en materia de verdad, justicia, memoria y reparación”, subrayó Amerigo Incalcaterra, Alto Comisionado de la ACNUDH (diario La República, 26/12/17).

Pero PPK no convocó a las víctimas para explicar el tema del indulto. Solo atinó a invocarlos a la reconciliación una vez consumado los hechos, lo cual ha generado más confrontación social, avivando la polarización peligrosamente entre dos bandos antagónicos: Los fujimoristas y los antifujimoristas.

Por esto, el juez San Martín (que sentenció a 25 años de cárcel a Fujimori), declaró que, “… ¿Es revocable el indulto a nivel internacional?] Ah, por supuesto que sí. Y hay varios ejemplos en los que la Corte Interamericana ha cuestionado no indultos, pero [sí] decisiones del propio Poder Judicial…”, (diario El Comercio, 26/12/17).

Y sobre el caso judicial pendiente de la matanza en Pativilca, en el artículo 118 de la constitución, inciso 21, según los juristas, se señala expresamente que el presidente de la República puede ejercer el derecho de gracia en beneficio de procesados cuando la etapa de instrucción haya excedido el doble de su plazo más su ampliatoria. Juristas como César Azabache señalan que deben pasar al menos 24 meses, contabilizados desde que Chile amplió el pedido de extradición.

¿Saldrán más “anticuchos” de PPK?

"¡No puedo creer! ¿Qué has hecho? ¡Lo peor de lo que uno se podía imaginar! Tendrás que pagar por esto y por todo lo que hiciste. Y ni siquiera sabes lo que significa pelear en la calle por recuperar la democracia. No estuviste (en el Perú) ... ¡estabas haciendo plata en los EE.UU. para variar!", escribió la ex primera dama Eliane Karp (diario Perú 21, 26/12/17), quien tiene a su esposo Toledo perseguido por la justicia.

Anteriormente, Karp, amenazó a PPK dando a entender que ella tenía información sobre otros casos de corrupción. Y teniendo en cuenta que el presidente siempre se movió en arenas movedizas donde el lobby y los negociazos de high level siempre fueron un lugar común, no sería novedad que salgan nuevas denuncias de corrupción contra él.

Algunos políticos como el aprista Mauricio Mulder o analistas como Fernando Rospigliosi ya han deslizado esta posibilidad dejando entrever que va a ser difícil que PPK pueda revertir su crisis y terminar su mandato el 2021.

A merced del acuerdo en las alturas con el apro-fujimorismo

Por otro lado, uno de los ex defensores de PPK, Álvarez Rodrich, lamenta la traición del presidente con estas palabras, “… Uno es que solo haya logrado postergar un poco el final de su presidencia pues esta será liquidada de todas maneras, en breve, por el fujiaprismo con el apoyo de las dos izquierdas. El otro es que su presidencia sobreviva gracias a la posibilidad de un acuerdo entre las dos alas del fujimorismo que implique una posición más ‘suave’ sobre PPK y que dure todo lo que viva ese pacto…”, (El extraño oportunismo del señor PPK, diario La República, 26/12/17).

Y en efecto, ahora a PPK, solo le queda la alianza con el apro-fujimorismo y éste va hacer con el presidente lo que se le venga en gana. Es decir, que lo va utilizar hasta cuando crea que le sirve, para enfrentar la arremetida del movimiento antifujimorista (que no solo tiene la calle –donde puede ser enfrentado por el fujimorismo- sino porque tiene una red de contactos políticos, periodísticos y académicos importantes a nivel nacional-internacional), y tener el apoyo de EEUU. Esto implica que las denuncias de corrupción contra Alán García, Keiko, Kenyi y cía. Quedarían en nada (si es que claro tienen el visto bueno de Washington). Pero cuando el fujimorismo vea que PPK ya no le sirve y al contrario lo desgasta políticamente, Keiko va a tener que sumarse al coro de la vacancia ya que tiene ambiciones presidenciales.

Es más, un fujimorismo aun con sus contradicciones (por el tema del liderazgo y cambios en la línea de mando que va exigir el victorioso Kenyi mientras que Keiko va a querer que Ana Herz y Pier Figari sigan en su primer anillo), pero unificado (que es lo que va imponer el dictador libre con su autoridad política y moral como papá y ex presidente), puede replantear su estrategia política para ampliar el acuerdo con PPK en el sentido de aprobar el plan de ajuste neoliberal a los trabajadores en el Congreso, de mayor copamiento del Estado (además de la SUNAT, BCR, Educación, Salud, que ya tienen, exigirían Justicia, Mujer, Minería, Transporte, etc.), y fundamentalmente seguridad e inteligencia del Estado como acaba de suceder con el nuevo Ministro del Interior Vicente Romero (https://diariocorreo.pe/politica/ministro-interior-vicente-romero-calendarios-alberto-fujimori-keiko-fujimori-ppk-794069/), de no superar la crisis, pues, el adelanto de elecciones (con los vices Vizcarra y Araoz “quemados” políticamente, al menos que renuncien), en caso la cabeza del presidente sea pedida por la calle o la justicia.

De esta forma, el apro-fujimorismo en el poder, le devolvería el favor a PPK, “lavándole de cara”. Estamos asistiendo a una especie de mimetización de PPK con el apro-fujimorismo.

Algunos escritores que se reclaman del campo popular, pero que no han leído o no quieren comprender el libro “El rol del individuo en la historia”, creen que el fujimorismo puso orden y aplicó las reformas neoliberales que modernizaron el país, cuando fue todo lo contrario. Estos Señores o Señoras si hubieran existido en Alemania o Italia hubieran aplaudido a Hitler o Mussolini, respectivamente.

“Ni reir ni llorar, comprender”, decía el filósofo Spinoza. Y en verdad, si uno les pregunta a estas personas de cómo es posible que en pleno siglo XXI haya 948 mil niños con anemia, pues, miran para otro lado. A esto hay que sumar que si hoy nuestro país tiene solo un 30% de PEA y la mayoría popular son comerciantes o “Pymes” es por las reformas neoliberales de los 90s (Leer: El ABC de la crisis política peruana, http://www.losandes.com.pe/Politica/20141102/83821.html).

Hace diez años atrás escribimos una nota que decía, “… En este marco político, la extradición de Fujimori al Perú, se convierte en un dolor de cabeza para la administración García. Fujimori es una papa caliente. En vez de traer estabilidad social, traerá más inestabilidad al debilitado régimen político burgués…”, (Perspectivas para Fujimori, 24/09/2007, https://www.aporrea.org/internacionales/a41579.html).

Y el indulto lo que le va a traer a PPK es más dolores de cabeza y volatilidad.

Al final, la alianza PPK-Apro-Fujimorista es políticamente natural porque todos son defensores del modelo neoliberal de saqueo de nuestros recursos naturales y privatizaciones, que, con la constitución del 93, nos costó más de $6 000 000 000 de robo por parte de la familia Fujimori.

MOVADEF y la reconciliación nacional: Disparando al aire

Pero para avanzar en este acuerdo en las alturas el PPK-Apro-fujimorismo va a necesitar del “cucu” del terrorismo. Ya lo dijo el ex ministro Daniel Urresti en una reciente entrevista dejando entrever que la familia Humala-Heredia también quiere ser parte del pacto de impunidad. Y para esto van a necesitar revivir la “infiltración terrorista” del MOVADEF.

Por esta razón, las declaraciones del líder del MOVADEF, Alfredo Crespo, buscando la libertad de sus presos políticos, en busca de la reconciliación nacional, son como un disparo al aire. Y es que, a diferencia del fujimorismo, que legitimó un discurso político desde la victoria del poder (por atentados antipopulares como el de Tarata, etc.), los ex senderistas, no han podido hacerlo, por un lado, porque fueron derrotados militar y políticamente, y por otro, porque la semiinsurrección popular expresada en la Marcha de los 4 Suyos, fue más explosiva que en Chile o España, no permitiendo un pacto de impunidad o reconciliación en las alturas. La Comisión de la Verdad, que dirigió Vargas Llosa, tuvo como fin la misma reconciliación, pero fracasó por las razones anteriores.

Perspectivas para PPK

En este contexto, la crisis política no se cierra, sino que pasa a otro nivel. Así las cosas, va a ser difícil que PPK consiga nuevos ministros decentes o demócratas liberales. Incluso el carrerista Jorge Del Castillo desistiría a una cartera en el nuevo gabinete. Por tanto, probablemente, recurrirá a algunos oportunistas como Antero Flores Araoz (tal vez del nacionalismo si hubiera pacto), la vieja guardia fujimorista (Reggiardo), amigos tecnócrataso más filofujimoristas como analizamos líneas arriba.

Nos dirigimos hacia explosiones sociales y declaratorias de guerra contra PPK declarándolo persona non grata en varias regiones del Perú hasta el punto caótico en que el presidente no pueda salir de la Casa de Pizarro. Puede llegar a ser un presidente rehén de palacio.

Pero también puede pasar que, EE.UU. interviene, y la represión policial-militar se impone con el saldo de varios muertos imponiéndoles una derrota histórica a los trabajadores.

De esta manera, el desarrollo de la crisis será más complejo y dialéctico, y contará con la participación decisiva de otros actores políticos: Los movimientos sociales, la Iglesia, las FF.AA. y EE.UU.

A PPK solo le queda más represión policial. Y es que no en vano PPK acaba de cambiar al jefe de las FF.AA. por uno de su confianza y de nombrar a un filo fujimorista como Ministro del Interior como señalamos líneas arriba. Montesinos debe estar saltando de alegría al ver que su discípulo acaba de ser indultado. Pero no solo eso.

¿Y Vladimiro Montesinos?

Montesinos debe estar esperando también salir en libertad o al menos tener mejores condiciones carcelarias o recuperar su dinero. Además, debe tener un nexo con el ex dictador para acumular fuerzas y salir a la ofensiva. Antes cometieron errores torpes como los del banco de la Nación (producto de la desesperación al difundirse los vladivídeos por la CIA, el aislamiento del régimen y las masas en las calles demandando que se vayan todos presos), y no tenían un partido estructurado con las masas.

Los que hemos estudiado todo el proceso político de los 90s sabemos que Alberto Fujimori no tenía el genio político-militar estratégico para gobernar y enriquecerse en un país tan complejo como el Perú construyendo un Estado dentro de otro Estado y que se basaba en un Plan Verde de gobierno de 30 años.

Fue Montesinos, militar y abogado, quien como edecán del difunto y ex premier y canciller de la Junta velasquista, el Gral. Mercado Jarrin, acarició las mieles del poder, y él que influenció en Fujimori para dar el golpe de Estado de 1992 (https://www.youtube.com/watch?list=PLxWwNVWh7uya4O77w2I170VKX0HP-asPc&v=B7QGtloE66k&app=desktop).

Los errores políticos de la izquierda reformista

Por estas razones, la izquierda (Frente Amplio, grupos radicales de izquierda y los PCs) y el etnonacionalismo, deben ser conscientes a lo que se enfrentan y discernir entre enemigo principal y enemigo secundario.

Como decía el Amauta José Carlos Mariátegui, “… Tenemos que emprender juntos muchas largas jornadas. Nos toca, por ejemplo, suscitar en la mayoría del proletariado peruáno, conciencia de clase y sentimiento de clase. Esta faena pertenece por igual a socialistas y sindicalistas, a comunistas y libertarios. Todos tenemos el deber de sembrar gérmenes de renovación y de difundir ideas clasistas…El frente Único no anula la personalidad, no anula la filiación de ninguno de los que lo componen. No significa la confusión ni la amalgama de todas las doctrinas en una doctrina única.
Es una acción contingente, concreta, práctica. El programa del frente Único considera exclusivamente la realidad inmediata, fuera de toda abstracción y de toda utópla. Preconizar el frente único no es, pues, preconizar el confusionismo ideológico. Dentro del frente único cada cual debe conservar su propia filiación y su propio ideario…”, ( El 1° de Mayo y el Frente Único).

Y más aún la izquierda que algunos denominan “caviar” y que está salpicada de la corrupción que embarra a la ex alcaldesa Susana Villarán y que la avalaron siendo regidores en su gestión edilicia.

A pesar de los errores anteriores, algunos líderes de opinión de izquierda y los compañeros del movimiento Nuevo Perú, que lidera la compañera Verónica Mendoza, volvieron a apoyar directamente a PPK, al salirse del hemiciclo y evitar el quórum para la vacancia del presidente-agente de Odebrecht.

“hay dagas en la sonrisa de los hombres”, decía Shakespeare. Y en efecto, tal vez l@s congresistas Glave, Huilca, Dammert y cía. no sabían lo que significaba la sonrisa de PPK en ese momento. Pero como decía mi madre, “con el enemigo ni a la esquina”. Pero los compañeros parecen no comprenden eso. Creen que el fujimorismo es narcotráfico mientras que PPK es solo lobismo. Pero, ¿Por dónde lavaban –y lavan- su dinero los narcotraficantes como Montesinos o los Sánchez Paredes? Por supuesto que por los bancos y los paraísos fiscales (Leer: “El espía imperfecto” de Sally Bowen y Jane Holligan; https://www.perubookstore.com/libro/PA133/el-espia-imperfecto--la-telarana-siniestra-de-vladimiro-montesinos).

¿Reconocerán sus errores los compañeros de Nuevo Perú? Es difícil ya que para ellos PPK era el mal menor. El problema es que la izquierda formal viene de esta clase de errores desde hace décadas apoyando a Alan García en 1985, al mismo Alberto Fujimori contra Vargas Llosa en 1990, Alejandro Toledo contra Alan García en el 2001, Ollanta vs Keiko, etc.

Es la teoría de los campos que se impuso en el mundo después de los pactos de Post Dam y Yalta entre el socialismo real y el capitalismo real, al aplicar la división del trabajo en el mundo. Había que destruir al imperialismo sin importar capitular al “socialismo real” que se imponía a sangre y fuego en Polonia, Hungría, Rumanía, etc. Para luego terminar en la perestroika a fines de los 80s sin dar ninguna explicación ideológica de lo sucedido a los trabajadores que decían representar.

¿Hacia un embate de masas?

Los colectivos No a Keiko y Keiko no va, convocaron a movilizaciones por las redes sociales el 24-25 de diciembre teniendo una respuesta de cientos en las calles de varias regiones del país, con camarógrafos y civiles heridos, (http://larepublica.pe/politica/1162758-anp-pide-a-investigar-y-sancionar-a-policia-que-agredio-a-periodista), lo cual demuestra las ganas de luchar de los afectados por la dictadura fujimorista y la juventud democrática. Y que se mezcla con el ambiente de rabia acumulada no solo por el escándalo de Odebrecht sino porque la juventud vive en una situación precaria (con contratos temporales y de comerciantes-ambulantes), y sin un futuro digno y felìz.

Para este jueves 28, la Federación Universitaria de San Marcos, ha convocado a una nueva jornada contra el indulto a Fujimori. El Frente de Defensa de Ayacucho acaba de declarar persona no grata a PPK (http://larepublica.pe/reportero-ciudadano/1163112-ppk-y-congresista-tania-pariona-declaradas-personas-no-gratas), y en el Cusco, la multitud universitaria acaba de derrumbar un muro del aeropuerto (http://larepublica.pe/politica/1163116-fujimori-derriban-muro-de-aeropuerto-en-cusco-en-protesta-contra-el-indulto-video).

Es decir que si antes PPK estaba aislado en el Congreso ahora pasa a estar aislado en el pueblo. Esto al menos que el fujimorismo decida pasar de la guerra política en el Congreso a la guerra en las calles. De ser el caso nos avecinaríamos a una nueva fase de embate de masas. Cuando cayó el régimen fujimontesinista en los 90s, nadie salió a las calles a defenderlo porque sus hijos eran yuppies, porque la CIA les bajo el dedo y era difícil defender a un inmoral que además renunció por fax.

Bajo la democracia burguesa, el fujimorismo estuvo vivo y arrinconado durante el gobierno de Toledo, “co-gobernò” con Alan García en el Congreso e hizo alianza con Humala para aprobar algunas leyes. Todo este tiempo el fujimorismo estuvo reorganizándose y esperando su momento. Ese momento ha llegado.

CALPU

compartir

                              

Dirección corta: http://lahaine.org/uZ3

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal