lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/cS3b

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

31/01/2020 :: Bolivia, Argentina

Bolivia: Un "vamos a volver" plurinacional

x Laura Salomé Canteros
La campaña hacia la recuperación democrática es inédita, será entre Argentina y Bolivia y ya está en marcha

El lunes se realizó una conferencia de prensa en Buenos Aires donde Evo Morales Ayma, presidente forzado a renunciar, y Luis Arce Catacora, candidato presidencial de Bolivia, afirmaron ser “compañeros y campañeros”.

En 2025 se celebrará el bicentenario de la independencia de lo que llaman Bolivia, pueblo luchador que supo dar el primer grito libertario del continente contra el colonialismo en 1809 y además (re)fundar un Estado de dignidad al que llamó “Plurinacional”. Sin embargo, ese territorio olvidado hoy es codiciado por el imperio, que no llega solo desde el norte, lo hace acompañado de derechas revanchistas y conservadurismos fundamentalistas que reaccionan al primer proceso político indígena con odio racista, machista, clasista y con supresión de las garantías constitucionales.

Sin embargo, el “vamos a volver” tomó tono plurinacional. Tras el Golpe de Estado cívico, empresario y religioso del pasado 10 de noviembre, el asilo político de Evo Morales (presidente electo que fue obligado por las Fuerzas Armadas a renunciar) y la instauración de un gobierno de facto con características de una dictadura en Bolivia, desde los movimientos se preparan para el retorno de la democracia y la estabilidad económica para la continuidad del proceso de cambio que se impulsa desde 2005.

La fórmula presidencial Luis Arce Catacora- David Choquehuanca se presentará producto de una alianza con otros sectores indígena- campesino- originario- sindical en el Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (IPSP). La herramienta de unidad con la que se enfrentarán a la derecha fascista. “La campaña será en conjunto con Buenos Aires, dónde estará nuestro jefe”, afirmó Luis Arce, quien confirmó en la conferencia de prensa que mañana por la mañana arribará a La Paz, en una etapa electoral que será también para los libros de historia.

Por su parte, Evo Morales respondió acerca de cómo será ser director de campaña y actuar a la distancia: “cada día hacemos campaña. Hay tantas formas de acompañar una elección” y reflexionó confiado, “nuestros antepasados, en la lucha contra el colonialismo, nos han dejado esta ideología. Por eso estamos acompañados por distintos sectores. Sabemos cómo ser compañeros y campañeros”.

“Más de 30 nacionalidades nos propusimos construir este movimiento político”, contó Morales, quien habló del derecho indígena- originario para ejercer la política y no evitó las polémicas alrededor de la decisión de los candidatos que conforman la fórmula presidencial. Realizó una genealogia de las discusiones y los acuerdos para llegar a determinar cuál sería la fórmula que llevará el espacio político. El comienzo fue el Golpe de Estado, un escenario más que atípico. “Hemos llegado a consensos para esta candidatura”, afirmó “acordamos la construcción del Instrumento Político” y preguntó, “¿hasta cuándo nos van a gobernar? Debemos dejar de un lado las doctrinas norteamericanas. ¿Cómo es posible que los indígenas no tengan derecho a hacer política?”.

La fecha límite que impuso el Tribunal Supremo Electoral para la inscripción de las candidaturas es el lunes 3 de febrero, exactamente tres meses antes de las elecciones. La decisión que deberán tomar las y los ciudadanos empadronadxs será la de elegir al presidente/ ta, vicepresidente, senadorxs, diputadxs y parlamentarixs supraestatales. En caso de haber “segunda vuelta”, será el 15 de junio.

Esta será una campaña única, con un jefe asilado, un candidato presidencial que podría ser perseguido por la justicia adicta a los poderes, con una dictadura en avance, con un partido político proscripto en la práctica (el MAS), con censura a la prensa y con un pueblo que tiene miedo ya que ha sido reprimido y acallado. Unas elecciones que se llevarán adelante sin que haya responsables por las masacres de Senkata y Sacaba que se llevaron la vida de 35 personas en manos de los uniformados. Sin embargo esta será una campaña que no reconocerá fronteras ya que el apoyo de los pueblos hermanos y de la comunidad internacional de Derechos Humanos no deberá ser indiferente ante el Golpe de Estado -militar, cívico, eclesiástico, imperial- que se concretó en Bolivia.

“Siempre hemos trabajado para conseguir mejores días”

Uno de los momento más esperados de la conferencia de prensa fue cuando habló el candidato presidencial, Luis Arce Catacora. Lo hizo de forma pausada, tranquila, sintiéndose cómodo con el difícil rol que le toca en la historia de su país y la región. “Siempre hemos trabajado para conseguir mejores días”, agregó el ex Ministro de Economía del primer gabinete de Evo Morales, quien al tomar la palabra comenzó presentándose. “Soy economista de profesión, estudiante de la universidad pública. Militante desde los 14 años del socialismo y desde 2005, apoyando el plan de gobierno del entonces candidato Evo Morales Ayma”.

“Queremos retomar el proceso de cambio para darle futuro a nuestros hijos”, afirmó Luis Arce Catacora, a quien apodan “Lucho”, en una conferencia de prensa que se realizó tras el anuncio de la fórmula del MAS- IPSP y del festejo de los 14 años de la refundación del país en el Estado Plurinacional de Bolivia. Arce contó que estuvo al lado de Morales y el proyecto político al que presta imágen “12 años y medio hasta que abandonó la política por un problema médico”. Arce habló en plural, resaltando el carácter colectivo del proceso y afirmó “soy uno más de los que ha construido para que logremos todos los éxitos que tenemos y sin dudas uno de los mayores es el económico”.

Arce mencionó los logros del “modelo económico social comunitario productivo” para “la nueva Bolivia, la que hoy se conoce”. Reducción de la pobreza, la falta de ingreso en los hogares y la mortalidad materna. El fin de tener los salarios más bajos de la región, la migración forzada, la baja expectativa de vida y la desesperanza en la población. Todos indicadores que fueron resultado de la aplicación de un modelo neoliberal en el país.

“Somos el país que más ha reducido la pobreza extrema”, dijo Arce, “hemos aplicado un modelo económico que fundamentalmente es redistributivo”. Y siguió: “Somos el país que ha reducido la deserción escolar, especialmente en las áreas rurales. Incrementamos la esperanza de vida en la población en 10 años”, agregó.

Arce se animó a introducir un factor más al Golpe de Estado, el control del rumbo económico. “La perspectiva apuntaba a que Bolivia vaya hacia la industrialización de nuestros recursos naturales, esto estaba en proceso. La era del litio ya estaba comenzando e íbamos a ser no sólo exportadores. Por eso fue un Golpe político y económico. El gobierno de facto ha comenzado a cambiar la política económica y eso hizo aumentar la incertidumbre. Todo está siendo puesto en riesgo con el gobierno de facto”, y finalizó, “tenemos que volver a retomar este proceso de cambio y volver a ser el país que tiene la más alta tasa de crecimiento económico”.

La seguridad en las elecciones que se vienen

“El hecho de que la presidenta de facto (Jeanine Añez) se postule, genera dudas sobre el proceso electoral”, declaró Luis Arce, quien además denunció las consecuencias que se desencadenaron desde el 10 de noviembre pasado, sobre todo en materia de libertad de expresión y prensa y que incluye golpizas, judicialización y persecución política, amenazas y censura a la prensa comunitaria. “Durante las elecciones, ¿vamos a tener acceso a los medios de comunicación de manera equitativa?”, preguntó, “no hay las garantías. No se puede confiar en los portavoces del gobierno de facto”, agregó.

Durante la conferencia de prensa, Morales realizó un llamado a la comunidad internacional para garantizar que las elecciones en Bolivia acontezcan en paz y con plenas garantías constitucionales. “Tiene que parar la persecución política y las acusaciones de terrorismo”, afirmó, “si levantar la palabra contra la dictadura es ser sedicioso, necesitamos que acompañen con la misión electoral”. Asímismo no se olvidó de la gente en su tierra. “Llamo al pueblo boliviano a ir por una transformación nacional y regional”, declaró Morales de cara a la etapa de elecciones que se acerca.

El debate está comenzando aunque las garantías aun no estén dadas. Será entre quienes pretenden industrializar los recursos naturales nacionalizados y ser una potencia al sur del continente y entre quienes volver a que Bolivia sea una economía dependiente y solo exportadora de materias primarias para el consumo -y la decisión- del imperio de los EEUU bajo la nueva doctrina del horror de Donald Trump.

Morales además se refirió al rol de Jeanine Añez y afirmó: “Ellos se creen gobierno de transición, nosotros decimos Golpe y dictadura. Si fuera gobierno de transición no tendrían porqué modificar la economía”. Por eso decimos “la candidatura de Arce cae en el mejor momento para profundizar nuestro proceso de cambio”. “Con esta dupla vamos a recuperar la democracia para servir a la patria y a los más humildes”, agregó, “es una dupla para continuar con nuestra revolución democrática y cultural”.

Marcha

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/cS3b

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal