lahaine.org

compartir

                        

Dirección corta: https://lahaine.org/kT3

Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf
  tamaño texto
Enviar por e-mail  enviar        Versión para imprimir  imprimir

traductor

20/11/2017 :: Brasil, Brasil

Brasil: Arrecife de coral versus petróleo

x Juan Luis Berterretche
British Petroleum y Total, una amenaza al arrecife

Luego de un estudio publicado en un periódico científico se consideraba improbable que existieran arrecifes de corales en la región donde el río Amazonas se encuentra con el Océano Atlántico, por la limitada disponibilidad de luz y las condiciones físicas y químicas del agua. Sin embargo, en abril de 2016 los investigadores del Instituto de Biología de la Universidad de Río de Janeiro realizaron el descubrimiento que contradecía las afirmaciones de la publicación científica mencionada.
"Fue impresionante estudiar el funcionamiento de este arrecife, sabiendo que éstos solo han estado presentes en aguas de poco tráfico, transparentes y con penetración solar directa", dijo Fabiano Thompson, uno de los 38 científicos que participó en el descubrimiento en 2016.
Durante los meses del segundo semestre de 2016 se dedujo que la barrera de corales, esponjas y algas calcáreas de aproximadamente mil km de extensión ocuparía una superficie de 9,5 mil kilómetros cuadrados. Pero ya en febrero de 2017 un levantamiento que realizó en la zona a unos 100 km de la costa, el navío Esperanza de Greenpeace, se afirmó que a pesar que la expedición no llegó a recorrer todo el territorio donde se presume se explaya el arrecife, hay indicios que el área sea dos o tres veces mayor que la primera extensión de menos de 10 mil km2 que se suponía podría tener esta barrera marina, todavía no explorada en profundidad.
Los sistemas de arrecifes están en profundidades que varían entre 25 y 120 metros bajo la superficie del océano. Pero los mapas que muestran la geología del fondo del mar donde está el arrecife de corales de Amazonia son superficiales y sin detalles. La expedición de Greenpeace encontró un paredón -denominado falla de Joel de cerca de 70 metros de altura y 10 km de extensión. Es una estructura completamente inesperada que demuestra que se sabe muy poco sobre la geología de la región. Hasta ahora solo fue mapeado un 5% de toda esa zona donde se extiende el insospechado, hasta hace pocos meses, hábitat marino.
La desembocadura del río Amazonas, por el contrario, recibe 300.000 metros cúbicos de agua por segundo, llena de sedimentos y nutrientes orgánicos de la selva que la vuelven turbia y oscura. Además, cuando el río alcanza el océano se forma una cubierta que impide la entrada de luz solar al agua. Los corales, considerados entre los ecosistemas más diversos del planeta, necesitan de la luz solar para que las algas unicelulares conocidas como zooxantelas hagan fotosíntesis y los nutran.
Entonces, nos preguntamos –dice Thompson- cómo era posible que se formaran sin un solo rayo de luz? ". Al analizar el inusual sistema marino, encontraron "microbios microsintéticos que producen energía a partir de minerales como el nitrógeno que generan biomasa en un proceso llamado quimiosíntesis", explica Thompson. La biomasa se convierte en una especie de combustible que nutre los corales y permite la formación de arrecifes. "Esto demuestra que los arrecifes sí podrían formarse dentro de aguas abundantes en nutrientes orgánicos". Los brasileños también concluyeron que la biología de los arrecifes varía de acuerdo a su ubicación en el río.
La sección sur sí recibe luz solar durante nueve meses al año, lo que permite el proceso de fotosíntesis. La parte norte, que no recibe luz durante seis meses, está dominada por esponjas y criaturas carnívoras.
Por el momento se puede decir que el descubrimiento ha develado un mosaico de biodiversidad con bancos de esponjas, bancos de rodolitos*, jardines de esponjas y jardines de corales negros. Y fueron identificadas un número limitado de especies oceánicas, algunas de ellas que se consideraba en extinción y otras que se sospecha todavía no registradas por la ciencia.
Por ser un área de transición entre la fauna de Brasil y del Caribe, es muy posible que nuevos e importantes descubrimientos puedan realizarse. Pero todo eso depende de la terrible industria petrolera que, desde el océano, amenaza ese reciente hallazgo de una gran riqueza marina en el encuentro del Amazonas con el Atlántico.
*Rodolitos son algas coralinas (Corallinales) en un orden de algas rojas que pueden formar bolas relativamente compactas con una superficie que puede variar de suave hasta verrugosa.
Cerimônia de entrega del Fósil del Dia a Brasil en la COP para exponer la contradicción del gobierno brasileño en pedir más ambición en el combate al calentamiento global, al mismo tiempo en que corroe esos esfuerzos dando enormes incentivos a la industria del petróleo.

British Petroleum y Total, una amenaza al arrecife

En primer término debemos hacernos plenamente conscientes que el proceso de licenciamiento ambiental para la exploración de petróleo en la zona ya se está realizando. Los riesgos en esa área se elevan por causa de las fuertes corrientes y sedimentos que son cargados por el río Amazonas.
El Parque Nacional do Cabo Orange, el punto más al norte del Estado de Amapá, abriga el mayor ecosistema continuo de mangues del mundo y debemos estar al tanto que no existe tecnología capaz de limpiar petróleo de un lugar con esas características.
Greenpeace alerta que algunas empresas como BP y Total pueden comenzar a prospectar petróleo en la región si obtuvieran permiso del gobierno brasileño. El grupo ambientalista afirmó también que hasta ahora 95 pozos fueron perforados en la región. De ellos, 27 fueron abandonados debido a problemas mecánicos y los restantes no fueron adelante por no ser técnica o económicamente viables.
Recordemos que “los graves errores de British Petroleum y sus contratistas, causaron el mayor derrame petrolero costa afuera en la historia de Estados Unidos”, quien afirma esto no es una ONG ambientalista sino el informe final de una investigación del Gobierno de EEUU sobre el derrame en el golfo de México (abril-agosto de 2010), emitido en Washington/Houston, en setiembre de 2011.
El miércoles 15 de noviembre, cuando en Brasil se celebraba la fecha de Proclamación de la República, el país acumuló una nueva humillación internacional al recibir un “premio” condenatorio en la Conferencia del Clima (COP) de ONU en Bonn, Alemania.
El “premio” denominado el “Fósil del Día” es una iniciativa de Climate Action Network, y se entrega diariamente por organizaciones de la sociedad civil en la COP como forma de denunciar los países que menos contribuyen al progreso de las negociaciones y se alejan del cumplimiento de las metas para contener el calentamiento global.
El “premio antediluviano” se otorgó a Brasil en razón de una Medida Provisoria -MP 795- del gobierno Temer de conceder a la industria del petróleo un trillón -portugués: un millón de millones- de reales para incentivar la exploración del pre-sal por las corporaciones internacionales que hoy se están disputando esas zonas de enormes reservas petroleras. La explotación y apropiación por las petroleras de esas existencias es algo que el gobierno Temer ha definido como una política ineludible. La semana pasada ya fueron rematadas por dos billones -portugués: miles de millones- de dólares, seis áreas de explotación petrolera que contienen unos 12 billones de barriles, pudiendo sobrepasar su valor real, los 720 miles de millones de dólares.
La MP del trillón como está siendo llamada esa “medida provisoria”, aguarda la aprobación en la Cámara de Diputados con una amplia mayoría de corruptos ansiosos por apropiarse de las coimas que se reparten en todos esos procesos del desvergonzado Congreso actual brasileño. Y un gobierno sin interés por los problemas climáticos, centrado en incentivar la amenazante industria petrolera.
Para quienes se preocupan por el problema del calentamiento climático, el consumo de dichas reservas petroleras aniquilaría la meta de limitar el calentamiento del planeta a 1,5 ºC., promoviendo diversos retrocesos ambientales. Y afectando las mudanzas climáticas esencialmente a la población de menores recursos.
Resaltemos que, en la COP, que terminó de realizarse en Alemania, ya fueron “premiados” como Brasil, por ignorar las metas para contener el calentamiento global: Estados Unidos, Japón, Australia, Alemania, Francia y Noruega. Todos ellos dignos representantes del Capital, principal amenaza a la existencia del planeta.
El descubrimiento de un extenso arrecife de corales, algo que sólo tendría que producir la preocupación de cómo protegerlo, en una etapa del capitalismo que hace años dejó de ser del “desarrollo de las fuerzas productivas” y hace décadas se centra en el “desarrollo de las fuerzas destructivas del planeta” debe ser considerado una perentoria invitación a extender y fortalecer la lucha ambientalista.

La Haine

compartir

                        

Dirección corta: https://lahaine.org/kT3

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

©2017 by La Haine.

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal