lahaine.org

compartir

                        

Dirección corta: https://lahaine.org/dF16

Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf
  tamaño texto
Enviar por e-mail  enviar        Versión para imprimir  imprimir

traductor

28/03/2012 :: Brasil

Brasil: Crímenes ambientales de Chevron y Transocean

x Juan Luis Berterretche
Fiscalía pide penas de hasta 31 años para sus directivos. Petrobras también responsable, como socio de Chevron

El Ministerio Público Federal brasileño (MPF - Fiscalía) denunció el pasado miércoles 21 de marzo de forma penal a la petrolera estadounidense Chevron, a la perforadora Transocean y a 17 directivos de ambas por el vertido de unos 2.400 barriles de petróleo que se produjo en noviembre de 2011 en la costa del estado de Río de Janeiro /1. El MPF acusa a las transnacionales de crimen ambiental y daño al patrimonio público por el derrame de petróleo en el Campo de Frade en la cuenca de Campos /2.

Según la Fiscalía, los 17 acusados, entre ellos el presidente de Chevron en Brasil George Buck, fueron conminados por la justicia brasileña a entregar su pasaporte y están impedidos de salir del país sin autorización judicial. George Buck y otros tres funcionarios de la empresa son responsabilizados de “dificultar la acción fiscalizadora del poder público, omitirse en cumplir obligaciones de interés ambiental, presentar un plan de emergencia engañoso y actuar con falsedad ideológica al alterar documentos presentados a las autoridades públicas, en relación al volumen del derrame provocado”

La denuncia que fue presentada en la justicia de Campos de los Goytacazes, pide el secuestro de todos los bienes de los denunciados y el pago de una fianza de un millón de reales (unos 555.000 dólares) por cada uno y 10 millones de reales (unos 5,5 millones de dólares), por empresa.

Las penas propuestas por el MPF contra los acusados varían de 21 años y 10 meses a 31 años y 10 meses. George Buck acusado de haber ocultado la gravedad de los hechos, de entorpecer las investigaciones y de haber presentado un plan de contingencia inadecuado, podría ser condenado a 31 años de prisión.

El derrame se produjo debido a irresponsabilidad en los cálculos de perforación de Chevron, que hizo más presión de la adecuada y abrió una grieta de unos 800 metros de longitud en el lecho submarino por la que se derramó el petróleo. Además de ocultar a las autoridades durante semanas el desastre, en lugar de recoger el crudo vertido, la respuesta de Chevron fue dispersarlo y sumergirlo arrojándole arena. Empeorando el desastre ecológico al extender el crudo a una zona más amplia y agravando sus consecuencias sobre la fauna y botánica submarina al sumergirlo.

Se ha comprobado que el vertido de hidrocarburo afectó todo el ecosistema marino de la zona y causó impactos negativos en actividades económicas como la pesca.

La Chevron Brasil inició sus actividades de exploración y producción de petróleo y gas en la Bahía de Campos en 1997, después que el gobierno de Fernando Henrique Cardoso aprobara la inversión privada en el sector petrolero como parte del plan más general conocido hoy como la Privataría Tucana /3. Desde entonces, la empresa posee tres proyectos en aguas profundas. Chevron actúa como operadora solo en el Campo de Frade, en el que tiene el 51,7 por ciento de participación. Ese depósito está situado a unos 370 kilómetros de la costa noreste del estado de Río de Janeiro.

Agravando la responsabilidad de Chevron, la petrolera estadounidense anunció la semana pasada haber descubierto un nuevo derrame de petróleo en el campo de Frade, situado a tres kilómetros del lugar en el que hubo el vertido en noviembre.

Defensa de Chevron

La transnacional contrató al abogado Nilo Batista para defender lo indefendible y entorpecer el juzgamiento. La primera medida tomada por Batista fue cuestionar la idoneidad de la justicia de Campos para juzgar el caso. En sus primeras declaraciones desestimó que el juzgamiento se realizara en la ciudad de Campos en cuyas aguas jurisdiccionales se consumó el delito y afirmó que “la competencia pertenece a la comarca donde el acusado residió por último, por tanto no hay duda que la competencia es de Rio de Janeiro”.

Es evidente que la intención del defensor de Chevron es obstaculizar a la justicia con postergaciones sucesivas. Por otra parte cuenta con los antecedentes favorables de impunidad en el planeta de los crímenes de las petroleras estadounidenses y sus deshonestos directivos.

Chevron y Transocean dos expertos en contaminación

Como antecedente internacional de Chevron alcanza con recordar el juicio contra la petrolera realizado en Ecuador. El 14 de febrero del 2011 un juez de Ecuador emitió un fallo histórico contra Texaco Chevron. La sentencia obliga a la petrolera a indemnizar por valor de 9.500 millones de dólares al Frente de Defensa de la Amazonía (o el doble, si la corporación no se disculpa públicamente). El fallo culpabiliza a Texaco Chevron por no pagar los costos necesarios para que sus operaciones durante dos décadas (1972-1992) no causaran daños usando prácticas que nunca hubieran sido aceptadas en su país de origen y que sabía que eran dañinas /4.

Respecto a Transocean es importante mencionar su participación en los graves errores de British Petroleum /5 y sus contratistas, que causaron el mayor derrame petrolero costa afuera en la historia de Estados Unidos, según el informe final de una investigación del Gobierno de EEUU emitido en Washington/Houston, el 14 de setiembre 2011, sobre el desastre que se produjo en el Golfo de México en abril-mayo-junio del año pasado.

Transocean propietaria y operadora de la estallada, incendiada y sumergida plataforma Deepwater Horizon fue responsabilizada por los errores en la perforación del pozo y la falta de seguridad en la plataforma que cobró 11 vidas. Halliburton era responsable del sellado del pozo del derrame que demoró en obstruirse más de dos meses.

Transocean es la misma corporación propietaria de la plataforma SEDCO 706 desde la que se perforaba el pozo de Campo Frade para la empresa Chevron. Según la propia filial brasileña de Chevron "la presión de los depósitos fue subestimada", En base a esa información incorrecta, la compañía habría usado un tipo de material que no tenía el peso necesario para contener el crudo. Como resultado, el petróleo que estaba bajo una alta presión pudo filtrarse. Y aunque el pozo se intentó cerrar, la presión del escape causó que la boca del pozo se rajara, permitiendo la salida del crudo a través de grietas para emerger en la superficie del océano. Un error similar al cometido en el Golfo de México. Y muy posiblemente, el uso de material inferior al necesario tenía como objetivo una disminución de los costos.

¿Se va a seguir permitiendo que empresas con antecedentes operativos como estos sigan actuando en el país?

Monitorear los océanos, salvar los ríos

José Henrique Muelbert, oceanógrafo brasileño, es coordinador del panel para la implementación del Sistema Global de Observación de los Océanos (GOOS en su sigla en inglés) una red mundial de vigilancia científica de los océanos apoyada por varios organismos internacionales. Él afirma que el mundo precisa con urgencia ejercer un control permanente de varios parámetros de los mares: temperatura, color, cantidad de nutrientes, porcentaje de oxígeno, salinidad, acidez del agua, etc. Ya se ha comprobado la existencia y el aumento de zonas oceánicas muertas por sus condiciones de baja proporción de oxígeno.

Esta observación permanente de los océanos permitiría un control efectivo sobre las ciudades costeras y su emisión de residuos en el mar, con el consiguiente consumo del oxígeno del agua. Así como la vigilancia sobre el aumento de áreas agrícolas que utilizan fertilizantes inorgánicos transportados por los ríos a los océanos provocando zonas muertas. Este Sistema Global de Observación de los Océanos ayudaría también a vigilar la actividad de los más peligrosos contaminadores oceánicos: las compañías petroleras.

El Día Mundial del Agua (22 de marzo), SOS Mata Atlántica dio a conocer un análisis de los ríos en 11 estados del país: Ceará, Piauí, Bahia, Minas Gerais, Espírito Santo, Rio de Janeiro, São Paulo, Mato Grosso do Sul, Paraná, Santa Catarina y Rio Grande do Sul. En términos de contaminación el 75,5% fue clasificado como regular y el 24,5% con nivel definido como malo. “El resultado es bastante preocupante. No encontramos ningún río en situación satisfactoria”, afirmó Malu Ribeiro coordinadora de la Red de las Aguas de SOS Mata Atlántica. Según la misma investigadora los dos principales responsables por la contaminación son la agricultura irrigada, que según ella “capta gran volumen de agua y devuelve agrotóxicos y erosión”, y la falta de saneamiento básico que permite que los desagües domésticos sean volcados a corrientes de agua que los conducen al océano /6. Los derrames petroleros completan este panorama nefasto para las aguas del planeta.

Petrobras también responsable

Como socio de Chevron en la explotación del pozo con una participación del 30%, Petrobras no sólo tiene derecho a parte de las ganancias del negocio, tiene también obligación de arcar con los costos ambientales del desastre. En el aspecto monetario y en el aspecto ético. Es importante que Petrobras explique cuál es el control técnico que realiza sobre las operaciones de sus socios. ¿O no lo hace?

En el momento que se conoció el derrame escribimos que: “el control de Petrobras o de la ANP, como partes interesadas de las operaciones, no resuelve el imprescindible control de la sociedad en su conjunto sobre actividades que la pueden afectar directamente. La ANP demoró 11 días para enviar un aparato bajo control remoto que fotografiara la fisura en el lecho del océano. Comprobando que el sellado de la pérdida era mentira.” Por otra parte, ya se evidenció que el derrame perjudica la actividad de 500 pescadores que trabajan en la zona.

“Desde que se comenzó a plantear la explotación petrolera en mar abierto existe una propuesta de organizaciones ambientales de conformar una Comisión Independiente que monitoree las actividades de las petroleras. Comisión, independiente del Estado, integrada por científicos, técnicos, ambientalistas, organizaciones ecologistas, trabajadores de la industria, u otras organizaciones sociales, etc.”

26-03-2012


Notas

1/ Las empresas denunciadas son: Chevron Brasileira de Petróleo Ltda. y Transocean Brasil Ltda. Los directivos acusados son George Raymond Buck III (presidente de Chevron en Brasil e ingeniero de petróleo); Erick Dyson Emerson (ingeniero y gerente de perforación de Chevron); Flavio Monteiro (gerente de seguridad, salud y medio ambiente de Chevron); Joao Francisco de Assis Neves Filho (ingeniero de perforación, responsable por la elaboración de los relatorios diarios respecto a la perforación de la sonda, el día del desastre); Mark Thomas Lynch (geólogo de Chevron y responsable por los pozos perforados en el Campo de Frade); Alexandre Castellini (ingeniero de reservatorios, miembro del equipo de planeamiento del pozo); Jason Warren Clendenen (ingeniero de perforación y responsable por el cálculo equivocado del bombeado de lama en la perforación); Glen Gary Edwards (ingeniero y gerente de acción del Campo de Frade); Clifton Edward Menhennitt (geólogo coordinador, responsable de la recolección de datos geológicos); Johnny Ray Hall (gerente de perforación de Chevron); Guilherme Dantas Rocha Coelho (director general de de Transocean); Michel Legrand (gerente general de Transocean); Gary Marcel Slaney (superintendente de offshore de Transocean); Ian James Nancarrow (gerente en tierra de la sonda operada por la Transocean); Brian Mara (operador de la sonda SEDCO 706, responsable de ella y del bombeo de lama en el pozo, causante del derrame); Patricia Maria Bacchin Pradal (gerente de desarrollo de negocios y relaciones gubernamentales de Chevron) y Cintia Vasconcelos Figueiredo (analista ambiental de la empresa Contecom).

2/ Ver las características del derrame y la actuación delictiva de Chevron ocultándolo, luego mintiendo sobre su gravedad y agravándolo de varias formas, en Petrobras y las “malas compañías” en La Haine (24 11 2011) http://www.lahaine.org/index.php?blog=3&p=57746

3/ A Privataría Tucana del periodista Amaury Ribeiro Jr. (Geração Editorial, diciembre 2011) es una investigación periodística ampliamente documentada sobre las privatizaciones en Brasil. Privataría es un peyorativo de privatización y Tucana es un adjetivo que proviene del tucán, ave que simboliza al Partido Social Demócrata Brasileiro (PSDB) organización política del ex presidente Fernando Henrique Cardoso, impulsora inicial de las privatizaciones neoliberales en Brasil. El libro demuestra que la cuadrilla de privatizadores, estaba integrada por los principales dirigentes del PSDB; en especial la totalidad de la familia de José Serra, candidato presidencial de dicho partido. Estos personajes movieron alrededor de 2.500 millones de dólares y constituyeron una financiera caribeña que “lavaba” los sobornos que ascendían a varias decenas de millones de dólares.

4/ Ver documento en PDF de Joan Martínez Alier: "El caso Chevron Texaco en Ecuador: una muy buena sentencia que podría ser un poco mejor". Universitat Autonoma de Barcelona, 21 de febrero de 2011.

5/ Véanse los artículos: British Petroleum: Exterminador del Futuro 12 05 2010, http://www.lahaine.org/index.php?p=7474 y Derrame British Petroleum, Chernobil de EEUU 30 06 2010, http://www.lahaine.org/index.php?p=46642

6/ Rios de 11 Estados do País estão poluídos, Giovana Girardi O Estado de S. Paulo, 22 de marzo 2012.

La Haine

compartir

                        

Dirección corta: https://lahaine.org/dF16

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

©2017 by La Haine.

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal