lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/eR78

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

03/06/2015 :: Argentina

Cuando llega Kirchner al gobierno, desde el punto de vista estratégico, la crisis ya estaba resuelta

x Mario Hernández
Entrevista con Jorge Altamira, candidato presidencial del Frente de Izquierda (FIT)

Mario Hernández: Hace un año abrimos un ciclo de debate o de expresión de las posiciones de la izquierda, en particular del Frente de Izquierda y los Trabajadores, con Jorge Altamira. Se había desarrollado el Congreso Partidario del Partido Obrero (PO) y tuvimos una entrevista. Hoy lo invitamos nuevamente, en un momento muy especial porque se han cumplido los 12 años del gobierno kirchnerista, la Presidenta hizo un balance ayer, en oportunidad del festejo del 25 de mayo de 1810 y, por otro lado, algo que sorprendió, y que tiene que ver con el tema de la interna del FIT. Quisiera que desarrollemos estos temas como puntos centrales. Para mí es muy importante el segundo tema, porque este ciclo lo hicimos con muchas dudas, la idea inicial era traer distintas expresiones de la izquierda para tratar de armar un diálogo, a veces lo logramos, a veces no, que sirviera como un vehículo tendiendo a lo que considerábamos debería ser una ampliación de las fuerzas políticas integrantes del FIT. L a verdad es que con gran satisfacción vivimos las elecciones en Capital Federal ya que ese hecho se produjo pero, al mismo tiempo, desencadenó reacciones al interior del FIT. Por eso le damos importancia a este tema, que tal vez no debería tener, porque evidentemente resulta más importante hacer un balance de los 12 años que ha gobernado el kirchnerismo y el próximo paro del día 9 de junio alrededor del cual las fuerzas de izquierda tienen un posicionamiento.

Jorge Altamira: Lo que ocurre es que son repetitivos, kirchneristas, dirigentes, funcionarios. Siempre machacan con que el país estaba destruido cuando llegaron ellos y que lo reconstruyeron. En primer lugar, la destrucción ya venía con un plan de reconstrucción, porque lo que vieron Techint y varios grupos económicos más fue que la convertibilidad no funcionaba más, entonces la devaluación como salida de la convertibilidad fue un violento ataque a los trabajadores pero, al mismo tiempo, fue una salida sobre la que ellos querían montar una perspectiva de orden general. Por ejemplo, le devaluó la deuda que tenían los grandes grupos económicos. El que encabezó conscientemente esa salida fue Duhalde, y atravesó la parte más dificultosa. Cuando llega Kirchner el asunto desde el punto de vista estratégico ya estaba resuelto.

Los bancos quebraron y también todas las AFJP porque debían en dólares y tenían todos sus activos en pesos, para evitar la quiebra una resolución judicial decidió considerar a los activos por su valor de compra y no del mercado, porque sino no calzaba lo que el banco tenía con lo que el banco debía, entonces lo fingieron.

Sin embargo, se puede fingir en la contabilidad pero no significa que tengas el dinero de esos activos a ese valor, entonces el Banco Central se los dio, se armó una ficción jurídica y un respaldo de emisión monetaria. Fue el período más complicado, lleno de tropiezos. Se estima que en octubre de 2002, algunos creen que en junio, la crisis mundial que había comenzado con Rusia y Brasil había concluido y se producía una remontada económica. Cuando llega Kirchner esa remontada ya estaba y como consecuencia el alto precio de la soja.

Digo esto porque en la vulgaridad del debate político parecería que un presidente te levanta la economía, otro te la baja, cuando en realidad la economía capitalista es un proceso de explotación del trabajo asalariado y de acumulación de capital que opera con independencia del poder político e incluso lo condiciona. Aunque haya medidas del poder político que también la puedan afectar, pero la base del asunto es ésta, no está en la Casa Rosada, la economía la trasciende.

La reconstrucción económica se hizo con una aguda precarización laboral

El punto es que todo esto es una fantasía fruto de una vulgaridad general, entonces toman que había 30% entre desocupados y subocupados, durante el momento más grave de la crisis y dicen que después crearon 6 millones de puestos de trabajo. Todo eso es mentira porque lo que hay que comparar es con el período alto de la fase anterior, donde se destruyeron entre 4 y 5 millones de puestos de trabajo a partir de la crisis, si los levantás la economía se reconstruye, y la calidad del trabajo que se reconstruyó es inferior.

Tuve una conversación con un dirigente sindical, Iadarola, secretario general de telefónicos, que fue esclarecedora, me dijo: “Néstor nos dijo que hay que crear empleo como sea”, curioso decirle esto a un dirigente sindical porque eso le corresponde a las empresas. Lo interesante es el “como sea”, él como dirigente sindical tenía que tolerar y permitir que ese empleo fuera precario y no limitarlo, es decir, que la reconstrucción económica se hizo con una precarización laboral aguda.

Esa es la gran remontada, la otra son los subsidios, porque las empresas empiezan a recibirlos y el que recibe el trabajador, por gas, luz, se transfiere a las empresas, no se queda en el trabajador. Cuando se discute el convenio colectivo de trabajo, la canasta familiar que se discute es baja, entonces el salario se acomoda a una canasta familiar baja. Si las tarifas fueran altas, el trabajador estaría reclamando un sueldo muy superior para hacer frente a la economía. En un discurso relativamente reciente Cristina Kirchner dijo esto, quiere decir que entiende más de lo que aparenta en muchas cuestiones y que simplemente lo oculta.

El punto final es el siguiente: después de 12 años estamos en bancarrota, porque si emitís deuda como lo está haciendo este gobierno, a tasa del 9% anual, cuando en el mercado internacional está a 2%, estás en una tasa de default porque viene incorporado el riesgo de que no pagues, entonces te cobran más alto. En estas últimas horas Scioli quiso meter un título en el exterior y le pidieron el 13%.

Ellos dicen que nos hemos desendeudado y, sin embargo, le han transferido la deuda al Banco Central y a la ANSES, dicen que al capital extranjero le debemos menos, quiere decir que nunca le van a pagar al Banco Central ni al ANSES y todos los fondos los van a utilizar para pagar al capital extranjero. Todo esto suma U$S 300.000 millones. El gobierno luego de ocultar los datos de la pobreza, está ocultando los datos de la deuda, la última cifra que ha dado fue en 2014. Hay muchos rubros que no están, en primer lugar no está el cupón del PBI, es un certificado, no es que le debés a alguien sino que esa persona tiene un documento que le permite cobrar un interés si el PBI creció, si no creció no. Como no saben si tienen o no que pagar este año, lo excluyeron del cálculo. Pero si volvés a crecer vas a tener que pagar, entonces pueden faltar U$S 15.000 millones.

Como este hay otros rubros, pero el que me parece más significativo es lo que ocurrió con el Banco Central, que se endeudó con los bancos locales por $ 400.000 millones, que es exactamente el monto de los depósitos de plazos fijos, es decir, que ha capturado el monto total de los plazos fijos del Banco Central sin nacionalizar los depósitos, porque no esta orientando el crédito, toma este dinero para gastos fiscales, sobreprecio de obras públicas, etc., no es como cuando Perón nacionalizó en 1946. Paga una tasa de interés del 25% anual, si el dólar no se mueve mucho significa una tasa de entre el 15 y el 18%. En una palabra está en bancarrota.

El otro tema es que la precarización laboral es muy elevada, afecta al 35% de la población, y como una extensión de la precarización el tema del trabajo esclavo. En este marco la presidenta ataca al movimiento obrero porque reclama salarios y dice que son los burócratas que lo hacen. Tomemos el caso de los metalúrgicos, ¿cómo es posible que todavía no ganen $ 8.500 de básico? Llegaron a $ 8.300 pero con las deducciones cae más abajo.

Por otro lado están los aceiteros, que es un fenómeno de gran importancia sindical y política, piden el 42% porque quieren recuperar salarios perdidos. Con ese porcentaje se van a $ 14.000 de mínimo, quiere decir que no están ganando bien ahora. Al final convencen a la patronal de que les dé 35% y están dispuestos a arreglar por 7 puntos menos, y el gobierno los enfrenta.
Por último, está el impuesto al salario, que ya es una recaudación extremadamente elevada. Se da un círculo perfecto, vamos de una bancarrota a la otra. El nuevo gobierno va a tener contradicciones explosivas, que si son Macri, Massa o Scioli, las van a resolver atacando al movimiento obrero, al movimiento popular y al nivel de vida de los trabajadores.

M.H.: Lo que se discute es qué tipo de ajuste van a hacer.

J.A.: Nosotros también discutimos qué tipo de ajuste. Si lo pagan los trabajadores o los capitalistas, porque el desequilibrio es objetivo. En cambio ellos discuten qué tipo de ajuste hacer en el sentido de con qué frecuencia van a hacer el tarifazo. Todos coinciden en que para volver a las tarifas que quieren en materia de servicios públicos, el aumento sería del 500%. ¡Se pudre todo!

M.H.: Yo leí 700%.

J.A.: Te iba a decir 700%, pero como a la izquierda se le imputa agravar las cuestiones, moderé a 500%. Entonces, este gobierno está sentado sobre contradicciones explosivas y se está haciendo el vivo sobre lo que hizo. Tenemos 8 millones de personas con planes sociales, dicen que los van a extender. Tienen que parar, es hora de crear trabajo.

M.H.: Eso se notó mucho en la elección del Chaco, que tiene prácticamente la mitad de la población económicamente activa con planes sociales. Yo estuve en diciembre, cuando un grupo de compañeros habían invitado a Vicente Zito Lema a dar un seminario y yo lo iba a acompañar, finalmente Vicente se tuvo que someter a una operación de corazón, entonces tuve que viajar solo y ahí tuve la oportunidad de discutir con varios docentes y compañeros de movimientos sociales que le daban a la radical Aída Ayala, que se había postulado a las elecciones, un nivel de votación con posibilidades de desplazar al kirchnerismo. Yo no compartía esa visión, justamente por la cantidad de planes sociales que había en juego y que al momento de decidir el voto tendría peso para la gente, teniendo en cuenta la represión quel ex gobernador radical, Rozas, había ejercido contra los movimientos de trabajadores desocupados. Y efectivamente ganó ampliamente el kirchnerismo.

J.A.: El INDEC, si podemos llamarlo así, de Chaco, tiene índice de desocupación cero porque interpreta que la mitad de la población en planes sociales es trabajo digno, efectivo  y real.

M.H.: Te pido una reflexión en relación al paro del 9 de junio, que viene precedido de una reunión sindical del FIT el próximo sábado.

J.A.: Un plenario convocado por el sindicato del neumático de San Fernando y la Unión Ferroviaria del ferrocarril Sarmiento. Dos referentes de distintas corrientes sindicales con un significado inclusivo de muchos movimientos.

M.H.: Y el acto en el micro estadio de Ferro el día 5 de junio para proclamar la fórmula Altamira-Giordano a las internas del FIT.

J.A.: Son actividades diferentes pero están conectadas en varios sentidos. El 1º de mayo en la Plaza propuse comenzar una enérgica campaña presidencial, pero también desarrollar un movimiento sindical que acompañe esa lucha política para que la relación movimiento obrero-izquierda, sea evidente a los ojos de todo el mundo.

M.H.: Y también con un planteo diferenciador respecto del paro que ya provocó ciertas reacciones, el primero en salir con los tapones de punta fue Facundo Moyano, pero luego también otros referentes de la burocracia sindical plantean que no haya piquetes porque desnaturalizaría el sentido del paro.

J.A.: En primer lugar, te voy a adelantar algo que creo que es fundamental, en este país hay una tradición, yo empecé mi militancia cuando estaba la Revolución Libertadora, y los que hablaban contra los piquetes eran los milicos que voltearon a Perón, en ese momento reconocías a un gorila porque te decía que había que respetar la libertad de trabajo y reconocías a un peronista porque te decía que había que hacer un piquete. La historia de los piquetes en Argentina es extraordinaria, desde los anarquistas, socialistas, del Partido Comunista y del peronismo también.

Recuerdo que me llevaron a un piquete a la fábrica Grafa, que era de la Asociación Obrera Textil, yo no laburaba en Grafa, pero los compañeros vinculados a esa lucha me invitaron, era como una escuela política. Ahora resulta que el gobierno nacional y popular ataca los piquetes y estos burócratas que tienen estos sindicatos por la lucha que hubo en el pasado y terminaron apropiándoselos, usan este mismo lenguaje gorila.

Quiero señalar dos cosas, probablemente en esta huelga no hagan falta piquetes, pero el trabajador tiene que educarse en la lucha, siempre son criticados los paros “materos”, bastaba que alguien llamara a paro y todo el país paraba, porque el trabajador que aprovecha que se declaró un paro de 24 horas, se toma unos mates y se queda en su casa, vive la lucha de una forma distorsionada. No se prepara para circunstancias de crisis donde va a tener que poner el lomo para triunfar.

Entonces, en primer lugar es una cuestión de educación política, de desarrollar una conciencia de clase. El otro tema es que si no hay piquetes los únicos voceros de la huelga son los burócratas que están con Scioli, Massa o Macri. ¿El movimiento obrero argentino en una huelga va a tener por voceros a los agentes de los candidatos patronales? Entonces, que la izquierda argentina se retire y pida jubilación anticipada.

M.H.: Y esto sucede en fecha cercana a un nuevo aniversario del Cordobazo.

J.A.: Así es, después de lo que mencioné vino la tradición del Cordobazo, en la que se paraban 36 horas para arrancar desde las fábricas, fue una modalidad que tuvo un ímpetu y una significación enorme. Tengo una pequeña anécdota, recuerdo que se iba a hacer un paro de estas características. En la tarde anteprevia empezaron a aparecer comunicados de la burocracia sindical cordobesa diciendo que no iba a haber paro, que no estaban de acuerdo. Acá había un dirigente boliviano que me pregunta al respecto, entonces yo le señalo que al día siguiente a las 16:00 se iba a hacer la asamblea de IKA-Renault y que si ahí se decidía hacer el paro todos lo que se habían manifestado en contra se iban a sumar. Dicho y hecho. Luego del turno de fábrica se encontraron, resolvieron un paro de 36 horas para el día siguiente y en el mismo orden que habían dicho que no iban a parar, salieron a parar. ¿Por qué? Porque la presencia del movimiento obrero industrial en la calle ya jugab a un disuasivo y los sectores burocráticos y demás se acomodaban, esa era la tradición. Lo que pasa es que se ha introducido un discurso que nosotros llamamos democratizante que consiste en que si bien manifiestan diferencias con Macri, esas diferencias son de opinión.

El interesado por el bienestar del país, cree que se obtiene por medio de determinada política, vos, igualmente interesado querés otra política, júntense a charlar entonces. Esta mistificación ha penetrado de forma descomunal, al extremo de que hay que cuidarse en un programa de televisión de cuestionar, porque se genera un tumulto, no podés hablar, entonces saltás eso y entrás a atacar la política de Macri. No lo decís, pero atacás su política, nadie puede decir que no nos comportamos como caballeros democráticos, pero reintroducimos el problema.

Mucha gente me dice que estoy claudicante, porque no fui con los tapones de punta de entrada, no, estoy más piola que nunca, yo quiero llegar al trabajador y no quiero que desvíen el debate. Hay mucha gente que se da cuenta de que logré entrarle por donde hay que entrarle, es como en el box. Cuando yo era chico a mi padre le gustaba mucho el box, y era muy insistente en pegar al hígado, después cambió la modalidad de boxeo. Cuando cambian las modalidades uno lo toma en cuenta. En la huelga tenemos que ser voceros y naturalmente respaldo abiertamente a los piquetes.

El tema de la juventud de un candidato es una frivolidad

M.H.: Hablaste de tu juventud y quiero remontarme a esa “categoría”, que decía la ya fallecida y querida amiga Beba Balbé, inventada a fines de los ´60 principios de los ´70 para enfrentar al movimiento obrero.

J.A.: No había leído esa reflexión de Beba.

M.H.: Se dio una situación un tanto ridícula, al menos desde mi punto de vista, cuando se argumentó la necesidad de elecciones internas en el FIT promoviendo la figura del diputado Nicolás Del Caño porque es joven. Luego de la convención que hizo el Partido de los Trabajadores por el Socialismo (PTS) parece haber revisto este punto de vista, plantean que en función de la unidad Del Caño concedería ese lugar, aparentemente la cuestión de la juventud ya no pesa, todo esto dentro de una situación muy compleja de comprender, que para  ser candidato a cargos ejecutivos ese candidato tiene que conservar su puesto en el legislativo. Entonces, si ya la juventud no es el problema, ¿cuál es el problema de fondo? Leí un artículo en Prensa Obrera de Gabriel Solano que pone el acento en el debate acerca de la apertura del FIT a otras expresiones políticas de izquierda.

J.A.: El valor que tiene ese artículo es que descalifica estas posiciones porque han cambiado sistemáticamente el argumento, por lo tanto, no tienen ningún valor. Vamos a darle orden, porque hay cosas que son más importantes que otras. El tema de la juventud es una frivolidad, cuando tenés problemas políticos no podés reemplazarlos por la juventud. ¿Qué revolucionario, luchador, activista va a entender que una lucha no depende de la caracterización, de la comprensión, de la trayectoria y firmeza de las organizaciones sino que depende de la edad? Hay una frivolidad dentro del trotskismo.

M.H.: En general un activista reconoce y aprecia la experiencia.

J.A.: Un trotskista que cae en esa frivolidad está dando un síntoma grave. Porque un argumento como éste le puede venir bien para una maniobra, pero no lo puede usar porque baja el nivel teórico de todo el movimiento. El día de mañana otro más joven puede salir al cruce y convertirse en una disputa de punteros, no según la posición que produce la lucha sino por las edades. Lo tenés a Macri que se pone a bailar reggae en público, con eso muestra que todavía le da el cuero para hacerlo, señal de que la juventud es un valor, entonces puede ser candidato. Ese argumento es una frivolidad en la que no quise entrar por eso mismo, porque no tiene sentido alguno.

Pero que hayan concedido no significa que hayan abandonado. Yo sería candidato a presidente en una lista unida, por gracia divina, a pesar de que no soy un joven. El otro día le decía a alguien, que si es un tema de juventud entonces dirimámoslo en una maratón, como yo hace 25 años corro 8 kilómetros, cuatro veces por semana, le gano y es una masacre, porque entonces se destruyen las categorías generacionales por completo. Desde este punto es simplemente una reducción del nivel teórico y no significa que hayan abandonado la postura.

En segundo lugar, ponen la palabra unidad, entonces califican a las PASO como un factor contrario pero, sin embargo, son para elegir al candidato común de todos, entonces ¿cómo es que no hay unidad? ¿O se piensa romper lo que haya sido trabajado colectivamente? Las PASO han sido planteadas primero por ellos, sistemáticamente, nosotros nos opusimos porque decíamos que teníamos que luchar contra Macri, Scioli y Massa, pero como estaba paralizada esta actividad, decidimos ir a la elección.

En cuanto al artículo de Solano en una reunión nosotros planteamos que somos un frente único, pero la respuesta que recibimos fue que no lo somos y ésta es la clave, ellos dicen que es un campo de disputa para ver quién lo dirige. Yo admito que sea un campo para ver quién dirige, pero no de disputa. Si en un frente común unos tiran más que otros lo van a dirigir los que tiren más, y es correcto, porque es el objetivo del frente único que haya una selección, pero no que andemos peleándonos todo el tiempo por motivos sin principios y cambiando los ejes solamente para probar esto.

El punto se ha vuelto más grave porque esta candidatura de Del Caño es artificial en el sentido de que ellos no lo quieren como candidato a diputado nacional por Mendoza y quieren que continúe en el cargo de diputado nacional que le corresponde al Partido Obrero por rotación, en todos los lugares en que el PO está rotará y entrará otro, acá tiene que irse Del Caño y tenemos que entrar nosotros. Esto de que no quieren aceptar un acuerdo que firmaron y es la base de la estructuración del FIT, que dice que nadie se queda con todo sino que todos colectivamente ejercemos una función legislativa. Si uno acepta esto rompe un método y además proscribe al PO de Mendoza, al que le corresponde la diputada nacional que es Soledad Sosa. El PO de Mendoza es muy importante, tiene muchos legisladores, concejales y en el FIT es el que tiene mayor importancia en el movimiento obrero, porque los dirigentes sindicales combativos están en el PO, de ATE, de Judiciales, de Telefónicos, entonces, ¿cómo vamos a proscribir ese sector?

Y hay algo mas profundo, el compañero Nicolás Del Caño tendría que querer ser candidato, porque como él ganó esa diputación, desde el punto de vista de la opinión pública, es el responsable de recuperar el cargo con una nueva votación y entonces entraría nuestra compañera por rotación y él sería electo nuevamente por Mendoza. Pero huye de la batalla política que en principio, por los sondeos de opinión pública, estaría ganando. Entonces me pregunto, ¿en el FIT tenemos que sacar a la gente del campo de batalla o tiene que asumir su responsabilidad?

Hay poca gente que sabe que yo dejé de pertenecer a la dirección del Partido Obrero hace mucho tiempo, y volví el 20 de octubre de 2010, cuando estando en mi casa me entero que mataron a Mariano Ferreyra y una hora después yo estaba encabezando la movilización contra Pedraza y desde ese momento retorné a un tipo de actividad que había cedido a otros compañeros para un reparto mejor por ese período. Lo hice porque estaban atacando a mi partido y a la clase obrera, yo soy uno de los fundadores, la gente piensa que soy el máximo dirigente, tengo que estar al frente. Me puse al frente y no me bajé desde entonces. Un rasgo fundamental del militante es que cuando la lucha acucia él tiene que estar ahí y Del Caño, en vez de buscar un puesto seguro como haría cualquier puntero, tiene que respetar los acuerdos e ir a Mendoza a pelear por su reingreso como primer candidato al Congreso Nacional. En cambio lo que hicieron fue que cuando Del Caño entró dijeron que la banca era del PTS, cuando la había conquistado todo el FIT, si él no va a aceptar el acuerdo significa una segunda usurpación.

Últimamente escucho que es “el Frente de Izquierda de Del Caño”, bueno entonces si es así, que vaya a disputar su banca como diputado nacional en Mendoza. En resumen, son dos concepciones, para nosotros es un frente único que tiene que agotar sus posibilidades de desarrollo y en algún momento ver una nueva etapa, sobre este tema me explayo en una nota que me hicieron en Izquierda Socialista que va a salir en estos días.

Acá el problema de las diferencias con el PTS tiene que ser discutido en concreto y no en el aire

M.H.: Vos en el documento “Los desafíos de la transición histórica”, calificabas al “Perro” Santillán como izquierda democratizante y, sin embargo, hace un tiempo fuiste a Jujuy, te reuniste con el “Perro”, firmaron un acuerdo, él se manifestó a favor del FIT a pesar de que lo había enfrentado electoralmente 2 años antes, algo parecido pasó en Buenos Aires con Pueblo en Marcha y las organizaciones que lo integran, así como otras organizaciones que apoyaron y llamaron a votar por el FIT. Hubo un debate en la Facultad de Sociales, con más de 200 compañeros al que asistieron Gabriel Solano, Laura Marrone y Christian Castillo, donde se manifestaron diferencias previas a los acuerdos que se lograron en la Ciudad de Buenos Aires y tiene que ver con lo que planteás de la idea del frente único. Yo participé del debate y dije que no podemos empezar a debatir por las diferencias, y que también hay que ver si esas diferencias son tan importantes, porque en última in
 stancia estamos hablando de una coincidencia en la lucha que tendremos que enfrentar y en el plano de las elecciones, etc. Entonces, me pregunto, qué ha tenido que ver este tema en esta situación, porque ha habido una negativa a incorporar nuevas fuerzas de izquierda.

J.A.: Hay dos formas de mirar lo que está ocurriendo, por un lado el acercamiento de distintos sectores en relación a las conveniencias de maniobras internas, por ejemplo, para ilustrar: el “Perro” Santillán es amigo del “Pollo” Sobrero, significa que si entra el “Perro” entonces entra el “Pollo” y yo siendo del PTS digo que no. Entonces es un tema de conveniencias en la disputa interna dentro del FIT. Reafirmo que el “Perro” es la izquierda democratizante, con el detalle de que en un momento él hace una reflexión “el movimiento obrero esta atravesando por el FIT, hay un nuevo fenómeno político y hay que desarrollarlo”, eso no es izquierda democratizante.

El que dice que si hay un canal que puede ser de masas, porque ya esta tomando esa forma, es motivo para apoyarlo, ha abandonado la regla de la izquierda democratizante, se ha metido intelectual, práctica y organizativamente en la lucha de clases, porque ha considerado el fenómeno desde el ángulo de un marxista, empíricamente, pero lo dice. Nosotros tomamos eso, entonces voy a Jujuy y elaboramos una declaración que sella ese acercamiento.

Acá el problema de las diferencias tiene que ser discutido en concreto y no en el aire, cuando desde 2011 hasta hoy desarrollaste un movimiento que tiene 1.300.000 votos y viene gente a acercarse, el primer problema a plantearse es cuánto hay de instintivo y cuánto hay de genuino en el frente único. Entonces armás un equilibrio, aceptás el acercamiento pero con discusiones y comenzás a desarrollar una experiencia para que en un tiempo puedan, en el trabajo común, reclamar que también construyeron el crecimiento del frente, que por ahora solo lo pueden reclamar Izquierda Socialista, el PTS y el PO.

Esas son nuestras precauciones, entonces, cuando empezamos a charlar con el “Perro”, al ver el acercamiento, propongo ponerlo por escrito, porque eso marca un avance político, y ese documento defiende la independencia de los trabajadores, la lucha de clases y el gobierno de los trabajadores. Yo no conozco a los compañeros que firmaron, solo lo conozco al “Perro”. El texto que firmamos no es de izquierda democratizante, es un texto de lucha, si mañana él decide negarlo que el pueblo saque sus conclusiones, pero si en función de desmentir a futuro en la historia yo no doy ningún paso concreto en ninguna dirección, no avanza nadie, hay una dialéctica en todo esto.
El PO es una fuerza política sostenida por varias generaciones, volviendo al tema de la juventud, porque la generación que de algún modo peleó en la Libertadora, en el Cordobazo, junto con las otras que pelearon contra la dictadura militar, forman una experiencia histórica, está incrustado en el país, se nota nuestro aporte.

Hay un titular del diario Los Andes de Mendoza que dice “Altamira niega una PASO a Del Caño”, es cierto, yo había dicho que no, y ahora digo que sí, pero hay que interpretar el proceso político, digo que sí hoy por los mismos motivos que dije que no antes, porque me interesa la unidad y hoy la unidad significa que la gente vote, que se siga con la rotación. Frente a esta propuesta sostenemos que lo mejor son las PASO, porque Del Caño tiene que dar la batalla para obtener los votos necesarios en Mendoza, porque hay un acuerdo de rotación y la rotación es un método constitutivo del FIT y porque el PO nacional no va a proscribir al PO de Mendoza que lucha, se organiza  y que ha logrado algo muy importante que es su enlazamiento con el movimiento sindical, con ATE, CTA, Telefónicos, la corriente sindical clasista que organiza parte de los obreros de la construcción en esa provincia, etc. Este es el punto de vista, yo llamo a que nos apoyen, porque por esta vía desarrollamos la unidad, zanjamos objetivamente un diferendo y vamos adelante. Cuestionan proponer a Giordano porque nadie lo conoce, nadie es conocido, a Del Caño tampoco lo conocen, en tan poco tiempo no se conoce a un cuadro político, eso requiere mas de una década de lucha teórica y organizativa.

La Haine

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/eR78

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal