lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/cX4V

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

28/08/2011 :: Mundo

Dónde está el internacionalismo proletario, ¿dónde está?

x Joseba Izaga
Las izquierdas de todo tipo hemos colaborado con nuestra apatía a la debacle libia. ¿también callaremos ante las matanzas?

Libia ha caído ante la indiferencia absoluta de la izquierda mundial y de los sectores que gustan llamarse así mismos como antiautoritarios. Enhorabuena a la OTAN. Hay que saber perder y el imperialismo acaba de ganar una batalla estratégica, ha convencido a las élites pensantes de las autoproclamadas izquierdas revolucionarias y al activismo que se define a sí mismo como anticapitalista del carácter indefendible del pueblo libio.

Se ha entregado Libia a EEUU, Inglaterra, Francia y Qatar. Las izquierdas han borrado de su agenda la solidaridad internacionalista, el internacionalismo proletario. Y las más ridículas y pro imperialistas de entre ellas compiten para ver cual de las mismas es más lacaya de la OTAN y de sus propias oligarquías. Es el caso del flamante NPA francés, valedor desde una supuesta extrema izquierda de los intereses de Sarckozy y las petroleras francesas, saluda la caída de Gadaffi como un triunfo del pueblo libio. Ese pueblo que está siendo masacrado en primera instancia por Qatar, Francia, EEUU, e Inglaterra con la participación de Al Qeda en Libia asiste a una espiral de venganzas de la que ya se hace eco la propia prensa imperialista. Pero el NPA primero es una organización francesa chovinista de su concepto euro céntrico de la cultura, después se beneficiará de los robos de sus multinacionales al pueblo libio, oro, petróleo, agua, gas, es la aportación de esta organización degenerada francesa de perfil hiper moderno a la recuperación económica de la Francia Imperial, aunque la revista de una retórica fantástica, igualmente defiende la intervención en Siria, su patria criminal tiene que resituarse en el Medio Oriente y ahí sigue con la misma matraca fascista a la espera de otra liberación como la que padece el pueblo libio hoy, con sus matanzas incluidas. Muy fuerte para unos neo hippyes.en Europa y criminales en África. Tout pour la France!.

O la estúpida Liga Internacional de los Trabajadores – Cuarta Internacional. Hay que ser degenerado político para sostener que la entrada de las SAS británicas, de las élites francesas militares que habitualmente intervienen en África, o de las fuerzas legionarias qataríes y jordanas enTripoli acompañadas de los pertinentes bombardeos es atribuible a las masas libias. Este análisis se sitúa en la mitad entre la estupidez y la traición. Para los revolucionarios de salón los asesinatos de los mercenarios no merece ni un solo comentario.

Es curioso como esta misma pro imperialista corriente abogaga en tiempos de la Dictadura Militar argentina por luchar junto a los golpistas contra el imperialismo inglés, eran tiempos de Videla, Viola, Massera, los asesinos de la Triple A. Entonces defendieron las Malvinas frente a Inglaterra y hoy defienden a la OTAN ocultando sus masacres de manera repugnante hablando de inexistentes rebeldes libios, cuando hace poco defendían ni más ni menos que la unidad de acción ¡con los talibán! frente a las fuerzas de ocupación. En fin, la LIT ha sustituido el análisis de clase por sus monstruosas y contra revolucionarias manías.

Otros, como Izquierda Anticapitalista callan sagazmente, ya no hablan de Libia y de la derrota de Gadaffi. Ha caído derrotado a manos de la OTAN y las potencias imperialistas occidentales.

También En Lucha se suma a la fiesta anti Gadaffi y hasta teoriza la existencia de sectores anti occidentales que podrían resistir a la ocupación imperial.. Obviamente tales anti occidentales son Al Qeda en el Magreb Islámico, ¡si señor!, frente al dictador Gadaffi al que había que derribar la gran consigna democrática de esta minoritaria corriente trotskysta es ¡sostener a la resistencia misógina y criminal de las huestes de Ben Laden!.

Toda una deducción democrática, mejor Ben Laden que Gadaffi, tal vez la decisión correspondía al pueblo de Libia y no a la OTAN y sus principales potencias y no a estos aventureros de la estética progre.

El resto de las izquierdas de todo tipo también hemos colaborado con nuestra apatía a la debacle libia, también callaremos ante las matanzas jihadistas, los robos y las violaciones o ante la pobreza extrema a que se condena al pueblo de Libia y no diremos nada ante la nueva base de la OTAN en Libia como sede del Africom, fuerza de choque imperialista para el Magreb, el continente negro y sur de Europa. Especial mención merece el despropósito de la cobertura de este crimen desde Gara, algo que cuesta entender y se convierte en inaceptable, sus artículos sesgados desde Bengasi causan perplejidad.

China y Rusia se quedan a verlas venir en Libia y la OTAN atacará a sus socios en África desde la base de Africom, merecido por sus repugnante posición en la ONU y sobre todo en el Consejo de Seguridad.

El imperialismo ha demostrado que tiene un plan y una hoja de ruta para recuperar su situación económica, Libia va a ceder sus recursos nacionales a Obama, Brown y Sarckozy mientras las masas europeas y norteamericanas patalean contra los recortes salariales y el paro en sus sociedades apoyando las intervenciones de la OTAN. Pobre y estúpido mundo a la espera de los ataques a Venezuela, Siria e Irán y la pertinente justificación humanitaria a cargo de los media del imperialismo occidental que asumirán los de siempre revestido de supuestas rebeliones populares. ¡Es el imperialismo, idiotas!

* Joseba Izaga es miembro de Boltxe Kolektiboa.

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/cX4V

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal