lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/gB25

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

22/06/2022 :: Mundo

Ecuador, más próximo a un baño de sangre que a una reconciliación

x Lucía Barrios
Dos muertos y 90 heridos :: El régimen ecuatoriano, en vez de buscar el diálogo con los indígenas, pretende frenar la movilización militarizando al país

Miles de indígenas bloquearon este martes las principales calles de Quito y fueron dispersados violentamente por la policía con gases lacrimógenos, balas de goma y bastonazos en el noveno día de protestas, mientras las Fuerzas Armadas salieron a la calle para "defender la democracia" contra lo que consideran una "grave amenaza".

Convocados por la poderosa Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), los manifestantes reclaman al régimen neoliberal de Guillermo Lasso la reducción del precio de los combustibles y los productos de primera necesidad. Lasso se vió obligado a aceptar este martes sentarse a dialogar con representantes de Conaie, por lo que se espera una respuesta del movimiento indígena. Las protestas dejan hasta el momento dos muertos, 90 manifestantes heridos y 87 detenidos, según organizaciones de derechos humanos.

Represión y estado de excepción

 El panorama en Ecuador se ensombrece a medida que pasan las horas y la posibilidad de un diálogo entre los manifestantes indígenas y el régimen de Guillermo Lasso se aleja. Los militares salieron a las calles y la represión aumenta.

Las posiciones de ambas partes —el pueblo ecuatoriano representado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) y el régimen— parecen inamovibles, lo que genera el temor, entre los líderes políticos, de que pueda ocurrir "un baño de sangre". Mientras el régimen acusa a los indígenas de querer derrocar al presidente y romper el orden constitucional, la Conaie sostiene que el Ejecutivo no quiere dialogar e intenta imponer su posición por medio de la "fuerza letal y de las balas".

La asambleísta por el Movimiento Pachakutik (brazo político de la Conaie) Patricia Sánchez y el excanciller Ricardo Patiño alertaron, en diálogo con la Agencia Sputnik, que la situación "es muy grave" y que la posibilidad de que haya más muertes es "muy probable".

"Lamentablemente podría ocurrir un baño de sangre por la represión (en caso de que Lasso no quiera renunciar ni cumplir con los reclamos); esto es muy grave, porque las organizaciones que están al frente del paro dijeron que si el presidente no corrige las políticas, ellas continuarán con sus medidas y por supuesto significa una situación muy grave para el país", afirmó Patiño, quien fue canciller entre 2010 y 2016, bajo la administración de Rafael Correa (2007-2017).

Este miércoles se cumplen los diez días de protestas encabezadas por la Conaie. Lasso, por su parte, extendió el estado de excepción en seis provincias, que incluye restricciones de libertad de asociación y reunión, movilidad y tránsito.

Dos muertos y 90 heridos

Ayer hubo focos de manifestaciones en todo Quito y en otros puntos del país. En las imágenes de un video publicado por la Radio Pichincha  se ve cómo las tropas militares lanzan bombas lacrimógenas contra los manifestantes en Quito, donde hay “gran presencia” de efectivos policiales y militares. El medio local ha asegurado que los hechos ocurridos este martes han causado que la ciudad “se parece una zona de guerra”.

La Alianza de Organizaciones por los Derechos Humanos reportó que el martes fue asesinado un manifestante indígena al reprimir la fuerza pública en la localidad amazónica del Puyo (sureste).

Así, suben a dos las víctimas en las manifestaciones, según el organismo, luego de que el lunes por la noche falleciera un joven tras ser empujado por la policía y caer en una quebrada durante las protestas. En este caso, la fiscalía abrió una investigación por presunto homicidio.

El último balance del grupo de derechos humanos dio cuenta de al menos 90 heridos y 87 detenidos desde el inicio de las protestas.

Condiciones

Sánchez alertó, en diálogo con Sputnik, que las condiciones de la movilización son "peores" que las que había durante las protestas de 2019 ya que existe una mayor crisis económica."Tenemos una experiencia muy dolorosa, como la de las protestas de 2019. Ahora las condiciones están más encendidas, son peores que las de octubre (de 2019). Muchas más personas viven en la miseria", dijo la legisladora.

En 2019, diversos grupos sociales, liderados por la Conaie, mantuvieron 12 días de protesta contra la decisión del Ejecutivo de eliminar los subsidios a los combustibles, medida que finalmente tuvo que ser derogada para terminar con las protestas.

Esas jornadas de protesta dejaron 10 personas asesinadas por la represión y millonarias pérdidas económicas, mientras que se registraron una serie de actos de violencia popular, incluida la quema del edificio de la Contraloría de la Nación.

Renuncia

Patiño señaló que si Lasso "no se siente con capacidad de gobernar, de corregir", lo "más sano y razonable" sería que se vaya para su casa ante de llenarse "las manos de sangre". "Lo puede hacer institucionalmente, no estamos hablando de ningún golpe de Estado, estamos diciendo que la Constitución le permite, en situaciones de grave convulsión social como las que se está viviendo en el país, renunciar, poner su cargo a disposición del pueblo ecuatoriano y que se vuelva a las urnas para elegir a un nuevo presidente", indicó.

Otra salida institucional, que podría llevarse adelante por medio de la Asamblea Nacional, es la denominada "muerte cruzada", que implica la disolución del Poder Legislativo y la convocatoria a nuevas elecciones para también renovar al Poder Ejecutivo. Durante las protestas de 2019, Patiño también propuso la "muerte cruzada", lo que generó que el régimen de Lenín Moreno (2017-2021) lo acusara a él y al expresidente Rafael Correa (2007-2017) de estar detrás de un "intento de golpe de Estado".

"Militarizando a Ecuador"

El régimen ecuatoriano, en vez de buscar el diálogo con los indígenas, pretende frenar la movilización con "balas" y "militarizando" al país, dijo Sánchez. "La situación está mucho más prendida, las movilizaciones se incrementan más cada día porque el Ejecutivo en vez de responder a una agenda clara de la Conaie, lo que hace es generar medidas dictatoriales y militariza el país como el haber decretado el estado de excepción. Hay restricciones de la movilidad, de la reunión, al uso de medios, una serie de restricciones que no cumplen con los preceptos básicos que la Constitución indica", agregó.

Consideró que "Lasso, en vez de buscar fórmulas democráticas de diálogo, de convergencias, de mesas de negociación, lo que hace es tirar la fuerza pública, impulsa gran despliegue de la calle, provocando a la población". "Ese decreto enardeció aun más la posición de los indígenas, en protestas que son absolutamente pacíficas, pero que tienen del otro lado una respuesta desde el poder con una represión absolutamente desproporcionada, militares en la calle. (…)

"Este decreto da la posibilidad de que el ejército entra a las casas o que detenga a cualquier persona. Las cuestiones como esas nos preocupan profundamente. El decreto da legalidad a una serie de abusos y arbitrariedades y de mecanismos para ir contra la movilización. Es con el terror y la bala que quieren detener la movilización", agregó.

Sputnik / La Haine

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/gB25

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License ::

Principal