lahaine.org

compartir

                        

Dirección corta: https://lahaine.org/fI1i

Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf
  tamaño texto
Enviar por e-mail  enviar        Versión para imprimir  imprimir

traductor

17/08/2017 :: Mundo, Asia, James Petras

EEUU no puede lanzar una guerra contra Corea del Norte sin sacrificar Japón y Corea del Sur

x James Petras - La Haine
La verdadera razón de estas amenazas de guerra nuclear es debilitar y limitar las fuerzas chinas en la economía, en la Ruta de la Seda, en el mar

Análisis de James Petras en CX36, 14 de agosto de 2017. Escuchar: http://www.ivoox.com/analisis-james-petras-cx36-14-audios-mp3_rf_20324524_1.html

Efraín Chury Iribarne: Esta semana estuvo marcada por amenazas de EEUU contra Corea del Norte y la posibilidad de un bombardeo contra Guam. ¿Cómo lo ven allí?

JP: Obviamente hay muchas noticias sobre lo que podría pasar en Asia. Particularmente las amenazas que el presidente Trump ha lanzado contra Corea del Norte. Y debemos decir claramente que EEUU no puede lanzar una guerra contra Corea del Norte sin sacrificar Japón, Corea del Sur y otros protectorados de EEUU como la isla de Guam.

Los consejeros y funcionarios del gobierno de Trump han recibido noticias de los vecinos de que no quieren un enfrentamiento nuclear. Entonces, es mucho bluff, Trump juega como el loco, es una táctica para intimidar a los adversarios. En la época de Nixon, Kissinger decía que utilizaban lo que llamaban las locuras de Nixon para conseguir concesiones de sus adversarios.

Lo mismo pasa hoy en relación con Washington: Trump actúa como el loco, como el extremista que puede lanzar una guerra en cualquier momento; pero los que están controlando las políticas de guerra -el Ministro de Guerra que aquí llaman de Defensa y otros más- dicen que van a mantener la alternativa de una guerra, de un ataque nuclear, que están preparados para un ataque nuclear. Pero eso presume que Corea del Norte va a iniciar una guerra y obviamente Corea del Norte no tiene ninguna intención de lanzar una guerra con consecuencias tan grandes.

Entonces, tenemos una situación dramática, muy militarizada, muy amenazadora, pero es una situación de grandes tensiones, donde los EEUU están aumentando las presiones sobre China, porque la meta original -y es cada vez más evidente- es que los EEUU están tratando de provocar una política agresiva contra China. Hay amenazas cada semana por parte de las fuerzas marítimas y aéreas contra China. Ahora hablan de aumentar las sanciones en EEUU y restringir las inversiones de China.

Entonces, lo que podríamos decir es que hay dos cosas en juego ahora: una es las amenazas, la escalada bélica contra Corea del Norte utilizando cualquier ejercicio de Corea del Norte; y eso podría ser el primer paso. Pero la verdadera razón de estas amenazas de guerra nuclear es debilitar y limitar las fuerzas chinas en la economía, las extensiones marítimas de China y particularmente el comercio y la infraestructura que está construyendo en la Ruta de la Seda.

Eso es lo básico. Ahora, diciendo eso debemos reconocer que en cualquier momento una de las locuras de Trump se puede hacer realidad; que por algún pretexto decidan atacar a Corea del Norte. Eso no está excluido. Eso podría pasar. Pero yo creo que las posibilidades son bastante distantes, por eso no debemos excluirlo y presionar para la paz en todo el mundo, particularmente los propios coreanos.

No hay que olvidarse que Corea del Norte tiene razón: el 30% de la población Norcoreana murió en la guerra de los '50; es decir más de once millones de coreanos murieron por las guerras norteamericanas que destruyeron totalmente 48 ciudades. Entonces, Corea del Norte tiene razón para protegerse cuando casi todas las familias sufrieron muertes por los ataques aéreos de EEUU en la guerra anterior.

EChI: El Reino Unido dice que está obligado a enfrentar a Corea del Norte si Kim Jong dispara misiles contra EEUU. O sea, Gran Bretaña está dispuesta a entrar en esa guerra.

JP: Si porque Inglaterra busca algún camino hacia mejores relaciones comerciales con los EEUU después de salir de la Unión Europea. Entonces, debemos interpretar eso. Es inútil en una confrontación con Corea del Norte, Inglaterra no tiene intereses allí. No hay un factor económico importante para Corea ni para Inglaterra. En segundo lugar, Inglaterra no ha lanzado ninguna amenaza contra China que es el verdadero objetivo de Washington. Y tercero, yo creo que Inglaterra es un poder de tercera categoría en Asia en estos momentos. No juega el mismo papel que Japón, mucho menos que India, y menos incluso que Australia. Entonces, son simplemente declaraciones folclóricas por parte de Theresa May, la Primera Ministra del Reino Unido.

Podemos agregar que el presidente francés Macron también hizo declaraciones favorables a Trump. Pero tampoco Francia tiene gran presencia en Asia e incluso está firmando pactos con China mientras habla con Trump.

EChI: La situación en Brasil en estos momentos es impresentable y nadie sabe el rumbo que tomará el gigante sudamericano rumbo a las elecciones del 2018.

JP: Es una situación bastante confusa, porque de un lado el presidente Temer quiere profundizar la privatización de la economía, profundizar las medidas contra los salarios, las pensiones, la seguridad social, etc. Pero no tiene ningún apoyo popular, es un chico expiatorio porque una vez que apruebe estas leyes lo van a echar. Washington tiene todo el poder en Brasil, como nunca en la historia.

Podríamos decir que las oligarquías en Brasil están con viento favorable, la Bolsa ha crecido con todas las propuestas de Temer, pero políticamente es un gobierno muy débil, es un gobierno que no se puede sostener. Pero la oposición es más débil todavía, no hay grandes movilizaciones, hubo una huelga general muy limitada, los sindicatos siguen protestando pero no logran poner detrás a las grandes mayorías. Entonces, como decía, tenemos una situación muy confusa. Medidas reaccionarias, gobierno insostenible, pérdida de soberanía, oposición popular extendida, pero la movilización, la organización y la lucha desde abajo todavía no han tenido el impacto que deben tener para paralizar el proceso y mucho menos echar el gobierno.

Hay muchas variables que están afectando al Brasil al mismo tiempo, todas negativas, no hay un sistema político democrático que esté funcionando, pero tampoco la economía está dando una recuperación sostenible y finalmente Brasil ha perdido mucho de su histórica soberanía e independencia. Ese es otro factor que debemos reconocer. Brasil ha perdido su poder en América Latina en este momento, por la confusión, contradicciones y conflictos internos.

EChI: Bien Petras, como siempre estos minutos finales los dejamos para que nos comentes otros temas en los que estés trabajando.

JP: Bien. Hay tres temas que quiero tocar. Primero quiero hablar de lo que hemos visto en todos los medios de comunicación en EEUU y en América Latina, curiosamente con grandes portadas en los de derecha. Me refiero a la movilización y confrontaciones de este fin de semana en el Estado de Virginia, en el pueblo Charlottesville. Es una protesta, una confrontación, entre fascistas y antifascistas.

Pero se da una confusión. Hay fascistas involucrados, no hay dudas, pero son una minoría de los derechistas. Hay un sector conservador que quiere preservar la memoria de la Confederación esclavista; hay otros grupos que son simplemente trabajadores reaccionarios, simpatizantes de Trump. Pero los medios quieren enfatizar que la violencia viene del lado de los fascistas y sus aliados, aunque también la violencia viene de los antifascistas, que asímismo son una mezcla: hay anarquistas, hay progresistas, hay del Partido Demócrata, hay liberales, etc. Entonces todo el conflicto que los medios de comunicación presentan como una lucha entre fascistas y antifascistas es falso; esos son simplemente algunos elementos.

Ahora, debemos reconocer que es una señal del deterioro político del país, tanto los opositores y los que se llaman antifascistas, buscan un golpe de Estado para tumbar a Trump. Y los fascistas obviamente, los que están involucrados, también buscan una transformación reaccionaria. Entonces, la política en EEUU no representa simplemente a las fuerzas progresistas que quieren confrontar a los fascistas; atrás de ellos también están los que quieren utilizar a estos elementos como medidas para tumbar el gobierno de Trump.

Y una cosa vinculada con toda la distracción sobre cuántos son los fascistas, podemos decir que en todo el país serán unos veinte mil personas activas, entre 330 millones no es una gran cosa. Pero también es una distracción sobre el enorme impacto en EEUU que tiene la epidemia de opiáceos que ha afectado más de un millón de personas actualmente y que se puede multiplicar más, que está causando deterioro en la vida de los trabajadores y obliga al gobierno de intervenir. Y Trump hizo una declaración importante, al proclamar una emergencia nacional por el problema de las adicciones. Eso no recibe la misma publicidad porque afecta en su mayoría a los trabajadores que no tienen tratamiento médico. Y porque el sistema está controlado por las grandes empresas farmacéuticas, los médicos y otros sectores reaccionarios.

Finalmente quiero comentar las amenazas contra Venezuela. Trump anunció que existe la posibilidad de intervenir militarmente en Venezuela, pero eso no es serio, es otra vez una amenaza, es una publicidad para conseguir atención y representa una política que esconde la verdadera subversión norteamericana que está dirigida por los grupos opositores al gobierno de Nicolás Maduro. Es decir, en estos momentos las amenazas vienen de la interna.

Las declaraciones de Trump, se sabe que van a fortalecer su apoyo en EEUU, pero ningún gobernante de América Latina va a apoyar una intervención militar norteamericana porque hay una enorme mayoría de la población que recuerda lo que significan las invaciones. Incluso gobiernos de Brasil, Colombia, han dicho que no lo van a apoyar y que están en contra de cualquier intervención militar. No sé si el secretario general de la OEA, Luis Almagro, que es tán servil, podría incluso subirse al tren para evitar quedar como el único chiflado con los EEUU.

El Mercosur está en contra de la intervención militar pero eso también esconde una realidad, que es que el Mercosur y los otros cipayos de los norteamericanos están apoyando las medidas políticas y económicas contra Venezuela que no reciben tanta oposición en sus países como una intervención militar. Entonces, tenemos un panorama importante donde Washington con Trump toma la posición más extrema para facilitar que los gobiernos derechistas latinoamericanos puedan seguir en el camino de agresión política, económica y diplomática contra Venezuela, que está en pie de lucha.

Extractado por La Haine

compartir

                        

Dirección corta: https://lahaine.org/fI1i

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

©2017 by La Haine.

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal