lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/eU1M

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

02/10/2015 :: Mundo

El Ejército de Liberación Nacional del Perú: 50 años de lucha

x Jan Lust
Lucha armada y política unitaria fueron dos métodos que el ELN consideraba inseparables, especialmente después de unirse a la lucha continental del Che Guevara

25 de septiembre 1965 – 25 septiembre 2015

El 25 de septiembre de 1965 se llevó a cabo el ataque a la hacienda Chapi en el departamento de Ayacucho. La acción fue organizada e implementada por el Ejército de Liberación Nacional del Perú (ELN). Con esta acción el ELN inició la reforma agraria en Ayacucho. El Guerrillero, un órgano ilegal que distribuyó las noticias de la guerra de guerrillas y que fue editado por el Comité Nacional de Coordinación (CNC) del MIR, describió la hacienda de la siguiente manera:

«La hacienda Chapi es un inmenso latifundio -el mayor de todo Ayacucho-, pues abarca seis poblados o parcialidades, entre ellos los de Panto y Chupón, separados por días de camino, siendo tan enorme que se necesita casi una semana para atravesarla a caballo. Como los hacendados tenían sus matones armados y no querían que hubiese autoridades cerca, el puesto de la Guardia Civil más próximo está a cinco días de la casa hacienda. Su clima es cálido y, por eso, produce excelente café y cacao, aparte de caña de azúcar de la que se extrae aguardiente, y coca. También es importante por su ganadería. Pero toda esta producción se basa en el trabajo impago de los colonos que, a cambio de una minúscula parcelita donde cultivan sus alimentos, laboran gratuitamente (con sus mujeres, hijos y demás familiares) los terrenos de la hacienda y pastorean su ganado. Son centenares de familias, cuya explotación es tan grande que ninguno de ellos sabe castellano. Por supuesto, no existe escuela ni posta médica, pese a una solicitud al respecto presentada en 1962».

El ataque fue uno de una serie de acciones para eliminar el latifundismo en la región. La hacienda Chapi fue el primer objetivo. Héctor Béjar: «Lo primero que nosotros hicimos era tratar de despejar toda la zona de hacendados, sacarlos. Para eso asaltamos las haciendas más importantes, nos metimos simplemente. En Chapi ellos se enfrentaron con nosotros».

La toma de la hacienda fue seguida por la distribución entre el campesinado de las propiedades de los latifundistas y la quema de los títulos de deuda de los campesinos. Los hermanos Carillo mantenían «listas de deudores campesinos al propietario de la hacienda, relaciones de personas (campesinos) que el hacendado denunciaba como colaboradores con comunistas, denuncias acusando a campesinos por robos y comunicaciones que hacía el hacendado, a personas de Lima, informándoles sobre la presencia del grupo […]».

El ataque a la hacienda pronto alertó al ejército y así apareció en octubre de 1965 «las primeras patrullas del ejército, pequeños grupos móviles que aparentan ser guerrilleros. Preguntan a los campesinos: “¿sabes dónde están los compañeros? Les traemos encargos de Lima”». El grupo ya había salido y estaba en las montañas en los alrededores de la aldea de Tincoj. En el período hasta la primera y la última batalla con el ejército en diciembre de 1965, varias haciendas fueron vaciadas: Esmeralda, Muyoc, Sojos y Conaiyhuay.

En homenaje a los guerrilleros caídos y con el objetivo de difundir lo que pensó el ELN en la década de sesenta, a continuación presentamos algunos apuntes de la historia del ELN y su programa Objetivos y métodos de la lucha revolucionaria del Ejército de Liberación Nacional.

Ejército de Liberación Nacional del Perú: algunos apuntes de su historia

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) fue fundado en septiembre de 1962. Surgió del deseo de jóvenes peruanos por seguir el ejemplo de la Revolución Cubana. Eran personas que habían salido por voluntad propia o que fueron expulsados del PCP. También había estudiantes becados por el Gobierno cubano que, impresionados por los éxitos de la Revolución Cubana, se motivaron para organizar la guerrilla. Además había gente que vino de otras organizaciones. Héctor Béjar, ex-comandante del ELN dice:

«Desde sus comienzos, el ELN estuvo formado por un reducido grupo de jóvenes. Había entre ellos colegiales, universitarios, obreros, uno que otro campesino. Muchos provenían de la Juventud del Partido Comunista pero, por diversos motivos, había dejado de prestarle obediencia y de militar activamente en sus organizaciones. No los había unido un plan preconcebido de reclutamiento sino circunstancias fortuitas. [...] Junto a maduros dirigentes de larga experiencia, formaban filas adolescentes que recién nacían a la vida política. Diferentes caminos los habían llevado a una misma posición: a unos la experimentación de múltiples tácticas y la decepción final con respecto a los métodos de lucha política practicados hasta entonces en nuestro país; a los otros el deseo de tomar parte en heroicas acciones». Julio Dagnino, ex-dirigente del ELN, dice: «El ELN está compuesto por un buen número de intelectuales, artistas, poetas, universitarios, obreros y campesinos; es una gama compañeros. Esa composición para el ELN tuvo un gran significado político, porque tener a cuadros, compañeros de esa talla, era dotar al ELN de un fuerte debate, sin caer en democratismo. […] Creo que esa composición del ELN, la presencia de poetas, permite que no sea una organización eminentemente militarista, sino una organización política militar y, por lo tanto, esa composición significaba también un debate alturado de corte ideológico, como lo fue haciendo el ELN debido a todos estos cuadros […]».

El objetivo inmediato del ELN fue «la formación de un poderoso Ejército de Liberación Nacional, que desarrollando primariamente los movimientos guerrilleros a lo largo del país, luego derrote finalmente al imperialismo y la oligarquía. Nuestra política unitaria se aplica en el seno mismo del pueblo. A través de las acciones armadas y de otras formas de lucha, incorporaremos paulatinamente al pueblo a las filas de la revolución, promoviendo a la vez, la unidad organizada de las masas. El objetivo inmediato de nuestra política unitaria es la formación de un amplio frente que agrupe a todo el pueblo». La derrota del ELN en el departamento de Ayacucho en diciembre de 1965 no significó el fin del ELN. Logró reorganizarse, pero ahora su proyecto tenía dimensiones continentales. La guerrilla que se llevó a cabo en los años 1966-1967 en Bolivia bajo la dirección del Che, tenía una estrecha relación con lo que se estaba organizando en el Perú.

El proyecto guerrillero continental del Che Guevara dio nueva vida al ELN. Aunque una gran parte de sus cuadros murieron durante la batalla en Tincoj, el proyecto del Che estimuló a los guerrilleros peruanos de tal manera que el ELN enviaba nuevamente militantes a Cuba para entrenarlos en las estrategias y tácticas de la guerrilla. Además, los militantes que en 1965 habían ido a Cuba para capacitarse política y militarmente, veían nuevas perspectivas después de que fue imposible unirse a la guerrilla en Ayacucho. La guerrilla en Bolivia se creó con la idea de que esto iba a funcionar como una “columna madre” desde la cual varias unidades guerrilleras brotarían para encender la lucha revolucionaria en otros países sudamericanos. La guerrilla en Bolivia debía tener un carácter internacional. Desde la base que se establecería en Bolivia, el Che iría al Perú o a la Argentina para conducir la lucha guerrillera.

En los años 1966-1967, el ELN trabajaba en el departamento de Puno, situado en la frontera con Bolivia, para levantar un frente guerrillero. Este frente tuvo que funcionar, por un lado, como una base de apoyo para la guerrilla en Bolivia y, por otro lado, después de un tiempo debería iniciar sus propias acciones guerrilleras. La presencia de los revolucionarios peruanos en la guerrilla boliviana y en la red de apoyo, así como las conversaciones entre el líder del ELN peruano Juan Pablo Chang y el Che en el campamento de la guerrilla, indican a una cooperación práctica.

La guerrilla peruana no entró en acción. El asesinato de Juan Pablo Chang y el Che en octubre de 1967, anunciaba el final de la organización. Los cambios políticos, sociales y económicos que fueron implementados en los años posteriores, hicieron el proyecto guerrillero inviable. En 1971, el ELN se disolvió.

El ELN no ha elaborado muchos documentos. No fue hasta 1965 que se publicó una primera declaración. El texto principal del ELN se titula Objetivos y métodos de la lucha revolucionaria del Ejército de Liberación Nacional. Se trata de una expresión esquemática de su programa y cómo el ELN pensaba realizarlo. Héctor Béjar: «Se había cuidado que los planteamientos reunieran dos cualidades: ser lo suficientemente amplios como para reunir a amplias capas de la población, fundamentalmente a los obreros y campesinos, y lo suficientemente claros como para que nadie dudara de los objetivos de la acción a iniciarse. Al mismo tiempo sintéticos, de fácil fijación en la imaginación popular. [...] El programa debía ser, al mismo tiempo que la bandera común susceptible de ser agitada desde el comienzo de la lucha, un esquema que pudiera ser llenado, corregido y completado con el conocimiento de la realidad peruana, los deseos y necesidades del pueblo». El pequeño número de documentos publicados por el ELN no se debe a que el ELN no tenía ideas o quería mantenerlas secretas para la población. La organización empezó a trabajar públicamente en 1965 y, por lo tanto, no era necesario publicar textos antes. Además, los guerrilleros fueron de la opinión que las posiciones políticas se desarrollarían en el transcurso de la lucha y entonces no fue su principal preocupación.

ELN: Objetivos y métodos de lucha revolucionarios del Ejército de Liberación Nacional (1965)

El EJERCITO DE LIBERACIÓN NACIONAL considera que para terminar con el sistema de explotación imperante en nuestro país, es necesario apelar a la violencia revolucionaria organizada y señala que esta tendrá éxito en la medida en que se concrete la más amplia y férrea unidad popular.

EL ELN da a conocer en el presente folletín los caminos que nos van a permitir conseguir nuestra LIBERACIÓN NACIONAL, la cual debe concretarse en la consecución de lo que hemos denominado CINCO OBJETIVOS; CINCO BANDERAS DE LUCHA.

En los CINCO BANDERAS; CINCO BANDERAS DE LUCHA y en los DOS MÉTODOS DE LUCHA que se publican, está condensado nuestra clara posición revolucionaria. Todo militante, simpatizante o amigo de nuestro MOVIMIENTO debe conocerlos a fin de estar armadas ideológica y políticamente en la justa lucha revolucionaria en que estamos empeñados. ¡Y DEBE DIFUNDIRLOS!

5 OBJETIVOS / BANDERAS DE LUCHA:

1. GOBIERNO POPULAR
2. CONFISCACIÓN DE LOS MONOPOLIOS
3. REVOLUCIÓN AGRARIA
4. SOBERANÍA NACIONAL
5. AMISTAD CON TODOS LOS PUEBLOS

1. GOBIERNO POPULAR

El GOBIERNO POPULAR será la fiel expresión del PUEBLO EN ARMAS, es decir, de la clase obrera, el campesinado, la pequeña burguesía urbana y rural, los estudiantes y los intelectuales revolucionarios, que mediante la violencia organizada derribarán al régimen oligárquico y pro-imperialista existente en el país.

El GOBIERNO POPULAR será construido sobre la base de un amplio FRENTE que agrupe a todas las fuerzas que, en una u otra forma, participen en la lucha contra la oligarquía y el imperialismo norteamericanos: partidos políticos revolucionarios, comunidades indígenas, sindicatos obreros y campesinos, organizaciones femeninas, organizaciones de la juventud, organizaciones armadas revolucionarias y otras.

El GOBIERNO POPULAR se formará en el curso de la lucha armada y gobernará toda la extensión del territorio nacional que vaya siendo liberado por el EJÉRCITO DE LIBERACIÓN NACIONAL y otras organizaciones armadas revolucionarias.

El GOBIERNO POPULAR se apoyará en todo momento en las masas y estimulará la libre expresión del pueblo a través de sus organizaciones representativas y especificas.

En el proceso de desarrollo de la lucha, el pueblo irá encontrando las formas democráticas, revolucionarias y socialistas de gobierno más adecuadas a nuestra singular realidad.

EL GOBIERNO POPULAR analizará, sintetizará, desarrollará y aplicará todas esas experiencias.

El GOBIERNO POPULAR, tras la liquidación definitiva del poder político de los grandes latifundistas, de la burguesía y de los monopolios yanquis, sentará las bases de sociedad socialista.

2. CONFISCACIÓN DE LOS MONOPOLIOS

EXPULSIÓN DE LOS MONOPOLIOS NORTEAMERICANOS mediante la confiscación (nacionalización sin indemnización) de todas las empresas estadounidenses. Igual medida se aplicará a toda empresa extranjera que se niegue a acatar las leyes que dicte el GOBIERNO POPULAR. Los bancos, el comercio exterior, la energía eléctrica, el transporte, las telecomunicaciones, todos los servicios públicos, el petróleo, la minería y todas las industrias extractivas y productoras de materias prima estarán en manos del ESTADO POPULAR.

3. REVOLUCIÓN AGRARIA

LIQUIDACIÓN DEL LATIFUNDIO mediante la expropiación sin indemnización de las grandes propiedades de la tierra, la entrega gratuita de la tierra a los campesinos y la REVOLUCIÓN AGRARIA.

Durante el proceso de la lucha armada revolucionaria, el campesinado expulsará de los grandes feudos a los latifundistas y juzgará y castigará a los que sean hallados culpables de crímenes contra el pueblo. De esta manera la tierra irá siendo expropiada progresivamente y entregada a las organizaciones campesinas y comunales. Dentro del marco de la edificación de una nueva economía agraria, el GOBIERNO POPULAR impulsará la organización socialista del campesinado, la misma que deberá ser parte de une planificación revolucionaria y socialista de nuestra economía nacional.

4. SOBERANÍA NACIONAL

SOBERANÍA NACIONAL, que solamente podrá ser asegurada mediante la edificación de una economía nacional independiente de tipo socialista. El GOBIERNO POPULAR gestionará la ayuda técnica y financiera de los países del campo socialista y comerciará con todos aquellos que estén dispuestos a hacerlo en un plano de absoluta igualdad. El GOBIERNO POPULAR rechazará cualquier intento extranjero de influir en las decisiones del pueblo peruano y de su ESTADO REVOLUCIONARIO, ya sea mediante presión económica o bajo pretexto de ayuda financiera y técnica.

5. AMISTAD CON TODOS LOS PUEBLOS

AMISTAD CON TODOS LOS PUEBLOS. El GOBIERNO POPULAR desarrollará una política internacional independiente, de amistad fraternal con todos los pueblos y de solidaridad activa con las naciones sojuzgadas por el imperialismo y que luchan por su liberación. SU POLÍTICA SERÁ ACTIVAMENTE ANTIIMPERIALISTA Y DE SOLIDARIDAD REVOLUCIONARIA Y SOCIALISTA.

2 MÉTODOS:

1. LUCHA ARMADA
2. POLÍTICA UNITARIA

LUCHA ARMADA Y POLÍTICA UNITARIA son dos métodos que el EJÉRCITO DE LIBERACIÓN NACIONAL considera inseparables. Ambos métodos se complementan dialécticamente.

La LUCHA ARMADA hará que el pueblo confíe cada vez más en sus propias fuerzas. La garantía del éxito de la LUCHA ARMADA descansa en la más amplia UNIDAD POPULAR.

Solamente un pueblo unido y organizado revolucionariamente será capaz de derrotar a las poderosas fuerzas de la oligarquía y del imperialismo norteamericano. El divisionismo y la desunión siempre han sido el arma más efectiva de los opresores. El enemigo siempre trata de crear la discordia dentro del movimiento revolucionario porque sabe que así paralizará y neutralizará su acción.

Por eso, los sectarios y los divisionistas, como operan en el seno mismo del pueblo, son los aliados más peligrosos del enemigo, vale decir de las clases explotadoras.

La LUCHA ARMADA, es la que en definitiva permitirá que se forje una auténtica UNIDAD POPULAR en torno a los intereses superiores de la REVOLUCIÓN PERUANA.

1. LUCHA ARMADA

Ninguna clase social explotadora ha abandonado el escenario de la HISTORIA sin dejar tras sí una huella de sangre y de violencia.

Queremos aclarar que no somos cultores de la violencia por la violencia.

Pero no podemos engañarnos ni engañar al pueblo, preconizando vías pacíficas en un país que como el nuestro es aherrojado por una oligarquía económica y militarmente poderosa, habituada a ejercer la tiranía, el despotismo y el golpismo. Además, hacerlo, equivaldría a ir contra todo precedente histórico. En ninguna parte del mundo y en ninguna época las transformaciones económicas, políticas y sociales se llevaron a cabo pacíficamente.

Sostenemos que a la violencia ejercitada criminalmente y a diario por la oligarquía y el imperialismo debemos oponer la lucha armada del pueblo como único medio para tomar el poder é instaurar un RÉGIMEN POPULAR Y SOCIALISTA que ponga fin a la explotación del hombre por el hombre.

La experiencia de los movimientos liberadores de las últimas décadas, demuestra que frente a un ejército poderoso y bien equipado bélicamente, el pueblo puede oponer con éxito la lucha armada en su forma guerrillera. Así lo confirman CUBA, ARGELIA, VIETNAM y todos los pueblos que han derrotado al imperialismo o están luchando exitosamente contra él.

Desarrollando un MOVIMIENTO GUERRILLERO a lo largo y ancho del país, surgirá un vigoroso EJÉRCITO REVOLUCIONARIO POPULAR DE LIBERACIÓN que derrotará finalmente al imperialismo y a la oligarquía.

2. POLÍTICA UNITARIA

La POLÍTICA UNITARIA DEL EJÉRCITO DE LIBERACIÓN NACIONAL SE APLICARÁ EN EL SENO MISMO DEL PUEBLO. A través de las acciones armadas complementadas con otras formas de lucha que sean un refuerzo de las primeras, se irán creando las condiciones necesarias para la incorporación paulatina y activa de todo el pueblo a las filas de la REVOLUCIÓN, promoviendo al mismo tiempo la unidad organizada de las masas.

El objetivo inmediato de nuestra POLÍTICA UNITARIA, es la conformación de un amplio FRENTE REVOLUCIONARIO que agrupe a todos los sectores del pueblo y que sea la base del futuro GOBIERNO POPULAR.

El FRENTE no será resultado de negociaciones burocráticas hechas a espaldas de las masas; surgirá en una etapa de la LUCHA ARMADA del pueblo en la que la acción misma conjuncionará, en los hechos, a todas las fuerzas revolucionarias.

Dentro y fuera de nuestra organización promoveremos una real POLÍTICA UNITARIA, que será la que presida en todo momento las relaciones del ELN con los demás agrupaciones revolucionarias que mantengan una conducta consecuente.

En la actualidad, ninguna organización de izquierda puede reclamar la dirección del movimiento revolucionario si no demuestra en la práctica que está en verdad al frente de las masas y que es capaz de conducirlas por un camino victorioso en la lucha contra el enemigo común. La conducción de la lucha revolucionaria no es un privilegio sino una grave responsabilidad otorgada por el respaldo popular y la aplicación de una línea revolucionaria correcta.

El personalismo, el espíritu divisionista, el sectarismo, son aberraciones que hacen el juego al enemigo y equivalen a una traición. Los que los practiquen deben ser juzgados y sancionados por el pueblo.

La POLÍTICA UNITARIA del ELN tiene como objetivos llevar al éxito la LUCHA ARMADA, facilitar la construcción del PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN PERUANA e instaurar un GOBIERNO POPULAR que siente las bases del SOCIALISMO en el país.

El PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN PERUANA, marxista-leninista, será forjado en el fragor de la LUCHA ARMADA y en el proceso de la aplicación de una efectiva POLÍTICA UNITARIA.

El deber de todos los revolucionarios peruanos es contribuir a la formación del PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN PERUANA. El deber de todos los revolucionarios peruanos es desarrollar la LUCHA ARMADA hasta lograr la victoria final. El deber de todos los revolucionarios peruanos es hacer la REVOLUCIÓN para construir la SOCIEDAD SOCIALISTA.

La Haine

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/eU1M

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal