lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fH0s

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

17/05/2022 :: Europa, EE.UU.

El Imperio de las Mentiras de las armas biológicas

x Pepe Escobar
Un programa en curso de armas biológicas de EEUU en Ucrania fue una de las tres razones principales que llevaron al lanzamiento de la Operación Z

Este atisbo de “miedo en un puñado de polvo” ya se ubica como uno de los principales avances del joven siglo XXI, presentado esta semana por el Jefe de la Fuerza de Protección Radiológica, Química y Biológica de Rusia, Igor Kirillov.

Los resultados provisionales de la recopilación de pruebas sobre el trasiego de las armas biológicas estadounidenses en Ucrania son simplemente asombrosos. Estas son las principales conclusiones.

Los ideólogos de las armas biológicas estadounidenses comprenden el liderazgo del Partido Demócrata. Al vincularse con organizaciones biotecnológicas no gubernamentales, utilizando los fondos de inversión de los Clinton, Rockefeller, Soros y Biden, se beneficiaron de financiamiento adicional de campaña, todo debidamente encubierto.

Paralelamente, reunieron la base legislativa para financiar el programa de armas biológicas directamente del presupuesto federal. Los fabricantes de vacunas COVID-19 Pfizer y Moderna, así como Merck y Gilead, afiliados al Pentágono, estuvieron directamente involucrados. Especialistas estadounidenses probaron nuevos medicamentos en los biolaboratorios de Ucrania eludiendo las normas internacionales de seguridad. Según Kirillov, al actuar de esta manera, “las empresas occidentales reducen considerablemente los costos de los programas de investigación y obtienen importantes ventajas competitivas”.

Según Kirillov, “junto con las compañías farmacéuticas estadounidenses y los contratistas del Pentágono, las agencias gubernamentales ucranianas están involucradas en actividades de biotecnología militar, cuyas tareas principales son ocultar actividades ilegales, realizar ensayos clínicos y de campo y proporcionar el biomaterial necesario”. El Pentágono, señaló Kirillov, amplió su potencial de investigación no solo en términos de producción de armas biológicas, sino también en la recopilación de información sobre la resistencia a los antibióticos y la presencia de anticuerpos contra ciertas enfermedades entre la población en regiones específicas. El campo de pruebas en Ucrania estaba prácticamente fuera del control de la llamada “comunidad internacional”.

Estos hallazgos, ampliamente documentados, sugieren un vasto negocio de armas biológicas "legitimadas" que llega a los niveles más altos del cuerpo político estadounidense. No hay duda de que los rusos planean desenmascararlo a fondo en beneficio de la opinión pública mundial, comenzando con un Tribunal de Crímenes de Guerra que se establecerá este verano, muy probablemente en Donetsk.

Un programa en curso de armas biológicas de EEUU en Ucrania fue una de las tres razones principales que llevaron al lanzamiento de la Operación Z, junto con la prevención de una guerra relámpago inminente dirigida por la OTAN contra Donbass y el deseo de Kiev de reiniciar un programa de armas nucleares. Estas son las tres líneas rojas principales para Rusia.

La fuerza de la evidencia recopilada puede correlacionarse directamente con lo que se interpretó en gran medida como un discurso del Día de la Victoria cuidadosamente medido por el presidente Putin. El Kremlin no fanfarronea. Sin duda, privilegiará la presentación meticulosa de los hechos sobre el terreno (armas biológicas) por encima de la retórica grandilocuente.

El regreso de Nord Stream 2

El Representante Permanente Adjunto ante la ONU, Dmitry Polyaniskiy, anunció la demanda de Rusia de una reunión abierta del Consejo de Seguridad de la ONU para presentar más evidencia relacionada con los biolaboratorios estadounidenses en Ucrania. Incluso si la reunión fuera vetada por EEUU, Rusia ingresará la evidencia en los registros de la ONU.

Estos desarrollos brindan una indicación adicional de que no queda absolutamente ningún espacio para la diplomacia entre Rusia y los EEUU/Occidente colectivo, como sugirió el propio Polyaniskiy al comentar la posible adhesión de Ucrania a la UE: “La situación ha cambiado después de la declaración del Sr. Borrell de que 'la guerra debe ganarse en el campo de batalla' y después del hecho de que la Unión Europea es el líder en entregas de armas [a Ucrania]”.

Se pone peor. El próximo capítulo es el impulso de Finlandia para unirse a la OTAN.

Los estadounidenses apuestan a que Finlandia -y Suecia-, al unirse a la OTAN, desacreditarán totalmente la Operación Z de Putin por no haber logrado casi nada estratégicamente: después de todo, en un futuro cercano, los posibles misiles hipersónicos estadounidenses estacionados en Finlandia y Suecia estarán muy cerca de San Petersburgo y Moscú.

Mientras tanto, el desenmascaramiento ruso del negocio de las armas biológicas impulsará a una sección tóxica de las élites políticas estadounidenses a acelerar su belicismo. Todo sigue un guión cuidadosamente calculado.

En primer lugar, estas “élites” supervisoras de armas biológicas ordenaron el bombardeo masivo de Donbás en Kiev a principios de febrero. Eso forzó la mano del Kremlin, empujándolo a lanzar la Operación Z. Siempre debemos recordar que el objetivo final del plan de EEUU de entrenar a los ucranianos para la guerra desde 2014 era alienar a Alemania de Rusia, ya que Alemania controla económicamente Eurolandia.

El control de los océanos le permite al Imperio estrangular a Alemania a voluntad y someterla al aislarlos de la energía rusa, como hicieron los británicos con Alemania en la Segunda Guerra Mundial cuando Britannia gobernaba las olas. La Wehrmacht no pudo suministrar combustible a su ejército mecanizado. Ahora, en teoría, Alemania y la UE tendrán que mirar hacia los mares, y la dependencia total de los EEUU, para sus recursos naturales.

El régimen de Kiev controlado a distancia, dominado por fanáticos de SBU y neonazis de Azov, lo está haciendo aún más difícil, al cerrar todo el gas natural de Rusia a través de Ucrania hacia Europa, reduciendo el flujo en más de un tercio.

Eso se traduce como un chantaje impuesto por EEUU para obligar a la UE a aumentar el armamento de Ukro contra Rusia. Las consecuencias prácticas para Alemania y la UE serán terribles, en términos de cierre de industrias y costo de la calefacción doméstica y la energía eléctrica.

Mientras tanto, Rusia dependerá de un laberinto reforzado de Pipelineistan a China y el este de Asia, así como del tren de alta velocidad para transportar todos sus recursos naturales.

Sin embargo, el retroceso contra los estadounidenses no está fuera de los límites. Han sucedido cosas más extrañas. Si se corta totalmente el tránsito de gas a Europa a través de Ucrania, no hay alternativas. Y eso, suponiendo que haya IQ trabajando en Berlín, abriría el camino para una renegociación sobre el futuro de Nord Stream 2.

Como señala el jefe del Centro de Desarrollo Energético, Kirill Melnikov, “el gasoducto Yamal-Europa está prácticamente inactivo y una de las líneas Nord Stream 2 también está lista para operar, aunque el regulador alemán aún no ha emitido el permiso para su lanzamiento”.

Eso llevó a Melnikov a un comentario invaluable: "Si las compras siguen siendo las mismas, Alemania probablemente necesitará permitir urgentemente el lanzamiento de una de las líneas Nord Stream 2 para reemplazar la ruta de tránsito de Ucrania".

Nadie ha perdido dinero apostando a la asombrosa estupidez que impregna los niveles de decisión de los eurócratas. Incluso enfrentando un suicidio económico, la UE está desesperada por “abandonar” el petróleo ruso. Sin embargo, una prohibición total es imposible debido a la escasez de energía en Europa del Este.

Todo analista energético imparcial sabe que reemplazar el petróleo ruso es DOA ['Dead on Arrival', muerto al llegar], por varias razones: el acuerdo OPEP+; la espantosa división entre Washington y Riyadh; la interminable renegociación del JCPOA, donde los estadounidenses se comportan como pollos sin cabeza; y el hecho crucial, más allá de la comprensión de los eurócratas, de que las refinerías de petróleo europeas están diseñadas para utilizar petróleo de los Urales.

Entonces, justo cuando pensábamos que podíamos disfrutar del verano viendo a Europa cometer hara-kiri, es hora de abastecerse de esos Aperol Spritz. Prepárese para una nueva serie de éxito, temporada 1: Dentro del negocio de las armas biológicas estadounidenses.

Al Mayadeen

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fH0s

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License ::

Principal