lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dP5F

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

13/02/2013 :: Colombia

El «tope» de las FARC-EP

x Allende La Paz
Según las cifras que maneja el almirante Cely y el Ejército, las FARC en el 2013, después de 13 años del Plan Colombia, siguen teniendo entre 18.000 y 20.000 combatientes

El Plan Colombia fue lanzado y promocionado como “el más grande esfuerzo contrainsurgente” de los Estados Unidos en Colombia. Lanzaron las “campanas al viento” y se sentían regocijados porque ahora sí los gringos se iban a meter directamente en la guerra contra los “subversivos” en Colombia. El Plan lo diseñaron para seis años, es decir, de 2000-20006, lo cual equivalía a decir que en el año 2006 la guerrilla quedaría arrasada del territorio nacional.

Pastrana no cabía de contento y entregó el gobierno a Uribhitler –por el miedo cerval que le tenía y le tiene a Samper-, quién en sus sueños se veía como “El Pacificador”. Pasaron cuatro años y nada. Manipuló para quedarse en el sillón presidencial cuatro años más y lo consiguió con ayuda de la corrupta clase “política” en el Congreso. Llegó el final de sus otros cuatro años y “la culebra seguía viva”.

El Plan Colombia contemplaba tres fases: 1ª Fase – 2.000-2.002: Plan Colombia propiamente dicho. 2ª Fase- 2.002-2.004: Plan Patriota, llamado así para esconder que se les había retrasado 2 años y al final tuvieron que pasar a la siguiente fase sin haber “consolidado” la primera ni la segunda. 3ª Fase- 2.004-2.006: llamado Plan Consolidación.

Como decíamos en el artículo titulado «Cese de Fuegos tiene que ser bilateral”, “el Plan Colombia sirviópor escalar el conflicto y al día de hoy las FARC-EP realizan más de 2.400 acciones militares anuales, propinándoles a las fuerzas militares estatales más de 2.500 muertes y más de 5.000 heridos, al tiempo las fuerzas estatales siguen aplicando la «guerra sucia» contra el pueblo colombiano, quien inerme, desarmado, sufría –y sufre- la tropelías de las fuerzas invasoras estatales».

El «tope» o techo de la guerra oligárquica

La insurgencia armada colombiana ha obligado al gobierno a sentarse a la Mesa de Conversaciones porque producto de su accionar, su desarrollo y crecimiento, el gobierno sólo tiene como alternativa alcanzar una solución dialogada, política. La oligarquía y el imperio no quieren malgastar el esfuerzo financiero que les tocaría hacer de seguir ellos con su guerra contra el pueblo. 216 billones de pesos malgastados la década pasada y 215 billones que se preveen se gastarán en la década siguiente en la guerra ha hecho que los sectores oligárquicos vean que es mejor negocio «pactar la Paz» que continuar con la guerra, con la posibilidad de perderlo todo.

La derrota del Plan Colombia y haber llegado al tope o techo del esfuerzo financiero ha hecho que las FARC-EP hayan obligado al gobierno a sentarse a negociar y los ha amarrado a la pata de la Mesa de Conversaciones de La Habana.

Las FARC-EP no alcanzan el «tope»

Los sueños de las fuerzas militares-neo-narcoparamilitares estatales son derrotar la insurgencia armada. Mas ello no se cumple en la realidad. Revisamos diversas estadísticas de los propios medios burgueses nos dejan ver que a pesar de los «bombardeos», la FARC conservan prácticamente intacta sus fuerzas.

En el año 2.000 las fuerzas militares estatales consideraban que las FARC tenían algo más de 20.000 efectivos. El comandante de las Fuerzas Militares general Freddy Padilla decia que «las FARC apenas tienen 7.000 efectivos» al término de la administración Uribe Vélez. El Almirante Cely consideraba en 2010 que las FARC tenían 18.000 efectivos. Decíamos en el artículo «El estado de las FARC hoy» que «Según publicaciones de la Revista Semana, las FARC en 2002 tenía entre 18.000 y 20.000 unidades, esto ya en pleno Plan Colombia. Lo cual significa que según las cifras que maneja el almirante Cely, las FARC, en el 2010, después de 10 años del Plan Colombia, del gasto de más de 25 millones de dólares diarios en la guerra, de haber enfrentado la más sofisticada ofensiva adelantada hasta ahora (aviones sin tripulantes, aviones espías, bombas de 750 libras, uso del Napalm moderno, etc), continúan incólumes y tienen una enorme capacidad de reemplazar sus guerrilleros caídos en combate, o sea, su base social continúa firme con el ejército guerrillero».

Hoy, 2013, el portal «La Silla Vacia» nos reporta que «El Ejército calcula que las Farc tienen 8.147 guerrilleros en camuflado y 10.261 milicianos en las redes de apoyo, es decir, casi 20 mil personas en armas. Habría otros 10 mil en las redes de apoyo, casi siempre familias de guerrilleros que no están armados pero les suministran víveres, los alertan cuando el Ejército está cerca, les dan refugio”.

Si nos atuviéramos a las estridencias del ministro de defensa y del propio presidente JMSantos las FARC-EP se reproduce a ritmos acelerados, “como la verdolaga”, ya que según el propio presidente la “cifra de desmovilizados de las FARC va en aumento” y “Las FARC llegaron a su máxima capacidad”, mas sin embargo esas aseveraciones son controvertidas por las propias cifras de las fuerzas militares estatales dadas a los periodistas. Quizá esas declaraciones lo que buscan es debilitar a las FARC motivando las deserciones de sus filas en un intento desesperado por quitarle fuerzas a la guerrilla colombiana.

La realidad nos muestra que las FARC-EP todavía no han llegado a su “tope” máximo. Si lo hubieran hecho ya estarían ad portas de la toma del poder.

Cambio Total

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dP5F

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal