lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/cY4E

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

29/09/2011 :: México

Está flaca la caballada del PAN

x Gerardo Peláez Ramos
Qizá sea de alguna utilidad repasar el ramillete de políticos que ofrece la ultraderecha a la sociedad mexicana

En marzo de 1981, el entonces gobernador del estado de Guerrero, ingeniero Rubén Figueroa Figueroa, cabeza del cacicazgo sureño, acuñó la famosa frase “está flaca la caballada” en respuesta a la pregunta de qué pensaba sobre el posible sucesor del presidente José López Portillo, frase que reflejaba en forma clara las dificultades del Partido Revolucionario Institucional para destapar a su gallo de cara a las elecciones de 1982, en vista de la crisis que estalló poco después de quedar frustrada la promesa presidencial de prepararse para repartir la abundancia entre los mexicanos. La petrolización y la dependencia de los créditos externos pusieron punto final a los gobiernos de la Revolución mexicana y pudo instalarse sin grandes dificultades la tecnocracia del neoliberalismo, con un rocín poco veloz y poco resistente: Miguel de la Madrid Hurtado.

El PRI llevaba en el poder más de 50 años ininterrumpidos, a los que agregaría otros tres sexenios, los de Miguel de la Madrid Hurtado, Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo Ponce de León. Ese período tan prolongado de dominación no podría explicarse sin el consenso nacional de que gozaban los gobiernos del Partido Nacional Revolucionario-Partido de la Revolución Mexicana-PRI, sustentado en la carencia de golpes de estado triunfantes desde mayo de 1920, en tanto que al sur del Suchiate y el Usumacinta los países hermanos sufrían caídas de gobiernos mediante la intervención del Ejército en funciones de partido político; de las reformas estructurales de 1934 a 1940, que incluían la reforma agraria y la expropiación petrolera; del crecimiento económico, entre 1940 y 1980, de más del 6 por ciento anual, y de un nacionalismo que tenía como pilar la autonomía relativa frente al imperialismo norteamericano. La hegemonía priísta, puede concluirse, contaba con un enorme consenso nacional, no obstante el autoritarismo y la antidemocracia que la caracterizaban.

Luego vinieron los peores gobiernos de México: los de los corruptos e ineptos panistas Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa, que tienen como logros centrales: colocar la economía mexicana en el lugar número 15 en el mundo, cuando otros países, como China, India y Brasil, avanzan y conquistan nuevas posiciones; desnacionalizar la economía nacional; incrementar el desempleo y el número de pobres; nulificar la seguridad social de los trabajadores; concretar la muerte de más de 50 mil mexicanos; eliminar contratos colectivos de trabajo y sindicatos; pagar salarios de hambre a obreros, empleados, profesionistas y técnicos; llevar el campo al desastre; aumentar la dependencia alimentaria; facilitar la participación política de la clerigalla; vender la soberanía nacional a Estados Unidos, y convertir a México en furgón de cola de los monopolios y gobiernos gringos. En estos logros se localizan el descrédito del Partido Acción Nacional, su carencia de cuadros con visión de estadistas y su crisis en ascenso, que lo conducirán, casi en forma segura, a perder las elecciones presidenciales de 2012 y a colocarse como tercera fuerza en el espectro político del país.

En consecuencia, la conclusión es contundente: la caballada del PAN está flaca, muy flaca. Para ilustrarlo, quizá sea de alguna utilidad repasar, a continuación, el ramillete de políticos que ofrece la ultraderecha a la sociedad mexicana.

Siete cuadros menores de la política

Mientras el PRI tiene tecnócratas generales como Carlos Salinas de Gortari, Manlio Fabio Beltrones, Beatriz Paredes y Enrique Peña Nieto, y el Partido de la Revolución Democrática a cuadros como Andrés Manuel López Obrador, Marcelo Ebrard Casaubon y Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, el PAN cuenta con una breve lista de grillos liliputenses: Felipe Calderón Hinojosa, Vicente Fox Quesada, Josefina Vázquez Mota, Santiago Creel Miranda, Emilio González Márquez, Javier Lozano Alarcón, Ernesto Cordero Arroyo, Alonso Lujambio Irazábal y Heriberto Félix Guerra.

De estos nueve politicastros, los siete últimos se anotaron como aspirantes a suceder al presidente de facto Felipe Calderón. De estos pequeños discípulos de Efraín Gómez Morfín, no se hace uno. Son, sin exageración, cuadros menores de la política.

Cumpliendo directivas de arriba, cuatro de los precandidatos panistas se retiraron del ruedo y ahora sólo quedan tres.

Un porro patronal y antiobrero

El primer precandidato que dejó el grupo de los siete pequeños políticos fue Javier Lozano Alarcón, secretario del Trabajo y Previsión Social, muy conocido entre los minero-metalúrgicos, electricistas, trabajadores de la aviación y los sindicatos democráticos e independientes, por ser el porro predilecto de la gran burguesía y de los neoliberales panistas, especialista en negar tomas de nota de comités elegidos legítimamente por organizaciones sindicales insumisas, prolongar huelgas legales durante años, declarar inexistentes movimientos de huelga, defender abiertamente los intereses patronales y facilitar que las trasnacionales, especialmente canadienses, destruyan los bienes colectivos de las comunidades indígenas, contaminen el ambiente, saqueen los recursos mineros de la nación y sobreexploten a sus trabajadores.

En un contexto de violación permanente de la Constitución General de la República y la Ley Federal del Trabajo, la administración calderonista presentó, por medio del partido blanquiazul, una iniciativa de reforma de la LFT elaborada por la STPS, bajo la dirección del porro mayor, que sintetiza los propósitos del gran capital nacional y los monopolios extranjeros, la cual lleva preparándose hace tiempo por los abogados de las organizaciones de la gran burguesía.

El proyecto albiceleste, retomado por el PRI, se plantea introducir en la ley reglamentaria del apartado A del Artículo 123 constitucional las prácticas antiobreras que han implantado los empresarios y gobiernos neoliberales desde 1982 hasta la fecha, es decir, eliminar derechos de los trabajadores asalariados como la contratación colectiva, la sindicación, la huelga, la estabilidad en el empleo, la antigüedad como fuente de prestaciones, la autonomía sindical y un salario suficiente con prestaciones sociales adecuadas.

Cabe precisar que la iniciativa Lozano incluye: la subcontratación (outsourcing), contratos temporales, y facilidad y abaratamiento de los despidos; la contratación y el pago por horas; elecciones sindicales mediante votación publica, permitiendo el control por parte de la burocracia sindical, los sindicatos blancos y la patronal; limitación de la libertad sindical, la verdadera contratación colectiva y el ejercicio del derecho de huelga, y el arbitraje obligatorio. Con estos y otros puntos se estimula el desarrollo de los contratos de protección patronal y los sindicatos de membrete.

El impulsor de la política mencionada renunció, el 20 de julio pasado, a buscar la candidatura a la Presidencia de la República del PAN. Señaló, no sin sapiencia: “Esta declinación no significa que yo abdique de mis derechos políticos, están bien consagrados en la Constitución (…) En este sentido voy al límite de mis capacidades y mis recursos y voy a seguir apoyando las tareas y los proyectos de Acción Nacional”. (1)

Un precandidato de relleno

Heriberto Félix Guerra, secretario de Desarrollo Social, abandonó, el 22 de julio, la lucha por la candidatura presidencial del PAN, expresando: “Durante las últimas semanas, junto con mi Familia [mayúscula de HFG], recordando los lugares que he recorrido, las personas, sus rostros, me he preguntado, ¿dónde sirvo más en este momento?

“Después de una profunda reflexión he tomado la decisión de seguir sirviendo a México, a sus familias más vulnerables, desde la Secretaría de Desarrollo Social --SEDESOL-- comprometiendo todo mi empeño, entusiasmo, tiempo y esfuerzo, junto con todo nuestro equipo, en ésta [acento de HFG] noble y gran causa”. (2)

Es poco lo que se puede decir de este burócrata y empresario sumamente gris. De acuerdo con un blog: “A un año de que concluya la actual Administración federal, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) sólo ha cumplido seis de las 16 metas comprometidas a inicio del Gobierno de Felipe Calderón.

“La meta principal de reducir la pobreza extrema a 10.1 millones de mexicanos al 2012 se encuentra en riesgo de no ser cumplida, ya que en la actualidad hay en esta condición 11.7 millones de mexicanos.

“Pero al secretario de Desarrollo Social Heriberto Félix Guerra, quien por cierto es uno de los precandidatos, descalificados de la contienda interna panista seguramente tiene bastante cola que le pisen, a tal grado que lo tuvieron que marginar de esa terna por corrupto e ineficiente”. (3)

Un hombre manipulado por Elba Esther

El secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio Irazábal, anunció, el 29 de agosto, que declinaba pugnar por la candidatura a la Presidencia de la República del Partido Acción Nacional.

Manifestó: “Declino a favor de Madero, a favor de la conducción, del liderazgo y la Presidencia de mi partido. Estoy convencido de la fortaleza de mi Presidente y también de su estatura política y moral”. (4)

Un autor escribía: “Lujambio adopta posturas que si bien fortalecen su postura como Secretario del sector educativo, le redituarán, de requerirlo, alianzas, fidelidades y seguidores, entre ellas destacan: los halagos, el acercamiento a la política desplegada y el reconocimiento al liderazgo que ejerce la presidenta del CEN del SNTE a quien calificara como ‘dama’ vertidos en su momento, que en retribución le han ameritado la declaratoria de la maestra como ‘Maestro formado en las aulas’, el distanciamiento de la administración de Vázquez Mota, mediante la sustitución de Miguel Székely Pardo, Jorge Santibáñez por personas afines a él personal y políticamente y el debilitamiento de políticas contrarias a los intereses gremiales a pesar de responder a compromisos firmados internacionalmente y ser impulsados por organismos como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)”. (5)

En realidad, Lujambio es un típico representante de la promoción por el neoliberalismo panista de individuos sin conocimientos elementales de la dependencia a su cargo, de la historia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y del poder creciente de la mafia elbista, además de corrupto y sin la menor preocupación por los intereses nacionales y populares. Ello permite entender, en gran medida, la bancarrota de la educación pública y la prepotencia inaudita de Elba Esther Gordillo y su camarilla de charros derechistas.

A lo anterior hay que agregar que Alonso Lujambio es un mentiroso profesional: adulteró las cifras de jóvenes que ni trabajan ni estudian; la situación de la educación pública; el fortalecimiento, en decenas de miles de cuadros profesionales de la burocracia sindical elbista, comisionados o “licenciados”, o, como dicen los sindicalistas franceses, “permanentes”, dedicados de tiempo completo a tareas electorales de partidos políticos y tareas dizque gremiales; concesiones desmedidas al charrismo sindical y golpeteo constante al magisterio de base y a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

En torno a la cantidad de ninis, el rector de la más importante universidad mexicana precisó: “Desafortunadamente no puedo decir que cometí un error. Las cifras presentadas por las secretarías de Educación Pública (SEP) y de Gobernación (SG), según las cuales la cantidad de jóvenes que no estudian ni trabajan en el país es de sólo 285 mil personas, no son las correctas, aseguró el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles.

“Subrayó que con base en datos oficiales, son 7 millones y medio los jóvenes mexicanos en esa condición.

“Demandó al gobierno federal que, más que corregir o enmendar la cifra sobre el total de ninis, remedie esa dolorosa, injusta e inconveniente realidad”. (6)

Andanzas de un neocristero

Emilio González Márquez, gobernador del estado de Jalisco, es el discípulo número 1 del comandante en jefe de la ultraderecha mexicana: el cardenal Juan Sandoval Íñiguez. Emilio, de cariño llamado por los jaliscienses Etilio, es famoso por sus escándalos provincianos y decimonónicos: gastar enormes sumas de dinero del erario para construir monumentos en honor a los cristeros, subsidiar instituciones dependientes de la Iglesia católica, apoyar proyectos enajenantes de Televisa, reprimir con violencia a jóvenes altermundistas y comunidades indígenas, denostar a las minorías sexuales y a las mujeres, insultar a sus gobernados llegando al extremo de mentarles la madre y armar grescas cuando está bajo los efectos del alcohol, principalmente por el consumo excesivo de tequila revuelto con güisqui.

Para tratar de aparentar su lejanía con la ultraderecha, le dio por hablar bien del escritor Carlos Monsiváis y proponer la alianza PAN-PRD para el año entrante. Toda una joyita el apodado Etilio.

Disciplinado, Etilio se retiró el 22 de septiembre de la disputa por la candidatura presidencial del PAN. Conforme al sitio de Internet del partido conocido como del Bolillo: “Luego de agradecer a todas las personas que mostraron simpatía por su aspiración, ratificó que el trabajo encabezado tuvo como único objetivo el engrandecimiento de México.

“‘Declino yo a continuar en este esfuerzo y habré de tomar una decisión, al observar el desempeño de mis compañeros que buscan la candidatura del partido. Habré de decidir por quién he de votar, pero éste será un voto personal’, subrayó”. (7)

Una mujer de ultraderecha

Josefina Vázquez Mota es entre las dirigentes femeniles del PAN la más destacada, siendo pieza fundamental en el fraude electoral de 2006 ya que estuvo como coordinadora de campaña del hoy presidente espurio Felipe Calderón y como impulsora de la alianza con Elba Esther Gordillo. Con el objeto de precisar algunos hechos, es mejor dejarle la palabra a Víctor Hernández: “Javier Solórzano dio a conocer una grabación en la cual Josefina Vázquez Mota declara que el 2 de julio de 2006, alrededor de las 9 de la noche, le llamó por teléfono Luis Carlos Ugalde, entonces presidente del IFE, para decirle que había ‘ganado’ la elección presidencial Felipe Calderón.

“Estaba con Luis H. Álvarez en el PAN cuando Luis Carlos Ugalde me habló, porque yo tenía (inaudible) campaña, me dijo a las nueve de la noche: Josefina dile a Felipe Calderón que es el presidente de México y que ganó la elección presidencial…” fueron las palabras exactas de Vázquez Mota, en ese entonces coordinadora de campaña de Calderón.

“Pequeño detalle: a esa hora aún no se terminaba de contabilizar el PREP. De hecho, apenas iba empezando. Y Ugalde alegó que la elección estaba tan cerrada que no se podía determinar un ganador.

“Era una mentira de Ugalde. Las encuestas de salida daban por ganador a Andrés Manuel López Obrador. Inclusive, Bernardo Gómez, vicepresidente de Televisa, había llamado a AMLO horas antes para felicitarlo, ya que de acuerdo con las encuestas de salida de la televisora, AMLO había ganado la elección.

“Al día siguiente de que se diera a conocer la grabación de Vázquez Mota, Ugalde negó que hubiera hecho esa llamada y alegó que a las 10:40 el ‘comité científico’ del IFE le recomendó que no anunciara ganador. Según él, Vicente Fox le reclamó por no haber cantado ganador --lo cual resulta poco creíble puesto que el propio Fox emitió un mensaje grabado inmediatamente después de Ugalde para decir lo mismo: que no había ganador; y que Felipe Calderón trató de llamarle pero que no le quiso recibir la llamada-- cosa que tampoco le creo puesto que sí se la aceptó a Fox, quien claramente estaba haciendo campaña a favor del PAN.

“Horas más tarde, Vázquez Mota ratificó lo que dijo, pero modificando para alegar que la llamada ocurrió entre las 21:00 y las 23:00 horas, pese a que no había terminado el conteo del PREP y Ugalde había dicho ante las cámaras que había empate, lo cual sería una prueba más del fraude planeado en contubernio entre el PAN, el IFE, el PRI y Elba Esther”. (8)

Josefina Vázquez se dedica a la política y a la literatura teórico-científica, con la publicación de la obra que lleva por título Dios mío, hazme viuda por favor. El libro es de los llamados de superación personal o autoayuda, que ponen el acento en la psicología conductista y aspectos metafísicos, adornados con consejos y recomendaciones de charlatanes para personas con graves problemas de autoestima y de realización.

Pese a ser una política profesional y con capacidad de mando, Josefina Vázquez Mota fue ninguneada como titular de la Secretaría de Educación Pública por Elba Esther Gordillo y la camarilla dirigente del SNTE, lo que explica, en parte, la situación de desastre de la educación nacional. Los charros del sindicato magisterial hacían lo que les venía en gana y se pitorreaban de la secretaria del ramo.

Habiendo dejado la SEP, Josefina Vázquez pasó a liderar el Grupo Parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados, donde ha sobresalido como promotora activa de las llamadas reformas estructurales, más bien contrarreformas: Ley de Seguridad Nacional, LFT, Código Federal de Procedimientos Penales, reforma política y otras que buscan, centralmente, la legalización de la utilización permanente del Ejército y la Marina como fuerzas policíacas, continuar la militarización del país, criminalizar la lucha social, “avanzar” en la guerra contra el narcotráfico e instaurar, como corolario, un régimen policíaco-militar, sueño dorado de los agentes panistas del imperialismo yanqui.

¿Un juarista del PAN?

Santiago Creel Miranda, ex secretario de Gobernación durante el sexenio foxista, precandidato presidencial de Fox en la terna panista para la sucesión de 2006 y actual senador en receso, fue derrotado por el hoy presidente ilegítimo Felipe Calderón en la disputa interna del PAN de hace seis años. Su paso por la principal secretaría de estado condujo a México a llenarse casinos y casas de juego, que desempeñan el papel de centros de lavado del dinero proveniente del narcotráfico y el crimen organizado, a la vez que generan sueños fantasiosos en grupos de la pequeña burguesía. Las concesiones para la apertura de casinos se otorgan, en primer lugar, a destacados hombres de negocios panistas.

Santiago Creel instigó la política ilegal de Vicente Fox y la Procuraduría General de la República en el proceso de desafuero de Andrés Manuel López Obrador en 2005, mientras en público sostenía que el conflicto se circunscribía a un supuesto ámbito jurídico.

El proceso de desafuero escapaba naturalmente del marco meramente jurídico, o como lo señaló con precisión el propio AMLO: “Comparezco con dignidad ante este tribunal por el juicio de desafuero en mi contra.

“Muy poco voy a argumentar en términos jurídicos sobre la falsedad de este juicio. Hemos reiterado nuestra defensa en numerosas ocasiones. Sólo diré que no he violado la ley, que jamás he actuado en contra de la justicia y nunca ha sido mi intención hacerle mal a nadie.

“Nunca firmé ningún documento ni ordené que no se respetara la suspensión del amparo otorgado al presunto dueño del predio «El Encino». Por el contrario, hay constancias de que todos los servidores públicos responsables del caso cumplieron con su deber.

“A pesar de que el Ministerio Público pretendió llevarlos a que me inculparan como pueden ustedes constatarlo en el expediente, plateándoles interrogatorios insidiosos, no logró su cometido. Nadie de los servidores públicos del gobierno declaró en mi contra.

“El Juez Administrativo no se tomó la molestia de presentarse en «El Encino» para verificar si se daban o no las conductas de violación que me atribuyen. Tuvo, sin embargo, la ruindad de otorgar valor probatorio pleno a supuestas inspecciones judiciales practicadas por actuarios. Es decir, el Juez se limitó a recibir los dichos de sus empleados y con estas pruebas ilegales se me acusa.

“Es más: el supuesto dueño de «El Encino» primero reclamaba una propiedad de cien mil metros cuadrados; luego presentó una escritura ante el Ministerio Público de 86 mil metros cuadrados. Y en el Registro Público de la Propiedad aparece que sólo posee 83 mil metros cuadrados, y que el tramo en cuestión ni siquiera es de su propiedad. Pero esto no se nos aceptó como prueba, porque en la Sección Instructora se opuso a realizar un deslinde del terreno.

“El expediente está plagado de falsedades. Me acusan, simple y llanamente, por ser el superior jerárquico del Gobierno del Distrito Federal”. (9)

A pesar de tener como padrino a un prominente defensor de los cristeros y el franquismo, Santiago Creel ha navegado y navega con la bandera de ser el juarista del panismo. Una calificación de sí mismo en clara pugna con el panorama de los alineamientos políticos. Sin embargo, no la tiene fácil y están cargados los dados, por lo que será hecho a un lado para dejar el paso libre a Ernesto Cordero.

Un creador de cuentos montañeros

Ernesto Cordero Arroyo, ex secretario de Hacienda y Crédito Público, es un burócrata que ha ocupado mucho espacio en la prensa escrita, radio, televisión e Internet al hacer declaraciones contra la terca realidad y a favor de cuentos en boga entre los integrantes del aparato de la ultraderecha albiceleste: afirmar que salarios de 6 mil pesos permiten adquirir casa propia, automóvil del año y dar educación a los hijos en escuelas privadas; colocar a México fuera de los países pobres y ubicarlo como un país de ingresos medios, y descubrir que el salario mínimo aumenta su poder adquisitivo y mejora cada día que pasa. ¡Asombroso!, pero es lo que sostiene el delfín del presidente espurio.

Ernesto Cordero no sólo edulcora la situación económica de la sociedad mexicana, sino que es uno de los constructores del actual desastre en todos los órdenes, aunque especialmente en el terreno económico. Por si no fuera suficiente, este precandidato panista ofrece, sin rendirle culto a la chacota, continuar aplicando la misma política antinacional, antipopular, propatronal, antiobrera y progringa del nefasto usurpador que ocupa sin ningún derecho la residencia oficial de Los Pinos.

En resumen, tales son los jefes del panismo militante, por lo que no es difícil pronosticar que serán derrotados ampliamente por los candidatos del Partido Revolucionario Institucional y el Partido de la Revolución Democrática. De esta manera, la pesadilla blanquiazul será desbaratada por los votantes en 2012. El futuro del PAN es claro y preciso: convertirse, gracias a su política, a su ineptitud y a su corrupción, en la tercera fuerza política de la nación. Para México, dicha perspectiva es positiva y saludable.


Notas

(1) Web del PAN.
(2) Web del PAN.
(3)“El pitufo farsante (Heriberto Félix Guerra) y sus incumplimientos en SEDESOL”, en Pan y circo, 8-IX-11.
(4)Web del PAN.
(5)Gustavo Santín N., “Alonso Lujambio Irazábal aliado de Elba Esther Gordillo Morales”, en SETEBC’S, 10-VII-10.
(6)La Jornada, 24-VIII-10, p. 2.
(7)Web del PAN.
(8)Víctor Hernández, en SDP Noticias, 23-IX-11.
(9) “Intervención de Andrés Manuel López Obrador, Jefe de Gobierno del Distrito Federal, en la Sesión de la Cámara de Diputados erigida en jurado de procedencia, llevada a cabo el jueves 7 de abril de 2005”, en El Catoblepas, ed. electr., núm. 38, abril 2005, p. 4.

La Haine

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/cY4E

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal