lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/aF9S

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

22/02/2018 :: Bolivia

[Fotos] 21F: Contundente grito contra los despidos y el "ajuste" en Buenos Aires

x ANRed / La Haine
Más de cuatrocientas mil personas colmaron ayer por la tarde el microcentro porteño para participar de la movilización convocada por sindicatos y movimientos sociales

Convocaron el gremio de Camioneros, ambas CTA, la Corriente Federal de Trabajadores, las pymes, los sindicatos clasistas combativos de izquierda y las cooperativas de trabajadores precarizados de los movimientos sociales. Con el Ministerio de Desarrollo Social de fondo, más de 400 mil personas se manifestaron contra los despidos, el aumento de la inflación y el ajuste de Cambiemos, por paritarias libres y por más puestos de empleo genuino. En éste marco, el INDEC informó que la Canasta Básica Total (alimentos y servicios básicos para una familia tipo), que define el nivel de pobreza, subió 1,7% en enero respecto de diciembre, al alcanzar los $17.000 (1 dólar = 20 pesos).

El día, a nivel informativo - y en el marco del creciente enfrentamiento mediático entre el líder camionero Hugo Moyano y el gobierno nacional - comenzó con imágenes que daban cuenta de operativos policiales y de la Gendarmería Nacional parando micros del gremio de Camioneros provenientes de diferentes puntos del páis en los ingresos a la Ciudad de Buenos Aires, donde hacían bajar a quienes viajaban para cachearlos. Enseguida el gremio y sectores aliados salieron a denunciar que eran operativos montados por el gobierno para "desinflar" la movilización, que se prevía multitudinaria.

A pesar de que el gobierno nacional, los medios oficialistas y Hugo Moyano centraron su enfrentamiento mediático público en las causas de corrupción y negociados por las cuáles el líder camionero es señalado, un dato que provino de un organismo oficial cobró mayor relevancia, dándole a la lucha contra las medidas de despidos, inflación y ajuste del gobierno de Cambiemos la centralidad de la movilización.

Los últimos datos del INDEC arrojaron que el costo de la Canasta Básica Total, que define el nivel de pobreza, subió 1,7% en enero respecto de diciembre, al alcanzar los $16.973,83. En tanto, la Canasta Básica Alimentaria, que permite estimar el nivel de indigencia, costó $6.789,53 y se incrementó 2,18% respecto del último mes del 2017. Todo ésto significó, entonces, un aumento acumulado del 27,4% de la canasta total y del 22,8% de la alimentaria en los últimos doce meses, según las cifras oficiales del organismo.

Alrededor de las 12 comenzaban a poblarse las cuadras de la ancha avenida 9 de Julio, desde la sede del Ministerio de Desarrollo Social hasta el ingreso por estación Constitución, con banderas de diferentes sectores sindicales, sociales y políticos, además de fuegos artificiales e infinidad de puestos de choripán, patis y empanadas. De fondo se escuchaba una mujer que animaba a quienes se habían convocado a tocar los bombos y hacerse escuchar, además de destacar que la movilización era multitudinaria a pesar de que el gobierno había querido instalar que no iba a ser significativa.

A la altura de Lima e Independencia, y en el medio de la zona del metrobus, una gran columna de los sindicatos combativos de izquierda antiburocráticos se manifestaban con una bandera en la cabecera que reclamaba: "Basta de despidos en el Hospital Posadas, INTI, Ferrobaires y Río Turbio", en referencia a alguno de los más representativos conflictos y planes de lucha contra despidos y ajuste de los últimos tiempos. También exigieron un "Paro nacional y plan de lucha activo" a los representantes de la CGT, Camioneros, las CTA y la Corriente Federal de Trabajadores.

Por su parte, una gran cantidad de trabajadores y trabajadoras precarizadas de cooperativas nucleadas en organizaciones sociales y territoriales con la consigna "No vivimos con $4750" (en referencia al ingreso del Plan Argentina Trabaja) reclamaron paritarias libres para el sector y creación por parte de los gobiernos nacional y provinciales de más puestos de trabajo para el sector cooperativo precarizado.

Fuente: Prensa FOL Fuente: Prensa FOL Fuente: Prensa FOL

En este sentido, varias organizaciones vienen reclamándole a la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, poder sentarse a discutir el destino del Fondo del Conurbano a fin de poder generar nuevos puestos de trabajo para las cooperativas.

El acto central, cuyo comienzo estaba previsto para las 15, se adelantó media hora. Los únicos oradores de la jornada fueron Juan Carlos Schmid (secretario general de Dragado y Valizamiento y único triunviro de la CGT presente), Sergio Palazzo (titular del gremio La Bancaria y referente de la Corriente Federal de Trabajadores), Pablo Miceli (CTA Autónoma), Esteban Castro (CTEP), Hugo Yasky (CTA de los trabajadores) y Hugo Moyano.

El primer orador, Juan Carlos Schmid, reclamó jubilaciones, negociaciones salariales libres y sin topes, además de rechazar el proyecto de reforma laboral y el DNU 27/18 en lo que tiene que ver con asuntos laborales (embargo de salarios). También citó la "Declaración de Mar del Plata" (documento de gremios de la CGT con duras críticas al gobierno nacional) para referirse a la ausencia de otros gremios de la CGT que eligieron no acompañar al líder camionero en la movilización.

El segundo orador fue Sergio Palazzo, quien señaló: "Hemos venido pacíficamente y nos iremos pacíficamente. Violencia es otra cosa. Violencia es haberle recortado a los jubilados o recortar derechos. Violencia es cuando se ataca a las asociaciones sindicales con el objeto de callar a sus referentes. Violencia es mentir, cuando prometieron pobreza cero. Cuando le bajan el impuesto a los ricos", remarcó, en referencia a las alarmas de posibles hechos de violencia durante la marcha que encendió el gobierno nacional. Asimismo, consideró que Hugo Moyano y su hijo son perseguidos políticos del gobierno.

Pablo Micheli, el tercer orador, denunció: "Los CEOS sentados desde los sillones nos vienen y nos cuentan que hay que trabajar en la Argentina para sacarla adelante y son todos vagos que apuestan a la timba financiera. No queremos más versos de estos tipos". Y agregó: "Que no nos vengan a decir que cómo van a marchar con Moyano. Que cómo lo respaldan. Venimos acá para que paren con los despidos en el Posadas, en el INTI, en el Senasa. Que paren con el ajuste. Si no paran, hay que construir la continuidad de esta lucha", enfatizó y llamó a pensar en "construir un paro nacional", en lo que fue la única mención en el escenario a la idea de llamar a un paro gneral como medida de lucha superadora.

En tanto, el cuarto orador del acto, Esteban Castro afirmó: "Este es un gobierno de CEOs, que son los ejecutores de la política de los grandes monopolios. A todos esos CEOs, que lo único que quieren es facturar y llenar de guita los bancos para ellos, le decimos que acá no se rinde nadie". También, en un escenario donde hubo solamente oradores varones, hizo un llamado a sumar fuerzas para la movilización del Día Internacional de las Mujeres: "El 8 de marzo hay una gran movilización. Un paro internacional de mujeres. Todos tenemos que acompañar ese paro".

"No nos ponemos de rodillas frente a un gobierno de patrones" - remarcó Hugo Yasky, el quinto orador - "Nosotros sabemos que cada vez que salimos a la calle, el Gobierno llama a algún juez amigo. Por eso nosotros bancamos al compañero Hugo Moyano, al compañero Baradel. Si quieren buscar delincuentes les pasamos una dirección: Balcarce 50. Ahí están".

El acto finalizó con el líder camionero Hugo Moyano, que centró su discurso en defenderse de las acusaciones del gobierno nacional: "No estoy implicado por ahora en ningún tema de corrupción. Si tuviera un problema, tengo la suficiente pelota para defenderme. Que no le quepa duda a nadie. Estuve tres veces en cana. Disculpenmé pero me ganó el Camionero de adentro, pero vengo aguantando disparates, pavadas", se disculpó falsamente, logrando los aplausos de sus seguidores desde abajo del escenario y el cantito que se popularizó últimamente en las canchas argentinas contra el presidente Mauricio Macri, que Moyano calmó: "No hace falta. Dejenmeló".

Luego decidió centrar su alocusión en el eje de la movilización: "No venimos a amenazar (al Gobierno). No somos antidemocráticos. No somos desestabilizadores. Somos hombres y mujeres de trabajo que venimos a decir que no sigan implementando políticas que hambrean al país y que hipotecan el futuro. La pacificación del país se hace con salarios dignos".

Pero al poco tiempo volvió a ponerse en el centro: "No tengo miedo de ir preso. No tengo miedo de ir preso. Estoy dispuesto a ir preso si la Justicia dice que tengo que ir. No me voy a ir al país. No tengo plata afuera. Ni ellos se tienen confianza sino traerían toda la guita que tienen afuera del país. Ni entre ellos se pueden engrupir", denunció entre aplusos.

Finalizó su discurso apuntando a Mauricio Macri: "Al presidente le digo: no somos golpistas. Que se quede tranquilo. Pero sí somos luchadores y vamos a luchar incansablemente. Y quiero decirle una frase: toda victoria es relativa, toda derrota es transitoria", y agregó: "Los gorilas no pueden estar más en la conducción del país".

Poco antes de que termine su discurso, comenzaba a sonar cada vez más fuerte en la columna de los gremios clasistas antiburocráticos el cantito que exigía "¡Paro, paro, paro, paro general!".

Luego, las columnas comenzaron a dispersarse con el acompañamiento de canciones de Los Redondos en los parlantes.

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/aF9S

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal