lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/eF77

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

05/05/2014 :: Colombia

Hay una inconformidad generalizada en el campo colombiano

x Mario Hernández / Renán Vega Cantor
Entrevista con el historiador y economista colombiano Renán Vega Cantor :: Este paro es continuación del anterior por que los acuerdos no fueron cumplidos

Mario Hernández (MH): Damos comienzo a “Metrópolis”. Tenemos en línea desde Bogotá a nuestro compañero Renán Vega Cantor, viejo amigo con quien supimos compartir en la segunda mitad del 2012 este programa. En el día de ayer comenzó un nuevo paro agrario nacional en Colombia. Hubo enfrentamientos violentos en Bogotá donde la policía antidisturbios intentó disolver una protesta estudiantil en apoyo a los campesinos. El Ejecutivo advirtió que no permitirá el bloqueo de vías y si las manifestaciones se tornan violentas suspenderá el diálogo. Estas movilizaciones se producen a pocas semanas de los comicios presidenciales el próximo 25 de mayo en los cuales el actual presidente, Santos, aspira a la reelección. Hecha esta presentación, escuchamos tu análisis.

Renán Vega Cantor (RVC): En primer lugar hay que señalar que este paro agrario que está empezando, todavía no se ha desplegado totalmente ya que por ahora participa solo un sector y que continuará desde el 1 de mayo y la semana siguiente cuando se sumarán otros sectores a la protesta, que es la continuación del paro agrario de mediados del año anterior, que fue muy violento y costoso para los campesinos porque murieron asesinados por las fuerzas represivas del Estado unos 11 y fueron encarcelados otros 80.

Este paro es continuación del anterior por la sencilla razón que en esa oportunidad los acuerdos no fueron cumplidos por el gobierno de Santos, lo cual suele ser una característica de los distintos gobiernos colombianos que hacen promesas para desmontar las protestas y luego no cumplen los acuerdos que firman. En esta ocasión no ha sido diferente y el acuerdo logrado de seis puntos prácticamente no se cumplió ninguno y es por eso que se realiza este nuevo paro en el marco de la coyuntura electoral que podríamos decir tiene un doble filo. Como Santos quiere la reelección es probable que ofrezca lo divino y lo humano para desmontar el paro, pero es probable también que una vez reelegido vuelva a incumplir.

Es una coyuntura muy complicada y mucho más porque Santos ha bajado en las encuestas a favor de otros candidatos, aunque tampoco significativamente, lo que hace pensar en una segunda vuelta en la cual el presidente no está para nada interesado.

Por eso mismo ha anunciado mano dura contra el movimiento desde el principio y antes que se iniciara se desplegó toda la propaganda que se suele desarrollar en Colombia contra toda protesta social por pacífica y justa que sea. Se ha dicho que está infiltrado por organizaciones armadas refiriéndose a la insurgencia, que los campesinos no tienen razones para protestar, que son paros infiltrados por otros intereses en juego y cosas por el estilo.

Se anuncia un panorama similar al del año anterior con la diferencia que estamos en una coyuntura electoral, lo cual lo hace más explosivo.

Los medios tienen una postura parcializada y mayoritariamente en contra de Gustavo Petro

MH: Quería aprovechar para que me aclares esta suerte de “telenovela”, seguramente no es correcta mi apreciación, acerca de la situación del alcalde de Bogotá, ahora restituido por el propio Santos, quien volvió a cuestionarlo.

RVC: Creo que le pasa a gran parte de la gente que ve este tipo de informaciones y también a la mayor parte de los colombianos por la sencilla razón que los medios de comunicación no ayudan a entender absolutamente nada porque tienen una postura parcializada y mayoritariamente en contra de Petro.

Para situar a los oyentes en el panorama, ¿quién es Gustavo Petro? Un antiguo miembro del M19, un movimiento guerrillero urbano que existió en los ‘70/’80, que quiso imitar a los Tupamaros y tuvo cierta audiencia en las ciudades.

Este movimiento se desmovilizó en 1990, mediante un acuerdo de paz con el gobierno y participaron en las elecciones para la Constituyente ese mismo año, siendo la primera fuerza con el 20% y se presentan como defensores de la Constitución de 1991.

Desde entonces Petro ha sido parte del escenario político colombiano con posturas muy ambiguas y contradictorias. Fue muy famoso porque como senador denunció con gran valentía el paramilitarismo durante el gobierno de Uribe pero, al mismo tiempo, considera un gran logro la Constitución del ’91, enfrentando al resto de la insurgencia, incluso ha tenido posiciones claramente antiinsurgentes. Como parte de eso se explica la rencilla con el Procurador General de la Nación que es quien lo ha destituido.

Ordóñez que es un personaje absolutamente cavernario, medieval

Cuando se designó al Procurador, uno de los sectores que apoyó su elección fueron los senadores del Polo Democrático encabezados por Gustavo Petro, quien apoyó y justificó a un señor de apellido Ordóñez que es un personaje absolutamente cavernario, medieval. Un dato. Alejandro Ordóñez escribió una tesis de Derecho en 1978 y se la dedicó a la Virgen María, pero no solo eso, sino que le agradece por ayudarlo a perseguir comunistas. Esa es la dedicatoria de su tesis de grado. Cuando llega a la Procuraduría General de la Nación, donde lleva dos períodos, inicia una persecución contra todos aquéllos que piensan distinto, que disienten, que critiquen en alguna medida lo establecido. Y le llegó el turno a Gustavo Petro.

El mismo personaje que él contribuyó a elegir, tomó la decisión de destituirlo. Cuando esto se conoce, hace más o menos un año atrás, Petro comenzó a mover sus fichas, sobre todo jurídicas, que al principio no le dieron resultado, pero ahora aparentemente sí, aunque la cuestión es absolutamente incierta porque es posible que en pocos días vuelva a ser destituido.

Además, se relaciona con la coyuntura electoral. Santos primero dijo que iba a apoyar las medidas cautelares de la CIDH pero cuando salieron no las reconoció y procedió a destituirlo de acuerdo con el Procurador. Ahora, un Juez de la República decide lo contrario y Santos dice apoyarlo pero, al mismo tiempo, la Procuraduría demanda la decisión del Juez, de tal manera que este teje y maneje jurídico, que en el fondo refleja intereses políticos, se expresa en las decisiones.

A mi modo de ver la situación de Petro es complicada porque se ha centrado exclusivamente en el terreno jurídico. Ha ganado popularidad entre la población, pero en lugar de movilizarla, de organizarla y pensar en otras alternativas, se ha quedado en el plano institucional-jurídico y eso ha desgastado a gran parte de la gente que lo ha apoyado mucho en diciembre y enero. Esa es la situación y durante el período de un mes que Santos nombró un alcalde, éste se encargó de maniatar prácticamente las medidas de Petro en temas estratégicos de su programa de gobierno, que seguramente si continúa como alcalde no podrá realizarlas.

Los campesinos son uno de los sectores más golpeados por las políticas neoliberales en los últimos 25 años

MH: Nos has traído un poco de claridad a un tema que personalmente no me animaba. Con respecto al paro agrario vamos a manejarnos como lo hicimos el año anterior siguiendo el desarrollo de los acontecimientos y si cabe hacemos una nueva comunicación. Sí te comprometo para después de las elecciones nacionales.

RVC: Por supuesto. Es imprevisible la situación de las potencialidades del paro, depende de los ofrecimientos de Santos en un momento que necesita un panorama de tranquilidad en el país que no estorbe su reelección. Por eso una de las posibilidades es que haya un paro corto, que se arregle rápido, como se dice aquí en el argot político “ofrezca mermelada” o que acuda a medidas represivas que radicalicen la protesta.

Hay una inconformidad generalizada en el campesinado colombiano. Eso lo pudimos apreciar en la Cumbre Agraria Popular que se realizó hace unas semanas, donde se planteó el pliego único de 8 puntos y donde sectores que nunca habían participado conjuntamente en una cumbre de este tipo, decidieron votar el paro unitario, aunque una cosa sea votarlo y otra realizarlo.

Es lo que estamos esperando que efectivamente se haga, que sea un paro que reivindique a los campesinos que son uno de los sectores más golpeados por todas las políticas neoliberales en los últimos 25 años.

La Haine

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/eF77

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal